MENU

Comentarios (0) Bienestar, Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Inconformismo ¿Quieres todo lo que no puedes tener?

Ser conformistas es malo… Pero ser inconformes con todo y en cada aspecto de nuestras vidas también lo es, compararnos con los demás es algo más común de lo que crees y muchas lo hacemos incluso inconscientemente.

Si en este momento te pones a pensar en todo lo que tienes en tu vida probablemente lo tengas todo o por lo menos lo necesario para ser feliz pero quizás no lo estés valorando como debe ser.

Cuando sientes que en tu vida falta algo, toda tu atención se enfocará justamente en eso, por ejemplo: si tienes muchos deseos de tener un bebé, verás embarazadas por todos lados; si deseas profundamente tener ese bolso de esa marca que te encanta, lo se lo empezarás a ver a todas las mujeres que tengas a tu alrededor. Expertos en la materia le dieron un nombre a esto “síndrome de la pieza faltante” y es justo eso, tener fijación por eso que no tienes.

Tener cierto grado de insatisfacción es normal, porque esto te motiva a moverte para conseguir lo que ambicionas, te crea curiosidad e inquietud, para luego al cumplir la meta fijarte en el próximo objetivo. El problema está cuando no disfrutas lo que ya tienes.

¿Qué debes hacer? Lo principal es aprender a vivir el momento, detente un rato a disfrutar las cosas, sentirlas y apreciarlas.

Querer lo que no tenemos es algo que en alguna medida siempre estará en nosotros, simplemente no hay que dejar que se convierta en algo obsesivo, desear sin medidas lo que tienen es caer en la envidia y este es un sentimiento muy tóxico que enferma la mente y el alma.

De igual manera la idealización juega un papel importante en el inconformismo, añoras algo creyendo que será lo mejor para ti pero realmente no puedes saber cómo es ese algo antes de vivirlo y seguramente no vaya a llenar tus expectativas, por este motivo es importante el vivir y disfrutar el día a día.

No te preocupes tanto y disfruta del camino

¿Te quieres librar del conformismo? Sigue leyendo.

– No compares:

Ni a ti ni a nada de lo que tengas en tu vida, querer lo que no se tiene surge principalmente de desear lo que otros tienen y esto viene motivado a las comparaciones. Una cosa es admirar a alguien y querer ser un poco mas como esa persona que querer ser esa persona y todo lo que tiene, tampoco compares tu relación con otras, tu casa, ropa, etc. más bien enfócate en cuidar y mejorar lo que tú ya tienes, agradece las cosas buenas de tu vida y valora a la personas que amas y te aman.

– Plantéate objetivos y metas:

Principalmente que sean reales y alcanzables, que puedas medir en cuanto al tiempo y cuantas cosas quieres lograr. Todo esto te ayuda a enfocarte en lograr tu meta, organizar un plan de acción que te ayude a cumplirlo y sobre todo que te haga sentir satisfecha.

– Conócete a ti misma

Tómate el tiempo para aprender más de ti, saber bien que es lo que quieres para ti y para tu vida. Muchas veces no nos encontramos en un buen momento, estamos desenfocadas y sin control, esto también colabora a que lleguemos a sentirnos decepcionadas de nuestra vida y por ende desear la de otros. Si sabes bien lo que quieres, qué te gusta y que no, hallarás las respuestas correctas y tomarás las decisiones correctas.

– ¡Felicítate!

Muchas veces esto tan importante se nos olvida, cada vez logres algo y cumplas una meta celébralo, tienes que felicitarte por cada logro en tu vida, esto te hará feliz  te sentirás satisfecha.

– Aprende

Nada ni nadie en esta vida es perfecto, cuando falles no lo veas como algo negativo no te dejes vencer por esto, al contrario, debes tomarlo como una lección y te enseñará a no cometer los mismos errores.

– Confía en ti misma

La mejor arma que tienes es tu instinto y confiar en que puedes lograr lo que sea si de verdad te lo propones. Recuerda que todo esfuerzo tiene sus recompensas, así que no necesitas más de lo que tienes o lo que otros tienen, si trabajas en positivo solo cosas buenas y en justa medidas llegarán a tu vida para hacerte feliz.

Alegrarte por el éxito de otros solo hará una cosa… hacerte sentir mejor contigo misma, así que ya sabes, no hay nada que otra persona tenga que tú necesites. Tienes la capacidad de luchar por lo que quieres, solo tienes que dar el paso y conseguirlo. No pongas excusas, tú eres la única que puedes demostrarte a ti y al mundo lo que eres capaz de hacer y que además puedes ser feliz a medida que recorres ese camino.

Cada persona es un mundo, así que piénsalo bien… compararse con otros al final no sirve de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/