MENU

Dilemas
Categoría

Diseña tu plan de negocios en un 2x3

128

Diseña tu plan de negocios en un 2×3

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

agosto 24, 2017

En un inicio muchos emprendedores se desaniman al no saber por dónde empezar a levantar su empresa, cuando la realidad es que al diseñar un plan de negocios previo se evitarán muchos dolores de cabeza así como gastos innecesarios de tiempo y dinero. Esta herramienta les permite entender quién es, qué tan viable es su idea y qué estrategias debe usar para cumplir sus metas.

Un plan de negocios está compuesto por al menos 30 páginas que contienen los objetivos, las estrategias, la estructura jerárquica y organizacional, así como el monto de inversión y las posibles soluciones a problemas futuros de la empresa que se está fundando. Por otro lado es importante destacar que en este instrumento estarán reflejados el concepto y definición de la organización, los productos o servicios que ofrece, el público meta y la competencia cercana.

Las fotografías, diagramas y gráficos hacen más atractivo el plan de negocios

Existen dos formatos de plan de negocios, uno bien elaborado, detallado o con cifras económicas precisas que es el que generalmente se le entrega a los bancos cuando se opta por un financiamiento y otro que incluye el estudio de mercado que es para para uso personal. En ambos debemos cuidar mucho el estilo de letra ya que debe ser legible y sobria, nada de diseños o elementos que recarguen la página, estos por más moderno que parezca le resta seriedad al asunto.

Ahora bien, ya entendimos lo importante que es diseñar el plan de negocios de nuestra empresa mucho antes de ponerla a andar. ¿Cómo se hace? Aquí vamos con el paso a paso:

1.Ideología

Lo primero que debemos hacer es redactar la misión, visión y valores principales que definen a tu negocio. Básicamente lo que harás será describir tu empresa y los objetivos que quieres alcanzar, recuerda que está será la carta de presentación de tu idea y por ende es crucial que te esmeres puesto que los inversionistas y clientes acudirán a ella para conocerte.

Aquí también irán las ventajas competitivas y el compromiso, la primera hace referencia a los motivos que te llevan a pensar que tu producto o servicio tendrá éxito en el mercado y la segunda muestra tus habilidades para desarrollar la organización, el tiempo que dispondrás para ello y lo persistente que eres.

De la misma manera debes anexar todo lo referente a la oferta como las necesidades que tu producto o servicio cubrirá, quién lo comprará, por qué lo comprará, dónde se ofrecerá y por qué es mejor que el resto de la competencia.

2.Entorno

Luego de haber desarrollado la primera fase del plan, nos toca analizar el entorno de la empresa, para ello tendrás que conocer el comportamiento del sector o ramo donde hará vida, cómo ha reaccionado el público meta a productos o servicios similares al que ofrecerás y qué es lo que buscan los consumidores, está será la manera más fácil saber si tu idea es o no rentable.

En este sentido se necesita generar el análisis FODA que a su vez es la metodología que identifica las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de la empresa.

Luego de tener la matriz FODA bien hecha y sobre todo haber vaciado los datos con objetividad, nos enfocaremos en reconocer cuál es tu industria y mercado, para ello responde las siguientes preguntas:

  • ¿Quién te comprará? ¿Serán hombres, mujeres, niños o adultos mayores? Tanto las edades, grado de instrucción, hábitos y costumbres son datos importantes para definir tu público meta.
  • ¿Con qué frecuencia me comprarán? ¿Diario, mensual, semanal o anual? Con esto podrás calcular tu ciclo de venta, costos de almacenamiento y distribución si es el caso.
  • ¿Cuáles son las estrategias de mi competencia? Sabiendo esto tendrás la oportunidad de limpiar y ordenar tus ideas.

3.Finanzas

Seguro a muchos les parece esta la parte más complicada de emprender y tal vez lo sea, pero tarde o temprano hay que poner los pies en la tierra con respecto a las finanzas de la  futura empresa ya que a estas alturas sabrás si la idea es viable y si tienes oportunidad de construir un negocio de éxito.

En la estructura básica del plan de negocios deben estar reflejados estos aspectos:

  • Aproximaciones para los primeros 3, 6 y 12 meses del negocio con la lista de ingresos, gastos, márgenes de ganancia o beneficios económicos del proyecto, calculados todos en base a expectativas reales.
  • Mobiliario, equipos de la empresa, ciclo de ventas y el plazo que te darán los proveedores para cumplir con las obligaciones. Enfócate en saber ¿cuánto capital necesitarás y de dónde lo sacarás?
  • Análisis de las ventas por unidad mensual que la organización necesita para cubrir los costos operativos. Con esto sabrás en qué momento la empresa comenzará a dar utilidades.
  • Proyección de riesgos y ganancias en el peor y mejor de los escenarios.

4.Recursos humanos

Delimitar roles y responsabilidades de cada miembro del equipo de trabajo es fundamental puesto que a veces los emprendedores pretenden ser “todólogos” y realizar solos todos las tareas que conlleva fundar una empresa.

Aunque este sea un error muy común de los novatos, lo mejor es desarrollar el organigrama de la compañía en donde se aprecie claramente qué hará cada quién, cuál será su sueldo y quién es su jefe inmediato.

Por otro lado el tema de los sueldos es engorroso y de pronto una empresa nueva no puede igualar los salarios de una que ya esté sólida y establecida, pero lo que sí puede hacer es gratificar a sus trabajadores con bonos de productividad y reconocimientos.

Finalmente el departamento de Recursos Humanos debe resguardar los contratos y  colaboraciones con clientes y proveedores, así como todos los documentos legales que acreditan a la organización y sus miembros.

Como ven, diseñar un plan de negocios es una tarea determinante para el éxito o fracaso de la empresa y debido a esto es importante que sus fundadores se tomen el tiempo necesario para desarrollar este instrumento que a la larga les ahorrará muchos contratiempos. Sé honesto y realista a la hora de diseñar el tuyo, no te engañes con expectativas irreales y céntrate en lo que tienes posibilidad de hacer, el crecimiento seguro vendrá por añadidura.

Leer Artículo

¿Qué es el síndrome del nido vacío?

122

¿Qué es el síndrome del nido vacío?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ, Ser Mamá

agosto 23, 2017

LLegado el punto en que los hijos crecen, se independizan y finalmente dejan la familia de origen para ir construyendo una propia, algunos padres sufren lo que se conoce como síndrome de nido vacío, que no es más que la profunda sensación de tristeza y soledad que en ocasiones desencadena una severa depresión, luego de que el hijo se marcha de casa.

El síndrome del nido vacío es un conjunto de sentimientos o sensaciones generalmente de carácter negativo como la tristeza, vacío, ansiedad, dolor y pérdida, asociados con la ausencia de uno o más de los hijos. En un principio podemos pensar que esta serie de emociones melancólicas son normales ya que son años en los cuales los padres han criado, educado y visto crecer a sus hijos, pero cuando dicho estado emocional interfiere con las actividades diarias normales del papá, de la mamá o de ambos, sabríamos que algo más pasa

Los padres constantemente están adaptándose a cada una de las etapas por las cuales sus hijos transitan y por ello es normal que con frecuencia cuestionen su papel de cuidadores y educadores. Sin embargo, en muchos casos la manifestación de este síndrome se debe más a la pérdida de influencia de los progenitores hacia los hijos y no por el simple hecho de la ausencia de trato con ellos.

Se sabe que el género femenino es más propenso a sufrir del síndrome del nido vacío puesto que  la sociedad le asignó históricamente el rol de cuidadora de la familia, aunque esto no quiere decir que el padre no pudiera manifestar dicho problema. En este sentido, diversos estudios demuestran que las personas viven o afianzan su propio hogar cuando están lejos de los padres ya que buscan satisfacer un conjunto de necesidades que no están determinadas por su cercanía, a diferencia de tiempos pasados cuando normalmente el círculo familiar solía residir en la misma ciudad y era normal compartir de manera frecuente.

Señales de que sufres el síndrome

Entrar a la habitación del hijo o hija y quedarse allí un tiempo recordando y sintiendo nostalgia, es algo muy común en quienes pasan por el síndrome del nido vacío. Pero llegar a sentir que la vida ya no tiene propósito por el hecho de que ya no están en el hogar y que se fueron a construir uno aparte, es un signo claro de este problema que debe ser tratado con prontitud para que no llegue a convertirse en un grave cuadro depresivo. Algunos de los síntomas son los siguientes:

  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Pérdida del sentido de la vida
  • Preocupación constante por el hijo(a) que se fué del hogar
  • Sentimiento de abandono
  • Estrés constante
  • Aislamiento familiar
  • Desesperanza

Causas del síndrome

Todos tenemos personalidades distintas y maneras de ver y vivir la vida diferente, por ende ciertas característica o rasgos de personalidad favorecen la aparición de este síndrome. Hay diversos elementos que predisponen a los papás para sufrir de este mal, algunos de ellos son:

  • Disposición u ocupación total de cuidar y criar a los hijos sin actividades o metas propias que los motiven constantemente y los hagan crecer como individuos.
  • Negativa de aceptar que los niños crecen, maduran y se hacen independientes. Madres o padres que nunca dejan de tratar a sus hijos como bebés.
  • Sentimiento de propiedad sobre el hijo. Aquellos padres que actúan como si los hijos les pertenecieran o que pretendan vivir a través de ellos.
  • Ausencia de herramientas para afrontar etapas normales de la vida como duelos, separaciones, vejez.
  • Viudez, soltería o divorcio de los padres que no rehicieron su vida sentimental.

Estos elementos desarrollan una preocupación enfermiza por cuidar y velar por la salud y bienestar de sus hijos al punto de invadir su espacio personal o interferir en su derecho de desarrollo personal. Así mismo los papás mantienen la esperanza de que sus retoños regresen algún día y todo vuelva a ser como era antes de su partida, pero como esto raras veces pasa, el sentimiento de abandono se instala en el día a día.

Cómo superarlo

En efecto este síndrome y sus problemas derivados afectan a muchas familias alrededor del mundo, sin embargo no es un mal de morirse cuando se toman los correctivos necesarios a tiempos. Algunos consejos para superar esta sensación de soledad y abandono son:Asumir y aceptar que el hijo ya creció, se desarrolló, maduró y tiene derecho de hacer su vida tal cual lo tuvieron sus padres. La familia ha sido, es y siempre será un apoyo determinante en este proceso de emancipación pero no debe determinar su curso.

1.Cultivar la paciencia que será necesaria para adaptarse a los cambios propios de la partida de los hijos. Ya no se escucharán sus voces en casa, sobrarán puestos en la mesa y la comida rendirá más, eso obviamente será un caldo de cultivo para emociones de tristeza, pero pacientemente se puede pasar por todas ellas y no morir en el intento.

2.Reflexionar el porqué de su partida e internalizar que esta es normal, que los hijos se van y que no tiene nada que ver con sus padres sino con el ciclo de la vida. Aquí es bueno preguntarse (y responderse) ¿Por qué duele que se vayan? ¿Cuál era su papel en tu vida? ¿Qué haré ahora que no están? De pronto este es un nuevo comienzo o una oportunidad para retomar viejos proyectos.

3.Leer mucho sobre el síndrome del nido vacío y documentarse sobre las muchas maneras que existen para hacerle frente. El apoyo de quienes están pasando por lo mismo siempre será buena ayuda en el proceso.

4.Desarrollar nuevos intereses, atreverse a experimentar cosas nuevas, hacer cambios de rutinas y asumir nuevos hábitos. Entender que la vida no terminó y que ahora es cuando tendrán tiempo de vivir plenamente sin preocuparse de más por la crianza de sus hijos.

Como todos los problemas emocionales que cada quien como persona necesita pasar para evolucionar, el síndrome del nido vacío es una etapa más que los padres experimentan y que no tiene porqué afectar definitivamente su salud emocional. Si crees que sólo no puedes superar el terrible dolor que sientes por la partida de tus hijos, busca ayuda profesional para que comiences a ver de nuevo el sol en medio de una supuesta oscuridad.

Leer Artículo

Discusiones de pareja ¿Sabes evitarlas?

139

Discusiones de pareja ¿Sabes evitarlas?

Dilemas, Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

agosto 22, 2017

La convivencia en pareja es el escenario perfecto para que todas las emociones se magnifíquen y es por ello que situaciones aparentemente sin importancia, tienden a volverse más determinantes de lo que realmente son ¿Por qué? porque el amor hace que la emocionalidad tome las riendas de nuestro comportamiento y es ahí cuando la comunicación asertiva debe prevalecer si no quieren hacer una tormenta de un vaso de agua.

El primer paso para evitar discusiones absurdas o banales, es analizar con qué frecuencia, por cuáles motivos y de qué manera solucionan las disputas. Generalmente las peleas aparecen por problemas de comunicación o altas expectativas de una o ambas partes, en este caso las terceras personas que sean de confianza y cercanas a la relación, pueden darnos una visión más objetiva e imparcial al respecto.

Luego de reconocer que por motivos tontos, irreales o sin sentido, la relación está siendo negativamente afectada en medio de discusiones frecuentes e intensas, lo mejor es ponerse a trabajar para evitarlas arrancando el problema de raíz. Si sabemos que los problemas son simples y que tienen soluciones fáciles más allá de la exageración que se le está dando, sólo falta una disposición genuina de cada uno para mejorar la forma como se resuelven.

Aunque hasta cierto punto las peleítas de pareja son normales, hay una delgada línea que las divide de una relación tóxica ya que si se les hace muy difícil corregir la manera como discuten, a la larga esto podría dañar irremediablemente la armonía y bienestar de ambos.

Cómo evitar las peleas absurdas y resolver los conflictos

 La clave está en prevenir puesto que si las discusiones tontas están afectando demasiado la relación, lo mejor es desarrollar técnicas que mejoren la forma cómo están comunicando sus sentimientos. Pero ¿cómo hacerlo?

1.Conversar en calma

A veces pasa que solo una parte de la pareja internaliza el problema que tienen para discutir y asume que este debe arreglarse, pero la otra parte aún no lo sabe. Lo primero que debe hacer es buscar un momento adecuado y tranquilo, para conversar sobre el asunto y establecer un plan de acción con miras a prevenir y gestionar cada malentendido.

Lo mejor es tener esta conversación con el tiempo suficiente para debatir de una manera sencilla y honesta, mostrando afecto y en medio de un ambiente de agradable y de cooperación. Nada de apuros ni malas caras puesto que buscamos asociar el comienzo del cambio con un contexto de amor y buena voluntad para reestablecer el vínculo afectivo que en un principio los unió. Si comenzamos está transición en medio de una pelea, estaremos a la defensiva y poco dispuestos a ceder lo que tengamos que ceder.

2.Hacer memoria

Para tener claro lo que hemos estado haciendo mal, necesariamente debemos hacer memoria de las discusiones que hemos tenido en el pasado y cómo las manejamos. Este es un buen ejercicio para la pareja que se basa en rememorar puntos de vista, palabras, gestos y razones por las cuales pelearon con anterioridad, así podrán decirse qué era lo que estaban pensando antes de explotar por la ira y aprenderán cómo la otra persona ve la relación y cuáles son sus expectativas.

El simple hecho de tener este tipo de diálogo y que surjan los verdaderos sentimientos de cada uno con respecto a situaciones cotidianas o trascendentales, representa un gran avance que los acercará un poco más y los hará más empáticos el uno con el tro.

3.Evitar los reproches

Si bien es necesario irse un poco al pasado para analizar las discusiones que han tenido, los miembros de la pareja deben poner especial cuidado de no caer en reproches cuando hagan este ejercicio. Es normal que aparezcan sentimientos de rabia o resentimiento ya que se están desempolvando viejas emociones, pero suponemos que a estas alturas la disposición de cambio debe ser mayor a ese impulso.

No queremos decir que tengamos que callar esas cosas que nos hicieron sentir mal o nos enojaron; queremos decir que hay maneras de comunicarlo sin ofender ni reprochar puesto que al hacerlo, nuestra pareja automáticamente pensará que buscamos venganza o revanchismo y eso definitivamente hará que se arrepienta de intentar mejorar la comunicación. Es decir, no es lo que se dice sino cómo se dice.

4.Agendar momentos de reflexión

Juntos pueden programar citas con la finalidad de hablar sobre el estado de la relación, es decir, como ya han conversado bastante sobre el tema que quieren solucionar y ya deben saber cómo hacerlo, lo mejor cotejar los avances que han venido dando durante el tiempo de reflexión.

Básicamente esta es una especie de autoterapia que indaga en nuestros sentimientos más íntimos como pareja y como individuos por más informal que parezca, entonces se avanza hacia el siguiente plano que consiste en comprometerse a dedicar tiempo para conversar sobre cómo perciben la relación y expresar qué sienten y cómo sienten las diferentes situaciones reales o potencialmente conflictivas para ambos.

5.Dejar a un lado el Internet

La tecnología puede contribuir mucho en el arreglo de situaciones problemáticas de una pareja, pero en este caso en el que se quiere mejorar la forma como esta se comunica, lo mejor es hacer el Internet a un lado y utilizarlo sólo cuando sea estrictamente necesario.

A veces resulta tierno un texto romántico en un chat y este gesto está bien si es sencillo, pero las grandes y más sentidas muestras de amor deben darse cara a cara. Tenemos que evitar mensajes ambiguos en esta etapa que busca desarrollar la empatía de pareja y el Internet es el espacio ideal para dar a entender lo contrario a lo que se quiere. Más adelante se puede retomar el uso de estos recursos tecnológicos en favor de la relación.

6.Establecer señales

A muchos les puede parecer gracioso pero la realidad es que es bastante efectivo, se trata de acordar palabras o gestos que sirvan como señal para que el otro sepa que según  nuestro criterio, la discusión es innecesaria o banal.

Eso sí, ambos deben saber que este método no debe utilizarse para evadir discusiones reales o escapar de situaciones incómodas, sólo será utilizado en beneficio del diálogo serio.

Discutir en pareja es normal y hasta sano, lo malo es que estas discusiones irrelevantes determinen la dinámica que llevan en la relación. No puede ser que por cualquier tontería, dos personas que una vez estuvieron (o están) muy enamoradas, sean incapaces de expresar sus sentimientos ni ofender o maltratar al otro y para que esto no pase, lo mejor es evitar.

Leer Artículo

110

Típicos errores al decorar tu hogar

Cine & Arte, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

agosto 12, 2017

¿Te mudas de casa o decidiste redecorar? Seguramente quieres que al terminar se vea perfecta y que refleje tu estilo personal, que sea cálida y acogedora. Para que no cometas los típicos errores decorativos, lo mejor es que no te vuelvas loca comprando y comprando cosas sin sentido, mejor date tu tiempo para definir cómo quieres que se vea cada detalle, cada área y si es posible escribe todo, toma fotos de lo que te gusta y acepta ayuda, recuerda que es sumamente importante que tu hogar tenga equilibrio y armonía para que te sientas a gusto cada vez que llegas a descansar.

Sí, es normal que desarrolles cierto apego por los viejos muebles o que evites gastar una gran cantidad de dinero, sin embargo puedes darle la vuelta y hacer las cosas más sencillas pero igual de bonitas. Toma nota de estos consejos:

  • Iluminación

La iluminación, un detalle que todos subestiman pero que tiene el poder de cambiar por completo la apariencia de tu casa, para bien o para mal.

En especial luego de mudarnos, dejamos para último el tema de las lámparas y sin darnos cuenta, pasan y pasan los meses y nuestros bombillos siguen ahí guindando de un cable. Es necesario invertir de entrada en unas buenas lamparitas que vayan con el estilo que buscas en cada espacio para que lo hagan más acogedor. Toma en cuenta qué tanta luz quieres por área y la estética que prefieres.

Cuida los detalles como luces LED en zonas estratégicas, luces exteriores, lámparas de habitación y oficina.

  • Mobiliario

Cuando estamos comprando los muebles que lucirán en nuestra casa cometemos el error de comprar más de los que caben, como nos gustan taaantos, nos los queremos llevar ¡TODOS!

En estos casos lo mejor es centrarse y elegir los fundamentales, decirle adiós a los viejos o reciclarlos dándole una nueva vida. Es importante destacar que si vamos a redecorar nuestra casa tenemos que salir de los objetos antiguos o estaremos acumulando trastes, aunque tengan muchos espacios, igual se verá todo amontonado.

Lo bueno de saber elegir bien el mobiliario es que todo tendrá un estilo sólido y no se verá como un carnaval de ideas.

  • Los tejidos

Quizás por ahorrar dinero o por error de principiantes, al elegir los tejidos como cortinas, alfombras o tapetes, terminamos llevándonos lo más barato o de baja calidad. De pronto parecen bonitos, pero a la larga se decoloran, se ponen brillantes o con pelusa.

Dicen que lo barato sale caro y seguramente al poco tiempo tendrás que invertir nuevamente en renovar estas piezas, además lo que buscas es que cada espacio se vea elegante y con estilo, no común y desechable.

Date tiempo si es necesario, pero a la hora de ir a la tienda, procura elegir unas buenas sábanas de hilo, cortinas de seda o algodón y cojines de Lino por ejemplo ¡Date el gusto!

  • El orden

Detrás de la belleza está el orden, por ello la clave está en mantener ordenado cada espacio de la casa de acuerdo a su uso.

La cocina o la sala, al igual que los baños deben tener sus estanterías, gavetas o envases en donde vaya cada cosa. Además de saber dónde está lo que necesitas, garantizas uniformidad y practicidad.

Si ya empezaste a empujar todo para que entre en el armario y no se vea al abrirlo, mejor considera reorganizar tu casa y trata de organizarlos cada tres meses por lo menos.

Si quieres que tu casa quede como en tus sueños ¡Agarra consejos! y pon en práctica estos sencillos tips para no cometas los típicos errores al decorar.

Leer Artículo

120

Síntomas de la premenopausia

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

agosto 11, 2017

La premenopausia es la etapa de transición que sufre toda mujer un año antes de experimentar la menopausia, que a su vez representa el cese ovárico o desaparición de la menstruación en el cuerpo femenino ya que los ovarios dejan de producir estrógenos y progesterona. La perimenopausia, como también es conocida, comienza a dar sus signos a través de reglas irregulares y malestares físicos.

A partir de los 40 años, el cuerpo de toda mujer comienza a experimentar una serie de cambios que para algunas son desconocidos o malinterpretados, tales como disminución en la producción de hormonas como los estrógenos y la progesterona que son encargadas de regular los ciclos menstruales, es por ello que las reglas se vuelven menos frecuentes y cortas. De la misma manera el flujo vaginal cambia de apariencia y se ve seriamente disminuida la capacidad de concebir.

Existen casos prematuros y poco comunes en los que la premenopausia aparece a los 30 años

Junto a estas variaciones referentes a la menstruación, aparecen también los famosos sofocos o calores nocturnos, el insomnio, la irritabilidad, los cambios de humor y la depresión. Por otro lado las ganas de orinar aumentan y los senos se hacen mucho más sensibles al tacto.

En cuanto a la sexualidad, los dolores musculares y de cabeza, la sequedad íntima, la poca resistencia y hasta la incomodidad en la zona V aunado a la baja libido, dificultan tener relaciones sexuales de con la frecuencia a la que se estaba acostumbrada.

Cambios necesarios

A lo largo de nuestra vida debemos procurar mantener hábitos que vayan a favor de nuestra salud y bienestar emocional, no obstante cuando aparecen los signos de la premenopausia se hace aún más necesario adoptar cambios en el estilo de vida que garanticen unos niveles hormonales óptimos durante esta etapa y la siguiente.

En este sentido, la alimentación se convierte en la pieza clave para mantenernos saludables puesto que es en la perimenopausia cuando corremos más riesgo de desarrollar osteoporosis y enfermedades del corazón. Los médicos recomiendan seguir una dieta equilibrada que incluya muchas más frutas y vegetales evitando las grasas y la azúcar procesada.

Ejercitar el cuerpo y mantenernos activas debe ser la norma si queremos fortalecer músculos y huesos además de mantenernos de buen humor y aliviar los malestares típicos del estrés. Por lo menos 30 minutos diarios de algún deporte asesorado por profesionales, es suficiente.

Definitivamente se deben erradicar vicios como el tabaco, la cafeína o el alcohol y sustituirlos por prácticas sanas que mejoren la respiración y favorezcan la relajación como el Yoga o el Pilates y por supuesto, mantenernos hidratadas tomando mucha agua.

La medicina asegura que la premenopausia dura entre 2 a 8 años aunque hay casos en los que la mujer lo experimenta durante unos meses a penas. Lo importante es reconocer sus síntomas y aceptar que esta es una etapa más en la vida de todas las mujeres, buscar ayuda profesional y dejarse llevar.

Leer Artículo

122

Consejos sobre responsabilidad en las Redes Sociales

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

agosto 10, 2017

El problema con el contenido en los medios digitales es que expone por entretenimiento o cualquier otro fin, diversas situaciones, personalidades, o gente común en el ciber mundo, pues al ser reproducidas una y otra vez en las redes sociales hasta volverse viral, llega a un contenido impensable de usuarios.

En ocasiones no hay mayor impacto que un like o repost, pero se han conocido casos hasta de suicidio por bullying cibernético o contenido malicioso compartido en la red. Este año, por ejemplo, murieron más de 300 colombianos víctimas de un desastre natural, sin embargo un político de ese país suramericano aseguró a través del Internet que se trataba de un ataque terrorista, cosa que era totalmente falsa, pero tal aseveración conmocionó a sus y generó temor generalizado en la población.

Una cadena de Whatsaap, un repost de Facebook o un retweet de Twitter por mencionar algunos, parecieran sin inofensivos y en algunos casos lo son, pero en otros esta acción puede influir sobremanera en la percepción que tienen los demás acerca de un tópico en específico. A veces nos hacemos cómplices “inocentes” al compartir contenido que genera tanto ruido que cambia comportamientos u opiniones sobre todo en temas políticos, raciales o de religión.

Cuestión de identidad

La huella digital es toda esa información sobre terceras personas que circula en la red. Dicho de otra manera, es todo lo que aparece en los buscadores al introducir en nombre de alguien, que bien puede ser el nuestro. Debido a esta razón debemos ser muy conscientes  a la hora compartir lo que nos llegue a través de nuestros perfiles ya que ese material se divulga rápidamente a nivel mundial y se quedará ahí, en el cibermundo permanentemente.

Como ser responsable en tu Redes Sociales

1.Si te llega material fotográfico, o audiovisual que exponga la intimidad o vulnere la seguridad de alguien, aunque no lo conozcas ¡No lo reenvíes! Ayuda a frenar la bola de nieve.

2.No publiques ni compartas fotografías que exponen la identidad o den información sobre un niño.

3.Respeta la privacidad y los datos personales de tus conocidos. No subas material en donde estos aparezcan sin que lo sepan o sin su permiso.

4.No hables mal públicamente de tu trabajo o de la empresa donde prestas servicios. Esto incluso puede acarrearte problemas legales.

5.Si no es de una fuente confiable y verificable, no te hagas eco de noticias alarmantes.

6.Acepta en tus perfiles solo aquellas personas que conoces. No permitas que extraños tengan acceso a tus datos o información que tenga que ver con tus contactos.

7.Aprende a denunciar fotografías, videos o contenido que atente contra la moral e identidad de otra persona, esté o no vinculado contigo. Todas las redes sociales tienen esa opción.

8.Cuida tu lenguaje o comentarios emitidos en grupos públicos de whatsapp, facebook o cualquier portal. Uno nunca sabe quién lo está leyendo y si lo que digas te comprometa.

9.Piensa bien ante de subir una fotografía a la red, recuerda que sus derechos pasan a ser propiedad del portal.

10.Revisa la privacidad de tu perfil y asegúrate que sólo tus contactos puedan ver lo que publicas.

Leer Artículo

117

¿Quieres saber si tu relación tiene futuro?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA

agosto 8, 2017

Todas, absolutamente todas, buscamos una pareja que nos respete, que nos apoye y con quien podamos construir un futuro juntos. Lamentablemente esto no siempre ocurre y la realidad nos ubica en una situación en la que nos toca reconsiderar continuar o no con la relación, lo que sí es seguro es que esto no pasa de la noche a la mañana pues seguramente antes identificaste signos de que lo suyo iba en picada.

Las personas tenemos problemas en el trabajo, en la familia y con los amigos, por ende pasa lo mismo en las relaciones amorosas, solo que los motivos varían dependiendo de la personalidad de cada miembro, pero lo que hace que el amor perdure es la forma cómo manejan cada situación y en esto la mejor manera de ir despejando dudas es conversando con tu pareja.

Quizás esos conflictos que crees irremediables tienen cura y de pronto eres tú quien está exagerándolos. Es normal que surjan desacuerdos pues cada uno tiene opiniones, costumbres y puntos de vista diferentes, el truco está en la comunicación y empatía, recuerda que ambos no perciben el mundo de la misma manera.

Pasa también que durante la primera etapa del enamoramiento, hacemos a un lado nuestros verdaderos intereses y actitudes, pero con el tiempo cada quien va mostrándose tal cual es y surge la lucha de poder. Lo cierto es que terminar una relación nunca ha sido fácil y no existe la receta ideal para que nadie salga herido, sin embargo antes de tomar esa decisión tan trascendental, debemos evaluar ciertos aspectos para estar seguras de que no habrá vuelta atrás.

¿Dudas acerca del futuro de tu relación? Mejor chequea lo siguiente:

  • Perdiste tu personalidad

El primer aspecto que tienes que evaluar ante las dudas es si siguen siendo las mismas personas que se enamoraron una vez. Cuando las parejas no gozan de herramientas efectivas para la resolución de conflictos, van acumulando todos esos malestares como una bola de nieve que tarde o temprano los aplasta.

Si sientes que ya no eres quien solías ser, que hiciste a un lado esas cosas que disfrutabas, ya no tienes amigos y estás desmotivada, lo mejor es que te hagas a un lado para recuperar tu personalidad y quererte un poco a ti misma, recuerda que si tú no te quieres difícilmente alguien más lo hará.

  • Peleas a la orden del día

Pese a lo que muchos piensan, los conflictos por convivencia son necesarios para afianzar la relación y conocerse más.  Ahora bien, una cosa son las peleas eventuales y otra es que estas formen parte de la rutina diaria.

Como ya sabemos la comunicación es determinante en el éxito o fracaso de la pareja, si esta es nula o inexistente entre los supuestos enamorados, probablemente estén dentro de un círculo vicioso del cual les costará salir. No es ni debería ser normal que diariamente estén peleándose por cualquier asunto, imagínate vivir así por el resto de tu vida.

  • Poca intimidad

Las relaciones sexuales pueden darnos una idea de cómo está la relación pues es en la cama donde ambos manifiestan sus más profundos sentimientos y se entregan, en cuerpo y alma, al amor y la pasión.

Muchas parejas en problemas se quejan de que la famosa llama del amor se apagó, que ya no se miran ni se tocan como antes y que el deseo se esfumó, el problema de base es que los enamorados no se preocuparon ni se preocupan por mantenerla encendida. Si ya tiene poca intimidad, hay frialdad e indiferencia sexual en tu relación, lo mejor es conversarlo a ver qué está pasando por sus cabezas.

  • Sentimiento de culpa

Al darte cuenta que ya todo no es como lo soñaste y que la relación va en franca decadencia, lo más probable es que desarrolles cierto sentimiento de culpa o de responsabilidad por ese fracaso. De la misma manera empiezas una carrera de obstáculos o retos con la finalidad de ir superando esas dificultades y rescatar la relación tú sola.

Mantén siempre presente que la relación es de dos, que los aciertos y desaciertos son responsabilidad de los dos. No intentes compensar tu sentimiento de culpabilidad con actos heroicos y sacrificios, si sientes que ya no te quiere, díselo a tu pareja no juegues a ser la mártir.

  • Zozobra

Cuando esa vocecita interior nos dice que las cosas no están bien y que algo pasa, lo mejor es hacerle caso y meterle la lupa. Si percibes algo escondido, que tu pareja cambió y que no es sincero, busca la manera de hablar y que exponga lo que piensa.

No es para nada bueno ni sano permanecer en una permanente sozobra ya que la duda nos hace sentir burlados y heridos, por ende lo mejor es salir de eso y poner las cartas sobre la mesa.

  • Te sientes sola

Aunque estés todo el tiempo con tu pareja igual te sientes sola. ¿Por qué? Porque no te escucha, no se interesa por ti ni por tus cosas, no te cuenta lo que le pasa y parece que estás junto a un desconocido porque él ya no es quien era cuando te enamoraste.

Intenta hablar, sincerarte y decirle que es lo que sientes, a lo mejor él siente lo mismo, pero si no es así ¿Para que continuar? ¿Vale la pena?

Todos los problemas de pareja tienen solución siempre y cuando ambas partes así lo quieran y trabajen en función de ello. Es necesario detectar a tiempo los conflictos que puedan acabar con el amor pero si de plano crees que tu relación tu no tiene futuro, lo mejor es terminar por lo sano en lugar de permanecer unida al sufrimiento y al desamor.

Leer Artículo

121

5 pasos para sacar la negatividad de tu mente

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE CULTA, SE TÚ

agosto 7, 2017

La culpa y la preocupación son sólo dos de las muchas emociones negativas que azotan la mente de cada vez más personas en el mundo. Estos sentimientos básicamente han sido desarrollados a lo largo de nuestra vida como producto de una infancia llena de exigencias y perfeccionismo, se manifiestan en la adultez con estrés y ansiedad generalizada que afecta directamente nuestro bienestar físico y emocional.

El sentimiento de culpabilidad por haber cometido algún error o por no haber realizado determinada tarea o acción, al igual que la preocupación enfermiza por el futuro, son emociones negativas que limitan nuestra capacidad para disfrutar el presente y nos inmovilizan ante las situaciones de adversidad.

Tanto la culpa como la preocupación, deberían ser usadas como herramientas de aprendizaje para corregir conductas y buscar soluciones.

El verdadero peligro de tal negatividad en tu mente es que te impide ser feliz debido a que te mantiene estancada en un estado de tiempo contrario al real, es decir, por cosas que ya sucedieron o que aún no han sucedido. En este sentido, vivimos en una sociedad que carga permanentemente una culpa a cuestas y que se autocastiga alejando su atención del futuro que desea construir.

 Saca la culpa

Sabemos que el pasado no podrá cambiarse aunque te sientas muy mal por él y si aún no lo aceptas, comienza por hacerlo si quieres erradicar la culpa de tu mente. Para cambiar el pensamiento negativo y manipulador de la culpabilidad, tienes que dar los siguientes 5 pasos:

1.Deja de castigarte y acepta lo que pasó:

Vive el presente y disfrútalo, en el momento indicado buscarás una solución acertada a lo que pasó, pero por ahora castigarte no te garantiza que no cometerás el mismo error.

2.Fija momentos para buscar soluciones:

Deja de mantener en la mente durante todo el día ese asunto que necesitas revertir o enmendar. Probablemente sientes culpa por estar evitando alguna responsabilidad, así que fija el día, y hasta la hora en que te ocuparás de ello.

3.No dejes que te manipulen:

Pasa que nos encontramos con personas que nos manipulan a través de la culpa que sentimos, respeta tu decisión de no auto castigarte y reflexiona acerca de si tu actitud está aportando cosas positivas o negativas a tu vida.

4. Acéptate:

No tienes porqué gustarle a todos los demás, ni tú, ni tu comportamiento podrá satisfacer al mundo entero. Que tu felicidad y armonía espiritual sea la prioridad, no el darle gusto a tu entorno.

5.Anota:

Llevar anotaciones acerca de las cosas que te hacen sentir culpable es bastante útil precisamente para dejar de estarlo. Deja por escrito porqué, cuándo y quién te produce ese sentimiento es necesario para analizarlo y sustituirlo.

Saca la preocupación

Al igual que la culpa por el pasado, la preocupación por el futuro tiene el poder de robarnos el presente. La ansiedad y el miedo por lo que vaya a pasar no tiene que quitarte el sueño, así que con estos 5 pasos trabajarás más el hoy viendo el mañana como una consecuencia:

1.Acciona:

No te quedes parada cuando sientas que debes ocuparte de alguna situación, más bien ocúpate pues para la preocupación el mejor remedio es la acción.

2.Ubícate:

Sabes que es hasta ridículo preocuparse de más por cosas que aún no han pasado y que quizás no vayan a pasar. El 95% de las cosas negativas que pensamos realmente nunca suceden, así que pregúntate ¿Preocuparme cambiará lo que pueda o vaya a pasar?

3.Agenda tu preocupación:

Pon en tu agenda un tiempo determinado para preocuparte, digamos 10, 20 o 30 minutos en el día. Que sea sólo en ese rango de tiempo en el que te preocuparás y ocuparás por eso que está dando vueltas a tu mente.

4.Redacta una lista:

Haz una lista de todas tus preocupaciones ¿Con que finalidad? Pues al paso del tiempo la revisarás y te darás cuenta que muchas de esas cosas que te preocupaban nunca sucedieron o que no eran tan graves.

5.Repasa:

Analiza en qué te ocupaste anteriormente para deshacerte de una preocupación, cómo lo hiciste y en qué momento. Quizás esas mismas estrategias te puedan servir ahora.

El tema cultural tiene mucho que ver con nuestras culpas y preocupaciones puesto que en algunas culturas es mal visto el “no preocuparse” o que no te afecten ciertas cosas, al igual que castigarse por errores cometidos. Igualmente se cree que si de verdad nos importa algo o alguien debemos demostrarlo y expresarlo mediante la peocupación o la cupabilidad si hicimos algo mal, pero ¿realmente valdrá la pena sacrificar nuestro bienestar emocional por el qué dirán? En la respuesta encontrarás la solución a tus males y sacarás a negatividad de tu mente.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/