MENU

felicidad
Tag Archive

realmente eres feliz

611

Realmente ¿Eres feliz?

Belleza, Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

agosto 2, 2018

El concepto de felicidad es subjetivo, algunos dicen la que la vida se conforma de los pequeños momentos de alegría que tenemos, otros dicen que la felicidad es un lugar, una persona o que no es efímera y es un estado en el que se puede estar siempre.

De vez en cuando debemos preguntarnos seriamente si realmente somos felices, si nos sentimos bien en la situación en la que estamos o para saber si vamos por el camino correcto. Aristóteles dijo que la finalidad de todos los seres humanos es ser felices y va más allá de solo tener sensaciones placenteras, es más bien vivir plenamente explorando el potencial que todos tenemos.

La felicidad es básicamente la satisfacción que se experimenta cuando se tiene algo que se desea de verdad, al llegar a este punto la persona se siente plena y puede gozar de lo que ha logrado, por lo tanto no es conseguir algo material, es más que todo lograr metas y estar feliz con lo que se tiene en la vida.

Recuerda que lo material es efímero y esto causa bienestar momentáneo y la felicidad no debe ser efímera, debe ser un periodo de la vida que se distinga del resto.

“Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.” Voltaire

Según el psicólogo Reynaldo Alarcón existen cuatro dimensiones que intervienen al momento de construir una vida feliz: el sentido positivo, sentir satisfacción con la vida, la realización personal y la alegría de vivir.

Esto nos dice que todo lo que hacemos y la sensación gratificante que nos deja, son las que nos hace experimentar el sentimiento de felicidad

Entonces ¿Cómo saber si eres feliz? Estas preguntas que te dejaremos a continuación te ayudarán a saberlo

1.- ¿Estás dónde realmente quieres estar?

Debes estar cómodo con tu vida. De igual manera, si tienes sueños y metas específicas de cosas que quieres lograr y en este momento te encuentras en el lugar donde siempre habías deseado estar o muy cerca de lograr tu meta… vas por buen camino.

Es importante que te sientas a gusto y que no estés en un trabajo, hogar o relación por obligación.

2.- ¿Lo que tienes actualmente es lo que de verdad deseas?

No es lo mismo obtener algo por gusto que conseguir eso que deseas de verdad mediante el esfuerzo y la pasión, lo que luego te hace sentir realmente satisfecho y feliz.

Si te sientes de esta manera, contento y orgulloso con todo lo que tienes, entonces ya no necesitas más para tener la felicidad. Si por el contrario, al analizarlo bien todavía sientes que te falta algo, sigue luchando para conseguirlo, ve tras eso que te va llenar de alegría.

3.- ¿Te sientes satisfecho contigo mismo?

Debes responderte esto con total sinceridad, y pensar objetivamente en la relación que existe entre los que eres, haces, quieres y tienes actualmente.

Si al momento de responder a esta interrogante, te dices a ti mismo: me siento satisfecho, la vida ha sido buena conmigo, mi vida es excelente, tengo todo lo que merezco… entonces si te sientes bien contigo mismo, estas son muy buenas noticias.

4.- ¿Tu yo del pasado estaría feliz con lo que eres hoy?

Cuando somos muy jóvenes es cuando tenemos más sueños e ilusiones con respecto a nuestro futuro, y ya desde este momento poseemos alguna idea de los que queremos ser.

Piensa si actualmente has cumplido esos sueños o por lo menos tienes una vida muy parecida a la que siempre aspiraste.

5.- ¿Te gusta lo que haces?

¿Te gusta tu trabajo? ¿Te hace sentir satisfecho? ¿Lo que haces actualmente solo es para ganar dinero pero no es tu pasión? Cuando no consideras que las actividades que realizas son por obligación, es un buen indicio de que todo está bien en tu vida.

Si las cosas que haces te llenan y te hacen sentir contento día a día, puedes considerarte una persona feliz.

6.- ¿Qué has logrado?

Puedes obtener muchas cosas, pero son esas cosas puntuales que te motivan y te hacen sentir pleno lo que va a determinar tu grado de felicidad.

Si sientes que tu vida tiene sentido, puesto que has logrado muchas cosas y aún tienes la motivación para alcanzar más sueños y metas, eres una persona que conoce la felicidad.

Hay otras cosas que te puedes preguntar para saber si eres feliz: ¿Eres independiente? ¿Ya no tienes relaciones tóxicas? ¿Sonríes lo suficiente? ¿Disfrutas tu presente? ¿Eres capaz de intentar cosas nuevas? ¿Te amas a tu mismo? ¿Amas? ¿Aprendiste de los errores del pasado? Si la mayoría de las respuestas son positivas, eres una persona que valora su vida y te sientes realmente feliz.

Si de lo contrario sientes que estás pasando por un mal momento donde no te encuentras a ti mismo ni tu felicidad, no te preocupes, siempre estas a tiempo de retomar el camino y sentirte feliz en tu propia piel y con tu vida. Nunca es tarde para empezar nuevamente y hacer lo que realmente nos llena, busca tu felicidad… te lo mereces.

Leer Artículo

Qué diferencia a las personas felices

259

Qué diferencia a las personas felices

Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

mayo 9, 2018

Todos estamos en constante búsqueda de la felicidad, generalmente este es un estado de ánimo que va y viene, no es constante. Sin embargo, muchas veces te consigues con personas que parecieran estar felices todo el tiempo, te preguntas ¿Cómo lo hacen?

Estas personas han convertido la felicidad en un hábito en sus vidas, han elegido, incluso en las situaciones más adversas, enfocarlo todo desde el punto de vista feliz y actúan de manera diferente.

“La felicidad no es algo que esté hecho. Viene de tus propias acciones” Dalai Lama.

Las personas felices simplemente tienen buenos hábitos que mejoran su vida. Esto es lo que hacen diferente para mantenerse en un constante estado de felicidad.

1.- Son agradecidos y lo demuestran

Agradecen y valoran todo lo que ya tiene en vez de siempre anhelar lo que no tienen. Esto les proporciona un sentido más profundo de lo que es la felicidad, apreciar todo, incluso lo más sencillo y humilde.

2.- Sueñan en grande

Las personas que sueñan en grande tienen más posibilidades de alcanzar todas sus metas porque tienen la actitud necesaria para lograrlo. Sueña en grande y lo obtendrás en grande.

3.- Admiran en vez de criticar

Ven lo bueno en los demás, no lo malo. Las personas realmente felices no necesitan criticar a los demás para superar sus inseguridades, se alegran de verdad por la felicidad de otros.

4.- Son optimistas

Las personas optimistas ven en el mundo un lugar lleno de posibilidades y de muchas oportunidades. No se limitan por nada, a todo le ven el lado positivo y no se dejan apabullar por las dificultades que se presentan.

5.- Cultivan las relaciones sociales

Las personas felices saben lo importante que es mantener relaciones sanas y fuertes con los demás. Una persona solitaria no es una persona que valore la felicidad, la importancia de la amistad y la familia.

6.- No buscan la aprobación de otros

No le dan importancia a lo que los demás piensen de ellos, se dejan guiar por sus instintos y por lo que su corazón les dicta hacer. Escuchan consejos, pero está en ellos tomar la decisión final sin tener que dar explicaciones.

7.- No guardan rencor

Las personas felices evitan llenarse de sentimientos negativos, saben que lo mejor es perdonar, olvidar y superar. Guardar rencor no es bueno para el alma y mucho menos para la felicidad, esto crea incluso estrés, ansiedad y depresión. Así que esto es un gran NO para las personas felices, ellos solo quieren disfrutar de las cosas buenas de la vida.

8.- Tratan a los demás con respeto y bondad

Tratar a otros con amor y dignidad les permite crear relaciones más fuertes. Además al sembrar cariño, cosechan el respeto y el sentimiento de amor de los demás.

9.- No ven problemas, ven retos

Para ellos los “problemas” no existen, más bien lo que se presenta en sus vidas son desafíos, inconvenientes que necesitan superar y seguir adelante.

10.- No se comparan con nadie

Se aceptan como son, no desean ser como otros, quieren ser la mejor versión de ellos mismos. Saben que vivir todo el tiempo pensando en que otros son mejores que ellos lo único que logrará es hacerlos sentir mal con ellos mismos, por esto se enfocan en su propio progreso y se alegran de los progresos de los demás.

Las personas felices cuidan de ellos física y espiritualmente ya que sentirte bien con ellos mismos y tener una buena autoestima hace bien a su estado de ánimo.

Además, se enfocan en construir el presente y vivir el momento para tener un buen futuro.

Las personas felices disfrutan de los momentos felices, porque la vida se conforma de ellos y lo saben, por eso los atesoran. Recuerda que vivir feliz atrae la felicidad, solo tú puedes cambiar tu vida…. ¡Se feliz!

Leer Artículo

Aprende ¡Sé feliz!

140

Aprende ¡Sé feliz!

Lifestyle, SE TÚ

abril 25, 2018

Hay muchas cosas en la vida que te hacen sentir felicidad, pero te aseguro que aprender no te vino de inmediato a la mente. En la vida aprendemos porque tenemos que hacerlo ¿Cómo vamos a vivir en este mundo si no aprendemos nada? muchas veces tenemos que hacerlo por obligación, pero no tiene que ser así, aprender puede ser algo ameno que además te convierte en mejor persona y te hace feliz.

No solo aprendemos leyendo un libro o en salón de clases, cada día de nuestras vidas y cada situación que vivimos es un aprendizaje. También aprendemos de los demás, generalmente de aquellos que admiramos, admirar a alguien no es sentir envidia, es dejarnos inspirar por ellos, alegrarnos por sus éxitos, ver y entender todo lo que a  ellos los hace ser felices para nosotros aplicar esa misma enseñanza a nuestras vidas.

La teoría de que aprender nos hace felices no es algo nuevo, para Sócrates la virtud, el saber y la felicidad tienen una estrecha relación, él identificaba la virtud con el conocimiento y la veía como un bien para los seres humanos sin la cual no podríamos ser felices.

Aprender le causa placer al cerebro, este siempre está hambriento de información y cuando aprendemos algo nuevo que es de nuestro interés se activa la dopamina, un neurotransmisor principalmente conocido como activador del placer, además que nos empuja a perseguir y alcanzar objetivos.

Por esta razón cada cosa que aprendes o captas día a día, así te parezca sencilla como hacer algún crucigrama, aprender un idioma o tocar un instrumento musical, crea una descarga de dopamina que nos satisface.

Desde que somos pequeños aprender nos ha causado felicidad, cada vez que un bebé aprende algo nuevo se le ofrece una recompensa que lo hace feliz, y este relaciona todas las cosas nuevas que hace con algo positivo y que le causa felicidad a él y a los que lo rodean. A medida que vamos creciendo, si somos buenos estudiantes vamos al cuadro de honor y esto nos hace felices, recibir una buena nota nos alegra, hacer un buen trabajo en cualquier aspecto causa felicidad. Todo esto se logra si aprendemos, nos trae satisfacciones y nos crea bienestar.

Aprender te hace sentir viva, te da herramientas para una mejor vida y te hace sentir útil.

Aprende algo nuevo cada día

Proponte a alimentar tu mente y espíritu, ponte una meta de aprender algo nuevo cada día, esto a corto plazo, a largo plazo puedes ponerte como objetivo aprender algo más concreto como un idioma o leer cierta cantidad de libros ¿Qué más puedes hacer para aprender todos los días? Presta atención a tu entorno y abre tus sentidos que siempre hay una oportunidad de adquirir nuevos conocimientos.

Usa el internet

Una herramienta que tenemos a la mano todos los días, aprovéchala y satisface tu curiosidad por cualquier cosa. Algún personaje de la historia que te llame la atención, algún hecho histórico, cualquier cosa de cultura general que te venga a la mente incluso como se prepara tu golosina favorita, nada es pequeño a la hora de aprender.

Usa un diccionario o enciclopedia

Ábrela al azar y aprende cada día nuevas palabras, esto estimula tu cerebro, amplía tu vocabulario y el saber algo nuevo te hará sentir satisfecha y feliz.

Habla con la gente que conoces

Lo que explicábamos al inicio, aprender de la gente que admiras te hace feliz ¿Cuántas historias interesantes tienen los abuelos? información que es un tesoro y de primera mano, algún amigo que ha viajado por el mundo o que tenga una carrera interesante.

Interesarte en los demás no solo te trae conocimiento, te acerca a la gente que quieres y los hace sentir bien.

Habla con desconocidos

Esto nos puede dar pena, pero si estás en un lugar turístico y pides alguna información, te pueden incluso mostrar cosas que ningún guía conozca y estarás haciendo una nueva amistad.

Presta atención en clases, conferencia o cualquier actividad que realices

Muchas veces nos desconcentramos y nos estamos perdiendo de información realmente valiosa.

Ve canales educativos

Te sorprendería la cantidad de cosas interesantes que puedes aprender viendo algún documental o un programa educativo, no son aburridos, todo lo contrario, es interesante aprender cosas nuevas y es algo que tienes a tu alcance todos los días.

Lee

Revistas, periódicos, libros, todo lo que pase por tus manos y consideres interesante e importante. Si no eres muy amante de leer libros, están los audiolibros que son una herramienta muy útil.

Aprender nos hace felices ¿Tú qué has aprendido hoy?

Leer Artículo

Secreto,Felicidad,Sentimientos,Agradecimiento

158

Conoce el secreto de la felicidad

Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

marzo 17, 2018

¿Qué es la felicidad? Esta pregunta tú y yo nos la hemos hecho alguna vez, siempre estamos buscando la manera de ser felices y por ello intentamos descubrir qué es. Agradecer a la vida, al Ser Supremo, al universo por cada cosa que nos ofrece, así sea difícil, es una de las claves de la felicidad según un estudio denominado Progreso de la psicología positiva: validación empírica de intervenciones, publicado en la revista American Psychologist.

Fueron tres psicólogos: Seligman, Peterson y Steen, precursores de la psicología positiva, los que realizaron unos ejercicios virtuales en su página web, a estos los denominaron “Ejercicios para la felicidad”. 544 personas participaron en el, uno de los expertos señaló “El estudio se describe en el sitio como una oportunidad de probar actividades diseñadas para aumentar la felicidad” lo que quiere decir que era una clase de placebo, el cual aseguraba ser la clave de la felicidad para los participantes del estudio.

Dichos ejercicios eran cinco, uno de los cuales se enfocaba en la gratitud; dos orientados a destacar lo mejor de sí mismo; y los restantes en señalar las fortalezas de carácter de los voluntarios, estos, durante una semana contestaron una encuesta, además de llevar un diario en el cual debían escribir sobre los primeros recuerdos de sus vidas. Al terminar con la investigación, los investigadores se encontraron con síntomas de depresión y felicidad en los participantes.

Los resultados del estudio

El ejercicio, que se enfocaba en que tan agradecidos eran los voluntarios, fue el que incrementó la felicidad en mayor grado y constaba en visitar a un ser cercano para expresarle gratitud, a su vez, dicha actividad disminuyó los síntomas de depresión. De hecho los participantes aseguraron que seguían realizando el ejercicio por sí mismos y reportaron grandes beneficios a largo plazo para su estado anímico.

Para ti ¿Qué es la felicidad?

Como leíste arriba, está científicamente comprobado que ser agradecidas es el secreto de la felicidad. Pero, antes de conocer acerca de este experimento, para ti que ¿era la felicidad? ¿Qué te hacía sentir feliz?, a lo largo de la historia muchos pensadores han reflexionado sobre este tema, para Platón era conocerse a uno mismo, según la Real Academia Española de la lengua es un “estado de grata satisfacción espiritual y física”, para Immanuel Kant era un deber.

Todo se reduce a que “la felicidad depende de nosotros mismos” como lo dijo Aristóteles, recuerda ser feliz mientras transites por el camino de la felicidad y siempre se agradecida con los demás pero también contigo misma, por haber tomado la decisión de vivir feliz y en armonía.

Leer Artículo

¿Y cuál es mi propósito en la vida? Vida Propósito Felicidad

224

¿Y cuál es mi propósito en la vida?

Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

marzo 12, 2018

¿Cuántas veces has escuchado “la vida es corta”? la verdad es que es esto es muy cierto, así que debemos hacer todo lo posible por vivirla al máximo, de una manera inteligente para hacernos felices y sin hacerle daño a nadie. Muchas veces nos sentimos agobiados por todo lo que sucede a nuestro alrededor ya que gente y/o situaciones influye de gran manera en nuestra cotidianidad, por ende quizás sea momento de evaluar el entorno en el que vivimos y asegurarnos que estén en perfecta sincronización con nuestros objetivos y propósitos en la vida.

Para saber cuál es tu propósito en la vida primero tienes que plantearte algunas interrogantes:

  • ¿Las personas que te rodean son positivas y aportan algo bueno a tu vida?
  • ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste plena y satisfecha con tu vida?
  • ¿Sientes que tu vida se ha convertido en una rutina y te sientes sin ánimo de vivirla?

Si al responder esto sinceramente llegas a la conclusión de que la gente que te rodea no ayuda a tu bienestar, no recuerdas cuando te sentiste plena y en cambio tienes cero ánimos, pues esto quiere decir que en efecto necesitas conseguir tu propósito en la vida.

Lo primero que tienes que hacer es

1.- Puntualiza tus propósitos

Puedes llenar un diario con todos tus pensamientos y ponerlos en orden, analizar qué es lo quieres en la vida

2.- Descubrir que te encanta hacer

Puedes empezar con realizar pequeñas actividades, algún curso, baile, canto, escribir poemas, cine, estudiar algo que sientas que te encanta, o has una lista de todas las cosas que recuerdas te han hecho o te hacen feliz. Simplemente da el primer paso en el descubrimiento de tus pasiones ocultas.

3.- Preguntarte que halaga la gente de ti

Quizás alguien te ha dicho “eres buena escribiendo” o “de verdad me encanta como

bailas” eso debería ayudarte a descubrir en que eres realmente buena y es además una señal de cuál es tu propósito

4.- Ten siempre claro que es lo que amas

Reconocer cuales son las cosas y las personas que amas te puede ayudar a enfocarte en tu propósito y tus pasiones, si te centras en todas las cosas que amas de verdad, te puede ayudar a acercarte a tus verdaderas pasiones.

5.- Imagina cómo te ves de aquí a unos años

Quizás te imaginas pasando los últimos años de tu vida viviendo en París, pues si esto es así te podrás enfocar en realizar todas tus actividades de ahora para llegar a esa meta y cumplir ese sueño

6.- Busca personas que te inspiren

Piensa en personas que realmente te inspiren. Pueden ser líderes mundiales, figuras históricas o alguien dentro de tu vida. Analiza por qué estas personas son de gran una inspiración para ti y así sabrás cuáles son las características de ellos que deseas imitar, no tienes que ser tal cuál como esa persona, simplemente es enfocarte en alguna característica que de verdad te gustaría tener.

7.- Establece tu propósito

Luego que te analizaste y saliste de tu zona de confort deber decidir cuál será tu propósito, no tiene que ser algo que cambie el mundo, pero con que cambie tu vida para mejor es más que suficiente, siempre ten en mente tu meta y pregúntate cada día ¿Qué hice hoy para lograr mi propósito?

Recuerda siempre que lo principal es lograr la felicidad en tu vida, por eso cada día en el que trabajes para lograr tu propósito deberían ser días llenos de alegría y satisfacción, enfócate, no te alejes de lo que ya planificaste, no trates de complacer a los demás y no te distraigas de tu propósito.

Cada vez que dediques más tiempo a cumplir el propósito de tu vida, te irás dando cuenta de que todo a tu alrededor encaja perfectamente con tus pasiones, con tu ánimo y tu genialidad. Verás que con el tiempo, sin darte cuenta y sin esfuerzo te vas a dedicar a vivir tu propósito en la vida y serás más feliz que nunca.

Leer Artículo

3 libros para gente feliz

278

3 libros para gente feliz

Libros, Lifestyle, SE CULTA

enero 7, 2018

¡Todos perseguimos la felicidad! y esta es una de las razones por las que la ciencia ha invertido años y años de estudio para comprender qué nos hace más o menos felices en la vida ya que quién goza de la felicidad, actúa y se comparta de una manera determinada.

Dicho estado de armonía, equilibrio y bienestar, ha inspirado diversos autores en el mundo quienes han escrito y desarrollado teorías acerca de este tema. En relación a la felicidad, te enumerados 3 libros para gente feliz:

1- La auténtica felicidad de Martin E. P. Seligman

 Seligman es conocido por sus aportes a la psicología positiva, lo cual nos da una referencia de su conocimiento en la materia. En su libro “La autentica felicidad” desarrolla su visión particular sobre la vida que es muy optimista por cierto, respaldándose en diversas investigaciones científicas que buscan ayudarnos a gozar de mayor bienestar.

2- Los hábitos de un cerebro feliz de Loretta Graziano.

 En su libro Loretta explica qué es eso que hacen las personas que las mantiene alegres, cuáles son sus hábitos y costumbres, qué pasa en su cerebro cuando están felices y qué procesos químicos se llevan a cabo. Estas son algunas de las razones por las que este texto es taaan buscado.

3- Tropezar con la felicidad de Daniel Gilbert

 Daniel Gilbert es un profesor de psicología en la Universidad de Harvard, y en su libro titulado “Tropezar con la felicidad” explica cómo los seres humanos nos equivocamos intentando encontrar la felicidad. Todos los conceptos expuestos en el trabajo de Gilbert tiene base en investigaciones científicas.

Ya tienes varias opciones para que en tu próxima visita a la librería te regales uno de estos libros reconocidos que te ayudarán en tu búsqueda de la felicidad.

Leer Artículo

Cómo ser feliz en lo laboral y en lo personal

238

Cómo ser feliz en lo laboral y en lo personal

Bienestar, Carrera & Dinero, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

diciembre 27, 2017

Oficina Trabajo Responsabilidades Emociones Equilibrio Felicidad

 La vida diaria, el corre corre y los problemas normales que se nos presentan en el trabajo a menudo interfieren en nuestra cotidianidad porque se nos dificulta separar ambas facetas. Tal parece que al ser humano se le hace difícil encontrar el equilibrio entre lo personal y lo laboral sobretodo si el oficio al cual nos dedicamos es demandante, entonces es ahí cuando se hace necesario mantener todo bajo control y darle el espacio correcto a cada aspecto para que nuestras emociones no colapsen.

Cuando estamos bajo presión y nos “desequilibramos” emocionalmente, no sólo nuestra psique se ve seriamente comprometida, sino también nuestro cuerpo y eso se evidencia en diversos malestares físicos que aparecen aunado a frustraciones, y sentimientos encontrados. Saber identificar en qué momento se nos escapa de las manos el dominio de las distintas áreas en las que nos desenvolvemos, es la clave para ser productivo, asertivo y feliz.

En este sentido ¿Cómo sabemos si estamos o no mezclando lo laboral y lo personal?

Es fácil saberlo, sólo debemos detenernos en un ejercicio de reflexión y ser sincero respondiendo a las siguientes interrogantes:

  • ¿Piensas en las tareas de la oficina cuando estas en actividades familiares o de esparcimiento?
  • ¿Resuelves problemas de la casa cuando estas en la oficina y viceversa?
  • ¿Te llevas asignaciones laborales a la casa y las haces de noche y fines de semana?
  • ¿Contestas llamadas personales o revisas tus Redes Sociales en la oficina?
  • ¿Normalmente trabajas sobre tiempo y sales más tarde de tu horario laboral?

Si tus respuestas fueron afirmativas más de una vez, estás mezclando lo personal con lo laboral y probablemente tienes problemas para manejar y separar ambas áreas de tu vida. Por consecuencia debes estar frustrado o estresado al no poder satisfacer todos los aspectos a la vez y eso te hace infeliz.

Técnicas para separar los laboral de lo personal

  • Cada cosa en su lugar

Comienza a darle a cada cosa su tiempo y lugar, lo de la oficina se resuelve en la oficina y lo de la casa en la casa. Evita a toda costa llevarte preocupaciones de un lado a otro y práctica el hábito de poner cada cosa en su sitio.

A menos que seas una alta ejecutiva, médico o periodista de guardia, no revises correos electrónicos, mensajes de ningún tipo ni llamadas mientras estás en casa. Lo mismo debe ser en la oficina, donde tampoco debes revisar páginas de interés personal ni sentarte a conversar vivencias con tus compañeros de trabajo ya que esto limita tu productividad.

Ya verás que todo comienza a fluir en armonía puesto que le dedicarás tiempo exclusivo a tu familia y seres queridos al igual que a tu trabajo.

  • Aprende a usar los horarios

No haces nada saturándote de trabajo en jornadas interminables, horas extras ni noches de tareas. Muy al contrario de lo que algunos piensan, después de cierto tiempo tu capacidad resolutiva y de producción se ve mermada por el cansancio mental.

Diseña un horario diario y semanal en el cual tengas tiempo estimado para asuntos laborales, alimentación, distracción, pasar tiempo con tus seres queridos y descansar. En la planificación encontrarás la base para desempeñarte eficientemente en todas tus áreas.

  • Ten vida social

 Trata de relacionarte con personas que no tengan que ver directa o indirectamente con tu trabajo, y eso lo puedes hacer inscribiéndote en actividades de esparcimiento que te gusten y te llenen a nivel personal.

Libérate de estrés saliendo con tu familia, con tu pareja y con tus amigos, refresca tu memoria, dale un stop a tu cerebro productivo y date el permiso de disfrutar de la relajación de NO HACER NADA.

  • Busca opciones de relajación

 Identifica qué es eso que te relaja, que hace que tu cuerpo descanse y deje de pensar en las responsabilidades diarias. Algunos optan por el deporte, otro por el arte y otros por la meditación ¿Qué te relaja a ti?

Cuando sepas la respuesta TIENES que darle espacio en tu agenda a esa actividad que le aporta paz y tranquilidad a tu mente porque cuando uno está relajado, maneja mejor la tensión y el estrés de lo personal y lo laboral.

Inspírate diariamente con citas motivacionales, fotos de recuerdos bonitos y mapas del tesoro en tu oficina, escucha la música de tu preferencia en el trayecto de la casa al trabajo y viceversa, ve películas o lee libros de tu agrado y que te levanten el ánimo cada vez que puedas.

Que el trabajo y la vida personal se mezclen y te agobien es tu responsabilidad, sólo tú lo permites porque tienes a la mano sencillas técnicas y herramientas para evitar esto a toda costa. Depende de tu voluntad y ganas de mantener todo en su lugar y que ninguno de los aspectos interfiera en el otro ¡Maneja los roles! Y consigue la sinergia perfecta que te dará el equilibrio.

Leer Artículo

¿Quieres ser feliz? saborea

302

¿Quieres ser feliz? saborea

Belleza, Lifestyle, SE BELLA

diciembre 20, 2017

Cuando escuchas las palabras saborear, sabor, gusto, ¿con qué te conectas? Tal vez con un placer gastronómico, algo que te gusta mucho comer o beber, porque lo disfrutas al máximo, como un helado o un dulce de fresa.

El saboreo gastronómico es fantástico, sin duda, ahora saborear va mucho más allá, es para cualquier cosa que disfrutemos. Si aprendemos a estar totalmente en presente, nos detenemos a detallar minuciosamente y concientizar, que es un placer que nos podemos regalar en ese preciso instante, es otra dimensión. Por ejemplo, un placer visual, es ver algo hermoso como un atardecer en San Blas a la orilla del mar, con todos los colores del cielo a esa hora, con los sonidos de las olas tranquilas, las aves que vuelan.

Normalmente la mayoría de la gente lo que hace es decir, “oye qué bonita tarde”, eso dura fracciones de segundo y no queda en la memoria. Ahora, si te tomas el tiempo, vas a ver que aprecias los colores de cada nube y ves rojos, azules, anaranjados, blancos, además, ves las formas de las nubes y el azul intenso del cielo, puedes percibir la tranquilidad de ese momento, y si estás en compañía de alguien a quien quieres y te quiere, entonces compartir esa experiencia es aún más placentero.

Si además tomas fotos o haces un video, que hoy en día se hace con cualquier teléfono, luego puedes volver a saborear cuando recuerdas ese momento, mientras más te detengas en el momento que sucede, más lo vas a disfrutar cuando lo saborees para recordar ese momento y volverlo a vivir.

Tener en nuestra mente buenos momentos que hemos saboreado es excelente estrategia para cambiar nuestro estado de ánimo hacia uno más positivo. Simplemente, recordar eso que fue solo un instante pero puede durar eternamente en nuestro archivo de recuerdos placenteros.

¡Saborea la música!

 La música que nos gusta tiene una influencia muy poderosa en distintos niveles, emocional, mental y hasta físico. Entre otras cosas, nos transporta a lugares que nos agradan. La música estimula el cerebro. En experimentos con estudiantes, les colocaron temas de Mozart mientras estaban respondiendo preguntas de un examen, el resultado fue que rindieron mucho mejor teniendo esas notas de fondo. La música tiene efectos positivos a cualquier edad.

Saborear la música es mucho más que simplemente escucharla en una fiesta o con unos audífonos. Es disfrutar al máximo ese instante en que estamos conectados con el placer que ella produce. Te recomiendo que todos los días dediques por lo menos una media hora a disfrutar de este placer, de esta manera se convertirá en un rito de disfrute, que te vas a regalar. Es un momento que te dedicas únicamente a ti.

Realiza una selección de tus 25 temas favoritos, los que más te gusten. Ahora colócalos en tu equipo y vete a un lugar tranquilo, trata de estar en total relajación, minimiza el resto de tus sentidos y céntrate solamente en el sentido del oído. Apaga las luces, elimina distractores como teléfono, internet, radio, televisión, chicos o cualquier ruido externo que pueda sacarte de tu concentración. Cierra los ojos y comienza a escuchar la música.

Trata de percibir cada instrumento, cada melodía, cada voz. Siente el ritmo en tu cuerpo, inúndate de esa sensación de placer. Percibe cada mínimo detalle, disfruta la intensidad del sonido, imagina y visualízate, como si fueras parte de esa cadencia, tocando ese instrumento que tanto te gusta, o cantando con esa voz que disfrutas tanto.

Percibe esa sensación de ser parte de la música. Ahora la experiencia es mucho más intensa. ¡Entrégate al placer, estando totalmente presente para disfrutar el momento!

Saborear la vida es un forma de ser más feliz y depende totalmente de ti

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/