MENU

Comentarios (0) Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA

Vence la pereza en un 2×3

Vence la pereza en un 2x3

Tener disciplina es de suma importancia para ser exitosa pues una vez que logras cumplir con todos los objetivos que tenías planteado, ves los resultados de un trabajo bien hecho y del esfuerzo que le pusiste a ello. Por ende, la falta de perseverancia y la pereza solo te llenan de frustración al darte cuenta que tus planes quedan a medias y nunca recibes la recompensa del esfuerzo constante.

En la actualidad, con tantas distracciones que tenemos alrededor y además en tiempos donde es más importante recibir gratificación inmediata que el esfuerzo realizado, es muy necesario tener disciplina y para esto debemos vencer la pereza.

La pereza se conoce de muchas maneras: ociosidad, desmotivación, desidia… Esto se da por diversos motivos y muchas veces puedes sentir tan abrumada que te paralizas.

El no hacer tus labores o hacerlo de mala gana te genera graves consecuencias en tu calidad de vida, empezando por el daño generado en tu autoestima al sentir que todo te sale mal ¿Quién puede continuar viviendo el día a día con semejante desgano?

Imagínate todo lo que puedes lograr si te propones a superar la pereza y explotar todo tu potencial. No temas que dejar la flojera no es cosa difícil, solo es cuestión de esforzarnos un poco y de tener disciplina.

¿Cómo ganarle a la pereza?

Con las siguientes herramientas podrás hacerlo, y lo mejor es que las puedes aplicar para cualquier situación, desde cosas pequeñas hasta proyectos más grandes.

1.- Empieza por simple

¿Por dónde empezar? Muchas veces te habrás hecho esta pregunta antes de iniciar alguna labor o trabajo. La característica principal de la pereza es que te pone a dar vueltas pensando en eso que tienes que empezar pero no te decides a hacerlo, no te compliques y empieza por lo más fácil.

Si consideras que todo tiene igual grado de dificultad, concéntrate primero en lo que surja, quizás no es la manera más ortodoxa pero es la más eficaz.

2.- Ve paso a paso

Otra cosa causante de pereza es la cantidad de cosas pendientes que pueden llegar a  abrumarte, toma cada una, divídela en tareas más pequeñas y anota todo en un calendario u organizador. Si aun sientes que no puedes, toma otra vez la primera tarea y la vuelves dividir hasta que te sientas segura y tranquila, lo ideal es que puedas planificar bien cada una y enfocarte en ella.

Quizás no estés alcanzando la máxima productividad y eficacia pero esto es solo para empezar, además, el enfocarte en una sola tarea y al hacerla bien, al final se traduce en eficacia.

3.- Elabora una lista con todos los pendientes

En medio de una situación caótica con miles de pendientes por hacer, esto te ayuda a organizarte. La lista la puedes hacer de la manera que más te guste y como se te haga más cómodo: anotas todo en un papel, en varios post- it, en una agenda o la puedes llevar electrónicamente si eres más afín a la tecnología, con esto defines de antemano todo el trabajo que tienes.

Ve tachando las cosas que ya hiciste y poco a poco irás avanzando, no te presiones por ir más rápido y quieras hacer todo de una vez para llegar al final de la lista, créate esta rutina todas las semanas y meses, recuerda que el orden y la disciplina son los mejores aliados contra la pereza.

4.- Visualiza los beneficios de una tarea realizada

Si una de las cosas que te causa pereza a la hora de hacer algo es el esfuerzo que esto supone, imagina como te sentirás cuando hayas terminado.

Aprovecha este momento de impulso y motivación para empezar con el trabajo, incluso estos momentos de visualización te ayudará a decidir cómo hacer para abarcar todo, cómo enfocarlo y cómo empezarlo.

5.- Aléjate de las distracciones

El televisor, el Internet, el celular… todas estas cosas alimentan la pereza y te impiden empezar tus labores. Piensa que una vez tengas todo terminado, podrás descansar y dedicar tiempo a esas actividades de ocio, revisa también que tu pereza no se deba a cosas como: falta de sueño, malos hábitos alimenticios, exceso de actividad física o una vida sedentaria.

Dejar la pereza no es cosa del otro mundo sino de práctica y constancia. Cuando termines alguna tarea prémiate, esto te hará sentir entusiasmo y te motivará a continuar con el buen trabajo.

Trata de hacer las cosas con tiempo, no dejes las labores para última hora, esto te ayudara bastante a no agobiarte y mantenerte organizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/