MENU

Dilemas
Categoría

Por qué te cuesta conseguir clientes

106

Por qué te cuesta conseguir clientes

Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

julio 20, 2018

Si eres emprendedor o empresario sabes lo importante que es vender, si no lo haces es imposible que tu empresa prospere. A no ser que tengas una fundación sin fines de lucro, tu objetivo principal como negocio es captar clientes para que adquieran el producto o servicio que ofreces.

Aunque eso que ofrezcas sea un excelente producto, no existe eso de “se vende solo de lo bueno que es”, y es que justamente debes darlo a conocer, debes saber cómo venderlo, exponer sus bondades y explicarle al consumidor qué beneficios les va a traer, tú lo sabes al ser su creador… pero los demás no tienen ese conocimiento todavía.

Como emprendedor es claro que invertiste tiempo, dinero en tu negocio y con toda seguridad preparaste la mejor estrategia para tu aventura empresarial, o al menos eso crees ¿cierto? El pánico viene es cuando te cuesta atraer clientes, te preguntas qué estás haciendo mal y cuáles son los errores que estás cometiendo que alejan de la meta de ventas que tienes fijada.

Evitar con tiempo ciertos errores que se suelen cometer al momento de tomar decisiones en las estrategias de ventas, te puede evitar muchos problemas y pérdida de dinero. Aquí te dejaremos los errores más comunes al momento de intentar conseguir clientes.

1.- Planificar estrategias muy amplias

Es importante atraer una gama de clientes de alta calidad, estos te ayudarán a alcanzar tus metas más rápido mientras les das lo que necesitan. Concentrarte en segmento amplio no es muy bueno para ti, es preferible que identifiques a ese grupo de personas que conocen tu producto o servicio y están dispuestos a pagarte muy bien porque lo necesitan.

Esto te ayudara a enfocar tus recursos y energías en clientes potenciales y dejar de lado a los que no entienden cuál es el valor de tu producto.

2.- Usar técnicas anticuadas

Cosas como ir de puerta en puerta, repartir volantes y hacer miles de llamadas telefónicas son cosas que ya no sirven, lo único que lograrás con esto es perder tiempo y recursos. No persigas a tus clientes, no todo el mundo quiere consumir lo que estás ofreciendo así que no puedes venderles a todos.

Debes definir quién es tu público objetivo y evitar generalizar.

3.- Competir con los precios

La idea no es competir, es que domines con tu producto, que tus clientes te busquen por la calidad y no por el precio, esto lo logras dejando claro y enfocándote en comunicar el valor que tienetu marca, no en cuánto cuesta.

Meterte en una guerra de precios y bajarlos, lo único que hará es ponerte a la altura – por debajo- de la competencia, y lo único que hará es perjudicar tus finanzas, reputación y a tu empresa.

4.- Ofertas genéricas

Debes dividir a tus clientes en categorías y ofrece el producto con sus promociones en base a esta división específica.

De igual manera es recomendable que les hagas seguimiento a todos, esta es una buena táctica puesto que la atención personalizada hace que el cliente se siente apreciado y cuidado, al sentirse de esta manera siempre va a volver por más.

5.- No entender sectores extraños al tuyo

Los clientes aprecian el empeño social, en la actualidad es muy importante y sonada la Responsabilidad Social Corporativa, vincular tu producto o servicio a algún fin social le da más peso a tu marca.

Si le das un porcentaje de tus ventas a un ONG atraerá la atención de nuevos clientes interesados y venderás más, además estarás ayudando a una buena causa. Cuando a un cliente se le presentan dos ofertas similares, generalmente se va a inclinar por la opción que le permita desarrollar su lado más humanitario.

También puedes hacer seminarios, conversatorios, ponencias y actividades en temas humanitarios en los que seas expertos, sin el objetivo de vender pero con la finalidad de ayudar, inevitablemente te darás a conocer.

6.- Usar de manera incorrecta el marketing en las Redes Sociales

En la era del Internet es muy claro que al momento de hacer estrategias de marketing hay que enfocarlas hacia este medio. Pero antes de hacerlo debes tener claro un plan, no puedes lanzar tuits o posts en Instagram sin antes tener una estrategia.

Por ejemplo, debes definir si quieres atraer clientes, tener mayor visibilidad, si necesitas es vender un servicio u obtener más suscriptores. Facebook es muy útil y funcional a la hora de publicitar en las redes, incluso tiene herramientas que te ayudan a segmentar tus clientes y apoyarte en los que ya tienes y buscar nuevos en base a estos.

Puedes evitar los errores más comunes si te enfocas de manera adecuada en los clientes y le dedicas el tiemponecesario a las estrategias que diseñes.

Entiende que el marketing es tu mejor aliado y recuerda que el cliente siempre tiene la razón, en este debes enfocar tu mayor atención.

Leer Artículo

¿Te cuesta ir al gimnasio? Motívate

403

¿Te cuesta ir al gimnasio? Motívate

Belleza, Bienestar, Dilemas, Fashion, Lifestyle, SE BELLA, Spa & Salones

junio 10, 2018

Si queremos vernos bien, sentirnos bien y estar en buena forma física ir al gimnasio es lo ideal. Lo malo es que muchas son las veces en las que tenemos el ánimo por el piso, nos gana la pereza, estamos cansadas, estamos de mal humor… En fin, diversos son los motivos por los cuales nos hemos sentidos desmotivadas a la hora de hacer ejercicio.

Quizás se pueda dejar pasar un día o dos, pero si de verdad no se quiere perder lo trabajado o de plano dejar de ir al gimnasio, que tenemos que poner de nuestra parte para ir, así tengamos cero ganas.

¿Cómo conseguir la motivación? Primero tienes que tener siempre en mente que el ejercicio te ayuda no solamente a estar en forma, también te ayuda a sentirte bien por dentro, lo cual se consigue estando sana físicamente. Recuerda que el interior muchas veces se refleja en el exterior.

  • Motivación metódica

 Organiza tu tiempo en el gimnasio como si fuese algo de gran importancia, como ir a trabajar. Organízate de manera semanal y por cada semana que cumplas con tu objetivo, te vas premiando.

  • Motivación horaria

Establece un horario para ir al gimnasio, que sea una hora que te guste o que sea inmediata luego del trabajo, así no tienes que ir a casa y que luego te de flojera salir otra vez. Además, si gestionas bien el tiempo que estarás allí, te aseguras que tendrás luego tiempo libre para hacer otras cosas.

  • Motivación física

A medida que pasa el tiempo vas notando como tu cuerpo mejorar gracias al ejercicio, esta es la mayor motivación que puedes tener, observar con tus propios ojos lo bien que te ves y también sentirte a gusto.

  • Motivación personal

Así como poco a poco vas bien como tu cuerpo cambia, notarás como tu mente estará más tranquila y despejada. El momento en el gimnasio es tu oportunidad para liberar tensiones, pensar tranquila, incluso buscar en tu mente ideas que necesites en el trabajo o encontrar la solución a alguna otra cosa que te esté molestando. Al llegar a tu casa notarás como dormirás mejor luego de tu sesión de entrenamiento. Y notarás también como tu piel estará más tersa y te sentirás de buen humor.

Luego de leer todo esto ¿seguirás poniendo excusas para ir al gimnasio?

Leer Artículo

7 tipos de amistades que debes evitar

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ, Ser Mamá, Sexo & Relaciones

junio 9, 2018

Hay muchas cosas en esta vida que te hacen daño: La vida sedentaria, el cigarro, no quitarte el maquillaje antes de dormir y no descansar lo suficiente, por nombrar algunas, pero hay una que quizás ni te imaginas cual es y puede ser bastante dañina… una mala amistad.

Estas mal llamadas “amigas” pueden estar ahora mismo  haciéndote daño y quizás tu aún no te das cuenta o no sabes identificar cuál es esa o esas malas amigas.

Si últimamente sientes que las cosas no te salen como quieres, que hay algo que te está deteniendo y que hay una mala energía rodeándote, es hora que hagas una revisión de tu circulo social.

Debes sacar de tu vida a todas aquellas personas que siempre te hagan sentir mal, te juzgan, se la pasan criticándote, te hacen sentir mal o peor aún, que te hagan todo lo anterior. La toxicidad de una mala amistad te puede dañar tu salud física y mental ¿y cómo no? Una amistad cercana tiene acceso a cada rincón de tu vida, si una persona sabe todas tus fortalezas y debilidades sabe cómo hacerte daño, por este motivo el daño será aún mayor, porque abarca todos los aspectos de ti.

Si quieres llevar una vida feliz y tranquila debes empezar ya a librarte de esa clase de personas, aquí te dejamos las diferentes clase de amistades de las cuales debes huir antes que sea demasiado tarde.

1.- La egocéntrica

Cada vez que habla todo gira alrededor de ella, de sus problemas, de su estrés y de todo lo bueno que le pasó, en fin, todo es sobre ella.

Y que ni se te ocurra tratar de interrumpir su monólogo porque con una sola mirada te reprocha que lo estés haciendo.

2.- La que no te valora

Siempre eres tú la que llamas, buscas momentos para verse y cuando logran concertar una cita, muchas veces llama para cancelar o llega tarde.

Además, siempre estás al tanto de lo que le pasa, recuerdas su cumpleaños y estás pendiente de estos detalles, si ella definitivamente pasa de ti y tienes que prácticamente rogarle para cualquier cosa, está de más decirte que esa persona no es tu amiga de verdad.

3.- La que todo el tiempo te hace sentir mal

De alguna u otra manera y muchas veces a través de un método pasivo-agresivo te hace sentir terrible por cualquier cosa.

Nunca deberías sentirte juzgada cuando estás con amistades, las verdades amigas siempre te hablan con la verdad y te dicen cuando haces algo mal, pero de ahí a hacerte sentir mal por cada una de las decisiones que tomas es diferente. Una verdadera amiga trata de hacerte sentir mejor en medio de cualquier situación y te ayuda a buscar una solución.

4.- La que te quita todo “prestado”

Toma todas tus cosas, desde la ropa y el maquillaje hasta tu carro. Por supuesto que las amigas están para ayudarse, pero de allí a apropiarse de todas y cada una de tus cosas hay un trecho muy largo.

¿Te imaginas que tengas tiempo sin saber de una amiga y solo aparezca para pedir dinero prestado? O que siempre esté a tu lado pero para usar todas tus cosas, esta situación no es buena ni sana.

 5.- La que se olvida de ti cuando tiene novio

Desaparece de tu vida por meses y solo reaparece cada vez que tiene problemas con su pareja, en búsqueda de apoyo moral o en caso contrario, cuando eres tú la que tienen una pareja, te excluye automáticamente de todos los planes. De cualquier manera esta es una actitud tóxica y nada amistosa.

6.- La envidiosa

Quiere todo lo que tienes, si logras algo también ella tiene que hacerlo y mejor que tu. No solo esto, cuando te pasa algo bueno lejos de alegrarse le busca lo malo a todo: que eso no va a ser como tú crees, que si es lo que de verdad necesitas o estás buscando, que todo es muy bueno, pero… y así siguen.

Peor aún, hay “amigas” que te persuaden de dejar a un lado lo que sea que conseguiste para ellas ir detrás de eso.

7.- La hipócrita

Delante de ti todo es amor y dulzura, pero luego te enteras por otra persona o por alguna red social que a tus espaldas critica todo de ti: tú peso, como te vistes, tu trabajo, como caminas, hablas, dice que no mereces ese trabajo que tienes etc.

Podría ser algún error, dale el beneficio de la duda si es otra persona la que te da la información, pero si compruebas que es así, ya sabes, a sacarla de tu vida.

Si luego de leer esto, identificaste a una o varias en tu círculo, habla con ellas trata de arreglar las cosas si sientes que vale la pena intentar mantener esas amistades. Pero si las cosas no cambian, por tu salud es mejor que simplemente te alejes de una vez por todas y para siempre.

Las amistades deben ayudarte a mantener equilibrio y a tener cosas buenas en tu vida, de lo contrario, la verdad es que no lo vale. Es mejor tener una o dos amigas con las que puedas contar de verdad a muchas que te hagan daño.

Leer Artículo

Vence la pereza en un 2x3

120

Vence la pereza en un 2×3

Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA

junio 4, 2018

Tener disciplina es de suma importancia para ser exitosa pues una vez que logras cumplir con todos los objetivos que tenías planteado, ves los resultados de un trabajo bien hecho y del esfuerzo que le pusiste a ello. Por ende, la falta de perseverancia y la pereza solo te llenan de frustración al darte cuenta que tus planes quedan a medias y nunca recibes la recompensa del esfuerzo constante.

En la actualidad, con tantas distracciones que tenemos alrededor y además en tiempos donde es más importante recibir gratificación inmediata que el esfuerzo realizado, es muy necesario tener disciplina y para esto debemos vencer la pereza.

La pereza se conoce de muchas maneras: ociosidad, desmotivación, desidia… Esto se da por diversos motivos y muchas veces puedes sentir tan abrumada que te paralizas.

El no hacer tus labores o hacerlo de mala gana te genera graves consecuencias en tu calidad de vida, empezando por el daño generado en tu autoestima al sentir que todo te sale mal ¿Quién puede continuar viviendo el día a día con semejante desgano?

Imagínate todo lo que puedes lograr si te propones a superar la pereza y explotar todo tu potencial. No temas que dejar la flojera no es cosa difícil, solo es cuestión de esforzarnos un poco y de tener disciplina.

¿Cómo ganarle a la pereza?

Con las siguientes herramientas podrás hacerlo, y lo mejor es que las puedes aplicar para cualquier situación, desde cosas pequeñas hasta proyectos más grandes.

1.- Empieza por simple

¿Por dónde empezar? Muchas veces te habrás hecho esta pregunta antes de iniciar alguna labor o trabajo. La característica principal de la pereza es que te pone a dar vueltas pensando en eso que tienes que empezar pero no te decides a hacerlo, no te compliques y empieza por lo más fácil.

Si consideras que todo tiene igual grado de dificultad, concéntrate primero en lo que surja, quizás no es la manera más ortodoxa pero es la más eficaz.

2.- Ve paso a paso

Otra cosa causante de pereza es la cantidad de cosas pendientes que pueden llegar a  abrumarte, toma cada una, divídela en tareas más pequeñas y anota todo en un calendario u organizador. Si aun sientes que no puedes, toma otra vez la primera tarea y la vuelves dividir hasta que te sientas segura y tranquila, lo ideal es que puedas planificar bien cada una y enfocarte en ella.

Quizás no estés alcanzando la máxima productividad y eficacia pero esto es solo para empezar, además, el enfocarte en una sola tarea y al hacerla bien, al final se traduce en eficacia.

3.- Elabora una lista con todos los pendientes

En medio de una situación caótica con miles de pendientes por hacer, esto te ayuda a organizarte. La lista la puedes hacer de la manera que más te guste y como se te haga más cómodo: anotas todo en un papel, en varios post- it, en una agenda o la puedes llevar electrónicamente si eres más afín a la tecnología, con esto defines de antemano todo el trabajo que tienes.

Ve tachando las cosas que ya hiciste y poco a poco irás avanzando, no te presiones por ir más rápido y quieras hacer todo de una vez para llegar al final de la lista, créate esta rutina todas las semanas y meses, recuerda que el orden y la disciplina son los mejores aliados contra la pereza.

4.- Visualiza los beneficios de una tarea realizada

Si una de las cosas que te causa pereza a la hora de hacer algo es el esfuerzo que esto supone, imagina como te sentirás cuando hayas terminado.

Aprovecha este momento de impulso y motivación para empezar con el trabajo, incluso estos momentos de visualización te ayudará a decidir cómo hacer para abarcar todo, cómo enfocarlo y cómo empezarlo.

5.- Aléjate de las distracciones

El televisor, el Internet, el celular… todas estas cosas alimentan la pereza y te impiden empezar tus labores. Piensa que una vez tengas todo terminado, podrás descansar y dedicar tiempo a esas actividades de ocio, revisa también que tu pereza no se deba a cosas como: falta de sueño, malos hábitos alimenticios, exceso de actividad física o una vida sedentaria.

Dejar la pereza no es cosa del otro mundo sino de práctica y constancia. Cuando termines alguna tarea prémiate, esto te hará sentir entusiasmo y te motivará a continuar con el buen trabajo.

Trata de hacer las cosas con tiempo, no dejes las labores para última hora, esto te ayudara bastante a no agobiarte y mantenerte organizada.

Leer Artículo

¿Tienes una entrevista de trabajo? Prepárate exitosamente

Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA

mayo 31, 2018

Tener experiencia y vestir bien no es lo único que se necesita en una entrevista de trabajo, entre un grupo grande de aspirantes a ese puesto que deseas es importante resaltar y dejar la mejor impresión. Expertos en realizar esta clase de entrevistas pueden identificar fácilmente conductas y actitudes en las personas que van a evaluar, por esto se les hace sencillo determinar a los entrevistados que tienen un nivel alto de ansiedad y poca seguridad para sobrellevar una entrevista de trabajo.

Además de tener la capacidad necesaria para cumplir con el perfil que la empresa está solicitando, otras cosas influyen mucho a la hora seleccionar a la persona ideal para el cargo. La actitud, el deseo e interés por el puesto, la manera de desenvolverse y expresarse se suman al conocimiento y la experiencia. Ya ves, tener un largo curriculum es sumamente importante, pero si te presentas en una empresa para la cual la experiencia no es fundamental, otras virtudes que tengas te pueden ayudar.

El camino hacia el empleo deseado

Hay varias etapas de preparación que empiezan antes de llegar a la entrevista, a continuación te daremos algunos consejos para que seas todo un éxito y obtengas tu trabajo soñado.

1.- Infórmate bien sobre la empresa y el puesto que estas aspirando

  • Si lees cuidadosamente el anuncio de la oferta de empleo, te podrá decir algo sobre la personalidad del empleador, si es sobrio, formal o informal, etc.
  • Busca información sobre la empresa en Internet o revistas.
  • Haz una lista con todas las dudas y preguntas referentes a la empresa y el puesto, esto mostrará tu interés e iniciativa.
  • En la primera entrevista no hagas pregunta sobre el sueldo o beneficios.

2.- prepárate para las posibles preguntas de la entrevista

  • Practica con algún amigo o familiar, no memorices nada es solo por preparación porque no vas a saber de antemano que te van a preguntar. Esto es bueno hacerlo para que puedas actuar con naturalidad frente a tu posible empleador.
  • Intenta controlar tus nervios y prepárate aunque ya estés empapada sobre el tema, tú serás la que estarás hablando la mayor parte del tiempo ya que el entrevistador querrá como te expresas y que tan informada estás.
  • Mientras respondes las preguntas, puedes proponer soluciones para alguna necesidad que la empresa tenga y dar ideas.

 3.- Avisa a tus referencias

  • Antes de la entrevista debes informar a todas las personas que pusiste como referencia en tu curriculum sobre la reunión que tendrás y sobre el puesto al que te estás postulando.

4.- Prepara tu presentación

  • La primera impresión es importante, sé muy educada, sonríe y a la hora de dar la mano hazlo con firmeza y seguridad.
  • Evita como dijimos antes, los nervios y ten seguridad. Sé amistosa y entusiasta.
  • Cuida tu vestimenta; nada de escotes, faldas muy cortas, blusas ombligueras o ropa muy ajustadas.
  • Nada de maquillaje excesivo, tener las uñas limpias y el cabello arreglado.

5.- Durante la entrevista

  • Escucha atentamente al entrevistador y mantén el contacto visual.
  • Ten confianza en ti misma, tómate el tiempo para pensar antes de responder.
  • Cuida tu lenguaje corporal: no te encorves, no hagas movimientos exagerados con las manos, no muevas tus pies de manera nerviosa.
  • Responde con honestidad y da respuestas concisas pero bien desarrolladas. Contesta lo que se te pregunta, no te vayas por la tangente.
  • Al final de la entrevista es el momento de hacer las preguntas que preparaste con anterioridad. Agradece al entrevistador, cuando sea indicado puedes pedirle que te una tarjeta de presentación, expresa tu interés por trabajar con ellos y consulta si puedes llamar en un par de días.

Recuerda que la comunicación verbal y no verbal debe ser consecuente con lo que se está conversando en ese momento. No exageres ni inventes experiencias que no tienes, enfócate en las que si tienes y demuestra que son tu punto fuerte, porque eventualmente todo sale a la luz y quedarás mal.

No respondas más de lo que te pregunten y evita hablar de tu vida personal si el entrevistador no te está preguntando sobre esto. No hables mal de tus empleadores anteriores o de las empresas donde estuviste y ni se te ocurra usar el celular en plena entrevista.

Todos estos son consejos muy útiles que seguro te ayudarán a conseguir el puesto que buscas.

Leer Artículo

¿Estás estancada?

130

¿Estás estancada?

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

mayo 24, 2018

En muchas ocasiones duramos años en el mismo empleo y cuando nos damos cuenta ni siquiera hemos recibido un ascenso. Si te encuentras en esta situación es momento de pensar en hacer algo para cambiarla, sentirte estancada en tu trabajo es realmente frustrante ya que el éxito en el ámbito laboral es de suma importancia para sentirte satisfecha y con buena autoestima.

Existen generalmente dos opciones que causan estancamiento en el trabajo, no saber qué hacer o hacia donde encaminar la carrera y que no se tenga posibilidad de ascender. Una persona que se encuentre en cualquiera de estas situaciones es normal que se sienta infeliz y con un gran sentimiento de frustración, lo peor de todo es que muchas veces no sabe cómo salir de esa situación.

Cómo saber si estoy estancada

Si te sientes identificada con una o varias de las siguientes cosas, definitivamente estás en un punto muerto en tu carrera.

  • No sientes ninguna motivación para levantarte en las mañanas e irte al trabajo.
  • No eres productiva en tu trabajo, te la pasas desconcentrada y pensando en otras cosas.
  • No te relacionas con ninguno de tus compañeros de tus colegas.
  • Te llevas mal con tus superiores.
  • No te reconocen tu trabajo.
  • Tienes un salario bajo.
  • Tienes muchos problemas personales.

Si consideras que estás estancada es importante que busques una solución, esto pone en riesgo tu carrera y tu futuro.

Sal de esa zona de estancamiento

1.- Salte de la zona de confort

Esta zona es conocida por mantenernos atrapadas y por ser un lugar seguro sin poder salir por miedo a lo nuevo o a vivir cosas desconocidas, pero, como seguro ya has escuchado antes… El que no arriesga no gana.

Muchas veces por más ganas que tengas de salir de allí hay algo que te frena, puede ser miedo de defraudarte a ti o a los demás, de no cumplir con tus expectativas y fallar en algún nuevo proyecto. Empieza poco a poco, da pequeños pasos hasta que te decidas a buscar un cambio radical a tu vida laboral. Busca nuevos retos y no te rindas.

2.- Planifica tus objetivos

Descubre cuáles son tus limites y hasta donde estas dispuesta a llegar. Analiza bien que es lo quieres lograr, cuáles son tus intereses, como te ves de aquí a algunos años; pregúntate ¿Para mí que es el éxito profesional? ¿Qué quiero lograr profesionalmente?

Si no sabes exactamente qué es lo que quieres lograr y hacia te quieres dirigir, nunca vas a decirte a salir del estancamiento en el que te encuentras. Además, si te la pasas contando los días para que lleguen las vacaciones, es claro que ese no es el trabajo correcto para ti y estás perdiendo tu tiempo y potencial, esta es una señal clara de que necesitas cambiar tu vida urgentemente.

3.- Define tu punto de partida

Analiza cuáles son tus habilidades, fortalezas, cualidades, debilidades, experiencias, etc. Cuando estés totalmente consciente de lo que tienes y de lo que eres capaz, estarás lista para avanzar.

4.- Nunca dejes de aprender

Continuamente trata de ampliar tus conocimientos, mantente al día sobre los temas referente a tu carrera, usa el Internet como herramienta para aprender y así abrirte a nuevas oportunidades.

5.- Ponte en contacto

Esto es importante, tanto dentro como fuera de tu ámbito laboral. Si agregaste a alguien en alguna red social, como por ejemplo LinkedIn (especializada en hacer contactos laborales) este podría ayudarte en algún proyecto a futuro y/o a su vez presentarte a otras personas.

6.- Ten un plan B

Por si sucede algún imprevisto, es bueno tener un plan para que estés preparada.

7.- No temas equivocarte

Los errores nos hacen más fuertes y aprendemos de estos, son las mejores experiencias laborales.

En definitiva tienes que dar el paso, y esta parte es lo que da más miedo, pero piensa en lo mal que te sientes ahora y visualiza como será de brillante tu futuro si mejoras tu vida profesional.

Nunca te rindas, la persistencia es la clave del éxito.

Leer Artículo

150

¿Qué necesitas para emprender tu propio negocio?

Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

mayo 17, 2018

Para emprender un negocio propio se necesitan muchas cosas, pero sobre todo empuje y mucha pasión. Todo el mundo empieza desde cero y muchos de ellos como Oprah, Steve Jobs o Richard Branson han logrado absoluto éxito en sus empresas, lo más complicado puede ser por dónde empezar.

Seguro te estás preguntando que hacer o cómo dar ese primer paso, primero tienes que tener claro que iniciar una empresa no es fácil, demanda gran parte de tu tiempo y atención, pero, es una gran experiencia ¿Qué puede ser más satisfactorio que tener algo propio?

Generalmente el éxito o fracaso de una empresa depende de tres aspectos principales: Cómo, porqué y los pasos a seguir. Si tienes clara estas tres cosas estás empezando con buen pie.

A continuación te damos varios tips que te van ayudar a emprender tu negocio, no importa si es online o tradicional.

1.- Descubre cuáles son tus habilidades

No solo es tener una buena idea, es estar segura que tienes todas las características y habilidades típicas de un emprendedor. Principalmente es pasión por lo que quieres hacer, ganas de salir adelante, no dejarte vencer ante cualquier obstáculo y por supuesto cero temor a salir de tu zona de confort.

2.- desarrolla tu idea

No empieces un negocio solo pensando en dinero o porque sea tendencia, desarrolla algo que te apasione y con lo que ya tengas algo de experiencia.

3.- Investiga e identifica tu mercado

Tienes que tener claro a qué tipo de público va tu producto, cuál es tu target. Investiga a profundidad, haz estudios de mercado, puedes buscar por Internet todo lo referente a tipo de negocio y si consigues muchas coincidencias no te desanimes, consigue la manera de darle la vuelta y ofrecerle algo diferente y distintivo al público.

 

4.- Crea un plan de negocios

Esto es importante, aquí tendrás toda la información sobre tu emprendimiento. Alguna de las cosas que debes incluir son: Misión y Visión, resumen de la empresa, resumen ejecutivo, muestras del servicio o producto que ofreces, tu target, etc. Esto también lo necesitaras si en algún momento buscas inversionistas para tu proyecto.

5.- Determina costos

Primero que nada, ponte una meta financiera que puedas lograr. Luego de esto empieza con las respectivas investigaciones sobre los costos actuales en el rubro que vas a desarrollar y pedir presupuesto de todas las cosas que necesitas para empezar.

6.- Diseña un presupuesto

Luego que tienes ya claro todos los costos, es el momento de hacer tu presupuesto empresarial, cuanto tienes pensado gastar, montos específicos de cada cosa con el total final.

7.- Busca inversionistas

Quizás tienes una excelente idea y un maravilloso proyecto, pero no el dinero suficiente para empezarlo, en esta situación lo ideal es buscar personas que estén interesadas en invertir en tu negocio.

8.- Busca el nombre de tu empresa

Elige un buen nombre, original, llamativo, que te represente a ti y a tu marca. Además tienes que averiguar si el nombre está libre para su uso y posterior registro.

9.- Empieza a ofrecer tu producto o servicio

Ya tienes todo lo anterior listo, empieza a vender. Busca clientes, corre la voz entre tu familia y amigos, enfócate en ofrecer un servicio o producto de calidad. Se paciente, no siempre todo se va a dar a la primera, pero si eres persistente lo lograrás.

10.- Usa las redes sociales

Estas son tu mejor arma para publicarte, no dejes de hacerlo. Se constante en las redes y siempre tendrás personas interesadas en lo que estás ofreciendo.

Recuerda también que la atención al cliente es lo más importante, mantenlos contentos y siempre ofréceles nueves experiencias, productos y servicios.

Roma no se construyó en un día, no esperes hacerte millonaria de la noche a la mañana.

Sigue tu instinto, tú mejor que nadie conoces tu marca. Mantente enfocada en atraer clientes potenciales y en tus ventas, siempre se positiva y optimista. Saca a la mujer de negocios que hay en ti.

Leer Artículo

Porqué las personas tóxicas afectan tu salud

125

Porqué las personas tóxicas afectan tu salud

Dilemas, Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

mayo 16, 2018

Así como una persona alegre y positiva te hace sentir bien contagiándote de esta energía, igual pasa con una persona negativa y amargada. Como muchas veces te habrán dicho los humanos somos seres empáticos, esto se debe a las llamadas neuronas espejo, estas funcionan imitando emociones de otras personas que captan nuestra atención.

Dichas neuronas funcionan de igual manera al estar con gente positiva que al estar con alguien negativo y triste, terminamos por contagiarnos de todo su pesimismo.

Las personas que son agradecidas, que nos impulsan a seguir nuestros sueños son los que vale la pena tener a nuestro lado. La típica persona tóxica es la que no se alegra por ti, que siempre te mal aconseja a no seguir tus sueños porque no lo vas a lograr y siempre tiene una opinión pero negativa, aléjate de ella.

La toxicidad afecta tu salud

Aunque no lo creas, no solo tu salud mental se puede ver afectada por culpa de la toxicidad de otros; ansiedad, dolores de cabeza, depresión, insomnio, dolores musculares, malestares digestivos y otros síntomas como estos se presentan cuando vives bajo la sombra de una persona con energías negativas.

Principalmente, tienes que aprender a identificar cuáles son las personas tóxicas ¿cómo lo haces? Prestando atención a sus actitudes: son personas envidiosas, les gusta descalificar a los demás, humillan, les encanta hacer sentir culpables a otros, son egoístas, egocéntricas, chismosas, manipuladoras y se la pasan quejándose por todo y de todos.

Si llegas a reconocer estas cosas en alguien que está o quiere formar parte de tu entorno, ya sabes… Aléjate todo lo que puedas de esta persona.

Aprende a cuidarte

¿Qué pasa si por algún motivo no puedes alejarte de una persona tóxica? Quizás inevitablemente están en tu entorno por cuestiones de trabajo o es un familiar. No te preocupes, hay maneras de evitar que te afecten.

– Ten de antemano un tema de conversación:

Si sabes que te vas a encontrar con esta persona e inevitablemente tienes que tener contacto con ella, busca temas de conversación que sean banales. Si sabes que hay algún tema con la que se sienta cómoda, habla de eso e intenta alejarte lo más pronto posible.

– No intentes cambiar su forma de ser:

Verás que esto te será imposible, no pierdas tu tiempo y no te agotes. Respeta sus opiniones y no discutas con ellos. Da tu opinión y mantenla también pero no les impongas tus creencias, evita enfrentamientos.

– Pon limites:

Si empiezas a sentirte afectada por la toxicidad de alguien, repite los mantras “Disculpa, ahorita no puedo” “estoy muy ocupada, dejémoslo para después”. Mientras más te presionen mas tú diles esto. Trata de decirlo de diferentes maneras hasta lo entienda, de manera sutil pero firme.

– No te sientas culpable:

Estás haciendo lo correcto para ti y lo mejor para tu salud, no permitas que nadie te diga como sentirte, tú tienes el control de tus sentimientos.

– No des información sobre tu vida:

Si haces esto, le estas abriendo una puerta para que entre y opine sobre tu vida. Y no solo esto, empezarán las envidias y malas energías en todos tus planes y cosas buenas que tengas en tu vida. No lo permitas, restringe tu vida solo a las personas que aprecias y te valoran de verdad.

¿Qué pasa si es tu superior o te cuesta demasiado decir que no? Repítete siempre “esto no es bueno para mí”. Al repetirte esto en tu mente, inmediatamente se va creando un rechazo, un mecanismo de defensa que poco a poco te ira convenciendo que lo mejor es poner distancia.

Al momento de alejarte de la gente tóxica, inmediatamente sentirás una sensación maravillosa de libertad y felicidad. Ten siempre presente que mientras más nos alejamos del dolor, más nos acercamos a la auténtica tranquilidad y equilibrio. Pregúntate honestamente si estas rodeada de la gente correcta, si te das cuenta que no es así, pues empieza a hacer cambios en tu vida.

Aléjate de la negatividad, no te rodees de gente tóxica, tu salud física y mental te lo agradecerán. De igual manera está siempre muy pendiente de los conflictos que se crean alrededor de ti, porque algo está podría estar pasando que estás atrayendo constantemente toxicidad a tu vida o quizás sin ser consiente tu misma estás creando negatividad en ti  y en los demás, tienes que revisarte y mejorar si esto pasa.

Ser feliz está en ti, tú misma te creas tu felicidad… Nunca lo olvides.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/