MENU

Comentarios (0) Dilemas, Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

Lo que es y lo que no es el Perdón

Lo que es y lo que no es el Perdón Perdon Perdonar Rencor

Es ley de vida, todos en algún momento hemos sido heridos o perjudicados por alguna acción u omisión de otro, pero también hemos estado en el lado contrario siendo nosotros los verdugos. El hecho es que con o sin intención, las personas lastiman y son lastimadas por diferentes razones, circunstancias y momentos, lo cierto es que hacernos concientes del daño que el rencor genera en nuestra salud fìsica y emocional, es el primer paso para la liberación.

Existen cuatro componentes que nos ayudan a definir y medir científicamente la acción de perdonar. Dacher Keltner, psicólogo social y profesor de la Universidad de Berkeley realizó un estudio que desglosa cada uno de estos indicadores, y nos ayudan a establecer las diferencias básicas entre lo que es y lo que no es el perdón.

Albergar rencor, celo, culpa y odio en nuestros corazones por algún daño que una tercera persona nos haya proferido, a la larga enferma el espíritu y repercute negativamente en nuestra felicidad. Perdonar es la forma más efectiva de liberar estrés y fomentar la alegría además de la paz interior.

Keltner menciona la aceptación como primer componente para definir y medir el perdón. El psicólogo aduce que aceptar cuando ha ocurrido un daño, cuando nos han lastimado, cuando nos han agredido, debe romper con la negación y el orgullo del agraviado.

De la misma manera, menciona como segundo indicador la disminución del deseo por buscar venganza, como tercer factor el acercamiento en lugar de la evasión y finalmente, la transformación del sentimiento negativo hacia uno más positivo, con más empatía y comprensión.

Perdonar es un proceso largo y difícil en donde se perdona al otro como a nosotros mismos

Al contrario de lo que se piensa, el perdón nos ayuda a establecer límites y evita que volvamos a pasar por situaciones similares. Jack Kornfield, psicólogo y maestro budista, define el perdón como la resolución de no permitir que la transgresión vuelva a suceder, de protegerse a sí mismo y a otros.

Cuando perdonamos, también aceptamos el duelo por algo que no funcionó como hubiesemos querido y el pasado que ya fue, y que no cambiará

Lo que no es

Definitivamente perdonar no es olvidar radicalmente la manera cómo nos han herido, tampoco conlleva necesariamente una reconciliación o “borrón y cuenta nueva” con la persona que nos lastimó.

Cuando perdonamos no estamos justificando ni aprobando la conducta de quien nos lastimó, no lo estamos absolviendo de su responsabilidad ni mucho menos estamos demostrando sumisión, todo lo contrario, se necesita mucha valentía y carácter para dejar de hacer a esa persona responsable de tu bienestar emocional y cambiar de actitud hacia ella sabiendo que te generó un dolor.

Otro aspecto a resaltar es que el perdón es incondicional, no es algo que se obtiene, se gana o se negocia. No es algo que se paga o que se da por la promesa de no volver a cometer el mismo daño, es decir, no se perdona a alguien “Si dejas de hacer esto o aquello”.

De la misma manera sabemos que perdonar y restaurar la relación son dos cosas diferentes. El perdón en instantáneo pero reconstruir la relación previa al agravio es algo que llevará tiempo porque se vulneró la confianza, esto algo que las partes deben saber.

Tampoco es un derecho que tiene quién no fue lastimado sino que lastimó. Sólo quien fue objeto del daño tiene el derecho de elegir entre perdonar o no.

En resumen, perdonar es un acto que nos beneficia a nosotros directamente ya que sentir rencor, es como si quisieramos envenenar a otro tomándonos nosotros mismo el veneno ¡Perdonar Libera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/