MENU

Dilemas
Categoría

138

Los principales estereotipos que toda mujer debe romper

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Febrero 6, 2017

Lo que es comúnmente aceptado, establecido o hasta impuesto por la sociedad como norma es a lo que se le llama estereotipo. Desde hace varias décadas las mujeres venimos trabajando para derrumbar los prejuicios que afectan nuestro desenvolvimiento y empoderamiento como individuo. El rol dentro de la familia, la satisfacción sexual o la belleza son temas sensibles e instrumentos para la violencia de género con los que debemos enfrentarnos diariamente.

Nos dicen lloronas y manipuladoras, también nos catalogan como el sexo débil, pero resulta que según los estudiosos de la materia, las mujeres tenemos un desarrollo emocional mayor al de los hombres y también gozamos de mayor empatía. El hecho es que esa fortaleza interior que poseemos debe ser utilizada para derribar los estereotipos que a lo largo de los años se nos han impuesto ¿Cuáles? A continuación te lo contaremos.

  • El hombre al trabajo la mujer a la casa

Durante siglos las mujeres estuvimos condenadas socialmente a permanecer entregadas un 100% a los quehaceres del hogar. El modelo de la familia perfecta que nos vendieron estaba conformado por un papá que salía a trabajar todos los días mientras la mamá se quedaba limpiando, lavando y cuidando a los niños. Lamentablemente se estableció una dinámica familiar basada en la estructura funcional paternalista durante años.

Sin embargo, con los grandes cambios económicos y culturales que la sociedad ha venido dando, se flexibilizaron los roles dentro del núcleo, se entendió y aceptó a la mujer como sujeto activo y se asumieron nuevos tipos de familias con dinámicas distintas de acuerdo a sus preferencias y estilos de vida. Es por ello que incluso vemos padres que están a cargo de los hijos y madres que son sostén de hogar, así como parejas en donde ambas partes trabajan diariamente.

La cuestión es que hoy día, la mujer desea participar, ser valorada, formar parte de la jerarquía social, laboral y familiar, desempeñarse en el oficio que le apasione, independizarse y tener las mismas posibilidades de desarrollo que los hombres. Para lograrlo, hay que romper principalmente los estereotipos que nos sembraron en el subconsciente y dejar de repetir el patrón en nuestros hijos ¿Cómo lo hacemos? Desde cosas tan pequeñas como regalarle cocinitas a las niñas y armas de juguete a los niños, hasta cosas tan fundamentales como forjar valores de equidad y superación.

  • A ellas no les gusta el sexo

Sobre todo en las sociedades machistas aún se tiene la creencia que a las mujeres no les gusta el sexo o peor aún, que no tienen el derecho de disfrutarlo. Esta concepción nos ubica como un simple objeto de placer destinado a satisfacer las necesidades del hombre a quienes se les permite manifestar abiertamente su sexualidad e incluso alardear sobre ella a diferencia de las chicas, que deben ocultarlo por miedo a ser rechazadas socialmente.

No se trata de fomentar una cultura de libertinaje o un concepto de feminismo errado, se trata más bien de romper los esquemas y entender que tanto ellos como nosotras tenemos cuerpos que sienten y necesitamos del placer, además de desarrollar una sana y plena vida sexual.

Los prejuicios y la discriminación sexual forman parte de los grandes males que hay que erradicar si queremos heredarle una sociedad más justa y equitativa a las generaciones venideras. Atrás debe quedar aquello de que la mujer siempre tiene que estar dispuesta a tener relaciones o que él debe ser el que tome la iniciativa para hacer el amor, en este caso se hace necesario que experimentemos y conozcamos nuestras sensaciones, nos dejemos llevar más por el instinto y nos atrevamos a SENTIR y no pensar tanto en el qué dirán.

  • Una mujer bella es una mujer bruta

Indiscutiblemente los medios de comunicación han fomentado una imagen de la típica rubia, voluptuosa y boba. Resulta que gracias a esto, se ha estereotipado el concepto de la mujer inteligente asumiendo que esta es fea o desarreglada, porque no puede ser bella y brillante a la vez y bueno, los concursos de belleza, aunque vienen cambiando el modelo, han contribuido bastante.

Actualmente las mujeres en el mundo hemos entendido que la imagen sí es bastante importante para las relaciones públicas, laborales y sentimentales, por ello dedicamos parte de nuestro tiempo a vernos y sentirnos hermosas. Pero también sabemos lo esencial de cultivar nuestros conocimientos y talentos para empoderarnos, es ahí cuando conseguimos el equilibrio entre lo exterior y lo interior.

Caminando por la calle, en la oficina, en la televisión, en los negocios y hasta en la política internacional vemos talentosas y capaces mujeres que están brillando por sus aptitudes, inteligencia y también belleza.

Otros estereotipos:

  • Mujer al volante, peligro constante
  • Mujer sin hijos es mujer incompleta
  • La mujer depende del hombre
  • La mujer es débil
  • Las mujeres no saben de deportes
  • Las mujeres deben saber cocinar
  • Las mujeres no saben de tecnología
  • Toda mujer debe casarse

Tristemente las mujeres en pleno siglo XXI seguimos siendo identificadas por el cuerpo que tengamos, la “belleza” aunque esta sea subjetiva y las habilidades en el hogar. Sólo nosotras tenemos la capacidad de derrumbar definitivamente esos estereotipos y hacer valer la formación, aptitudes e inteligencia que hemos cultivado para nuestro crecimiento personal.

Una buena noticia es que poco a poco los hombres se están adaptando a los cambios que viene dando la dinámica social, será difícil y se necesita determinación, pero haciendo valer nuestros derechos seguramente alcanzaremos la igualdad de genero que el mundo necesita.

Leer Artículo

Cómo afrontar los cambios y sacar provecho de ellos

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Enero 23, 2017

Naturalmente cualquier cambio, bien sea sentimental, laboral o familiar, genera estrés y preocupación en la persona que lo vive aunque sea bien recibido. Para afrontarlo de manera positiva y sacarle provecho, es necesario que sepamos manejar nuestras emociones y ansiedad, de esta manera saldremos airosas de la situación. Si nos resistimos, comprometemos la capacidad de actuar con objetividad y sabiduría e impediremos el desarrollo de nuestras capacidades. La crisis vendrá, pero dependiendo de cómo la asumamos encontraremos el equilibrio.

Los cambios son la mejor oportunidad que nos da la vida para reformularnos como personas, redefinir nuestros objetivos y propósitos. Son una especie de renovación del YO para comprometernos con lo que queremos ser. Existen varios tipos, pero los que mayormente nos cuesta a las mujeres superar, son las relaciones amorosas que se rompen, un despido, irse a vivir sola o encontrar un nuevo trabajo. Necesariamente tenemos que prepararnos para esos ciclos que se cierran y esos otros que se abren. Tendremos incertidumbre, sentiremos miedo, modificaremos hábitos, pero también comenzaremos de cero con la experiencia de lo que se debe y lo que no se debe hacer.

Según los terapeutas, el miedo a los cambios viene desde el vientre materno. El nacimiento, es el primer gran cambio que sufre el ser humano, puesto que dentro de la mamá, teníamos todas nuestras necesidades satisfechas. En el proceso de crecimiento, vivimos angustia al experimentar cosas nuevas debido a que nuestro cuerpo y su memoria emotiva, sin querer rememoran aquella primera experiencia en el parto, y a eso le sumamos síntomas como: falta de aire, nudo en la garganta, opresión en el pecho y aceleración de latidos. Es decir, aparece la ansiedad.

  • No te resistas

Lo primero que debes hacer es aceptar el cambio que se está generando en tu vida. Si te enfrentas a él, menos podrás superarlo o manejarlo. Hay cosas que no se pueden cambiar y ante esto lo mejor siempre será fluir y adaptarse al nuevo panorama. Relájate para que puedas avanzar y trabajar en esta nueva etapa.

La mejor actitud debe ser enfrentarlo y no evitarlo. Entenderlo como algo natural y necesario para mejorar. Si te despidieron, por ejemplo, no entres en conflicto con el empleador, más bien ponte a buscar otro empleo mejor remunerado y que te guste más o piensa en emprender tu propio negocio. Por más pequeño que lo creas. Algo que inicialmente viste como una catástrofe, realmente te está dando la oportunidad de independizarte saliendo de tu zona de confort.

  • No seas fatalista

En ocasiones tendemos a suponer lo peor de las cosas y ver sólo el lado negativo de las situaciones que nos toman por sorpresa. Sin darnos cuenta aumentamos la tensión y estrés natural de un cambio. Al estar bajo una situación estresante lo menos que vamos a ser, es productivas ni asertivas, ya que nuestra percepción se nubla y nos cuesta enfocarnos.

Los psicólogos dicen que alguien que adopta una actitud realista y positiva, ve el cambio como parte de la vida y no como un obstáculo, por ende saca provecho de él.  Nuevamente vamos con el ejemplo del trabajo, en lugar de pensar que te vas a morir de hambre y que caerás en banca rota, piensa que emprendiendo te convertirás en empresaria, invertirás capital que a la larga aumentará tus ganancias o que, si buscas un nuevo empleo, tendrás el chance de experimentar en otras empresas que nutrirán tu hoja de vida.

  • Mantente en el presente

Ante un cambio nos llenamos de ansiedad, y la ansiedad es exceso de futuro. Mantente en el presente y vive un día a la vez. Ve labrando el nuevo camino que deseas seguir asumiendo esta nueva TÚ que eres, al final nadie sabe que sucederá mañana.

Si recién terminaste una relación afectiva, no te martirices pensando en lo que pasó, o en lo que hubiese podido pasar si hubieses hecho esto o aquello. Tampoco te tortures con recuerdos de lo que eran cuando estaban juntos. De ahora en adelante tienes que asumir que estás soltera y que te debes convertir en una mejor de ti misma. Si quieres aumentar tu autoestima cultiva tu conocimiento haciendo un curso o volviendo a estudiar, inscríbete en el Gym, aliméntate mejor. En el proceso ¿quién sabe si encuentras a un nuevo compañero?

  • No te desgastes

Dedicar energías a sufrir y pensar en lo que ya fue y no en lo que es, sólo representa un desgaste innecesario. No lo hagas, no te preocupes por el pasado, por lo que pudo ser, o el “hubiera”, deja de vivir en el ayer. Lo ideal es que busques apoyo en un ser querido que te ayude a continuar y establecerte nuevas y mejores metas. Distráete.

Al cambiar de carrera, nos llenamos de pánico antes de tomar la decisión y mientras nos adaptamos luego de hacerlo. Esa energía podemos usarla empapándonos de nuevos conocimientos, estrechando lazos de amistad con los compañeros, familiarizándonos con el área de estudio o investigando. El qué hubiese pasado si te mantenías en la misma carrera ya no cuenta, ya eso pasó. Deja que tus familiares te apoyen y que los profesores te guíen.

  • Cálmate

Es importante que no dejes que las emociones te impidan ver con claridad lo que está pasando. La rabia, el dolor y la desesperación no te dejarán analizar la situación. Date tu tiempo para analizar los Pro y los contras de este cambio y no seas impulsiva.

Luego de un divorcio estás más sensible que nunca. Hay sentimientos de fracaso, tristeza y melancolía dentro de ti. Medita cada una de tus acciones, reflexiona las causas y visualiza los beneficios de estar nuevamente disponible, no sólo para un nuevo amor, sino también para asimilar las enseñanzas. Deja las peleas, el reproche, no te humilles ni humilles al otro. Toma lo aprendido y continúa tu camino que se abre más ancho que nunca.

Sólo las personas que nos quieren y los expertos están en la disposición de ayudarnos a superar las etapas, enderezar o cambiar el curso de los cambios. Para identificar los objetivos y las emociones es necesario que te dejes ayudar y orientar por la mirada de un tercero, claro, manteniendo tu personalidad e intereses.

No hay duda que para obtener resultados positivos de cualquier vuelta que da nuestra vida, debemos poner nuestro mejor esfuerzo y actitud. Todos tenemos patrones de cómo interpretar el mundo que conocemos, pero en el momento que ocurre algún cambio drástico o radical en la manera cómo lo concebimos, se nos hace necesario replantear esos patrones para sacar el mejor provecho y avanzar. ¡No te estanques! Esfuérzate por crecer como persona aún en la adversidad.

Leer Artículo

Quiero cumplir mis propósitos de año nuevo ¿Cómo lo hago?

Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

Enero 9, 2017

Cada nuevo año es una oportunidad simbólica para cambiar aspectos de nuestra vida, darle un giro o fortalecer eso que nos ha dado éxito. Comúnmente realizamos una lista mental o hasta física de esos propósitos para cumplir en los próximos 365 días, sin embargo, en el camino encontramos obstáculos que nos hacen claudicar y dejar todo a medias.

Tenemos la mejor disposición de generar cambios positivos y dejar hábitos insanos de nuestro día a día, pero por no establecer metas reales, llenarnos de fortaleza espiritual y decisión firme, nos desmotivamos y abandonamos.

Los psicólogos dicen que tenemos que prepararnos mentalmente para cumplir esas promesas que nos hicimos en el viejo año con respecto a cambios para los siguientes 12 meses. No sé ustedes pero yo quiero cumplir mis propósitos de año nuevo. ¿Cómo lo hago? Esto es lo que me recomiendan los expertos:

  • Sé realista

Al enumerar metas para el año que comienza debemos ser realistas y no colocar sueños inalcanzables. “Este año me convertiré en multimillonaria” No es que no puedas tener un golpe de suerte, pero bajo circunstancias normales una persona no se vuelve millonaria en un año. “Voy a correr los 100mts planos” cuando a duras penas trotas la cuadra de tu casa.

Por otro lado, los objetivos deben ser claros, acordes a nuestras posibilidades y necesariamente medibles y verificables para evitar frustraciones, así podrás llevar un record de efectividad. Si te propones ir al Gym una vez por semana (para comenzar) lo más probable es que al lograrlo, tú misma incrementes la frecuencia y te sientas súper motivada.

  • Identifica las tentaciones y aléjate de ellas

 Si uno de tus propósitos de año nuevo es bajar de peso, no te vas a ir a meter una dulcería ¿cierto? Lo mismo pasa con todas aquellas tentaciones o catalizadores que nos recuerdan o acercan a esas cosas que queramos cambiar. Para alcanzar tu meta, por más pequeña que la creas, debes aprender a controlar los impulsos y desarrollar nuevos hábitos opuestos a los que deseas erradicar. Si por ejemplo necesitas dejar de fumar y lo hacías por estrés, busca otra forma de liberar tensión; el ejercicio es una de ellas.

Empieza por cosas sencillas. Da pequeños y simples pasos a la vez. Si para este año quieres comenzar a practicar deporte, dale a tu cerebro una orden que lo estimule y asocie a la actividad. Es decir, si te creas la costumbre religiosa de despertar, desayunar y salir a correr, al cabo de 21 días continuos realizando este ritual, tendrás un nuevo hábito que tu cuerpo comenzará a exigir por sí solo.

  • Registra tus logros

 Una forma infalible de mantenerte inspirada y motivada es poniendo sobre papel y a la vista, cada uno de tus logros relacionados a la meta planteada. Lleva tu propio registro de cambios y datos sobre el proceso para que puedas cuantificar qué tan cerca estás de alcanzar el objetivo.

Por ejemplo, si en tu lista colocaste “Aprender un nuevo idioma” y ya te inscribiste en un curso que dura, digamos 3 meses, puedes colocar un calendario en cuenta regresiva de los días que faltan para que culmines las clases y domines la lengua extranjera que elegiste. Eso te dará un poco de adrenalina y empuje para terminar. También es buena idea que tengas presente los beneficios de cumplir tu objetivo, en el caso del idioma, un beneficio será que podrás visitar el país dónde se habla o (si es el caso) podrás optar a ese puesto de trabajo en dónde lo solicitan como requisito.

  • Busca apoyo

 Lo mejor para no desistir y mantener la mirada fija en la meta es buscar personas que te apoyen y te la recuerden en cada momento. La familia, los amigos o la pareja son siempre los idóneos para esto, claro si el objetivo es más complejo, un profesional también te sería de ayuda.

Si quieres dejar un vicio que afecta tu salud, busca grupos de apoyo, refúgiate en tus seres queridos y ten el acompañamiento de un experto. Para lograrlo necesariamente tendrás que alejarte del detonante y si temes caer en la tentación, tendrás a tu lado quién te eche una mano para que no sucumbas.

  • Persiste

Toda meta o propósito que nos establezcamos es realizable solo si somos constantes y positivos en que podremos lograrlo. Dejar a un lado el miedo al fracaso y no permitir que las viejas costumbres regresen, es de vitalidad para alcanzar el éxito.

Es normal que tengas bajones emocionales y te sientas desmotivada en cualquier momento, la clave está en la actitud que asumas sabiendo cómo actuar y continúes persistente en el proyecto. Si quieres adoptar un régimen alimenticio sano, desde un principio debes estar clara que en cualquier momento del ciclo te darán antojos de dulces y chatarras, pero como ya estás consciente que eso iba a pasar, preparas tu mente para contrarrestarlos. Si caes en la tentación, te sentirás fatal al principio, pero debes volver a empezar, no abandonar.

 Hay una buena noticia para todas nosotras las soñadoras, todos los días, en cada minuto hay una nueva oportunidad para volver a empezar. No pierdas el norte, mantente enfocada y disfruta el placer de llegar a la meta, esa es la parte que más nos gusta y más nos llena. Aprovecha la inspiración de enero, corre a redactar la lista si aún no lo has hecho pero plantéate propósitos ¡ya!

Leer Artículo

¿Te gustaría salir de tu zona de confort?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Octubre 31, 2016

Según la psicología, se denomina “zona de confort” al estado mental en el que nos mantenemos pasivos e inactivos en cuanto al transcurso de nuestra vida. Estando en ella nos volvemos rutinarios, aburridos, desmotivados y estancados en determinada situación con miedo a salir de ese espacio que nos proporciona cierta seguridad y estabilidad. Generalmente esta actitud desencadena o es desencadenada por ciertos tipos de depresión o ansiedad que nos sumergen en la apatía y conformismo.

¿Te gustaría salir de tu zona de confort? En la actualidad con el auge del coaching y desarrollo personal, diversos especialistas, libros y terapias contribuyen a que asumamos riesgos y nuevas experiencias. Las Redes Sociales también se han encargado de difundir bastante este concepto, el hecho es que al analizar cuáles son los motivos por lo que debemos atrevernos, automáticamente nos inspiramos y sin darnos cuenta estamos dando el primer paso.

¿Cuándo salir?

Pueden enumerarse varios motivos o momentos que nos empujan a querer salir de “la zona”, por ejemplo la crisis económica debido a un empleo que no cubre las necesidades básicas, insatisfacción personal en una relación que no nos hace del todo felices o sencillamente el querer expandir nuestro conocimiento y crecer profesionalmente. Estos son algunos indicadores que pueden estar diciéndonos ¡Sal ya!

 ¿Por qué salir?

Si somos o estamos complacidas y satisfechas con el estilo de vida profesional, personal y familiar que llevamos, nos gusta nuestro entorno y nos sentimos plenas en todos los aspectos, probablemente no apliquemos para incluir o generar un cambio drástico en nuestra cotidianidad. De hecho el hacerlo sería contradictorio.

Pero si por el contrario estamos desanimadas, insatisfechas, con necesidad de encontrar el rumbo para alcanzar nuestros sueños, desarrollar nuevas habilidades o conocer otras personas y lugares, es necesario dar el salto. Esta es una decisión muy personal e introspectiva por lo que requiere madurez y enfoque.

Las razones básicas de por qué debemos salir de la zona de confort están en los muchos beneficios que esto aportará a nuestra vida:

  • Proporciona la fortaleza que nos ayudará a enfrentar la inseguridad y los miedos comunes que aparecen cuando emprendemos algo nuevo.
  • Estimula la creatividad necesaria para contrarrestar la monotonía y para asumir nuevos retos.
  • Fortalece la autoconfianza que necesitamos para determinar los objetivos y volvernos más positivas.
  • Te hace sentir más joven puesto que ves los riesgos como algo que aporta esa adrenalina que nos hace sentir más vivas.

¿Cómo salir?

Después que decides al fin salir de tu zona de confort viene la pregunta: ajá y ¿Cómo lo hago? Al principio puede parecerte un poco difícil, te tocará seguramente enfrentarte a las opiniones ajenas y a las críticas, pero luego que tomamos la decisión nada podrá detenernos.

Para empezar debemos exigirnos y desafiarnos constantemente, utilizando la incertidumbre y los miedos como trampolín o estímulos que nos aporten emoción y pasión.

Así mismo tenemos que llevarnos la contraria, ya que si queremos un cambió no podemos seguir haciendo las cosas como las veníamos haciendo.

También ayuda que intentes cambiar detalles que parecieran insignificantes como el estilo de ropa que usas, la decoración de tu casa o los sitios que frecuentas.

De la misma manera evita las excusas que normalmente te planteas para no hacer equis cosa, asume la postura de conocer personas totalmente nuevas y que piensen diferente a ti, involucra a tus familiares y amigos en tu nueva faceta y apóyate en la espiritualidad como aliada en actividades como el yoga o la meditación.

¿Quieres salir de tu zona de confort? Seguro que luego de haber leído todas estas señales querrás hacerlo desde ya.

Leer Artículo

165

Lo amo pero no me quiero casar

Dilemas, Lifestyle, Sexo & Relaciones

Agosto 11, 2016

El asunto de casarse definitivamente representa distintas cosas en cada una de nosotras. Algunas sueñan ese anhelado día desde pequeñas, otras lo hacen por religión y otras simplemente no creen en este ritual social.

Por más descabellado que eso suene, para más de un oído conservador, es así. Existen mujeres que no creen en el matrimonio pero sí en el amor y la convivencia. El tema de firmar un papel y hacer una gran fiesta de bodas no es algo que les quite el sueño. ¿Las razones? Pues varían ya que en algunos casos el crecer en un ambiente donde la figura de papá y mamá casados no existió desarrolla un concepto sobre la ausencia en la chica y este se manifiesta a lo largo de su vida y más en la parte sentimental. Es decir, no conoció ni vivo en ese entorno y por ende no le hace falta.

También están aquellas que por convicción no creen en el matrimonio. En este caso, sencillamente, la mujer no espera ni requiere de la aprobación social para ser feliz en pareja. Ven esta ceremonia como innecesaria y fuera de lugar ya que si ambos se aman y están felices, no les hace falta dejarlo legalmente asentado.

Existen mujeres que no creen en el matrimonio pero sí en el amor y la convivencia.

(más…)

Leer Artículo

133

El arte de mentir

Dilemas, Lifestyle

Agosto 4, 2016

No hay nada peor que una persona que haga de la mentira su estilo de vida. Es tan difícil creerle una sola palabra aún y cuando esté diciendo la verdad. Tristemente, tantos mujeres como hombres, día a día perfeccionan el arte de mentir para obtener lo que quieren.

Por lo general estas personas manipulan cada situación de tal manera que puedan salir airosos. Algunas veces sin razón, otras veces para esconder algo. Lo cierto es que esta conducta, aunque no lo crean, se vuelve patológica generando incluso problemas mayores derivados de la mentira. De hecho, estos mentirosos no se paran por nada ni por nadie, no miden consecuencias, se justifican y hasta se creen ellos mismas la historia.

Para saber cómo actuar ante una persona mentirosa compulsiva, debemos primero que nada identificarla. (más…)

Leer Artículo

111

Muévete con la Coach: ¿Estancada? ¿Necesitas un Empujoncito?

Dilemas, Lifestyle, Yael Bern

Julio 28, 2016

Desganada, frustrada, desmotivada, desorientada, no estás conforme… “Algo” falta. Pero no sabes qué es. Simplemente no estás feliz ni satisfecha con lo que estás haciendo… Pero tampoco sabes, ni tienes el empuje para ni por hacer algo para cambiar esa situación, ni sabes lo que quieres.

Pueden pasar dos cosas…

  1. Puedes esperar a tener las ganas, fuerzas o ánimos para pensar en generar un cambio o
  2. Puedes ir considerando la idea de cambiar, ponerte en movimiento y comenzar con mejorar algo, probar, intentar y desarrollar alguna habilidad que te acerque a ese cambio que necesitas.

Para esos momentos de grandes dudas, de grandes desafíos o de falta de motivos y pasión es necesario contar con algo de mucha profundidad, de mucho peso, que nos provea la fuerza interna y el coraje para luchar continuamente por ese éxito, especialmente en aquellos momentos más difíciles en los que todo nos parece perdido y tenemos la experiencia de fracasar en nuestros intentos.

“LO QUE NOS PERMITE A LOS SERES HUMANOS SOBREVIVIR A LA VIDA, CON TODO SU DESAFIOS, DRAMA Y RETOS, ES UN SENTIDO DE PROPÓSITO Y SIGNIFICADO.”

En esos momentos de la vida cuando todo parece imposible, cuando los resultados no llegan tan rápido como uno quiere, cuando la frustración te pueda abrumar piensa en TU PORQUE.

Pregúntate esto:

  • ¿Qué te emociona, qué te conmueve e inspira tanto que puedes hasta llorar de la emoción?

  • ¿Qué te motiva?

  • ¿Qué te apasiona

  • ¿Haciendo qué cosas te sientes con la habilidad y la capacidad de hacerlo?

  • ¿Si pudieras hacer algo aunque no te pagaran por ello, qué sería?

En los momentos difíciles de tu búsqueda, recuerda por qué estás haciendo lo que estás haciendo, y si no lo sabes, has una pausa en tu vida y encuentra las respuestas a las preguntas que te acabo de regalar. Necesitamos claridad para poder avanzar. Así como cuando no hay oscuridad necesitamos luz para “ver”, lo mismo. Necesitamos tener claridad para re-enfocarnos.

La claridad viene de comprometerse con algo, no de pensar

Lo primero es comprometerse con algo y dejar de pensar tanto: Has un listado de las cosas que te gustaría hacer – esas que te dan ánimo y te alegran el alma – y al lado de cada “cosa” escribe una idea o una acción que harías para llevarla a cabo. Por más ridículo o loco que parezca, escríbelo y luego, comprométete contigo de INTENTAR la idea que escribiste.

La claridad para saber lo que quieres viene del compromiso de hacer, intentar y tratar cosas nuevas, no de pensar y pensar: ¡La cosa es haciendo!

¿Lista para Brillar y ponerte en movimiento?

YAEL BERN

Leer Artículo

368

Muévete con la Coach: Chica Atrevida, parte 2

Dilemas, Lifestyle, Yael Bern

Julio 7, 2016

Entonces, ¿te diste cuenta lo chica atrevida que puedes ser o necesitas más pruebas?

Te recuerdo…

Cuando defiendes algo en lo que crees, cuando pides disculpas a alguien a quien has lastimado, cuando creas fronteras para darte valor y te empoderas a ti misma, cuando te alejas de los chismes y de la negatividad en todas esas ocasines eres valiente, eres osada eres atrevida, ¡Eres una mujer Womelish!

No tienes que hacer cosas épicas para ser valiente. No tienes que vivir una vida de grandes aventuras, participar en el IronMan 70.3, viajar alrededor del mundo, o aprender cinco idiomas. Esas cosas son maravillosas y funcionan para alguna gente. (más…)

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/