MENU

Comentarios (0) Lifestyle, SE TÚ, Ser Mamá

El primer día de clases de mi hijo

A estas alturas yo no sé quién sufrió más el primer día de clases de mi hijo, si él o yo. Dejar a mi bebé en la escuela hizo que se me arrugara el corazón por completo y hasta mis lagrimitas boté. Pues la cosa es que este día tan especial en la vida de un niño representa un pequeño gran paso en su crecimiento como personita ya que es la primera separación oficial entre él y su mamá.

Debemos saber que los niños por naturaleza se adaptan y son socialmente capaces de enfrentar una situación como de la que hablamos. Claro, es normal que sientan nervios; por lo que harán muchas preguntas que tenemos que responder de manera entendible, pero tampoco es algo de lo que haya que preocuparse.

Días previos al comienzo escolar es necesario que hablemos mucho con nuestros hijos y poco a poco los orientemos de cómo deben comportarse o hablar, así como también motivarlos a que hagan nuevos amiguitos, siempre de manera alegre y con emoción.

También es de gran ayuda que el núcleo familiar se reúna y le cuente al primerizo las anécdotas de su primer día de clases. Eventos graciosos sobre su experiencia, los compañeros de clases, dónde quedaba el cole.

Los especialistas aseguran que si el niño llora cuando lo vamos a dejar en la escuela es signo de que está manejando y procesando la ansiedad, por lo que debemos igualmente dejarlo ahí ya que con el tiempo entenderá y se acoplará al sitio.

Nosotros como madres nos debatimos entre miedos cómo: ¿Les gustará el colegio? ¿Será buena su maestra? ¿Se adaptará? ¿Comerá? Entre muchos otros. Y para que el acontecimiento no se convierta en un trauma para ninguno de los involucrados es bueno ir trabajando en ello.

Para que el niño se adapte con facilidad

  1. Lleva a tu hijo a que conozca y se familiarice con la que será su escuela.
  2. Incorpora normas que serán comunes en la rutina diaria del cole, como por ejemplo, acostarse más temprano, bañarse al despertar o la siesta después de comer.
  3. Propicia encuentros y juegos con otros niños para que socialice.
  4. Muéstrale su nuevo uniforme y materiales con los que trabajará e involúcralo en los preparativos.
  5. Cuéntale las cosas que hará en el colegio como las actividades y lo importante que esto será para él.

Los niños son muy emocionales y absorben todo lo que ven y escuchan, por ende debemos utilizar todos los recursos que tengamos a disposición para motivarlos en este gran día.

Las frases positivas, alegres, de orgullo y satisfacción deben estar presentes siempre y en este caso deben expresar que esta nueva oportunidad de conocimiento, educación y crecimiento es importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/