MENU

Comentarios (0) Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

¿Cómo vencer los pensamientos obsesivos?

¿Cómo vencer los pensamientos obsesivos?

Por lo general, los seres humanos pensamos a modo de reflexión sobre diversos asuntos en torno a nuestra vida diaria y ello nos permite encontrar muchas respuestas o soluciones que requerimos para manejar de forma llevadera lo que nos sucede. ¡Hasta ese punto pensar es excelente! El problema es que, no siempre los pensamientos sirven de ayuda, pues cuando se convierten en obsesivos son capaces de bloquearnos y limitar nuestras acciones.

Le llamamos pensamientos obsesivos a aquellas ideas repetitivas e involuntarias normalmente centradas en preocupaciones, miedos y angustias que impiden enfocar la atención en el presente. Un ejemplo de ello es cuando alguien va a su trabajo o a un mall y, a pesar de haber cerrado la puerta del vehículo y comprobarlo, se mantiene todo el tiempo dando vueltas al asunto. Otro ejemplo es cuando una persona teme contraer algún tipo de enfermedad y no para de pensar en ello ¿Agotador no?

Es como si nuestra mente quedara atrapada en un huracán de pensamientos intrusos que nos invaden a cada momento, ya sea al salir de compras, al estar en la ducha, cuando estamos preparando la cena, intentando hacer nuestro trabajo o hasta en el cine y lo peor es que cuánto más intentamos dejar de pensar, más pensamientos obsesivos aparecen.

Quizás te preguntes si ¿Es normal tener este tipo de pensamientos? A ello respondemos que: Convivir con pensamientos negativos que producen miedos y dudas es algo natural en todas las personas, sobre todo si pasan por trastornos de ansiedad intensos o períodos de estrés prolongado, pero los mismos se convertirán en obsesivos dependiendo de la importancia que se les dé. Además, hay que dejar claro que son más frecuentes en quienes sufren un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Tipos de pensamientos obsesivos

Los tipos de pensamientos obsesivos más comunes que pueden experimentar tanto las personas que sufren un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) como las que simplemente están pasando por etapas de mucha ansiedad y estrés son los siguientes:

  • Pensamientos relacionados con dejar la puerta abierta como ya lo explicamos, el gas encendido, a que entren a robar en tu casa, entre otros.
  • Miedos y sensaciones donde peligra la integridad física propia o la de los demás, relacionados con poder recibir o hacer daño a los demás.
  • Preocupaciones por contraer enfermedades, contaminarse o no estar lo suficientemente limpio.
  • Necesidad de tener las cosas organizadas de determinada forma, obsesión por la simetría y el orden.
  • Rumiaciones de carácter sexual que tengan que ver con violaciones, ataques, entre otros.

Algunas de las consecuencias que trae consigo ese tipo de pensamientos es que evitemos hacer las cosas por miedo a resultar afectados, que comprobemos muchas veces que hicimos algo de forma correcta para poder estar “seguros”, que posterguemos actividades para otro momento que quizás no llegue nunca e, incluso la necesidad de que todo sea perfecto ¡Ninguna de esos resultados es positivo! Así que a continuación te presentamos 5 pasos para liberarte de tus pensamientos obsesivos.

1. No trates de suprimir el pensamiento de tu cabeza y acéptalo

Como ya lo explicamos el intentar que los pensamientos obsesivos desaparezcan solo les da más fuerza para que continúen repitiéndose hasta el cansancio. Si te decimos que en los próximos minutos NO pienses tu chocolate favorito ¿qué haces? Evidentemente lo piensas y hasta imaginas que lo comes, pues algo parecido ocurre si quieres dejar a un lado tu pensamiento de un momento a otro. Lo que debes hacer es enfocarte en otra cosa para suplir la obsesión con otra información.

2. Aplaza el pensamiento para más tarde

Puedes engañar a tu cerebro intentando aplazar el pensamiento para más adelante,  repite alguna frase como “lo pensaré luego” o “más tarde me ocupo de ello” De esa forma el mismo irá perdiendo intensidad hasta que se marche definitivamente.

3. Pon límite a tus obsesiones

En lugar de permitir que tus obsesiones te controlen, apodérate de ellas. Para lograrlo, cada vez que venga la obsesión a tu cabeza cántale un ¡Basta! En voz alta y detén el pensamiento que te está estorbando ¡Es una técnica muy efectiva!

4. Programa tus obsesiones

Establece un horario para tus pensamientos obsesivos, por ejemplo, piensa en el miedo que te da tal o cual cosa, de 5 a 6 de la tarde. Así gobiernas tu situación en lugar de dejarte dominar por los pensamientos negativos.

5. Practica alguna técnica de relajación

Cuando la ansiedad acecha puedes practicar la respiración profunda o la relajación progresiva. Esto puede ser muy útil para neutralizar las obsesiones.

En definitiva, los pensamientos obsesivos son capaces de interferir en tu vida y limitarte, pero si los aceptas y cuestionas tal y como te lo recomendamos puedes evitar que los mismos te dominen. Si lo intentas solo y nada funciona, entonces acude con un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/