MENU

lider
Tag Archive

Técnicas,Hablar,Público,Oratoria,Expresión,Comunicación,Hablar

476

¿De qué se trata el liderazgo empático?

Lifestyle

febrero 8, 2018

La manera de tratar a los miembros del equipo de trabajo en una empresa ha cambiado mucho durante los últimos años, pues el estudio de los recursos humanos demuestra que el liderazgo es de las mejores formas para hacer más productivo el proceso laboral.

Liderar no es fácil, el rol de líder está relacionado con un cambio generacional, con una mentalidad más abierta a la hora de ver a sus trabajadores que está muy distante del viejo patrón de jefe autoritario, mandón y gritón. Se trata de una manera más humana, más comprensiva, respetuosa y mucho más empática a la hora de dirigir al grupo, ya que lo que se quiere es generar una conexión entre sus miembros que los haga más cercanos y entusiastas de la meta en común.

Sabemos que hoy en día las empresas no sólo buscan competencia a nivel profesional y académica sino también ese valor agregado que representa la destreza pedagógica y emocional, características que son de suma importancia a la hora de dirigir personal. Es entonces cuando el liderazgo empático entra en el juego para la comprensión personalizada y profunda de cada uno de los integrantes del equipo debido a que, cuando se trata con grupos, las diferentes personalidades de cada miembro se deben tratar de manera invidual.

Entonces un líder empático necesariamente es aquel que conoce el carácter, virtudes, defectos, habilidades y capacidades del personal que lidera. Uno de sus objetivos es diseñar estrategias que potencien el rendimiento de cada trabajador, conociendo sus características.

Por otro lado, el lider empático se diferencia a todas luces del jefe tradicional ya que este último pertenece y actúa en función de una línea jerárquica dentro de la empresa, da directrices, órdenes y fiscaliza que se cumplan, mientras que el primero se gana la simpatía de sus compañeros y son ellos mismos quienes lo legitiman con ese rol dentro del equipo, su gestión de basa en el respeto mutuo, la confianza y el buen trato.

Características del líder empático

El liderazgo empático va más allá el mero concepto o definición de empatía, sino que más bien responde a una serie de cualidades y pilares básicos:

  • Cero arrogancia y antipatía, mucho menos groserías y maltrato a la hora de dirigirse al equipo. Por el contrario, la humildad, la cordialidad y el respeto a la dignidad de cada miembro es clave en este tipo de liderazgo.
  • Si bien el líder empático tiene la última palabra en la toma de decisiones, también debe ser flexible siempre y cuando esté justificado porque de lo contrario sabe que puede perder la autoridad.
  • Debe ser proactivo, apasionado y enérgico en toda circunstancia ya que eso será lo que le transmitirá al resto del grupo. Si sus energías están bajas, anda de mal humor y grosero, seguramente su equipo adoptará la misma actitud de trabajo.
  • Así mismo deberá dar el ejemplo a través de su actitud y en base a su escala de valores no sólo corporativos sino también personales. En otras palabras, predicar con el ejemplo reforzando los principios de la empresa.
  • El líder empático DEBE poseer el conocimiento absoluto sobre la rama de trabajo en la que se desenvuelve con el equipo. Por ende debe también demostrar que sabe, no supone, lo que está haciendo y porqué lo está haciendo, es su única manera de avalar su liderazgo por méritos y aptitudes.
  • Tiene que demostrar confianza en las capacidades de su grupo, aprender a delegar confiando que saben hacer lo que hacen y además hacerles saber que confía y valora su trabajo.
  • Por mucho conocimiento y capacidades previas que posea, el líder empático deberá estar en constante aprendizaje necesario para seguir liderando y ¿por qué no? generar un feedback con su equipo aprendiendo de los aportes que cada uno pueda dar.

El ser humano y su comportamiento está en constante evoluhttp://www.womelish.com/wp-admin/post-new.phpción y con respecto a ello los sociólogos aseguran que la humanidad se dirige hacia un estado más colectivista y cooperativista, en donde las jerarquías sean cosas del pasado y en donde el consenso sea la premisa.

En el ámbito laboral la situación es la misma, las empresas que se apegan al viejo modelo jerárquico están destinadas al fracaso debido a que los trabajadores valoran mucho que sean respetadas sus necesidades, cosa que retribuyen con productividad y entusiasmo para alcanzar los objetivos que se le planteen. Dicho esto, el papel del líder, y más aún el del líder empático, juega un rol determinante en el comportamiento del grupo.

Son muchos los estudios que demuestran el alza en los niveles productivos de las empresas a partir de la implementación del modelo de liderazgo empático ya que es este el que da respuesta a las distintas necesidades, peticiones e inquietudes que nacen en pro bienestar grupal.

Leer Artículo

Cómo ser una persona que motiva

701

Cómo ser una persona que motiva

Carrera & Dinero, Libros, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

diciembre 2, 2017

En nuestro entorno o en el círculo donde nos desenvolvemos normalmente, o somos guiados por alguien o nos toca ser guías de algunas personas. Tanto en el ámbito laboral como en el personal se necesitan personas que sean capaces de asumir el liderazgo, y en este sentido la educación que recibimos en nuestras familias y en los centros educativos más que darnos órdenes deberían motivarnos a hacer las cosas por nuestra propia cuenta.

La diferencia entre un gran líder y otro que no lo es tanto, es que el primero motiva, intenta que las personas hagan sus deberes de una forma más adecuada, con ganas, con buena voluntad, con entusiasmo. Alguien que haga las cosas sin pasión o por la fuerza nunca inspirará a nadie a conseguir lo que quiere

Por supuesto que una persona que motiva debería dar el ejemplo y un líder no solamente busca la mejoría y evolución propia, él también ayuda a quienes lo rodean a desarrollar sus habilidades y ser mejor en lo personal y lo profesional. Allí su importancia puesto que un líder no es precisamente quien da órdenes.

No siempre alguien que motiva es quien da instrucciones que llegan a ser cumplidas, esos podrían ser llamados jefes y no necesariamente son motivadores. Pero una cosa no quita la otra; es decir, que se puede ser jefe y líder que motiva al mismo tiempo.

Uno de los aspectos más importantes que causa un motivador, es que crea una armonía a su alrededor. Si este tiene buen carácter, sabe escuchar, se atreve a emprender nuevos proyectos y ayuda a su contexto, ya tiene las cualidades necesarias para que el trabajo sea hecho con ganas, con buen humor, que es como mejor queda lo realizado. Creo que todos alguna vez hemos tenido un jefe o un profesor amargado y cuando alguno de ellos desean ser obedecidos, muchas veces quienes obedecen hacen la tarea sin querer hacerla, y por lo tanto no queda perfecta. Hasta la comida cuando se hace con amor queda más sabrosa. Así es la mayoría de cosas en la vida, por no decir todo lo que hacemos; lo que hacemos con gusto nos queda mejor que lo que realizamos por obligación.

Otras veces sucede que quienes mandan no escuchan a quienes son mandados. Ante todo debemos decir que todos somos seres humanos y tenemos defectos y tropiezos. Entonces un líder debe también colocarse en los zapatos de a quienes quiere liderar. Saber escuchar las propuestas de los demás, por ejemplo un obrero puede tener una idea para mejorar el trabajo para que todos salgan beneficiados y a veces no son tomados en cuenta por culpa de un jefe que no escucha. De igual modo cuando alguien presente excusas porque no realizó cierta actividad, debemos intentar ser comprensivos.

En fin, que una persona que motiva y lidera un grupo no solamente debe tener grandes capacidades en el ámbito en el que se  desenvuelve, también debe tener grandes virtudes como ser humano. Si existe un gran motivador, todos ganan.

Leer Artículo

607

Cómo conformar un equipo de trabajo

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

julio 13, 2017

El trabajo en equipo es una de las principales estrategias para que cualquier empresa logre el éxito debido a que se pueden distribuir las responsabilidades y explotar al máximo las capacidades de cada miembro. Sin embargo, los líderes o encargados de seleccionar al personal que conformará el grupo, deben tener especial cuidado en saber a quienes sí y a quienes no incluir en el plan debido a que una mala elección puede alejarlos de la meta.

Saber trabajar en equipo y llevársela bien con los compañeros en función de alcanzar los objetivos no es nada fácil. En este tipo de relación laboral influye mucho la personalidad de cada uno de los miembros ya que todos deben estar dispuestos a generar una conexión que los una y logre que el trabajo fluya, si no hay disposición probablemente la experiencia no se tan satisfactoria.

A la hora de conformar un equipo de trabajo, los gerentes deben tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Complementos

Las personas que conformen el equipo de trabajo deben complementarse entre sí. Desde un principio el líder de grupo debe ser coherente y exigente, buscando personal capaz y calificado para las diferentes áreas pues la idea es sumar, no restar ni perder el tiempo capacitando a un trabajador para que sepa cómo realizar su tarea.

Así también debe tomarse en cuenta aspectos como la personalidad dentro de la metodología de selección; no todos deben pensar igual o comportarse de la misma manera sino ser complementarios hasta en el carácter. Por ejemplo, aquel que se destaque por dirigir, mandar y planificar, complementa a quienes son más pasivos y les funciona recibir órdenes, claro está, TODOS deben saber que cada pieza es necesaria para que las cosas funcionen.

  • Objetivos comunes

Quien dirige debe tener bien claro cuáles son los objetivos que se persiguen para que pueda transmitirlos al resto del grupo y estos deben proyectarse en base a dos funciones: el bien común y el valor añadido para el equipo. La comunicación es vital para que todos puedan entender hacia dónde van.

Cuando hablamos de estas dos funciones, queremos decir que la meta no debe servir sólo para traer beneficios directos a la empresa sino que también debe aportarle algo a quienes están trabajando en que eso se dé, es decir, a los empleados. Esta es una manera de captar su atención, motivarlos y comprometerlos

  • Capital humano

Valorar el capital humano evaluando el perfil de cada uno de los empleados y reconocer el esfuerzo de aquellos que le imprimen un poco más de energía y compromiso al negocio, es necesario  para que se sientan parte del proyecto.

Las gratificaciones verbales por parte de quién comanda al grupo, harán que el talento se desempeñe mejor y sea más productivo debido a que sabrá que su jefe inmediato lo valora como trabajador. Este a su vez se encargará de motivar a sus compañeros y los empujará a desempeñarse al 100% pues conoce la importancia del trabajo en equipo para lograr el objetivo común.

  • Determinar roles

Luego de saber qué rol ejerce cada pieza en el equipo, se necesita especificar de manera verbal y escrita las responsabilidades que cada quien debe cumplir para que nada se dé por sentado sino que exista un compromiso legal además del moral.

Se ha demostrado que visualizar las tareas aumenta hasta un 85% la productividad del equipo. En este sentido se pueden utilizar carteleras, pizarras o tablas excel en donde se refleje qué debe hacer cada persona. La idea es que no hayan dudas y los trabajadores sepan cómo desempeñarse.

  • Coordinación

En cualquier trabajo bien sea individual o grupal, se necesita la colaboración de terceras personas. En los equipos es necesario entender que si uno falla, fallan todos, por ende sus miembros deben estar abiertos a la ayuda de sus pares si surge un imprevisto que afecte la tarea encomendada.

Si bien es cierto que cada uno sabe las tareas que debe desempeñar, también debe saber cuáles son las del resto, para ello el líder coordina y se encarga de mantener cohesionado al grupo.

  • Comunicación Efectiva

Las empresas de hoy disponen de herramientas eficaces para mantener una buena comunicación entre los trabajadores ya que saben lo necesaria que es una fluida información entre las partes. Los gerentes están en la obligación de emplearlas junto a  un lenguaje claro para que todos entiendan lo que quiere decir.

Las reuniones semanales son muy útiles a la hora de informar al equipo acerca de los planes que se desarrollarán a corto plazo, en estas no debe quedar ni una duda sin dilucidar, todos deben expresarse o proponer y no se excederán de 20 minutos.

  • Apoyo a las iniciativas

Las empresas exitosas valoran todas las iniciativas que provengan de sus trabajadores lo que genera un entusiasmo e inspiración automática en ellos. Si los empleados tienen la posibilidad de mostrar sus ideas a los gerentes, seguramente se animarán a emprender dentro de la organización.

Google por ejemplo, selecciona y financia los proyectos que presentan sus empleados con la idea de que estos valoren más la compañía y hagan realidad sus sueños. No los ve como competidores sino que más se integra como equipo.

Conformar un equipo de trabajo representa una gran responsabilidad y los líderes deben tener el olfato bien desarrollado para anticiparse a ciertos hechos o circunstancias que se pueden generar si no elige bien al personal. Vale recordar que los líderes no son jefes, son quienes dirigen, motivar e impulsan a sus seguidores, siempre con el ejemplo, para que juntos logren alcanzar las metas planteadas con éxito.

Leer Artículo

642

Características de los líderes que debemos imitar

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

mayo 8, 2017

Ser líder y liderar son dos actividades diferentes, eso es importante saberlo ya que el líder es aquel que lleva con eficacia una organización, pero liderar es otra cosa, es saber dirigir e influir en otros para que lo sigan. Los líderes no ordenan, dan lineamientos que ellos mismos realizan primero y dan el ejemplo, toman la iniciativa e impulsan al resto del equipo, trabajan de micro a macro, son altamente competitivos y se diferencian del resto en la acción por encima de la palabra.

Pero… ¿Qué es lo que hace a un líder?

Seguramente todas alguna vez nos hemos topado con jefes a los que les encanta dar órdenes que, en efecto, son cumplidas a cabalidad pero a regañadientes y dónde los empleados se limitan a una meta sin ir más allá. ¿Te has preguntado por qué en cambio existen otros que son seguidos apasionadamente por el equipo de trabajo? Pues es sencillo, la respuesta está en sus cualidades y rasgos de personalidad, en cómo trate circunstancias cotidianas y su respuesta ante adversidades. Entre las más notables características de los líderes que debemos imitar tenemos:

  • Carácter

En el liderazgo te enfrentas a situaciones que pueden hacerte sentir como en una montaña rusa. De estar en la cima, corres el riesgo de caer sin previo aviso y para resistir el impacto, necesariamente debes estar blindada con un carácter fuerte que te facilite ir al grano, manejar los infortunios sabiamente y evitar el desgaste emocional de los fracasos. Otro aspecto referente al carácter, es que este no puede confundirse con arrogancia, algunos alimentan o disfrazan sus vacios, sentimientos de soledad o traumas con imposición.

  • Carisma

El líder carismático es aquel que ama la vida, transmite optimismo sin importar la situación, actúa con pasión, se preocupa porque su equipo de trabajo sienta magia en cada uno de los objetivos que se plantee y donde sus miembros estén a gusto consigo mismo. Piensa en las personas con quienes te gusta pasar el tiempo, descríbelas, aquí te das cuenta que no son gruñonas, evitan las amarguras y depresiones, son de grata de compañía, brindan esperanza a su entorno y son desprendidas, esas personas, probablemente y aunque no lo sepan, son líderes.

  • Determinación

Los exitosos son activos, evitan el sedentarismo tanto físico como mental, cometen errores pero no se rinden y jamás dejan de perseguir sus sueños. De antemano debes saber lo que quieres y avanzar hacia eso ¡Decidirte! Nadie puede ser al mismo tiempo indeciso y efectivo. Para ser un líder firme debes tener claro hacia dónde vas y cuál es tu camino, así tendrás tino en reconocer una gran oportunidad cuando pase por tu puerta, ya que no todas se detienen a tocar el timbre.

  • Habilidad para escuchar

Entre las personas con el don de liderazgo hay muy pocas que no sean buenas escuchando, puesto que la mayoría de problemas gerenciales aparecen como resultado de problemas de comunicación, específicamente porque los gerentes no saben escuchar a ningún miembro de la jerarquía. La conductora, actriz, empresaria, escritora y productora estadounidense, Oprah, asegura que parte de su éxito se debe a que, en sus palabras: “Soy una aprendedora, escucho pacientemente a todo aquel que lo necesita” y seguro tiene razón ya que en apenas un año, despegó una cautivadora y fructífera carrera, convirtiéndose en un ícono de los hogares Norteamericanos.

  • Destreza para solucionar problema

Un gran problema resuelto no es un logro si ya lo has tenido que afrontar anteriormente. No importa el campo de trabajo, un líder siempre tendrá muchas dificultades que enfrentar, la cualidad de este para resolver y su creatividad para avanzar, son indiciadores de cuanto ha sido su nivel de crecimiento. Saber identificar una problemática al menos la veas venir, estudiarla desde un punto de vista general, desglosarla y no flaquear ni un instante, forma parte del don de liderazgo.

  • Responsabilidad

En nuestro entorno actual, la gente invierte más en preocuparse por sus derechos que por sus responsabilidades, la mayoría prefiere asumir un papel de víctima. Un buen líder se inclina a lo contrario, desligado de esa mentalidad, reconoce responsablemente quién es y dónde está parado, cuál es su rol y cómo sortear lo que le depare la dinámica de su área. Da lo mejor de sí, toma la batuta con la certeza guiar al equipo sólo cuando sabe que puede hacerlo, termina lo que inicia, produce sin importarle el contexto o situación y se automotiva deseando la excelencia.

  • Seguridad

Un líder no depende de las personas, pero tampoco pretende hacerlo todo él mismo u obtener todo el crédito por los logros. Los líderes inseguros son peligrosos para ellos mismos, para sus seguidores y para las organizaciones que dirigen, entonces todo aquel que padezca complejos, baja autoestima o inseguridad, debe reconsiderar su vocación ya que ese sitial, tiende a exponerlo ante el escarnio público.

Nadie puede lograr el éxito solo, para materializar una gran visión necesitas un gran equipo y este debe ser conducido por un excepcional líder, carismático, seguro, tenaz, humano y sobre todo, responsable. Reconoce tus virtudes, analiza tus cualidades y si te falta alguna de estas características que enumeramos, ponte desde ya a trabajar en ellas.

Leer Artículo

743

Estas son las habilidades que debe tener un buen jefe

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

enero 26, 2017

La importancia de ser un buen jefe y llevar de manera correcta las riendas del equipo, radica en cómo este gestione las capacidades y talentos de cada empleado, la forma cómo se comunique con ellos, su disposición para comprender el carácter y personalidad de cada uno y los niveles de tolerancia que posea, además de otras características fundamentales que inciden directamente en la productividad de la empresa.

En el liderazgo empresarial, tanto el proceso para alcanzar la meta como las personas que trabajan en ello son cruciales, ya que un buen líder sabe que un personal insatisfecho, es improductivo por naturaleza. Sin embargo, hoy en día, muchas organizaciones aún no comprender que gestionar de manera efectiva el recurso humano traerá consigo el éxito a su negocio.

Actualmente existen cátedras especializadas en la formación de gerentes, y estas son consideradas una excelente inversión a la hora de planificar la distribución de recursos en la empresa. Si quieres destacarte y sacar adelante tu organización, estas son las habilidades que debe tener un buen jefe, así que ponte a trabajar en ellas.

  • Habilidad para percibir

Todo jefe debe reconocer las señales verbales o físicas de sus empleados y ubicarse en su posición para comprender los sentimientos y emociones de cada miembro del equipo. A esto se le llama empatía. Para ello es necesario alcanzar un equilibrio entre la autoridad y la comprensión, de esta manera logrará acercarse más a ellos y fomentará la armonía laboral, que a su vez trae sentido de pertenencia.

  • Habilidad para motivar

Todo líder tiene que, por obligación, saber motivar e inspirar a su grupo de trabajo. Sólo así llenarán de entusiasmo las tareas cotidianas, y le imprimirán ese valor agregado que todos los jefes quieren al emprender un proyecto. Los trabajadores que están motivados son por naturaleza más productivos y no descansan hasta lograr alcanzar la meta de la compañía.

  • Habilidad para reconocer el talento

Reconocer el talento y aptitudes del personal a cargo se hace indispensable para utilizar efectivamente las capacidades de cada trabajador en beneficio de la empresa. De la misma manera esta habilidad se hace presente cuando un empleado está siendo subutilizado en un puesto donde no desarrolla sus cualidades.

  • Habilidad para escuchar

Escuchar atentamente lo que sus empleados dicen y cómo lo dicen, es súper importante para un buen jefe. Permitir que el trabajador se exprese, respetar sus opiniones y conversar abiertamente, es una forma de manifestar respeto por él. Si el subordinado se siente respetado, respetará a sus superiores.

  • Habilidad para comunicarse

Los jefes tienen que saber comunicarse tanto a lo interno, como a lo externo para poder transmitir con claridad las ideas, los objetivos y las metas que se plantea la compañía. Debe enviar mensajes claros y concisos para que se entienda lo que quiere decir. Esta es la mejor estrategia sin olvidar que el flujo de información debe ser multilateral.

  • Habilidad para asumir y delegar responsabilidad

Un buen líder sabe asumir los retos que le plantea la empresa porque sabe que él también está siendo observado y chequeado por sus superiores (si los tiene) pero también, sabe cuando delegar responsabilidad y a quién delegársela. No en vano, su experiencia y conocimiento lo ha llevado a estar en ese puesto de control.

  • Habilidad para tolerar los errores

Nadie es perfecto, y en la dinámica de los negocios también se cometen errores. Los jefes o supervisores de éxito lo saben y por eso toleran y hasta calculan el margen de error en sus empleados. Eso si, también están preparados para enfrentarlos y corregirlos.

Lo que definitivamente NO hace un buen jefe

  • Desmotivar al equipo con un lenguaje verbal y corporal agresivo y prepotente.
  • Ignorar las situaciones o problemas personales del empleo que influyan en sus labores.
  • Desvalorar el esfuerzo y dedicación de los trabajadores.
  • Desconfiar de su grupo.
  • No escuchar las opiniones o aportes de cada trabajador.
  • Explotar, amenazar, mal pagar y restringir los beneficios del personal.
  • Tener el ego por las nubes y utilizar su puesto para humillar.
  • Descuidar el ambiente laboral bien sea en la limpieza, insumos o actividades de distracción.
  • Ausentarse del lugar de trabajo.
  • Dejar toda la responsabilidad en sus subalternos.
  • No educarse para ser mejor.

Y tú ¿Cómo definirías a un buen jefe? Según la respuesta a esta interrogante debes ubicarte y acercarte lo más que puedas a esos parámetros. Tener personal a cargo no es tarea fácil, pero si llegaste a ese puesto de jefatura seguramente fue porque te lo ganaste con tu talento. No te confíes, cultívate constantemente para no quitar la mirada del horizonte. Dependiendo de la armonía que consigas en el equipo de trabajo dependerá el éxito de tu empresa u organización.

Leer Artículo

979

¿Problemas con tus colaboradores? Lidera y gana

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

septiembre 15, 2016

El liderazgo debería ser la premisa para cualquier emprendedora puesto que estejefe-vs-lider es la piedra angular entre el éxito o fracaso de tu negocio. Es necesario capacitarse para alcanzarlo ya que te ayudará a la hora de asumir los desafíos que conlleva el conformar tu propia empresa.

Dicen que con este don se nace, pero lo cierto es que tan importante es el liderazgo empresarial, que hoy en día existen cátedras especializadas para formar a los guías y motivadores de equipos, porque al final de todo, en el trabajo se conforman equipos para alcanzar determinada meta. Con todo esto es importante que nos preguntemos al espejo ¿Quieres ser líder o jefe?

Diferencias básicas entre liderazgo y jefatura

  • Uso de la autoridad

Un buen líder usa la autoridad que le confiere su puesto de mando única y exclusivamente cuando necesite organizar alguna actividad específica o plan de trabajo. Por el contrario al jefe, ya que este utiliza frecuentemente el “aquí mando  yo” para asignar responsabilidades sobre el equipo.

  • Inspiración

Con el liderazgo se crea un ambiente agradable y cordial en el grupo. Se estrechan lazos de empatía que inspiran a cada uno de sus miembros para desempeñarse mejor en su tarea. En el sistema de jerarquía basado en jefatura se impone un criterio único a seguir.

  • Empoderamiento

Empoderar a las personas a través de la confianza, entusiasmo y estímulos en el trabajo es una de las premisas de los líderes. Para los jefes el temor, obediencia y críticas son el día a día. A los líderes se les aprecia, a los jefes se les detesta.

  • Manejo de la presión

En todos lo trabajo aparecen dificultades e imprevistos. La forma como se manejan hace la diferencia para saber si sigues a un líder o tienes un jefe. El primero analiza el problema y orienta a los involucrados para su resolución. El segundo busca culpables y castiga.

  • Motivación

Supervisar, distribuir y ordenar tareas es lo que hace un jefe. Motivar, colaborar y aportar ideas de manera creativa es lo que hace un líder.

  • Conocimiento

Los líderes trabajan para que el grupo alcance y desarrolle su mayor potencial, no tiene miedo de que lo superen y aporta conocimiento. Los jefes son celosos en compartir su experiencia y se limitar a supervisar ya que protegen “sus intereses”.

Conociendo todas estas cualidades y diferencias que hace el liderazgo en una empresa estas preparada para preguntarte ¿quieres ser líder o jefe?

Leer Artículo

743

El 1, 2, 3 para ser líderes

Carrera & Dinero, Lifestyle

enero 15, 2016

¿Acaso la cocina, los hijos y el hogar te alejan de ser sobresaliente en el trabajo? Chicas, estamos en el 2016, hemos dado brincos hacia la igualdad laboral y cada vez más nuestro carisma y empatía nos llevan a cargos que antes sólo eran para ellos.

Sin dejar de lado que ahora es posible lograr horarios de trabajo flexibles, trabajo a distancia y “oficinas en casa”. Si hay algo que te separa de llegar más arriba, eso se llama: excusa. (más…)

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/