MENU

ansiedad
Tag Archive

Controlar la ansiedad si es posible Ansiedad Pánico Salud

273

Controlar la ansiedad si es posible

Dilemas, Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

mayo 11, 2018

Sufrir ansiedad no es fácil, llegan momentos es que sientes que todo se te acumula y se te viene encima, puede sonar exagerado pero la ansiedad no es exagerada.

Un ataque de ansiedad puede aparecer cuando menos se espera y te paraliza, sientes una presión en el pecho, te cuesta respirar, el corazón te palpita rápido. Si te sientes identificada, también te darás cuenta que no eres la única que sufre este mal.

Controlar este sentimiento, así como sufrir de él no es algo que se soluciona al chasquear los dedos, pero sí se puede lograr. Algunos tips y consejos te pueden ayudar y se convertirán en el mejor remedio para combatir la ansiedad.

1.- Acepta lo que está pasando: si asumes que tienes un problema de ansiedad, más fácil será buscar una solución. No la niegues, acéptala como parte de ti pero no define quien eres.

2.- Controla tu respiración: cuando sientas que viene un ataque de ansiedad, respira profundo, inhala, cuenta hasta diez y ve soltando el aire poco a poco.

3.- Cuida de ti: consiéntete, mímate, regálate tiempo para ti misma. Un buen baño caliente, un masaje relajante, acuéstate en la cama con los ojos cerrados y pon velas aromáticas. Cualquier cosa que hagas por ti, te ayudará.

4.- Lee tu libro favorito: Siempre nos sentimos en paz cuando tenemos nuestro libro favorito en las manos junto a una bebida caliente. Incluso puedes ir directamente a las partes que te gusta más y releerlas, esto te dará placer y te relajará.

5.- Mucha música: escucha la música que te gusta y te relaja, crea  un playlist y escúchalo cuando quieras transporte a tu lugar feliz. La música es tranquilidad en su máxima expresión.

6.- Realiza actividades que te gusten: ejercicio, meditación, yoga, manualidades, viajar. Cualquier cosa que te sea placentero te ayuda a ocupar la mente en algo positivo y te aleja de la ansiedad.

7.- Da un paseo: Si sientes ansiedad, sal de tu casa o aléjate del lugar donde te encuentres y camina, deja de pensar y solo camina. Quizás termines un tu librería favorita u otro lugar que te guste, hazlo pero con toda la calma.

8.- No busques salidas rápidas: aléjate del alcohol o del cigarrillo, quizás te tranquilicen al momento pero afecta tu salud a largo plazo.

9.- Descansa: tómate el tiempo suficiente para dormir bien, la falta de sueño y malos horarios de descanso pueden disparar la ansiedad y con más fuerza.

Y simplemente sé feliz, no te preocupes demasiado. Estar siempre preocupada es la principal fuente de ansiedad, vive la vida con calma y afróntala con mente positiva.

Leer Artículo

Controlar la ansiedad si es posible Ansiedad Pánico Salud

286

¿Comes por ansiedad?

Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

abril 1, 2018

Aunque creas que comer solo sea una actividad física, también es un acto psicológico, muchas cosas pueden intervenir en el acto de comer y no es solo el hambre. En la actualidad somos más conscientes a la hora de comer y en cómo nuestro estado emocional afecta nuestra alimentación.

¿Al estar deprimida sientes muchas ganas de comer, cuando te sientes ansiosa por algo tú primer impulso es buscar que comer en la nevera y sientes que comes más que cuándo estás tranquila? Si te sientes totalmente identificada con esto sigue leyendo porque te daremos algunos tips para que elimines la ansiedad por comer.

  • 5 comidas diarias:

Los hábitos alimenticios influyen a la hora de desarrollar ansiedad por la comida, si tienes un horario fijo y creas una rutina a la hora de comer, tu cuerpo estará más nutrido y no picarás entre comida.

  • Evita comprar alimentos que no quieras comer:

Si sabes que tienes en tu alacena galletas o en la nevera algún chocolate, tu ansiedad por comer aumentará. Hay comidas, especialmente los dulces y frituras, que son muy tentadoras.

  • Ejercicio:

Comer por ansiedad es causado también por no tener hábitos saludables, hacer ejercicio y comer sano te hará ser más disciplinada. Al tener una buena salud física te sentirás mucho mejor, lo que disminuirá tu ansiedad.

  • Se consciente de lo que comes:

Saber que alimentos son más nutritivos te ayudará a elegir aquellos que sean buenos para ti y te hagan sentir mejor. Comer alimentos bajos en azúcar, ricos en fibra o en proteínas hará que disminuya la ansiedad por comer.

  • Ve al psicólogo:

Si tienes estás muy deprimida, tienes un problema emocional, crees que sufres de  algún síndrome o trastorno que afectan tus hábitos alimenticios, lo mejor es que acudas a un especialista que te ayude a superar cualquiera de estos.

Tu cuerpo y mente están muy relacionados, por lo tanto cualquier cosa que esté pasando en tu cabeza afecta directamente en tu manera de comer. Si estás tranquila mentalmente, dejarás de comer ansiosamente y tu cuerpo lo agradecerá.

Leer Artículo

Beneficios,Yoga,Risa,Oxigenación,Cerebro,Disminuye,Niveles,Ansiedad

305

Conoce los beneficios del Yoga de la Risa

Bienestar, Lifestyle, SE TÚ

marzo 21, 2018

El Laughter Yoga o Yoga de la Risa es un nuevo concepto en terapia de auto-sanación, el cual fue creado en 1995 por el Dr. Madan Kataria, un médico de la India. Este escribió un artículo llamado “La Risa: La Mejor Medicina”, basado en los hallazgos sobre el poder curativo de la risa. En Latinoamérica esta terapia fue introducida en el año 2007.

En la actualidad, existen más de 400 clubes de la risa solo en EE.UU y 6000 aproximadamente alrededor del mundo, cada vez esta terapia aumenta su popularidad al ser fácil de realizar, por ser además de gran ayuda para reducir el estrés, crear una actitud más positiva y un ambiente relajado y energético. Esta actividad la puedes realizar sola o en pareja, también puedes unirte a un club de yoga que exista en tu localidad.

En que consiste esta práctica

El nombre deriva de la combinación de ejercicios de respiración del Yoga con la risa, esta se fundamenta en el hecho científico de que así riamos de verdad o pretendamos hacerlo, nuestro cuerpo no sabe la diferencia entre ambas, obteniendo de esta manera los beneficios fisiológicos, bioquímicos y psicológicos, gracias a la secreción  por parte del cerebro de endorfinas y otros químicos que nos causa bienestar y placer cuando estamos riéndonos y felices.

Durante la práctica grupal de esta, la risa se inicia como un ejercicio, y de pronto se convierte en risa real, esto gracias al contacto visual, a la actitud infantil y juguetona, pero sobre todo al hecho de que la risa es contagiosa. Para cosechar los beneficios científicamente comprobados de la risa, debes reírte por lo menos durante 10 a 15 minutos, esta risa debe ser fuerte y profunda, que provenga desde el diafragma. Por esto, las clases de Yoga de la Risa son espacios seguros y abiertos en los cuales puedas reírte con fuerza, con muchas ganas, durante periodos largos de tiempo.

La premisa de esta actividad es que mantengas una actitud jocosa y sinceramente infantil. Es diferente a reírte de algo que simplemente te parezca gracioso y no depende del sentido del humor que tengas, es reír a diario y enseñarle a tu cuerpo y mente a reírse cuando tú lo quieras y lo ordenes. Mediante la combinación de respiración y risa profunda con movimientos físicos, el Yoga de la Risa une a la mente con el cuerpo y crea armonía entre ambos.

¿Cuáles son los beneficios de esta actividad?

La finalidad principal de la Yoga de la Risa es evitar el estrés, mal que nos afecta en la actualidad causado al acelerado estilo de vida y que desencadena una serie de enfermedades como cardiopatías, hipertensión, depresión, ansiedad, enfermedades estomacales, insomnio, entre otras. Entre los beneficios que nos ofrece esta terapia están:

  • Oxigenación del cerebro.
  • Fortificación del sistema inmunológico.
  • Eleva la autoestima gracias al desarrollo de habilidades sociales.
  • Liberación de endorfinas, esto ayuda a crear un estado mental de felicidad y de optimismo.
  • Mejora en la circulación hacia el sistema linfático.
  • Sistema inmunológico más fuerte.
  • Una forma de catarsis y alivio del estrés.
  • Incremento en la sensación de alegría.
  • Suaviza las emociones más dolorosas, tales como el miedo, el enojo, la tristeza y el aburrimiento.
  • Permite romper con bloqueos e inhibiciones.
  • Disminuye los niveles de ansiedad.
  • Disminuye la tendencia a la crítica y al juicio hacia las personas que nos rodean.
  • Controla la hipertensión arterial, mediante la reducción de cortisol que es la hormona del estrés.
  • Mejora la capacidad respiratoria y fortalece al sistema inmunológico, gracias al aumento en el suministro de oxígeno a todas las células del organismo.
  • Es un antídoto contra la depresión y las enfermedades psicosomáticas, debido a que libera serotoninas, hormonas naturales que actúan como antidepresivo.

Si tomas la decisión de practicar la Yoga de la Risa, te aseguro que notarás cómo esta terapia cambiará tu vida de manera positiva. Luego de una sesión te sentirás plena, amorosa, tierna, alegre, vital, energética y con un sinfín de sentimientos positivos. No sientas miedo de realizar esta actividad, una vez que empieces a reír olvidarás tus penas y cohibiciones, no tendrás tiempo de pensar ni juzgar puesto que al reír te encontrarás en un estado de total meditación.

Leer Artículo

Controlar la ansiedad si es posible Ansiedad Pánico Salud

262

¿Comes por ansiedad?

Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

marzo 1, 2018

Aunque creas que comer solo sea una actividad física, también es un acto psicológico, muchas cosas pueden intervenir en el acto de comer y no es solo el hambre. En la actualidad somos más conscientes a la hora de comer y en cómo nuestro estado emocional afecta nuestra alimentación.

¿Al estar deprimida sientes muchas ganas de comer, cuando te sientes ansiosa por algo tú primer impulso es buscar que comer en la nevera y sientes que comes más que cuándo estás tranquila? Si te sientes totalmente identificada con esto sigue leyendo porque te daremos algunos tips para que elimines la ansiedad por comer.

  • 5 comidas diarias:

Los hábitos alimenticios influyen a la hora de desarrollar ansiedad por la comida, si tienes un horario fijo y creas una rutina a la hora de comer, tu cuerpo estará más nutrido y no picarás entre comida.

  • Evita comprar alimentos que no quieras comer:

Si sabes que tienes en tu alacena galletas o en la nevera algún chocolate, tu ansiedad por comer aumentará. Hay comidas, especialmente los dulces y frituras, que son muy tentadoras.

  • Ejercicio:

Comer por ansiedad es causado también por no tener hábitos saludables, hacer ejercicio y comer sano te hará ser más disciplinada. Al tener una buena salud física te sentirás mucho mejor, lo que disminuirá tu ansiedad.

  • Se consciente de lo que comes:

Saber que alimentos son más nutritivos te ayudará a elegir aquellos que sean buenos para ti y te hagan sentir mejor. Comer alimentos bajos en azúcar, ricos en fibra o en proteínas hará que disminuya la ansiedad por comer.

  • Ve al psicólogo:

Si tienes estás muy deprimida, tienes un problema emocional, crees que sufres de  algún síndrome o trastorno que afectan tus hábitos alimenticios, lo mejor es que acudas a un especialista que te ayude a superar cualquiera de estos.

Tu cuerpo y mente están muy relacionados, por lo tanto cualquier cosa que esté pasando en tu cabeza afecta directamente en tu manera de comer. Si estás tranquila mentalmente, dejarás de comer ansiosamente y tu cuerpo lo agradecerá.

Leer Artículo

351

Trucos para sacarle provecho a la ansiedad

Bienestar, Lifestyle

noviembre 6, 2017

La ansiedad se puede definir como un mecanismo de activación psicológica y fisiológica que aparece en nuestras vidas para enfrentar situaciones causando nerviosismo, preocupación e intranquilidad y es considerada “un estado natural del hombre del siglo veinte” porque de alguna u otra forma todos la sufrimos.

Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia, el cerebro dedica más recursos de procesamiento a las emociones negativas que indican una amenaza y “las personas con ansiedad detectan la amenaza en una región diferente del cerebro, concretamente en los circuitos motores responsables para llevar a cabo una acción”.

En ese sentido, la ansiedad puede ayudar a mantenernos concentrados y brindar la precaución en situaciones peligrosas para que tracemos un plan. Por ejemplo, si estas ansioso antes de presentar un examen o al caminar por una calle oscura, experimentas un nerviosismo normal y útil que te permite estar alerta o ser más cuidadoso y termina poco tiempo después de salir de la situación que lo provocó.

Pero, existen otros casos, en los que las personas se acostumbran a un ritmo de vida frenético o a circunstancias en las que hay alto riesgo de perder algo y la ansiedad termina por desgastar la salud en gran medida, debido a que el cuerpo no está preparado para someterse a una presión continua.

¿Por qué beneficiarnos de la ansiedad en lugar de intentar desaparecerla?

Como lo expliqué anteriormente esta condición puede traer graves repercusiones si se presenta de forma crónica. Por ejemplo, el sistema inmune queda tan vulnerable que pueden producirse infecciones, fallos en la cicatrización de heridas y en la defensa del organismo contra virus en el ambiente, entre otros.

Además, dicho estado puede acarrear que la memoria funcione de forma completamente anormal. Tanto así que las situaciones altamente estresantes pueden ir acompañadas por dificultad para recordar bien lo ocurrido a pesar de haber estado consciente en todo momento y ello ocurre debido a que, temporalmente,  cuando hay picos de ansiedad algunas sustancias químicas que segrega el organismo bloquean las funciones de la parte del cerebro encargada de almacenar recuerdos: El Hipocampo

Por otra parte, una persona ansiosa sometida a un estrés constante por muchas horas puede tener  problemas al momento de prestar atención en otros asuntos que son importantes en su vida diaria y que debe resolver.

Desde este punto de vista, la ansiedad puede limitar vidas y aprisionar en un mundo pequeño evitando logros, pero hay una frase que apunta que “La capacidad para soportar la ansiedad es importante para la autorrealización del individuo y para su conquista del entorno. La realización de uno mismo solo se alcanza avanzando pese a los choques emocionales”  Así pues, es importante aprender a domarla de una forma inteligente para que no interfiera con nuestra salud ni con los  procesos mentales que necesitamos para pensar bien en base a nuestros objetivos, pero ¿Cómo podemos hacerlo?

Asume el estrés como un reto

¡Al parecer, el secreto para lograrlo es  vincular la ansiedad a nuestros objetivos! De acuerdo a los resultados que arrojó una investigación publicada en la revista científica Journal of individual Differences, los individuos que ven la ansiedad como parte de un reto, y no como una amenaza, se sienten MOTIVADOS por ella, debido a que la toman como un signo de que se está progresando.

Entonces lo principal es aceptar la ansiedad y no convertirla en un drama. Hay personas que están  acostumbradas a enfrentar situaciones complejas en su día a día, saben que el estrés es parte de esos retos y lo ven como algo normal para la consecución de sus objetivos. Precisamente eso es lo que debes hacer si necesitas sacar provecho de tu ansiedad, porque si intentas evitarla o eliminarla, solo lograrás permanecer en una zona de confort, interpretando pequeños roces con dificultades como ataques personales y eso es lo que tienes que EVADIR a toda costa ¡NO te concentres en que te puede ir mal o ya te está yendo por no intentar solucionarlo!

Transforma la ansiedad en energía positiva

Siempre y cuando la misma no sea desbordante, puedes hacer un proceso en el cual la transformes en energía positiva para tu vida y le saques provecho personal. Lee los siguientes ejemplos y ponlos en práctica:

  • Usa la energía para trabajar
  • Transforma la ansiedad en energía para comunicarte con los demás, que a veces es bastante difícil que fluya una buena comunicación.
  • Utiliza tu ansiedad para crear un cúmulo de nuevas ideas que resulten beneficiosas para tu crecimiento individual y hasta familiar.
  • También puedes convertir la energía de la ansiedad hábitos sanos para que dejes por ejemplo de fumar o consumir alcohol, que los dos te hacen daño.
  • Sal y haz deporte con tu energía desbordante, eso te sirve para drenar todo lo que llevas dentro.

Todo lo anterior y más puedes hacer si transformas ansiedad en energía positiva. Además de usarla en tu provecho estarás bajando los niveles de ansiedad en la medida que alcances objetivos positivos. ¿Qué esperas para intentarlo?

Ten presente siempre que “la ansiedad no puede evitarse, pero sí reducirse. La cuestión en el manejo de la ansiedad consiste en reducirla  a niveles normales y en utilizar luego esa ansiedad normal como un estímulo para aumentar la propia percepción, la vigilancia y las ganas de vivir”

Leer Artículo

Señales de que estas muy estresado Estrés Salud Enfermedad

571

¿Es hambre o ansiedad?

Belleza, Bienestar, Foodie, Lifestyle, SE BELLA

septiembre 1, 2017

Que nos den repentinos antojos o inexplicables bajones de apetito, puede deberse a varios factores pero uno de los que quizás no tomamos en cuenta es el de la ansiedad. Es decir, nuestro estado emocional influye sobremanera en la relación que llevamos con la comida ya que tanto las emociones, como la sexualidad y el hambre son reguladas por el hipotálamo y por ende, si tenemos la mente saturada de tristeza, angustia o preocupación, las demás funciones que regula esta parte del cerebro se verán afectadas.

En cuadros depresivos lo más natural es que las ganas de comer desaparezcan pues es como si tu cuerpo te dijera que ya no tiene ganas de vivir y que ya nada le es placentero. En cambio cuando permanecemos preocupadas y angustiadas tendemos más a querer saciar esos sentimientos a través de la comida, llenando vacíos internos mediante los alimentos que nos aportan una relajación o distracción pasajera.

Tanto el querer atragantarse de comida como la repulsión a esta son las dos caras que pueden incluso esconder algún tipo de depresión a mayor o menor escala. Digamos que es un círculo vicioso con una causa que aún no está bien definida, por eso que en ocasiones quieres comerte todo lo que esté a tu paso, luego te das cuenta que exageras, te arrepientes y no te provoca consumir nada, pero cuando se te olvida empiezas a cargarte poco a poco de estrés y empieza de nuevo la espiral.

Lo más probable es que las personas que comen por ansiedad hayan desarrollado este trastorno a lo largo de su crecimiento. Seguramente aprendieron a encontrar placer, relajarse o liberar tensión sólo frente a un plato de comida.

Señales de que estás comiendo por ansiedad

  • Todo el tiempo estás pensando en comer, aunque acabes de hacerlo.
  • Te preocupan tus hábitos alimenticios porque sabes que lo estás haciendo mal.
  • Vives comparando tu físico con el de los demás
  • En momentos de nervios o aburrimiento corres a buscar algo de comer.
  • Te sientes culpable cuando comes.
  • Buscas evadir el tema de las dietas o ejercicios.
  • Comes más rápido que los demás.
  • No sabes cuando es hambre o antojo
  • Te da sueño después de la comida.

El método más efectivo para dejar de utilizar la comida como instrumento para tranquilizar tu ansiedad, es buscar el equilibrio físico y emocional. Desarrolla hábitos que reformulen tu relación con la comida, ponte en forma, comienza las clases de Yoga ¡utiliza todas las herramientas que estén a tu alcance para relajarte! Sólo así volverás a disfrutar cada platillo por sus sabor y no para calmar el estrés.

Leer Artículo

Efectos del estrés en la dentadura

487

Efectos del estrés en la dentadura

Belleza, Bienestar, Lifestyle, SE BELLA

agosto 26, 2017

Recientemente la actriz Demi Moore en un famoso programa de televisión, compartió los terribles efectos de un cuadro de estrés que padece desde hace ya varios años. En esta ocasión no sólo habló de las patologías que ha tenido que enfrentar a causa de la ansiedad, sino también de la caída de sus dos incisivos. “Se me cayeron los dientes delanteros… Me encantaría decir que fue por andar en monopatín o algo genial, pero creo que es más importante compartir la verdad, porque después de las enfermedades cardíacas, el estrés es uno de los grandes asesinos de América. Por el estrés se me cayó el diente” Declaró ante el presentador al mismo tiempo que mostró una fotografía que daba fe de lo dicho.

Efectivamente el estrés puede causar serios daños físicos en quien lo padece, de hecho se ha comprobado que aumenta la presión arterial, nos hace más propensos a la diabetes, obesidad y enfermedades del corazón, baja la libido, hace que el cabello se caiga y degenera los músculos, entre muchas otras afecciones. Estas son razones suficientes para hacer un alto y prestarle atención a nuestra salud mental.

A nivel dental, la Academia Americana de Periodontología asegura que este padecimiento está relacionado íntimamente con enfermedades periodontales como la inflamación bucal o gingivitis, el bruxismos y pérdida de piezas dentales.

Así mismo el estrés puede provocar una disfunción de la articulación temporomandibular, que es el atascamiento de la mandíbula al abrir la boca y ocurre por la constante presión de esa zona cuando apretamos los músculos al estresarnos.

Por último vale la pena resaltar que mientras permanecemos en estado de estrés, es más fácil que lleguemos a sufrir de aftas o esas pequeñas heridas blanquecinas que se forman en las encías y se expanden por toda la boca.

Seguramente Demi Moore reemplazó sus dientes caídos por soluciones estéticas y funcionales, sin embargo vale la pena toma este curioso y famoso caso para agarrar conciencia de cómo el estrés tiene la capacidad de transformar negativamente nuestras vidas. Si queremos que esta y otras complicaciones no nos pasen y además podamos lucir una sonrisa perfecta, debemos hacer énfasis y velar por nuestra salud física y emocional.

Leer Artículo

515

5 pasos para sacar la negatividad de tu mente

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE CULTA, SE TÚ

agosto 7, 2017

La culpa y la preocupación son sólo dos de las muchas emociones negativas que azotan la mente de cada vez más personas en el mundo. Estos sentimientos básicamente han sido desarrollados a lo largo de nuestra vida como producto de una infancia llena de exigencias y perfeccionismo, se manifiestan en la adultez con estrés y ansiedad generalizada que afecta directamente nuestro bienestar físico y emocional.

El sentimiento de culpabilidad por haber cometido algún error o por no haber realizado determinada tarea o acción, al igual que la preocupación enfermiza por el futuro, son emociones negativas que limitan nuestra capacidad para disfrutar el presente y nos inmovilizan ante las situaciones de adversidad.

Tanto la culpa como la preocupación, deberían ser usadas como herramientas de aprendizaje para corregir conductas y buscar soluciones.

El verdadero peligro de tal negatividad en tu mente es que te impide ser feliz debido a que te mantiene estancada en un estado de tiempo contrario al real, es decir, por cosas que ya sucedieron o que aún no han sucedido. En este sentido, vivimos en una sociedad que carga permanentemente una culpa a cuestas y que se autocastiga alejando su atención del futuro que desea construir.

 Saca la culpa

Sabemos que el pasado no podrá cambiarse aunque te sientas muy mal por él y si aún no lo aceptas, comienza por hacerlo si quieres erradicar la culpa de tu mente. Para cambiar el pensamiento negativo y manipulador de la culpabilidad, tienes que dar los siguientes 5 pasos:

1.Deja de castigarte y acepta lo que pasó:

Vive el presente y disfrútalo, en el momento indicado buscarás una solución acertada a lo que pasó, pero por ahora castigarte no te garantiza que no cometerás el mismo error.

2.Fija momentos para buscar soluciones:

Deja de mantener en la mente durante todo el día ese asunto que necesitas revertir o enmendar. Probablemente sientes culpa por estar evitando alguna responsabilidad, así que fija el día, y hasta la hora en que te ocuparás de ello.

3.No dejes que te manipulen:

Pasa que nos encontramos con personas que nos manipulan a través de la culpa que sentimos, respeta tu decisión de no auto castigarte y reflexiona acerca de si tu actitud está aportando cosas positivas o negativas a tu vida.

4. Acéptate:

No tienes porqué gustarle a todos los demás, ni tú, ni tu comportamiento podrá satisfacer al mundo entero. Que tu felicidad y armonía espiritual sea la prioridad, no el darle gusto a tu entorno.

5.Anota:

Llevar anotaciones acerca de las cosas que te hacen sentir culpable es bastante útil precisamente para dejar de estarlo. Deja por escrito porqué, cuándo y quién te produce ese sentimiento es necesario para analizarlo y sustituirlo.

Saca la preocupación

Al igual que la culpa por el pasado, la preocupación por el futuro tiene el poder de robarnos el presente. La ansiedad y el miedo por lo que vaya a pasar no tiene que quitarte el sueño, así que con estos 5 pasos trabajarás más el hoy viendo el mañana como una consecuencia:

1.Acciona:

No te quedes parada cuando sientas que debes ocuparte de alguna situación, más bien ocúpate pues para la preocupación el mejor remedio es la acción.

2.Ubícate:

Sabes que es hasta ridículo preocuparse de más por cosas que aún no han pasado y que quizás no vayan a pasar. El 95% de las cosas negativas que pensamos realmente nunca suceden, así que pregúntate ¿Preocuparme cambiará lo que pueda o vaya a pasar?

3.Agenda tu preocupación:

Pon en tu agenda un tiempo determinado para preocuparte, digamos 10, 20 o 30 minutos en el día. Que sea sólo en ese rango de tiempo en el que te preocuparás y ocuparás por eso que está dando vueltas a tu mente.

4.Redacta una lista:

Haz una lista de todas tus preocupaciones ¿Con que finalidad? Pues al paso del tiempo la revisarás y te darás cuenta que muchas de esas cosas que te preocupaban nunca sucedieron o que no eran tan graves.

5.Repasa:

Analiza en qué te ocupaste anteriormente para deshacerte de una preocupación, cómo lo hiciste y en qué momento. Quizás esas mismas estrategias te puedan servir ahora.

El tema cultural tiene mucho que ver con nuestras culpas y preocupaciones puesto que en algunas culturas es mal visto el “no preocuparse” o que no te afecten ciertas cosas, al igual que castigarse por errores cometidos. Igualmente se cree que si de verdad nos importa algo o alguien debemos demostrarlo y expresarlo mediante la peocupación o la cupabilidad si hicimos algo mal, pero ¿realmente valdrá la pena sacrificar nuestro bienestar emocional por el qué dirán? En la respuesta encontrarás la solución a tus males y sacarás a negatividad de tu mente.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/