MENU

Comentarios (0) Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

Quiero cumplir mis propósitos de año nuevo ¿Cómo lo hago?

Cada nuevo año es una oportunidad simbólica para cambiar aspectos de nuestra vida, darle un giro o fortalecer eso que nos ha dado éxito. Comúnmente realizamos una lista mental o hasta física de esos propósitos para cumplir en los próximos 365 días, sin embargo, en el camino encontramos obstáculos que nos hacen claudicar y dejar todo a medias.

Tenemos la mejor disposición de generar cambios positivos y dejar hábitos insanos de nuestro día a día, pero por no establecer metas reales, llenarnos de fortaleza espiritual y decisión firme, nos desmotivamos y abandonamos.

Los psicólogos dicen que tenemos que prepararnos mentalmente para cumplir esas promesas que nos hicimos en el viejo año con respecto a cambios para los siguientes 12 meses. No sé ustedes pero yo quiero cumplir mis propósitos de año nuevo. ¿Cómo lo hago? Esto es lo que me recomiendan los expertos:

  • Sé realista

Al enumerar metas para el año que comienza debemos ser realistas y no colocar sueños inalcanzables. “Este año me convertiré en multimillonaria” No es que no puedas tener un golpe de suerte, pero bajo circunstancias normales una persona no se vuelve millonaria en un año. “Voy a correr los 100mts planos” cuando a duras penas trotas la cuadra de tu casa.

Por otro lado, los objetivos deben ser claros, acordes a nuestras posibilidades y necesariamente medibles y verificables para evitar frustraciones, así podrás llevar un record de efectividad. Si te propones ir al Gym una vez por semana (para comenzar) lo más probable es que al lograrlo, tú misma incrementes la frecuencia y te sientas súper motivada.

  • Identifica las tentaciones y aléjate de ellas

 Si uno de tus propósitos de año nuevo es bajar de peso, no te vas a ir a meter una dulcería ¿cierto? Lo mismo pasa con todas aquellas tentaciones o catalizadores que nos recuerdan o acercan a esas cosas que queramos cambiar. Para alcanzar tu meta, por más pequeña que la creas, debes aprender a controlar los impulsos y desarrollar nuevos hábitos opuestos a los que deseas erradicar. Si por ejemplo necesitas dejar de fumar y lo hacías por estrés, busca otra forma de liberar tensión; el ejercicio es una de ellas.

Empieza por cosas sencillas. Da pequeños y simples pasos a la vez. Si para este año quieres comenzar a practicar deporte, dale a tu cerebro una orden que lo estimule y asocie a la actividad. Es decir, si te creas la costumbre religiosa de despertar, desayunar y salir a correr, al cabo de 21 días continuos realizando este ritual, tendrás un nuevo hábito que tu cuerpo comenzará a exigir por sí solo.

  • Registra tus logros

 Una forma infalible de mantenerte inspirada y motivada es poniendo sobre papel y a la vista, cada uno de tus logros relacionados a la meta planteada. Lleva tu propio registro de cambios y datos sobre el proceso para que puedas cuantificar qué tan cerca estás de alcanzar el objetivo.

Por ejemplo, si en tu lista colocaste “Aprender un nuevo idioma” y ya te inscribiste en un curso que dura, digamos 3 meses, puedes colocar un calendario en cuenta regresiva de los días que faltan para que culmines las clases y domines la lengua extranjera que elegiste. Eso te dará un poco de adrenalina y empuje para terminar. También es buena idea que tengas presente los beneficios de cumplir tu objetivo, en el caso del idioma, un beneficio será que podrás visitar el país dónde se habla o (si es el caso) podrás optar a ese puesto de trabajo en dónde lo solicitan como requisito.

  • Busca apoyo

 Lo mejor para no desistir y mantener la mirada fija en la meta es buscar personas que te apoyen y te la recuerden en cada momento. La familia, los amigos o la pareja son siempre los idóneos para esto, claro si el objetivo es más complejo, un profesional también te sería de ayuda.

Si quieres dejar un vicio que afecta tu salud, busca grupos de apoyo, refúgiate en tus seres queridos y ten el acompañamiento de un experto. Para lograrlo necesariamente tendrás que alejarte del detonante y si temes caer en la tentación, tendrás a tu lado quién te eche una mano para que no sucumbas.

  • Persiste

Toda meta o propósito que nos establezcamos es realizable solo si somos constantes y positivos en que podremos lograrlo. Dejar a un lado el miedo al fracaso y no permitir que las viejas costumbres regresen, es de vitalidad para alcanzar el éxito.

Es normal que tengas bajones emocionales y te sientas desmotivada en cualquier momento, la clave está en la actitud que asumas sabiendo cómo actuar y continúes persistente en el proyecto. Si quieres adoptar un régimen alimenticio sano, desde un principio debes estar clara que en cualquier momento del ciclo te darán antojos de dulces y chatarras, pero como ya estás consciente que eso iba a pasar, preparas tu mente para contrarrestarlos. Si caes en la tentación, te sentirás fatal al principio, pero debes volver a empezar, no abandonar.

 Hay una buena noticia para todas nosotras las soñadoras, todos los días, en cada minuto hay una nueva oportunidad para volver a empezar. No pierdas el norte, mantente enfocada y disfruta el placer de llegar a la meta, esa es la parte que más nos gusta y más nos llena. Aprovecha la inspiración de enero, corre a redactar la lista si aún no lo has hecho pero plantéate propósitos ¡ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/