MENU

Comentarios (0) Belleza, Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ, Sexo & Relaciones

Por qué la gente ya no quiere casarse

Por qué la gente ya no quiere casarse

Los tiempos cambian y es algo inevitable, antes la norma o lo más común era casarse. Muchos jóvenes que apenas llegaban a los 20 años se casaban, algo como: nos conocimos, nos enamoramos, nos casamos y tenemos hijos.

Pero los años pasan y todo evoluciona; la revolución sexual, el feminismo y otros movimientos sociales van cambiando las “reglas” que en algún momento parecían establecidas. Con esto no queremos decir que ya nadie se case o que el matrimonio sea algo negativo, simplemente se ha convertido en una opción más entre tantas, para las parejas enamoradas.

Hay toda una generación que nació en entre el 1981 y 2000 llamados “Millennials”  que están llegando a una edad donde sus padres, tíos o hermanos mayores ya estaban casados, pero curiosamente estos están lejos de pensar en contraer matrimonio.

Todos estos jóvenes no tienen los mismos paradigmas de generaciones pasadas, van con su propio ritmo y es común que pospongan el matrimonio e incluso no lleguen a este. No es miedo al compromiso, algo que por cierto muchos sufren y a cualquier edad, no, es simplemente que no sienten la necesidad de contraer matrimonio porque su prioridad es otra o su manera de vivir la vida es completamente distinta.

En los últimos 40 o 50 años la cantidad de divorcios ha aumentado y la cantidad de enlaces matrimoniales han disminuido significativamente, las parejas están optando por simplemente vivir juntos, compartir gastos sin el papeleo y ceremonia que conlleva el matrimonio.

¿Cuáles son los motivos?

Uno de los motivos puede ser el sexo, las personas ahora empiezan su vida sexual a edades más tempranas.

Otra razón es que la mayoría de las mujeres simplemente no quieren casarse; mientras que hay hombres que si consideran el matrimonio, ellas tienen un plan de vida diferente al que se les venía imponiendo…  ya no es contraer nupcias, ahora prefieren posponerlo.

El tema económico también es un motivo que influye la decisión de evitar el rito del matrimonio. Se considera que los Millennials son la generación más educada y preparada pero son mal pagados, por esto sienten que no son aptos para casarse.

Según el Washington Post, existen tres motivos por los cuales los jóvenes no quieren casarse:

1.- Es caro y prefieren usar este dinero en otra cosa como: viajes, apartamentos, empezar un negocio.

2.- Las típicas religiones como la católica -en la cual el matrimonio es sumamente importante- tiene cada vez menos adeptos.

3.- Saben que tienen muchas alternativas y el matrimonio es solo una de ellas. Antes pesaba demasiado el estigma social de “vivir en pecado” si una pareja no contraía matrimonio.

Debemos tener en cuenta que el matrimonio también depende de motivos culturales, en países como la India casarse es importante porque mantiene la casta, clase y género, estas son las estructuras más fundamentales de dicha sociedad. En este país el 80% de los casamientos son arreglados, de hecho, según datos de la ONU, el 74% de las mujeres de 20 a 24 años están casadas.

Con lo expuesto, se entiende que no existe un “apocalipsis” del matrimonio o es el fin de las familias, simplemente se están creando otros tipos de familias que si bien no son las tradicionales… siguen siendo familias.

El matrimonio es visto ahora como una decisión que está ahí y manifiesta la cultura de ser libres, de tener independencia y de la búsqueda de la felicidad que es muy representativa en la actualidad.

Hay otro factor que se ve mucho en los jóvenes que tienen menos de 30 años y es su poca tolerancia a los problemas, es decir, apenas tienen una pelea o la relación se pone difícil terminan. Luego de la separación pasan unos días y tienen nueva pareja, pero todo se repite una y otra vez.

Como podemos ver, cualquiera que sea el motivo, ya el matrimonio no es una prioridad, la mayoría de las personas prefieren estudiar, luego hacer post-grados, doctorados, viajar, cumplir todas sus metas para luego pensar en contraer matrimonio.  Pero estamos hablando del presente de esta generación, no sabemos si más adelante todos estos jóvenes que en este preciso momento están disfrutando de sus vidas en soltería, luego de que hagan todo lo que quieren hacer antes de casarse, empiecen de nuevo con la tendencia de contraer matrimonio.

Casarse es una decisión personal, no es algo que esté bien o esté mal, es simplemente una opción, una alternativa o hasta un derecho más de los muchos que se goza en libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/