MENU

Comentarios (0) Belleza, Bienestar, Lifestyle, SE BELLA, Sexo & Relaciones

Conoce el lenguaje del amor

conoce el lenguaje del amor

 

El amor de pareja no es sencillo, claro que enamorarse es fácil pero mantener ese amor una vez conformada la relación ya lleva un poco más de esfuerzo, dedicación y trabajo.

Los hombres y las mujeres somos totalmente diferentes; pensamos, sentimos, reaccionamos y expresamos de maneras muy distintas. Cuando nos enamoramos todo parece perfecto y creemos que el amor va a durar para siempre, pero, al pasar el tiempo y llega la realidad, nos damos cuenta que no es tan simple como parece, empieza la rutina, los problemas diarios y los de comunicación, es aquí cuando surgen todas esas diferencias entre ellos y nosotras.

Muchas veces hemos recalcado lo importante que es la comunicación, la queja principal que tenemos la mujeres hacia los hombres es que no nos escuchan, y la de ellos es que sus parejas siempre están intentando cambiarlos.

Los hombres poco expresan sus sentimientos y cuando lo hacen generalmente es con alguien experto en el tema que les aqueje. Las mujeres le damos importancia a la comunicación, a la solidaridad, en cualquier situación que se nos presente acudimos a nuestra pareja en busca de compresión y ayuda, el hombre generalmente basándose en su propia experiencia, siente que su pareja necesita ayuda de un experto y se limita a expresar cualquier opinión… Aquí es cuando llegan los problemas de comunicación.

Debemos también tener muy presente, que los hombres suelen encerrarse en su “cueva” cada vez que tiene algún problema o necesitan resolver alguna situación que se les presente. Nosotras no somos tan racionales y lógicas en lo que se refiera a nuestros sentimientos y tomamos ese encierro en su mundo interno del hombre como una ofensa.

En “los Hombres son de Marte Y LAS MUEJRES DE Venus” el autor lo simplifica en el siguiente enunciado:

Los hombres se sienten estimulados y complacidos cuando sienten que son necesitados, las mujeres nos sentimos bien cuando somos apreciadas.

Por lo tanto, para generar estabilidad y armonía en una relación, lo más lógico es que el hombre apoye a su pareja al sentirse necesitado por esta y la mujer debería darle espacio al hombre cuando intuya que está pasando por un situación difícil, dejando en claro que ella siempre estará allí para él.

Las mujeres somos muy intuitivas, al hombre hay que hablarle claramente sin rodeos, para ellos un “estoy bien” es eso, no hay nada detrás. Nosotras somos un poco más complicadas en ese sentido, detrás de un “estoy bien” o “no me pasa nada” pueden existir más cosas.

Debemos ser empáticas y entender que los sentimientos del otro no son iguales al de nosotras y trabajar en base a eso.

Aprender a seguir el lenguaje del amor

Cuando llegan las discusiones cada parte toma actitudes para evitar salir lastimados, las más comunes de nosotras son: fingir que no pasa nada, aplicar la ley del hielo, actitud defensiva, evitar conflictos (simulando que no hay problemas pero acumulando resentimiento) y asumir la culpa para evitar que la pareja se moleste.

La del hombre: pelear, actitud ofensiva, meterse en sus “cuevas” para evitar enfrentamientos (la situación no empeora pero tampoco se resuelve).

Muchas veces resulta difícil comunicar nuestros sentimientos, en medio de una pelea las mujeres le echamos la culpa al hombre de todo lo que está mal y estos empiezan a sentirse perturbados y juzgados. Cuando esto pasa, es muy difícil para ellos hablar de manera cariñosa, comprensiva y cuidadosa. En cambio, cuando nosotras estamos llenas de sentimientos negativos, se nos hace difícil hablar con aceptación, confianza y aprecio.

Dejemos pasar un tiempo prudencial luego de cada “batalla”, luego podemos expresarnos por medio de una carta, plasmar en un correo electrónico o papel todos nuestros sentimientos. También podemos hacer una cita, ir a un lugar tranquilo, diferente al rutinario y arreglar las asperezas.

Lo importante es hacerle entender a nuestra pareja que nos importa, que merece ser escuchado y que nos interesa lo suficiente para prestarle toda nuestra atención.

¡Expresémonos! Para nosotras el amor es nunca tener que pedir y exigir, damos por sentado que el hombre tiene que saber lo que necesitamos, pero el problema con esto es que el hombre supone que está dando lo suficiente. Vamos a pedirle al hombre lo que queremos, no de manera exigente, seamos breves, directas y usando las palabras correctas.

Mantén vivo el amor

– Usa palabras de afirmación, de elogio, reconocimiento, afecto, gratitud y motivación.

– invierte tiempo de calidad en tu pareja, tómate tiempo a solas para expresar todo tu amor.

– Da detalles. En aniversarios, cumpleaños o simplemente de manera espontánea.

– Ayuda a tu pareja, frecuentemente y de manera voluntaria.

– Mucho contacto físico. Toca, besa, abraza… haz mucho el amor con el hombre que amas.

No acumules sentimientos de rencor, vive el presente y mira hacia el futuro. Lo más importante… No le hagas al amor de tu vida lo que nos te gustaría que te hiciera a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/