MENU

Comentarios (0) Dilemas, Lifestyle, Yael Bern

Muévete con la Coach: ¿Estancada? ¿Necesitas un Empujoncito?

Desganada, frustrada, desmotivada, desorientada, no estás conforme… “Algo” falta. Pero no sabes qué es. Simplemente no estás feliz ni satisfecha con lo que estás haciendo… Pero tampoco sabes, ni tienes el empuje para ni por hacer algo para cambiar esa situación, ni sabes lo que quieres.

Pueden pasar dos cosas…

  1. Puedes esperar a tener las ganas, fuerzas o ánimos para pensar en generar un cambio o
  2. Puedes ir considerando la idea de cambiar, ponerte en movimiento y comenzar con mejorar algo, probar, intentar y desarrollar alguna habilidad que te acerque a ese cambio que necesitas.

Para esos momentos de grandes dudas, de grandes desafíos o de falta de motivos y pasión es necesario contar con algo de mucha profundidad, de mucho peso, que nos provea la fuerza interna y el coraje para luchar continuamente por ese éxito, especialmente en aquellos momentos más difíciles en los que todo nos parece perdido y tenemos la experiencia de fracasar en nuestros intentos.

“LO QUE NOS PERMITE A LOS SERES HUMANOS SOBREVIVIR A LA VIDA, CON TODO SU DESAFIOS, DRAMA Y RETOS, ES UN SENTIDO DE PROPÓSITO Y SIGNIFICADO.”

En esos momentos de la vida cuando todo parece imposible, cuando los resultados no llegan tan rápido como uno quiere, cuando la frustración te pueda abrumar piensa en TU PORQUE.

Pregúntate esto:

  • ¿Qué te emociona, qué te conmueve e inspira tanto que puedes hasta llorar de la emoción?

  • ¿Qué te motiva?

  • ¿Qué te apasiona

  • ¿Haciendo qué cosas te sientes con la habilidad y la capacidad de hacerlo?

  • ¿Si pudieras hacer algo aunque no te pagaran por ello, qué sería?

En los momentos difíciles de tu búsqueda, recuerda por qué estás haciendo lo que estás haciendo, y si no lo sabes, has una pausa en tu vida y encuentra las respuestas a las preguntas que te acabo de regalar. Necesitamos claridad para poder avanzar. Así como cuando no hay oscuridad necesitamos luz para “ver”, lo mismo. Necesitamos tener claridad para re-enfocarnos.

La claridad viene de comprometerse con algo, no de pensar

Lo primero es comprometerse con algo y dejar de pensar tanto: Has un listado de las cosas que te gustaría hacer – esas que te dan ánimo y te alegran el alma – y al lado de cada “cosa” escribe una idea o una acción que harías para llevarla a cabo. Por más ridículo o loco que parezca, escríbelo y luego, comprométete contigo de INTENTAR la idea que escribiste.

La claridad para saber lo que quieres viene del compromiso de hacer, intentar y tratar cosas nuevas, no de pensar y pensar: ¡La cosa es haciendo!

¿Lista para Brillar y ponerte en movimiento?

YAEL BERN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/