MENU

Comentarios (0) Dilemas, Lifestyle, SE TÚ, Ser Mamá

¿Realmente los videojuegos hacen violentos a los niños?

Las fobias más comunes

Las opiniones sobre el impacto psicológico que son capaces de causar los videojuegos en niños y adolescentes siempre han sido divididas. Algunos padres les permiten hacer uso de estos a sus hijos, pero con limitaciones en cuanto a horarios para evitar desviaciones en su comportamiento, mientras otros dejan que hagan uso libre de los mismos.

No obstante, para saber de qué forma debemos actuar la pregunta obligada es ¿Verdaderamente el uso de videojuegos puede convertir a tu hijo en alguien violento? Un estudio revela que los adolescentes se vuelven más agresivos hacia otras personas luego de jugar videojuegos violentos durante años.

Dicha investigación, realizada por Brock University en Canadá, tomó como muestra una población de 1.492 adolescentes canadienses y afirma que los datos “son preocupantes”, debido a que los juegos de video agresivos pueden reforzar la errada sensación de que las agresiones son la forma más adecuada y efectiva de lidiar con los conflictos y la rabia.

En pocas palabras, el estudio afirma que hay un vínculo entre el uso de videojuegos violentos y la violencia en el mundo real, pero en este tipo de investigaciones solo se pueden ver coincidencias y no causalidad.

Por otra parte, sigue quedando sin respuesta si es la predisposición a la violencia lo que hace que los niños elijan jugar ese tipo de videojuegos o es la exposición a ellos la que hace que desarrollen conductas más violentas.

¿Efectos positivos?

Como ya lo dijimos el tema sobre si los juegos de video violentos generan comportamientos agresivos tiene varias vertientes. Resulta que una investigación llevada por la pareja de psicólogos Patrick Markey y Christopher Ferguson apunta que: este tipo de juego no supone ningún incremento de violencia entre sus jugadores y que los efectos pueden ser hasta positivos.

Según explican, en los países en los que se lanzan estos juegos violentos se detecta un número de violencia menor. Para llegar a dicha conclusión han analizado más de 20 países con un gran consumo de ocio digital, pero la sorpresa viene dada al establecer que la seguridad en estos territorios es muy alta.

“Los países donde se consumen más videojuegos son las naciones más seguras del  mundo. De hecho, tres de los países con las ventas más bajas de los mismos tienen un 200 por ciento más de media en crímenes violentos que los tres países donde se compran más” aseguran los investigadores.

Luego de leer esto seguramente querrás consultar internet para conocer la lista de países donde se venden más videojuegos antes de elegir tu próximo destino de vacaciones. Te podemos adelantar que Japón y Corea del Norte son los mercados con mayor consumo por año, seguidos por Estados Unidos y Reino Unido. ¡Este estudio desconecta por completo la relación entre violencia y juegos de video!

El comportamiento agresivo es un fenómeno multifactorial

Sí, como lo lees, muchos investigadores están de acuerdo en que hay diversos factores involucrados cuando se trata de un comportamiento violento y estos giran en torno a las familias, los compañeros, los barrios donde vivan, comportamientos individuales y rasgos.

Por ejemplo, los niños y adolescentes que vivan en el barrio violento tienen más riesgo de presentar conductas violentas, mientras que los que viven en lugares seguros y tranquilos son menos propensos a ser agresivos y violentos.

Algunos investigadores creen que el miedo a los videojuegos violentos puede terminar resultando más dañino que el propio juego y que los niños que presentan problemas de salud mental pueden jugarlos como una forma de escapar a los problemas de la vida real.

No obstante, esto puede poner al adulto en un estado de alerta y hacer daño a los niños., ya que cuando un adulto actúa sospechoso porque el pequeño se entretiene con ese tipo de juegos, lo más probable es que el niño reaccione a esas emociones y responda de una manera similar.

Puedes darte cuenta que a pesar de que existen muchos estudios en torno a este tema, la controversia sigue, así que probablemente los científicos deban seguir realizando estudios al respecto durante años. Mientras tanto, te aconsejamos lo siguiente:

  • Establece a tu hijo reglas claras acerca del contenido de los juegos y del tiempo que pueden dedicarle a jugarlos, ya sea dentro o fuera del hogar.
  • Puedes jugar con ellos para experimentar el contenido del juego.
  • Trata de involucrar a tu hijo en otro tipo de actividades para que no se obsesione jugando frente a una pantalla.
  • Eres el modelo a seguir de tu hijo, así que debes dar el ejemplo hasta con los juegos de video que de pronto juegas como adulto.

Si notas que el comportamiento de tu hijo cambia para mal y, de alguna u otra forma, se lo atribuyes a los videojuegos, entonces no dudes en llevarlo a consulta con un profesional de la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/