MENU

Comentarios (0) Dilemas, Lifestyle

Pero primero… ¡una selfie!

¡Foto!

¿Y si me pongo de lado? ¡Mmm otro ángulo! ¿Y si pongo cara a lo Kardashian? Algo así pensamos cada vez que nos tomamos una selfie.

¿Se imaginan a Audrey Hepburn en los años dorados posando en 15 selfies para luego elegir la que mostrara su “lado” glam? Yo no y eso que ella desayunó con diamantes.

Pero ya pasó bastante de eso y Kim Kardashian llevó las selfies a otro nivel de egocentrismo, con su reciente libro “Selfish”…sí, los selfies tienen mucho de egoístas.

Si tienes más fotos en tus redes bajo el hashtag #me y #selfie que fotos compartiendo momentos o paisajes, es tiempo de chequear tu nivel de vanidad…

Esta tendencia, hecha libro, para muchos es un culto al narcisismo, incluso ha sido objeto de estudios de psicología. Bueno, es que una cosa es la foto en sí y otra vivir a través de un lente, aplicando 15 filtros por toma buscando la aprobación de tus 1000 followers.

Si tienes más fotos en tus redes bajo el hashtag #me y #selfie que fotos compartiendo momentos o paisajes, es tiempo de chequear tu nivel de vanidad, puedes estar a un pasito de ser #selfieadicta y vale más un momento vivido que uno inmortalizados en 25 autofotos ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/