MENU

estres
Tag Archive

Aprovecha la relajación musical

422

Aprovecha la relajación musical

Belleza, Bienestar, Lifestyle, Música, SE BELLA, SE CULTA

julio 27, 2018

“La música es el lenguaje del alma” decía Platón y Friedrich Nietzsche expresó “Sin música la vida sería un error”. Cuando escuchamos nuestra lista de canciones predilectas nos estamos regalando una buena dosis de serotonina, de esta manera aliviamos el estrés, calmamos molestias y somos un poco más felices. Todo esto gracias a algo tan sencillo y que tenemos al alcance de nuestras manos.

Actualmente hay miles de estudios que confirman lo que ya todos sabíamos… o mejor dicho, sentíamos: la música, especialmente la relajante, tiene muchos beneficios cognitivos, neurobiológicos y emocionales.

Beneficios de la música relajante

  • Reduce el estrés.

Hace algún tiempo, científicos del Mind Lab Institution, luego de varios estudios llegaron a una conclusión: la canción que más relaja el ritmo cardíaco, la actividad cerebral y la respiración es “Weightless” del grupo Marconi Union. Con toda seguridad tú debes tener una canción predilecta que al escucharla, sientes que está todo bien.

  • Los sonidos de la naturaleza ayudan con la concentración.

Sonidos de lluvia, pájaros, animales de la selva, cascadas y ríos que fluyen tienen poder catártico en el organismo. Además de relajarnos nos libera y nos hace sentir centrados. De hecho este tipo de música es excelente para los niños que sufren de Trastorno de Atención con o sin Hiperactividad.

  • Reduce el dolor.

Según un artículo del Psychology Today, este tipo de música ayuda con la sensación del dolor, proporciona endorfinas, lo que crea una sensación de placer e incluso ayuda con el fortalecimiento de la respuesta inmunitaria.

  • Ayuda con el sueño.

Para las personas que sufren de insomnio, la música es  una buena opción. Los lleva a un nivel total de relajación, con armonía y tranquilidad. La música de meditación ayuda mucho a reducir la ansiedad, que es una de las principales causas de la falta de sueño.

  • Mejora la función cerebral.

La música relajante nos puede llevar a un estado propicio para potenciar nuestras habilidades espacio-temporales y mejorar nuestro razonamiento.

  • Ayuda al corazón.

Reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca, los latidos se vuelven más regulares, lo que ayuda a reducir arritmias e infartos.

Como puedes ver la música ayuda en todos los aspectos, la puedes usar para enamorar a alguien, curar un corazón roto y hasta para estudiar mejor.

Deja que tu vida se llene de música y prepara una buena lista de reproducción con música relajante en tu iPod para que seas feliz.

Leer Artículo

Vivir,Sexo,Parejas,Afecta,Cambios,Humor,Estrés,Concentración

250

¿Puedes vivir sin sexo?

Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

mayo 5, 2018

Como llevas tu sexualidad es algo muy íntimo y personal, cada quién la asume y la vive como quiere. Unas personas tiene más deseo sexual que otras, y si este no existe se puede llevar una vida feliz en abstinencia.

Más allá de no poder vivir sin sexo, el humano realmente no puede vivir es sin el contacto y afectividad ya que es sociable por naturaleza.

Existen personas que por decisión propia no tienen relaciones se les llama “asexuales” la Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad (Reva) define como asexual a una persona que no experimenta atracción sexual, también explica que la asexualidad es la falta de orientación y deseo sexuales.

Las personas asexuales no sienten atracción sexual o física hacia ninguna otra persona y no sienten deseo por el placer sexual.

Como puedes ver, llevar una vida sexual es una decisión muy personal, por lo tanto…sí, puedes vivir sin sexo, pero si tú no entras en el grupo que toma la decisión de tomar voto de castidad voluntariamente, imagino que te debe gustar el sexo.

Quizás por algún motivo estás pasando por un momento de sequía sexual y necesitas liberar todo esa energía acumulada que tienes, hay maneras, como por ejemplo: una alimentación balanceada, hacer ejercicio… Mucho ejercicio, o atenderte tú misma y recurrir a la masturbación.

¿Cómo te afecta no tener sexo?

  • Cambios de humor: no tener una vida sexual placentera puede traer cambios bruscos en tu humor, estos problemas son generalmente ligados a la autoestima.
  • Irascibilidad: todas las hormonas que intervienen al momento de tener relaciones dejan de funcionar ya no segregan la sustancia que afecta en nuestro estado de ánimo.
  • Pierdes concentración: al tener relaciones sexuales se libera dopamina, este neurotransmisor mejora la atención y controla los impulsos, por esto se dice que el sexo afecta la toma de decisiones y la memoria.
  • Afecta al sistema inmunológico: el sexo es uno de los ejercicios más eficaces que existe, este aumenta la inmunoglobulina que previene los enfriados e infecciones.
  • Causa estrés: el sexo libera tensiones y te relaja, la falta del mismo aumenta las posibilidades de vivir constantemente bajo niveles de estrés.

Así sea que tomaste la decisión de vivir en abstinencia o simplemente no has encontrado al compañero ideal, es importante que practiques otro tipo de ejercicio físico, una actividad que te apasione y te ayude a segregar de manera natural las hormonas que van ligadas a tener sexo.

Tener contacto con amigos y tener otro tipo de vínculos emocionales también es importante para que tengas momentos placenteros que te creen una buena calidad de vida y seas feliz.

Leer Artículo

Exceso,Trabajo,Consecuencias,Trabajo,Salud,Estrés,Enfermedades

286

El exceso de trabajo y sus consecuencias

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

abril 12, 2018

El trabajo es necesario para poder subsistir, pagar cuentas y tener un lugar donde vivir entre otras necesidades. Trabajar nos hace sentir útiles, ocupa nuestro tiempo en algo ventajoso y desarrolla la autoestima.

Pero, como nada es perfecto y aunque quizás tú seas una de esas afortunadas a la que les va muy bien en el trabajo, mantener ese excelente nivel profesional puede estar afectando tu salud física y mental. Por esto es importante que trates de controlar la cantidad de horas que inviertes en tu jornada, muchas veces nos metemos de lleno en las ocupaciones laborales y al darnos cuenta tenemos horas y horas seguidas trabajando sin haber descansado así sea un rato.

Si notamos que somos altamente productivos al dedicarnos netamente al trabajo, esto nos puede ir arrastrando hasta que hagamos de la parte laboral nuestro único modo de vida, lo que lógicamente no es nada sano.

Efectos del exceso de trabajo

Si quieres reconocer cuáles son esas señales que el cuerpo nos da para avisarnos que ya estamos pasándonos con el trabajo, sigue leyendo que a continuación te diremos cuáles son y cómo te afectan.

1.- Ansiedad

Esta es la más clara y común. Es un sentimiento de siempre estar alerta y con la mente pendiente en eso que tenemos que hacer, la ansiedad hace que siempre estemos activos pero al mismo tiempo nos crea temor de pensar en nuestras responsabilidades, eso nos lleva a aplazarlas.

Esta procrastinación lo que logra es acumularnos más el trabajo.

2.- Burnout o Síndrome del quemado

Es ocasionado por estrés constante y por horarios extremos.

En este caso sientes que el trabajo te sobrepasa o que aunque haces mucho no asciendes y te estancas, esto crea una gran frustración y desilusión. Llegado a este punto te puedes enfrentar a depresiones y ansiedad, también a fatiga crónica y hasta dolores musculoesqueléticos

3.- Problemas gástricos

El sistema digestivo es muy sensible, por lo cual se puede ver afectado a causa del estrés y la ansiedad. Estas hacen que aparezcan problemas como gases, estreñimiento, diarrea y síndrome del intestino irritable.

4.- Problemas cardiovasculares

La mayoría de estos problemas parten de la ansiedad, y es que alguna enfermedad cardiovascular puede surgir a causa de un mal manejo y control de la ansiedad, que puede llegar a cronificarse.

A esto se le suma una mala alimentación y falta de ejercicio por falta de tiempo. La hipertensión es la principal señal de alarma.

5.- Insomnio

Pensar recurrentemente en las obligaciones y vivir en un ambiente estresante pueden reducir la calidad de sueño, también nos afectan las largas horas de trabajo y el uso excesivo del computador.

Esto a la larga puede causar problemas cognitivos y cerebrales, además mayor riesgo a los problemas cardiacos.

6.- Dolores lumbares

Si pasamos más de 20 minutos sentados en la misma postura, los músculos se empiezan a tensar y a sufrir daños. Además, al estar enfocados en el trabajo nos olvidamos de tomar descansos para estirar las piernas y la espalda.

7.- Síndrome del túnel carpiano

Este es el problema común de los trabajadores que usan mucho el computador, como los administrativos, escritores o informáticos. Aparece cuando al mantener la mano en la misma posición para usar el teclado o el mouse causa que uno de los nervios de la misma quede presionado a la altura de la muñeca.

8.- Adicción al trabajo

¿Qué problema nos puede causar el exceso de trabajo? Pues…Adicción al trabajo, muchas veces nos trazamos metas que quizás no sean realistas y queremos cubrir nuestras expectativas y la de los demás. También el hecho de que nuestro proyecto o empresa se vea afectada por nuestra incapacidad a la hora de trabajar nos puede parecer una idea intolerable y por eso nos exigimos más de lo que podemos dar.

Algunos consejos

Como seguramente te diste cuenta, la principal causa de los problemas de salud causados por el exceso de trabajo es el estrés. Trata de combatirlo, no es fácil vivir 100% libre de estrés pero puedes disminuirlo, identifica cuál es la parte de tu vida laboral que te está creando problemas para que la controles o por lo menos trates de evitar una reacción excesiva mediante una dieta saludable, el ejercicio o desahogándote con alguien cercano.

Cuida tus articulaciones, estírate, mueve las piernas, mantente consciente de tus posturas a la hora de estar en el escritorio, toma algunos descansos y come sano.

Leer Artículo

Señales de que estas muy estresado Estrés Salud Enfermedad

202

Señales de que estas muy estresado

Bienestar, Lifestyle, SE TÚ

marzo 23, 2018

En la actualidad no hay persona que esté libre de estrés, quizás unos más que otros, pero nadie se salva de esta enfermedad moderna. Sin embargo, si alcanzamos un nivel muy alto de tensión, nuestra salud física y mental se puede ver bastante perjudicada, cuando sentimos que ya estamos llegamos a estos niveles tenemos que tomar cartas en el asunto, de lo contrario podría traer graves consecuencias.

Expertos en salud clasifican los síntomas de estrés en 4 segmentos: cognitivos, físicos, emocionales y de comportamiento.

Entre los cognitivos tenemos:

  • Problemas de memoria
  • Dificultad para concentrarse
  • Juicio pobre
  • Absoluta negatividad
  • Pensamientos ansiosos
  • Constante preocupación

Los problemas físicos:

  • Achaques
  • Dolores de cabeza
  • Diarrea o estreñimiento
  • Mareos, nauseas
  • Dolor en el pecho y palpitaciones
  • Resfriados constantes
  • Pérdida del apetito sexual

Dentro de los síntomas emocionales están:

  • Mal humor
  • Irritabilidad
  • Sentimiento de soledad y aislamiento
  • Depresión
  • Infelicidad constante

Y los de comportamiento

  • Comer más o dejar de hacerlo
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Descuidar las responsabilidades
  • El uso de alcohol, tabaco o drogas para relajarse
  • Tics nerviosos

Si tienes la mayoría o todos estos síntomas, significa que te está afectando el estrés. Relájate, ejercitate, toma suplementos vitamínicos, sal a pasear, realiza actividades que te gusten. Y no dejes de apoyarte en tu familia y amigos.

Leer Artículo

Relajación Estrés Meditación Respiración

402

3 técnicas de relajación para combatir el estrés

Bienestar, Lifestyle, SE TÚ

enero 20, 2018

Mantener cierto nivel de estrés en nuestra vida es necesario para despertar la creatividad, fomentar el aprendizaje y la propia supervivencia, pero este se convierte en peligroso cuando interrumpe el estado saludable de equilibrio que el sistema nervioso necesita.

Por desgracia, el ritmo de vida acelerado que se lleva hoy en día convierte al estrés en uno de los grandes males de nuestra sociedad afectando no solo la parte física del ser humano  (dolores musculares, problemas respiratorios, problemas en la piel, disfunciones sexuales, alteraciones cardiacas, entre otros) sino también psicológica (irritabilidad, falta de concentración y memoria, cansancio, ansiedad, trastornos del sueño, entre otros)

Ahora bien, ¿Qué podemos hacer para evitar que el estrés se apodere de nosotros? Hay diferentes técnicas de relajación para lograr que el sistema nervioso encuentre el equilibrio. A continuación te presentamos tres de ellas:

1- Respiración profunda y meditación

Es una de las técnicas más simples pero potente para la relajación y consiste en respirar profundamente desde el abdomen para conseguir la mayor cantidad de aire posible. Para respirar profundamente siéntate cómodo con la espalda recta y coloca una mano en el pecho y la otra en el estómago, respira por la nariz y siente como la mano que tienes en el estómago se levanta mientras la del pecho debe moverse muy poco, luego exhala despacio por la boca y verás cada mano sigue teniendo el mismo comportamiento.

2- Relajación muscular progresiva

Implica un proceso de dos pasos en el que hay que tensar y relajar sistemáticamente diferentes grupos musculares.

¡Ponte ropa cómoda que no apriete y quítate los zapatos para conseguir una relajación completa!  Empieza respirando lenta y profundamente para eliminar el máximo de tensión posible y concéntrate. Al estar listo, pon atención en un pie para sentirlo completamente, contrae los músculos del mismo todo lo que puedas y mantén la contracción mientras cuentas hasta diez, después relájalo y concéntrate en sentir como está tu pie luego de esa contracción prolongada, haz lo mismo con el otro pie y sigue avanzando por los demás grupos musculares hasta llegar a la cara.

3- Mindfulness o conciencia plena

Es la capacidad de seguir siendo consciente de lo que estás sintiendo en este momento tanto a nivel interno como externo. Para mantener la calma y centrarse en el presente hay que llevar el sistema nervioso de nuevo a un estado de equilibrio.

Esta técnica se puede aplicar a actividades como caminar, hacer ejercicio o comer aunque lo más habitual es aplicarlo a la meditación.

No hay una técnica de relajación en particular que sea mejor para todos, al elegir alguna considera tus necesidades específicas, preferencias, condición física y forma de reaccionar ante el estrés.

Leer Artículo

Técnicas para vivir en el presente

268

Técnicas para vivir en el presente

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

diciembre 13, 2017

Nos tocó vivir en un momento de la historia en el que todo se hace de manera acelerada, con muchas responsabilidades y demasiado estrés. Tal parece que estamos tan distraídos con la tecnología, el trabajo y la publicidad que se nos dificulta conectarnos con el presente para más bien quedarnos anclados en el pasado o angustiarnos por el futuro, esta es una constante cada vez más común en la sociedad actual.

Durante toda nuestra vida realizamos múltiples tareas casi que de manera automática sin ni siquiera estar completamente conscientes de ellas por tener la cabeza en otra parte ¿Por qué? Porque tenemos nuestra mente super ocupada pensando en cosas que ya pasaron, albergando viejos rencores y almacenando rabias o, el otro extremo, estar angustiados y preocupados por lo que aún no pasa, por el futuro que aún no llega y que además es incierto.

Cuando NO vivimos en el presente, es como si estuviésemos atrapados en un tiempo inexistente, y todos en algún momento hemos pasado por eso a mayor o menor escala, por ejemplo, cuando estamos estudiando y fantaseamos con la llegada de las vacaciones o cuando llegamos a casa, pero seguimos preocupados por algo alguna tarea que no realizamos en la oficina.

Así se nos va la vida, viviendo en el pasado y en el futuro, pero NUNCA en el presente. Seguramente alguien nos ha dicho aquellas frases típicas como “Disfruta del momento” “Goza las pequeñas cosas de la vida” Pero… ¿Realmente internalizamos lo que eso quiere decir? ¿Lo ponemos en práctica? La mayoría no lo hace y es precisamente por lo que ya hablamos.

Irónicamente lo único que realmente nos pertenece es nuestro presente, como reza el dicho ¡Es un regalo! Pero tristemente al negarnos a soltar el pasado o aferrarnos al futuro, nos perdemos de este maravilloso obsequio, de hecho, lo llenamos con culpas o remordimientos de vieja data y con incertidumbre de lo venidero, razón por la cual terminamos convirtiéndonos en personas ansiosos e insatisfechas.

¿Cómo empiezo a vivir en el presente?

 Cuando decimos que hay que vivir en el presente, no solo queremos decir que dejes de pensar tanto en el pasado y en el futuro, sino que también aprendas a disfrutar del aquí y el ahora. Esto es más sencillo de lo que parece, se trata de ser más consciente y responsable del momento actual, dejar de distraerse con factores externos y centrarse un poco más en los internos, en cómo percibimos aquello que nos rodea. ¿Cómo se hace eso? Presta atención a las siguientes técnicas:

  • Usa todos tus sentidos, presta atención a las personas que tienes alrededor, los ruidos, los colores, los olores y las texturas. Mantente en atención plena, desarrolla la práctica de Mindfullness.
  • Atiende las señales de tu cuerpo en todo momento. Lo que sientes físicamente y las emociones que te generan, si el medio ambiente te hace o no sentir cómodo, actúa en consecuencia de lo que identifiques.
  • Acepta todo lo te pasa, bueno o malo, y luego suelta. Vive cada experiencia sin casarte con ella, solo toma el aprendizaje y continúa, para ello tienes que evitar el apego en todos sus tipos.
  • Al aceptar la experiencia que te toca vivir en determinado momento, date solo un tiempo para la reflexión. Interpreta lo que sentiste y si tienes que cambiar algo al respecto, no le des largas y hazlo rápidamente, de lo contrario corres el riesgo de quedarte estancado.
  • Evita el control total, ese es un vicio del ego porque pretender controlar todo al final genera demasiado estrés y frustración. Entiende que hay un sin fín de situaciones que se escapan de tus manos, y eso no está mal, es normal ¡Libérate de la culpa!
  • No intentes comparar sensaciones o experiencias con otras que ya viviste. Disfruta de las cosas nuevas y no escapes del presente rebuscando en el pasado o adivinando el futuro.
  • Desecha los prejuicios ya que estos son los principales saboteadores del tiempo presente. Deshazte de las ideas preconcebidas y de los patrones, dale espacio a la espontaneidad.

Sabemos perfectamente que es difícil enfocarse en el presente y deslastrarse del pasado, también sabemos que no pensar o angustiarse por el futuro es una tarea heroica, pero si internalizamos, si entendemos que eso más allá de ayudaros, nos llena de estrés y ansiedad, seguramente le pondremos todo el empeño del mundo.

Todos estos consejos y técnicas que hemos desglosado para aprender a vivir en el presente, te serán de mucha ayuda para VIVIR PLENAMENTE porque los pensamientos son nuestros aliados en la construcción de la vida que queremos.

Leer Artículo

Efectos del estrés en la dentadura

443

Efectos del estrés en la dentadura

Belleza, Bienestar, Lifestyle, SE BELLA

agosto 26, 2017

Recientemente la actriz Demi Moore en un famoso programa de televisión, compartió los terribles efectos de un cuadro de estrés que padece desde hace ya varios años. En esta ocasión no sólo habló de las patologías que ha tenido que enfrentar a causa de la ansiedad, sino también de la caída de sus dos incisivos. “Se me cayeron los dientes delanteros… Me encantaría decir que fue por andar en monopatín o algo genial, pero creo que es más importante compartir la verdad, porque después de las enfermedades cardíacas, el estrés es uno de los grandes asesinos de América. Por el estrés se me cayó el diente” Declaró ante el presentador al mismo tiempo que mostró una fotografía que daba fe de lo dicho.

Efectivamente el estrés puede causar serios daños físicos en quien lo padece, de hecho se ha comprobado que aumenta la presión arterial, nos hace más propensos a la diabetes, obesidad y enfermedades del corazón, baja la libido, hace que el cabello se caiga y degenera los músculos, entre muchas otras afecciones. Estas son razones suficientes para hacer un alto y prestarle atención a nuestra salud mental.

A nivel dental, la Academia Americana de Periodontología asegura que este padecimiento está relacionado íntimamente con enfermedades periodontales como la inflamación bucal o gingivitis, el bruxismos y pérdida de piezas dentales.

Así mismo el estrés puede provocar una disfunción de la articulación temporomandibular, que es el atascamiento de la mandíbula al abrir la boca y ocurre por la constante presión de esa zona cuando apretamos los músculos al estresarnos.

Por último vale la pena resaltar que mientras permanecemos en estado de estrés, es más fácil que lleguemos a sufrir de aftas o esas pequeñas heridas blanquecinas que se forman en las encías y se expanden por toda la boca.

Seguramente Demi Moore reemplazó sus dientes caídos por soluciones estéticas y funcionales, sin embargo vale la pena toma este curioso y famoso caso para agarrar conciencia de cómo el estrés tiene la capacidad de transformar negativamente nuestras vidas. Si queremos que esta y otras complicaciones no nos pasen y además podamos lucir una sonrisa perfecta, debemos hacer énfasis y velar por nuestra salud física y emocional.

Leer Artículo

Aprende a controlar la ira y sé más feliz

358

Técnicas para controlar los nervios

Bienestar, Lifestyle, SE BELLA

agosto 14, 2017

Enfrentar una situación difícil a nivel laboral, personal o familiar, es un proceso para el cual no todos estamos preparados. Malestares estomacales, sudoración, escalofríos y tartamudeo son solo algunos de los síntomas de tensión emocional que se presentan ante un evento que nos preocupa o que es importante para nosotros como una exposición, examen o consulta médica por ejemplo; para que los nervios no nos jueguen una mala jugada, lo mejor es desarrollar técnicas que nos ayuden a controlarlos y salir airosos.

El nerviosismo o estrés emocional es una reacción de nuestro cuerpo ante ciertos estímulos que suponen un esfuerzo emocional extra. Es decir, nuestro sistema nervioso autónomo se activa y prepara para responder ante un posible peligro físico o emocional.

¿Cómo controlar los nervios?

Luego de aceptar que tenemos problemas para controlar los nervios y que esto afecta sobremanera la forma cómo actuamos o nos desenvolvemos en circunstancias de estrés emocional, debemos enfocarnos en trabajar el problema de raíz y poner en práctica ciertas técnicas tales como:

  • Relajación

Al estar relajados y tener la mente tranquila seguramente se nos hará más fácil luchar contra los incómodos síntomas del nervio, para ello se recomiendan ejercicios que controlen la respiración y contribuyan a la bajar la tensión muscular como el Yoga o el Tai Chi. Afortunadamente existen un sin fín de técnicas avaladas por expertos que nos facilitan este proceso y que nos enseñan a relajar aquellas áreas que se tensan bajo estrés, como lo son la frente, mandíbula, cuello, espalda, piernas y brazos por mencionar algunas.

En este sentido el Mindfulness nos ayuda a conectarnos y concentrarnos en lo que de verdad es importante, pero lo mejor de todo es que con la meditación consciente podemos adquirir un mayor nivel de autocontrol ante momentos difíciles. Te tomará sólo unos minutos y lo podrás realizar en cualquier lugar, solo apártate de la situación por un momento para regresar más relajada y bajo control.

  • Autoprogramación

Te preguntarás si es posible autoprogramarnos con instrucciones positivas y usarlas ante momentos de nervio extremo. La respuesta es afirmativa ya que las expectativas previas que nos hacemos antes de afrontar la situación incómoda determinan en gran parte cómo respondemos ante ella.

“No voy a poder” o “Me quedaré en blanco” son algunos de los pensamientos negativos que se nos vienen a la cabeza cuando nos sentimos nerviosos, pero la verdad es que estos son altamente perjudiciales para nuestro desempeño debido que al final actuamos de la manera cómo pensamos. Programamos con afirmaciones que enaltezcan nuestras capacidades y habilidades para resolver el asunto, favorecerán nuestro desempeño y evitará que olvidemos aspectos importantes.

  • Ensayo

Practicar qué vamos a decir o hacer antes del episodio que nos preocupa, si bien no será exactamente cómo pasará, nos ayuda a estar más preparados y dominar el nerviosismo. Es una buena forma de controlar nuestros impulsos y actuación en esos momentos que sabemos nos van a estresar.

Intenta la técnica de hablar frente al espejo o busca a tus amigos o familiares más cercanos y ensaya, así obtendrás una visión más amplia de los posibles escenarios, conocerás tus fortalezas y sabrás las debilidades que debes mejorar, de la misma manera eliminarás factores sorpresa que puedan afectarte en el momento.

  • El peor escenario

Es normal que nos imaginemos el escenario más catastrófico y la peor de las situaciones, pero justo ahí debemos preguntarnos ¿Qué es lo peor que puede pasar? o qué haríamos si pasara eso a lo que le tememos.

Con esta pregunta le damos una importancia real o relativizamos el temor y hasta le buscaremos posibles soluciones al evento desafortunado. Si nos fue mal en la cita, ya tendremos otra oportunidad u otra persona ¿perdimos el examen? Presentamos el año que viene, el asunto es que la situación no acabe con el ánimo ni nos lleve a caotizar todo el panorama.

  • Exposición

Tanto daño nos puede hacer el miedo como no enfrentar aquello que nos lo causa. En ocasiones evitamos afrontar un asunto que nos causa temor sin saber que esta actitud sólo logra afianzarlo y nos inmoviliza para responder o hacerle frente.

Esto no quiere decir que vamos a provocar o ubicarnos en situaciones que nos generan ansiedad o estrés emocional, sino que ante estas lo mejor es accionar y acabar con la zozobra. Como reza el dicho, es mejor caer que estar guindando.

Otras recomendaciones

Momentos previos a la situación, evita consumir bebidas estimulantes como el café o el té verde ya que estas tienen la capacidad de activarte aún más y ponerte en estado de alerta, lo que exacerba el nerviosismo. Sustitúyelas por aquellas que tengan propiedades relajantes como el tilo o la manzanilla.

El líneas generales el deporte activa nuestro organismo y nos aporta salud y bienestar, Así mismo ayuda a tranquilizar la mente y liberar estrés, generar endorfinas y disminuir la tensión, así que correr o nadar por ejemplo, ayudan a mantener el miedo a raya.

Por otro lado trata en la medida de lo posible, estar en contacto con la naturaleza, sentir el viento en tu cara, tocar la hierba, la arena o recibir luz de sol ya que sin duda estas actividades son sumamente placenteras y relajantes.

Todas estas son técnicas comprobadas que ayudan a equilibrar nuestros miedo en  circunstancia que nos incomoden. Recordemos que es necesario para la armonía física y espiritual, aprender a gestionar nuestras emociones y que estas no controlen la manera cómo actuamos.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/