MENU

Comentarios (0) Carrera & Dinero, Libros, Lifestyle, SE BELLA, SE CULTA, SE TRENDY, SE TÚ

¿Por qué debes hablar otro idioma?

Por qué debes hablar otro idioma

Todos sabemos las múltiples ventajas competitivas a nivel profesional que nos da el saber hablar varios idiomas. Sin embargo, la ciencia ha descubierto que el bilingüismo aporta otros beneficios en el área cognitiva ya que dicha habilidad tiene la capacidad de ejercitar el cerebro haciéndolo más útil y funcional.

Pues sí, el bilingüismo es una forma de ejercicio para nuestro cerebro que evita desarrollar enfermedades degenerativas como el Alzheimer por ejemplo. Se sabe incluso que aquellos que en su dinámica diaria utilizan al menos dos idiomas, son mucho más ágiles y dinámicos que los que sólo hablan su lengua natal.

Diversos estudios en neurología han encontrado diferencias en la estructura cerebral de los bilingües en relación a los monolingües, estos sugieren que los primeros tienen mayor cantidad de neuronas en el hemisferio izquierdo que es el que procesa el lenguaje; así mismo aseguran que las fibras que lo conectan con el hemisferio derecho se conservan mucho mejor a lo largo del tiempo.

Hoy en día existe alrededor de 6.800 lenguas en el mundo

Por otro lado, socialmente hablando, dominar otra lengua nos abre un abanico de posibilidades para explorar otras culturas y aprender de ellas. No olvidemos que este es precisamente uno de los consejos que la ciencia nos da para ser más felices, el conocer a personas que sean diferentes a nosotros y el bilingüismo nos permite ir más allá de nuestros códigos lingüísticos.

De la misma manera, no sólo nuestras relaciones laborales se ven positivamente influenciadas al hablar varios idiomas sino también nuestras relaciones sociales las cuales se incrementan a medida que vas soltando la timidez, esto pasa por que tendrás más personas que contactar y lo harás con mayor seguridad y autoconfianza.

Partiendo del punto en el que sabemos que manejar otro idioma es sumamente útil para comunicarnos con gente que no habla el nuestro, debemos acotar que el ser bilingüe aunque no “nos hace más inteligentes” sí desarrolla y mejora muchos de nuestros aspectos cognitivos. Entre ellos podemos que decir que nos da:

  • Más creatividad

Pensar en dos o más idiomas dispara nuestra creatividad, pues tener un cerebro flexible y ejercitado contribuye a que las ideas fluyan con mayor rapidez, acceder rápidamente a los recuerdos, prestar más atención y concentramos fácilmente. Así mismo se goza de amplias rutas de asociación y estrategias cognitivas, es por ello que una mente bilingüe es más creativa que una monolingue.

  • Mejor memoria

Muchos sufren de mala memoria sin saber que si aprendemos otro idioma obligaremos a nuestro cerebro a utilizar esas áreas que no utilizamos regularmente cuando buscamos un recuerdo. Por consecuencia tendremos un cerebro más eficiente a la hora de gestionar memorias y traerlas al presente inmediato.

  • Disminución de la demencia

Así es, cuando dominamos otras lenguas estamos creando otros circuitos neuronales alternativos que sustituyen a las conexiones que normalmente desaparecen por la demencia, enfermedad generada a partir de la degradación del tejido cerebral.

  • Cerebro más joven

No hay excusas para inscribirse en algún curso y aprender otro idioma ya que, sin importar la edad en la que se dominó, ser bilingüe reduce el deterioro cognitivo natural que se produce con el paso del tiempo, por ende gozaremos de mayor lucidez que otros aunque estemos más viejitos.

  • Mayor flexibilidad

Con esto nos referimos a que los individuos que desde su infancia han hablado dos o más lenguas, tienen mayor flexibilidad cognitiva y por ende se les hace más fácil y con mayor rapidez adaptarse a circunstancias nuevas o desconocidas.

A todos y cada uno de estos beneficios que mencionamos, podemos agregar que el convertirnos en bilingües nos ayudará a desempeñar mejor un conjunto de habilidades inherentes a la organización y a la conducta.

Itzel Orduña doctora en neurociencias destaca que: “Se cree que estas habilidades, que incluyen procesos como la atención selectiva, la memoria de trabajo y la capacidad de inhibir y seleccionar información y nuestras acciones, permiten una mayor flexibilidad cognitiva, que involucra la capacidad para adaptarse a cambios y procesar información de manera eficiente y adaptativa”.

Nunca es tarde para atreverse a practicar un idioma nuevo pues queda claro que aunque nos hayamos decidido de adultos, los beneficios cognitivos que este hábito trae a nuestra vida se adquieren indistintamente de la edad. Busca técnicas que se adapten a tu dinámica diaria bien sea presencial u online, lo importante es que comiences a ejercitar ese cerebro desde ya y expandas tus oportunidades de crecimiento individual ¡Anímate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/