MENU

Comentarios (0) Bienestar, Desing & Art, Lifestyle, SE TÚ

Mujeres al volante: Lo que debes saber

Sí, es cierto, a lo largo de los años las mujeres hemos cargado con el peso de un  estigma social injusto acerca de nuestra destreza a la hora de manejar. NO, los hombres no manejan por instinto ni nacen con ese don, ni tampoco las chicas son naturalmente torpes o imprudentes tras el volante, de hecho las féminas tienen cada vez más presencia y notoriedad en espacios que anteriormente eran dominados por los caballeros, por ello vemos altas ejecutivas, empresarias, comerciantes y hasta pilotos de Fórmula 1 con más frecuencia que en el pasado.

Dicho esto, comprendemos porqué las chicas son cada vez más independientes, capaces y desenvueltas, razones suficientes para que busquen adquirir finalmente la libertad de desplazarse, ir y venir a donde quieran sin la necesidad de esperar que un hombre sea su chofer. Es en este punto es importante saber que cuando nos enseñan a conducir aprendemos el estilo de quién nos enseña, y que esta persona nos da lineamientos, acertados o no, que posteriormente reproducimos sin importar nuestro género.

Para mejorar la forma como manejamos indiferentemente de quién nos haya enseñado, y para definitivamente deslastrarnos de esa falsa creencia sobre nuestra capacidad de asumir el volante, es importante tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Buscar la posición más cómoda al manejar. Encontrar aquella que nos proporcione visibilidad y que evite el cansancio.
  • Adaptar el respaldo de una manera que no nos dé sueño pero que tampoco nos haga sentir tensas, adoloridas ni incómodas.
  • Acomodar el asiento de tal manera que tus pies lleguen hasta detrás de los pedales por si debes frenar intespectivamente.
  • Medir el volante en relación a tu cuerpo, este no debe estar tan cerca ya que de explotar la bolsa de aire, en lugar de protegerte causará lesiones.
  • Aprende a usar los retrovisores en todo momento, no fijes tu mirada hacia adelante, sino también hacia los lados y detras. Te servirá para tomar distancia a la hora de frenar, cambiar de canal y en las curvas cerradas.
  • Mantén una velocidad constante, acostúmbrate a desacelerar levantando el pie del pedal en bajadas y curvas en lugar de pisar constantemente el freno ya que por el uso exagerado sus bandas se calientan y desgastan.
  • Exigeles a tus pasajeros que usen el cinturón de seguridad, sus vidas están en tus manos así que pídeles que lo usen aunque vayas en la parte de atrás.
  • Chequea constantemente tus cauchos, verifica la presión y su vida útil. Lo recomendable es cambiarlos cada dos o tres años dependiendo del uso que le des.
  • Revisa todo el sistema de luces. Cada una de ellas tiene una función de seguridad paras que veas y para que te vean.
  • Cuida los fluidos, aprende a medir la varilla, no es para nada dificil y no necesitas de terceros para hacerlo.

Todos estos consejos son súper útiles para mejorar nuestra técnica de manejo, incluso por cuestiones de seguridad es necesario estar consciente de la responsabilidad que asumimos al volante. No te dejes menospreciar por ser una mujer que maneja, no te dejes intimidar tampoco, ser buen o mal conductor NO depende del género así que olvida ese cliché.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/