MENU

Comentarios (0) Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

Tengo nueva pareja ¿Cuándo se la presento a mi hijo?

shutterstock_305349800

Uno de los miedos más grandes de una mujer separada con hijos, es encontrar una nueva pareja que entienda que ella no está sola. Cuando afortunadamente pasa, viene el nuevo reto: ¿cómo lo tomará su hijo?

No es fácil y peor aún si la ausencia paterna en el hogar se dio por muerte o divorcio tormentoso. Ya el chico tiene su propio proceso interno de sanación para venir a enfrentar uno nuevo, que en este caso será la convivencia, pero eso sí, con amor y madurez no hay nada imposible. Tú tienes derecho a rehacer tu vida y tu nene lo entenderá si pones cuidado a cómo lo haces.

Cuándo presentar a tu nuevo amor 

Lo recomendable es que presentes a esta persona cuándo estés totalmente segura de la relación, ya que llevar a tu casa cuanto pretendiente tengas, puede afectar la imagen que tu niño se haga de ti, además de crearle una tremenda inestabilidad. De por sí el proceso será traumático para el pequeño, ya que le tocará entender que no será su papá la figura masculina del hogar y que hay otro hombre en la vida de su mamá, pero si eres cautelosa con la manera cómo lo incluyes en el núcleo, la carga se te hará menos pesada.

 Factores tiempo y progresividad

 A veces, por el afán de “salir de eso” o enfrentar la situación rápidamente, las mamás con nueva pareja no se dan el tiempo de ir progresivamente incluyéndola en la dinámica familiar. Hay un lapso prudencial para que poco a poco las partes vayan conociéndose y estrechando pequeños lazos que inician con la complicidad, fraternidad y finalmente en cariño.

Es mejor que dejes a un lado los formalismos y no entres de lleno presentándolo como novio ante tu hijo. Si lo haces darás la impresión de que estás imponiéndolo a la fuerza en la vida que comparten juntos. Al principio el chico puede sentirse incómodo o invadido, quizás crea que le están robando a su madre, pero si comienza a ver a tu pareja con regularidad en actividades cotidianas o de esparcimiento, seguro se acostumbrará a la idea de que él estará ahí.

Si el pequeño te pregunta quién es él, dile que es tu amigo, al pasar del tiempo seguramente intuirá que hay algo más y te lo preguntará, pero como ya se estableció una relación de amistad entre ellos, podrás aceptarlo con normalidad.

La comunicación como regla

 Cualquiera, bien sea grande o pequeño, puede sentirse vulnerable o desplazado con la llegada de un nuevo miembro a la familia y más si no se le comunica o conversa sobre ello. Imagínate si eres el pequeño y consentido de la casa.

Conversa con tu hijo acerca del nuevo integrante del núcleo, una vez que ya se haya aceptado que en efecto tienes nueva pareja. Aprovecha momentos especiales como una salida o comida juntos y al regresar a casa, pregúntale qué tal le pareció la velada, qué le parece tu novio, cómo le cae y porqué. La idea es hablar y dejarle claro que esta nueva persona no lo sustituirá de ninguna manera ni a él ni a su padre biológico, sino que más bien te hace feliz y quieres que compartan y diviertan juntos.

En el momento que decidas dar el paso de vivir bajo el mismo techo, primero tienes que reunirte con tu hijo para comunicarle la decisión, debatir cómo serán las cosas de ahí en adelante, despejar sus dudas y contestar sus preguntas. Una buena idea es que semanas antes de la mudanza, todos se vayan de viaje para compartir más de cerca.

Lo que tu nueva pareja debe saber

 Si tu pareja quiere formar parte de la familia y asumió está decisión en base al amor que siente por ti, también debe saber que necesariamente tiene que llenarse de paciencia y tacto para tratar con tu hijo. Tener claro que aquí los adultos son ustedes y son los que deben llevar el tema hacia buen término entendiendo las necesidades y emociones del chico.

Lo mejor es que se muestre tal cual es, sin poses ni engaños porque los niños perciben eso, aunque no lo creamos. Así mismo debe respetar los espacios de intimidad que tú tengas con tu pequeño, esto es recomendable para que tu hijo no crea que él llegó a romper la unión familiar sino que por el contrario, es alguien en quien puede confiar.

Igualmente que evite criticar o hablar de manera negativa y despectiva sobre el papá del niño. Si tiene algo que comentar, que procure no hacerlo delante de él, no olviden que el padre es alguien importante en su vida y formó parte de la tuya.

Por otro lado, también es buen consejo que intenten hacer las cosas o realizar actividades juntos de manera divertida. La mejor terapia siempre será la risa, aprovechen eso y combínenlo con sus intereses, participa en su vida social y celebra sus logros. Seguramente ambos se sentirán más cómodos.

Que nunca lo obligue o insista en que le diga “papá” porque sencillamente él no lo es. Sí, puede demostrarle amor y dedicación pero la realidad es esa, ya el pequeño tiene su papá.

En líneas generales siempre va a ser un poco difícil para ti como mujer y como mamá traer una nueva persona a casa para compartir con tu hijo, que al final de todo es tu tesoro mejor cuidado, es por ello que debes primero estar SEGURA de esa persona y hablar claramente sobre cómo enfrentarán el asunto juntos. Ten claro que mereces tener a alguien a tu lado con quien contar y en quien confiar. Si se complica un poco el tema de la convivencia, pueden buscar ayuda de un experto, la idea es que todos sean felices y que no haya traumas que lamentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/