MENU

Dilemas
Categoría

En qué debe invertir un emprendedor

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

noviembre 16, 2017

Cuando damos los primeros pasos en el emprendimiento y abrimos nuestro propio negocio, queremos ahorrar lo más que se pueda todos aquellos gastos innecesarios o que no se les sacará un provecho inmediato. Reducir y mantener bajo control la inversión inicial es algo totalmente normal sobre todo para los emprendedores que no gozan de un gran capital y que están utilizando recursos propios, por ende deben saber muy bien cómo utilizar lo que tienen para no despilfarrar.

No obstante cuando ya el negocio comienza a dar sus primeras ganancias, muchos caen en error de gastar sin visión de futuro, sin pensar en que es dinero puede utilizarse para expandirse y consolidarse en el mercado. Es decir, lo ideal es reinvertir las primeras utilidades en pro del crecimiento y rentabilidad de la marca, pero… ¿En qué invertir?

Lo primero que hay que saber es que las grandes mentes de los negocios saben que para que una empresa sea sustentable, obligatoriamente hay que invertir en ella. Ningún negocio crecerá por arte de magia, ninguna marca se posicionará por milagros, TODO ÉXITO TIENE SUS SACRIFICIOS, y eso es lo que a los emprendedores les cuesta entender: las ganancias son lo último que se ve, o al menos lo que tarda más.

Si estás empezando a darle forma a tu negocio y quieres evitar caer en esos errores que lastimosamente lleva a muchos emprendedores al fracaso, toma en cuenta las siguientes áreas en las que debes enfocar y dirigir tus recursos:

  • Talento humano

La clave para que tu negocio crezca es su capital humano. Podrás tener todos los recursos económicos a tu disposición pero si contratas gente inexperta o poco capacitada para desempeñar los diversos roles, literalmente estarás malgastando tu dinero.

Lo mejor es buscar y emplear los mejores talentos que puedas encontrar para las distintas áreas de trabajo y sobre todo ¡Págales bien! A medida que tu negocio vaya creciendo deberás ir capacitando al personal y contratando expertos para que la calidad del producto o servicio se mantenga. No olvides mantenerlos motivados y si desconoces las técnicas, apóyate en asesoría profesional pues la idea es que tu personal esté comprometido y estén dispuestos a dar lo mejor de sí.

  • Imagen corporativa

NO puedes ser mezquino con el dinero que utilizas para definir la imagen corporativa de tu negocio. Elementos como el logo, los colores y el eslogan de tu marca son determinantes para que esta se posicione y transmita tu propuesta de valor.

Busca a los que saben y trabaja con dedicación para construir la identidad de tu empresa, sus valores y su misión ya que todo esto debe verse reflejado en lo gráfico. En ocasiones los emprendedores le restan valor a este aspecto y contratan novatos o hasta se atreven a “diseñar” ellos mismos la propuesta gráfica, sin saber que dependiendo del ramo, los colores, las fuentes y hasta el lenguaje varían.

  • Marketing

El futuro llegó, hoy en día todo es marketing y si no te pules en esa área, te vas a quedar atrás. No puedes esperar que los clientes potenciales lleguen solos a tu negocio DEBES atraerlos con estrategias que los seduzcan y que sobre todo los mantengan fieles a tu marca.

Por algo las grandes empresas a nivel mundial tienen su departamento dedicado única y exclusivamente al marketing de sus productos, ya que este analiza el comportamiento del mercado y de los consumidores, datos que obligatoriamente debes conocer y tener en cuenta.

  • Innovación

Debes mejorar tu producto constantemente y reinventarlo tomando en cuenta la opinión de tus clientes, pues su finalidad es satisfacer sus necesidades, para esto deberás invertir en mejoramiento e innovación.

Todos los días debes pensar en qué o de qué manera puedes mejorar tu producto o servicio, ademá de analizar cómo lo está haciendo tu competencia, de lo contrario te quedarás rezagado ya que los clientes se van con quién les de lo que necesitan.

  • Servicio al cliente

Atrás quedó la época en que las personas compraban sólo por necesidad, la fidelidad de la clientela es algo difícil de conseguir pero más aún de mantener. En la actualidad los consumidores buscar tener experiencias de compras agradables, que les dejen algo positivo y que sea personalizada.

Para ello deberás invertir en tener un servicio al cliente acorde a sus necesidades y a esa experiencia que buscan, que los haga sentir valorados y parte del negocio. Lo que quieres es que ese cliente satisfecho traiga a dos más ¿cierto?

  • Infraestructura

Si tu negocio necesita una estructura física para atender a sus clientes, pues entonces esa es un área importante en la que debes invertir. Toma en cuenta qué tan adecuado es ese espacio y si es o no cómodo para sus visitantes y para tus trabajadores.

Cuando tengas la oportunidad, expande la infraestructura de tu empresa, distribuye sus espacios de acuerdo a su uso y dotarlo de mobiliario como mesas, sillas y muebles para la comodidad de los que hacen vida ahí y para tus clientes potenciales.

  • Alianzas

Las alianzas estratégicas te ayudarán a impulsar y dar a conocer tu marca en otros espacios que no dominas. Los aliados también pueden ayudarte a minimizar costos y llegar a otros mercados.

No puedes aliarte con cualquiera, debes analizar aquellas compañías que pueden ofrecerte esta ventaja y a las que tú puedes ofrecerle lo mismo. Se trata de una relación comercial recíproca, un ganar-ganar.

  • Ayuda social

El éxito y la prosperidad están íntimamente relacionados al agradecimiento y a la contribución social. Como empresario debes y tienes que invertir en ayudar a terceros, a personas o causas que necesiten de tu ayuda.

Aporta tu grano de arena a una causa noble y a otros emprendedores que están comenzando, hazlo de corazón y de manera efectiva. Además tus clientes lo notarán y le darán valor agregado a tu marca.

El camino es dificil, pero si quieres ser un emprendedor exitoso deberás invertir en tu negocio aunque esto represente sacrificios. Seguramente en un futuro verás como estos dan sus frutos y verás cómo tu empresa se expande de manera productiva.

Leer Artículo

¿Por qué y para qué perdonar?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

noviembre 15, 2017

Sentado en la fila de un banco, escuché una conversación entre dos señoras. “Yo tengo 24 años sin hablar con esa mujer, pero es que lo que me hizo fue muy terrible” y la otra señora le preguntaba “cuando tu dices “esa mujer” ¿estás hablando de Ana tu tía?”  “Sí, esa bicha” (dijo algo peor). “Es que cada vez que me la nombran me da una rabia, jamás la perdonaré”. La conversación siguió y en algún momento la interlocutora le pregunta, “por cierto ¿qué fue lo que te hizo Ana? Que no recuerdo”. La gran ofensa de esta señora por la que había dejado de hablar con “esa mujer” fue que no la invitó a su fiesta de cumpleaños.

Si lo analizas por fuera no pareciera que una cosa como esa, fuera suficiente para dejar de hablar a alguien de tu familia. Probablemente te molestarías, tendrían una discusión y ya. Mi teoría es que hay personas que vienen con una disposición a ser rabiosas o genéticamente cascarrabias  y cuando aparece un “gatillador”, eso se exacerba y pasan cosas como esta.

Muchas familias se han separado por momentos de rabia o simplemente por visiones diferentes de la realidad, que han llevado a enfrentamientos entre hermanos. Ahora, ¿vale la pena tener rabia acumulada tantos años y no perdonar? Esa es la pregunta.

La rabia es como un veneno que te corroe, te amarga y no te deja ser feliz. “Es que lo que me dijo” o “lo que me hizo, es imperdonable”. Posiblemente, la otra persona que es el objeto de tu odio, ni se entere de tus sentimientos. Y es posible que sí, que alguien te haya hecho mucho daño y que sea injusto o terrible lo que te hizo. El acto de perdonar es liberador para ti que eres quien tiene el enganche por eso que pasó y te causó dolor, y como no lo trabajaste, lo convertiste en sufrimiento que puede durar toda la vida. Cuando perdonas es como si soltaras una gran carga que no te dejaba avanzar.

Según Séligman, para tener felicidad duradera hay que tener emociones y actitudes positivas dirigidas al pasado, presente y futuro. El perdón está dirigido al pasado y nos garantiza una paz interior que nos permite estar sanos, física y psicológicamente. Perdonar puede ser uno de los retos más difíciles, pero si podemos lograrlo, podremos finalmente sentirnos tranquilos. El perdón es una virtud relacionada con la gratitud y la humildad.

Perdonar es cambiar la lectura de lo que pasó, es importante diferenciar que lo “malo” es el comportamiento y no la persona. Cuando perdonamos a alguien nos sentirnos mejor, porque dejamos ir esa sed de venganza, y emprendemos nuevas metas sin esa carga emocional del enojo.  Pensar todos los días en forma negativa sobre nuestro pasado es lo que hace que estemos infelices y sin paz.

Claro que tenemos razones para aferrarnos a nuestra rabia,  y consideramos que perdonar es injusto y que quien nos ha hecho daño debe pagar por su transgresión. Todos somos humanos y cometemos errores. Es importante saber que el perdón es un regalo para ti y no para el perdonado.

La psicología positiva plantea una técnica para lograrlo y se denomina REACE.

R.-  Recuerdo del daño. Repensar lo que pasó objetivamente, ver los hechos. No con autocompasión y no pensar en el otro como malvado.

E.-  Empatía. Intentar comprender por qué el otro me hizo daño, cuál fue su motivación, qué circunstancias lo llevaron a hacerlo.

A.- Altruismo. Recordar una ocasión donde tu fuiste el transgresor, te sentiste culpable y fuiste perdonado. Agradecer por ello.

C.- Compromiso. Perdonar públicamente, redactar una carta de perdón y comentarlo a alguien.

E.- Engancharse al perdón. Es hacerlo parte de nuestra vida. No es olvidar. Es cambiar el recuerdo del suceso. Verlo desde otra óptica que te dé tranquilidad y  paz.

Solo podemos tener paz en nuestra vida y avanzar si nuestro equipaje emocional es liviano. La sed de venganza y el odio son cargas demasiado pesadas para estar en armonía y ser feliz. Así que, ¡libérate de la carga y perdona!

Algo que aprender

El 13 de mayo de 1981, el Papa Juan Pablo II sufrió un atentado en la Plaza San Pedro, Ali Agca le disparó cuatro veces. Lo primero que hizo el Papa al recuperarse fue ir a prisión a perdonar personalmente a su agresor y lo perdonó realmente, pues quedó en libertad por un indulto solicitado por el Papa.

Leer Artículo

¿Qué es el vacío existencial?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA

noviembre 13, 2017

Los seres humanos nacemos, crecemos, buscamos el sentido de nuestra existencia o trazamos el plan de lo que queremos llevar a cabo en ella y lo hacemos ¡Es lo normal! pero… en ocasiones el “trazar un plan” se ve truncado por un vacío o crisis existencial que dificulta nuestro progreso.

¿A qué le llamamos vacío existencial? Al periodo en la vida de una persona caracterizado por dudas profundas sobre las razones que rigen los actos, creencias y decisiones que forman su existencia en el que interrogantes como ¿Cuál es el sentido de mi vida? ¿Para qué estoy en el mundo? ¿Qué hago con mi vida? ¿Para qué vivir si de todas formas vamos a morir? y muchas otras rondan en su cabeza.

En otras palabras, la persona NO sabe dónde está parada ni se conoce y la carencia de objetivos vitales la hace incapaz de mirar al futuro. Además, el desconcierto por lo que vive la puede llevar a estados depresivos de tortura psicológica para conseguir las respuestas a cada una de sus inquietudes.

Causas del vacío existencial

El vacío existencial viene dado por un problema de identidad que tiene lugar en momentos en los que nuestra vida está fuera de control; como cuando se termina una relación destructiva, no sabes qué profesión es la que te gustaría estudiar o te quedas sin empleo. En fin… cualquier cosa que te haga dudar sobre el sentido de tu vida es causa de este tipo de crisis.

Sin embargo, no todos los individuos sufren crisis existenciales y no todos los que las padecen las viven de la misma forma, pues algunos las experimentan durante breves periodos que se ajustan a etapas específicas de la trayectoria vital como las que ya hemos mencionado y otros las viven de forma prolongada.

La inteligencia emocional es clave

El concepto de inteligencia emocional ha revolucionado en los últimos tiempos la forma que las personas tenemos de relacionarnos con nosotros mismos. A través de investigaciones se ha demostrado que la misma nos aporta múltiples beneficios; por ejemplo, favorece la toma de decisiones y el desarrollo personal, que tienen gran relación con el vacío existencial.

Gracias a este término que hizo famoso el psicólogo estadounidense Daniel Goleman, los individuos podemos conocernos mejor y planificar objetivos realistas que son claves para salir de ese vacío existencial y volver a engancharnos a la vida. Con un poco de inteligencia emocional no será difícil dejar de lado la crisis de identidad y vivir la vida con mayor claridad.

Consejos para superar una crisis existencial

Si padeces este tipo de crisis debes concentrar tus esfuerzos en salir de ella positivamente ¿Cómo? Sencillamente reflexionando sobre la vida para que encuentres las metas a perseguir en pro de tu realización personal. A continuación te brindamos una serie de consejos para que lo logres:

1.Reconoce que estás atravesando una crisis existencial: Tal como ocurre con los alcohólicos y drogadictos, el primer paso que debe dar quien atraviesa un problema existencial es reconocer que lo sufre para poder avanzar y tomar acciones que le ayuden a superar el momento.

 

2.Analiza el problema como algo corriente: En ocasiones, los humanos nos podemos sentir como si estuviésemos atrapados en un juego creado y controlado por otros a quienes no les preocupa en lo más mínimo nuestros intereses personales ni los de la humanidad en general, pero muy contrario a lo que puedas creer, no eres el único afectado en el mundo con dudas respecto a la vida y puedes salir del tormento si te lo propones.

 3.Conócete a ti mismo: Como lo comentamos anteriormente, es de gran importancia que te conozcas a ti mismo para poder entender qué camino quieres seguir en la vida ¡No temas a tus propios deseos!

 4.Márcate objetivos: Diversos estudios científicos han determinado que cuando las personas se trazan objetivos y metas realistas disfrutan un mayor bienestar mental y se motivan a lograr lo que se han propuesto.

El existencialismo sugiere que cada individuo es capaz de elegir los parámetros de su existencia. Elegir el propósito y significado de tu vida por ti mismo puede ser clave para resolver una crisis. Algunos métodos que pueden servirte de ayuda son:

  • El aislamiento, para eliminar de tu consciencia cualquier pensamiento o sentimiento negativo o triste rechazándolo de forma activa.
  • Anclar tu consciencia a ciertos valores o ideales como “Dios, la iglesia, el estado, la moralidad, las leyes de la vida, la gente y el futuro”

1.Vive el presente intentando generar paz y alegría: Por muy fuerte que sea la situación en que te encuentres, no te hagas daño a ti mismo ni a los demás; aunque sufras terminarás por superarlo.

 

 Busca satisfacción en los pequeños placeres de la vida como oler rosas, sentir la luz del sol, saborear la comida, contemplar la belleza y escuchar la llamada de tu corazón. ¡Le puedes dar a tu vida el significado que quieras, porque después de todo se trata de tu propio experimento!

 2.Busca ayuda: La confusión puede cerrarte a mirar hacia el futuro, así que si intentas los consejos anteriores y no dan resultados deberás buscar ayuda psicológica de un profesional que te brinde herramientas para superar el vacío y encarar la dirección indicada para tener una vida plena. ¡Es lo que todos anhelamos!

Al sufrir una crisis existencial puedes transformar tu vida positivamente, pues si la resuelves de forma efectiva contarás con autosuficiencia moral y herramientas para afrontar en adelante la existencia.  Encontrar un Proyecto vital en el cual centrar tus esfuerzos le dará dirección a tus acciones. ¡Inténtalo!

Leer Artículo

¿De qué se trata la ley del espacio vacío?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

noviembre 10, 2017

En ocasiones, casi que por naturaleza, el ser humano desea hacer cambios profundos que de una u otra manera reimpulsen su crecimiento a todo nivel, bien sea porque se encuentra estancado o porque va muy lento en su propósito de vida. Generalmente tratamos de compensar esta sensación con actividades o personas, sin antes haber analizado de cuáles emociones debemos deslastrarnos o cuáles espacios necesitamos liberar antes de ocuparlos ya que antes de cualquier inicio o nuevo inicio, es vital desprendernos de eso que ya no queremos para que lo nuevo pueda entrar.

Mientras nos aferremos a elementos o emociones del pasado o del presente, se nos hará muy difícil dedicar espacio, tiempo y energía a lo nuevo. Debemos saber que la vida es un flujo constante de situaciones, relaciones y sentimientos que van y vienen, y que, aunque no lo entendamos, tienen un significado y razón de ser; pero no por ello tenemos que anclarnos, sino más bien necesitamos generar un nuevo espacio físico, emocional y espiritual, para incorporar nuevas experiencias y sanar las heridas que nos paralizan impidiendonos ir hacia adelante, a esto se le conoce como la ley del espacio vacío.

Hay que soltar

Soltar es la palabra clave, puesto que es OBLIGATORIO aprender a soltar eso que nos hace sufrir, nos resta o sencillamente no nos suma NADA a nuestras vidas. Sin dudas este es el primer paso para liberar espacios y que lo viejo se vaya de una vez por todas.

Pasa mucho que cuando estamos en nuestra zona de confort bien sea  a nivel laboral o en alguna relación, nos cuesta abandonar esa falsa “seguridad” y atrevernos a probar algo nuevo por miedo a fallar y perderlo todo. También tiene que ver mucho con la falta de confianza en nosotros mismos que nos impide dar el paso de riesgo, sin embargo hay que romper con esa atadura y soltar a pesar del temor que sentimos.

Los 3 espacios

Para aplicar la ley del espacio vacío explicaremos a continuación las 3 áreas que debemos trabajar si queremos obtener resultados satisfactorios.

1- Espacio físico

Proponte y realiza una limpieza a profundidad en tu casa. Te preguntarás para qué, bueno en primer lugar para que tú mismo te des cuenta de cuál es tu capacidad para soltar, es como una especie de prueba y autodiagnóstico.

Comienzas por cosas pequeñas y ve gradualmente avanzando en cajones arrumados, viejos trastes que ya no usas, ropa y artículos antiguos que guardaste “por si acaso” pero que nunca más utilizaste. Te darás cuenta que al desprenderte de estas cosas vas a experimentar una sensación de libertad que desconocías, así que regálalos, véndelos o dónalos a quienes trabajan con reciclaje.

2- Espacio mental

Ya lograste limpiar tu espacio físico y experimentaste la liberación de lo material, ahora estás listo para hacer espacio en tu mente que básicamente es una especie de caja negra en dónde almacenas pensamientos y creencias sobre tu pasado que te distraen y te limitan debido a que sin saberlo, le dedicas cierta atención que puedes utilizar en cosas nuevas.

Asume una nueva actitud de cambio y de amor por ti mismo para que identifiques cuáles son esos pensamientos y recuerdos que debes desechar. Reconoce qué tan inútil es eso en lo que estás pensando y lo innecesario que es darle ese espacio en tu día a día, en ese momento sabrás cómo sustituirlo por algo que si te traiga provecho. Por ejemplo deja de pensar en lo que no hiciste y ponte a pensar en lo que debes hacer y cómo hacerlo.

No todos lo reconocemos, pero esos pensamientos tóxicos e inútiles nos gobiernan y lo hacen porque nosotros dejamos que lo hagan, les damos ese poder. Si no vaciamos y renovamos la mente de toda la basura, no lograremos el cambio que esperamos ni construiremos esa nueva versión de nosotros mismos que deseamos.

3- Espacio emocional

Somos un cúmulo de experiencias vividas, experiencias que nos dejan inseguridades, miedos, tristezas y culpas si no tomamos la decisión de superarlas. Dejar guardados esas emociones en nuestro corazón, quiere decir que no hemos sido lo suficientemente maduros para aceptarlas y dejarlas atrás, por ende permanecemos anclados a ellas aunque pasen y pasen los años, es por ello que nuestro cuerpo se encarga de revivirlas una y otra vez hasta hacerlas inconscientes.

En lugar de permitir que esas emociones se salgan de nuestro control, lo mejor es procurar aprender de ellas y usarlas como trampolín, de lo contrario nos quedaremos atrapados. Para hacer ese espacio emocional, tenemos que expresar las emociones encapsuladas, decirlas, manifestarlas ¡Aceptarlas! y posteriormente sanarlas, es la única manera de darle lugar a otras más agradables.

Liberar espacios con la ley del espacio vacío es algo que de pronto se dice fácil, pero sabemos que a muchas personas les cuesta más que a otras porque de pronto son más apegadas. El hecho es que lo primero que tenemos que hacer para ponerla en práctica es entender su principio básico: mientras todo esté lleno, más difícil será que algo nuevo pueda entrar.

Así que como todo en la vida, es cuestión de decisión y voluntad. Atrévete a probar poco a poco y seguramente verás resultados inesperados.

Leer Artículo

¿Qué es el marketing emocional?

Belleza, Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

noviembre 9, 2017

El mundo evoluciona constantemente y con los cambios que eso conlleva la venta de productos también ha pasado por diferentes etapas, pues en los años posteriores a la segunda guerra mundial este proceso se producía por inercia, luego se crearon los departamentos de ventas o comerciales y posteriormente aparecieron las estrategias de marketing a fin de descubrir las necesidades del mercado y satisfacerlas.

Hoy en día, partiendo de la premisa de que los seres humanos somos más emocionales que racionales, hechos de historias, experiencias y momentos surge el concepto de MARKETING EMOCIONAL, enfocado en buscar conexión con la audiencia de una forma más personal para impulsar sus decisiones de compra por los “sentimientos y emociones” más que por la lógica, e incluso lograr que estos sientan la marca como algo propio y necesiten ser parte de ella.

¿De qué forma actúan las empresas para diferenciar su marca de otras por la vía emocional?

Principalmente y como ya lo habíamos mencionado hacen un diagnóstico  de los deseos y necesidades del consumidor, luego establecen la relación entre sus intereses y las propiedades intangibles del producto, elaboran las propuestas de objetivos a seguir,  después realizan estrategia de comunicación para posicionar el producto bajo esos conceptos emocionales identificados y desarrollan un plan de acciones permanentes para formar lealtades duraderas, utilizando diversos medios de difusión y formar creativas e innovadoras de penetración.

La tarea que tienen las marcas para lograr ese posicionamiento es ardua, debido a que los usuarios somos cada día más exigentes y estamos inmersos en la era digital, con plataformas y dispositivos a nuestro alcance para estar pendiente de las características de varios productos al mismo tiempo.

Algunas estrategias de marketing emocional

1.Inspiración

Un consumidor puede ser influenciado al ver que se lleva a cabo una buena acción y para que ese enfoque funcione puedes utilizar una historia de interés humano o un portavoz que encarna el espíritu de la marca. Al asociar la marca con un modelo a seguir en el que la gente pueda creer, terminas por llevarlos a creer en el producto también.

Por ejemplo, una campaña popular de una marca de lavaplatos fue aclamada como héroe del rescate de la fauna al limpiar a cientos de pájaros después del derrame de petróleo de la Costa del Golfo en 2010. Los consumidores vieron la marca con orgullo por ser parte de la respuesta humanitaria general a este desastre ecológico.

2.Expresar amor

Hay que ponerle a nuestra marca rostro y alma para poder atraer emociones de los consumidores que los lleven a  relacionarse con ella. Esto puede funcionar incluso para empresas que ofrecen un producto o servicio que no cuenta con muchos rasgos distintivos para diferenciarlo de la competencia; además, es impactante para las empresas que se especializan en productos o servicios para ocasiones especiales.

¡La forma más eficaz de humanizar a una empresa es demostrando que la marca hace que la vida de alguien sea mejor, más fácil o les traerá alegría!

3.Aspiración

Con este tipo de campañas se busca aprovechar los sueños de un público, sus pretensiones de alcanzar un objetivo elevado o sus deseos de disfrutar determinado estilo de vida para que adquiera el producto que ofrecemos. ¿Has visto publicidades en las que alguien viaja por carretera con un carro de lujo y te provoca adquirir esa marca? Pues en ese momento el marketing emocional apunta hacia tu aspiración.

 Enamora a tus posibles clientes vendiéndoles experiencias seductoras que lo hagan sentir especial. “El mensaje que compartes no solo hace referencia a las características lógicas que hacen de tu producto algo de calidad, sino a la experiencia emocional que estás compartiendo”

¡Para ejemplificar este tipo de estrategia, hablemos de Nike! Que en su categoría de lujo, presenta bolsos y transmite la imagen de que sus productos son para seres elegantes, mundanos que aprecian la artesanía fina y, si nunca has viajado por el mundo, adquirir un producto de su línea muestra que aprecias el mundo de una forma que otros no.

4.Enfoque local

Como por lo general somos regionalistas, las marcas intentan ganar fans conectando con el orgullo de la gente y la pasión por donde viven. Es así como marcas automotrices nacionales, minoristas y bancos se vinculan a sus mercados locales a través de campañas con famosas atracciones locales, escuelas y equipos deportivos de la ciudad natal.

Colombiana, por ejemplo, es una bebida gaseosa que ha construido sus estrategias de marketing en torno a elementos culturales de Colombia, posicionándose como un producto emblemático en dicho país.

5.Conexión con un hito

Una marca puede centrarse en los hitos de la vida que son importantes para su público y desarrollar una estrategia que resuena con ellos. Por ejemplo, una marca de pañales entra en la sala de partos con la campaña “El primer abrazo del bebé”, para recordar a las nuevas mamás que los abrazos fortalecen el sistema inmunológico de los recién nacidos.

¡Dejar huellas en el consumidor por medio de redes estimulantes basadas en el placer y bienestar es el objetivo! La diferencia de unas marcas a otras se encuentra en los “sentimientos” y sin importar qué estrategia elijas llevar a cabo, la clave del exitoso marketing emocional es la autenticidad.

Leer Artículo

¿Quiero ser feliz?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

noviembre 8, 2017

Parece un tema tan trivial o cosa de gente superficial, ¿qué quieres en tu vida? Yo quiero ser feliz, ¡pero qué ridiculez!, podría parecer un tema de esos genéricos, para leer un domingo aburrido en casa.

La realidad es que todo el mundo quiere ser feliz y una gran cantidad de gente siente que no lo es. Los que lo son, prefieren no reconocerlo pues pareciera que, más que la felicidad, lo que valora la sociedad es la amargura, el mal humor, el odio, la rabia, el estrés, en lugar del amor, la bondad, la relajación y el buen estado de ánimo.

Te dicen por ejemplo, Hola, ¿cómo estás? Muy bien. Sobre ese comentario no hay más indagación, pero si la respuesta es, “muy mal”, lo siguiente es, “¿ah sí…?” y “¿qué te pasó?”, “¿por qué?”, “¿estás enfermo?”, “¿se te murió alguien?”, “¿va mal el negocio?”, “¿te asaltaron?” Es evidente el interés en las cosas negativas que le pasan a los demás y el poco interés en las positivas, ¿por qué la misma persona no preguntó?, “¿estás bien?”, “me alegro” y “¿por qué?”, “¿te ganaste la lotería?” o “¿te enamoraste?”, “¿por qué estás bien?”, cuando todo el mundo parece estar mal.

De esta manera, los que están bien para satisfacer el ideario social y para no desencajar dicen, cosas como, “ahí o más o menos”, no vaya a ser que alguien le pregunte por qué están bien. Estamos demasiado entrenados para ver lo negativo y lo que no nos gusta, de los demás, de nosotros y de la realidad, y muy poco entrenados para ver lo que sí nos gusta de nosotros, de los demás y de la realidad. Y la verdad es que todo funcionaría mucho mejor en nuestras vidas, si nos conectáramos con lo que nos gusta, con lo positivo, de nosotros, de los otros y de la realidad.

Este parece ser un mecanismo universal, motivo por el cual las noticias que vemos o escuchamos todos los días, siempre son de cosas negativas. Las noticias positivas no son noticia. Lo trágico, o terrible, asesinatos, desastres naturales, son grandes noticias en todos los medios.

Si alguien descubrió la cura para una enfermedad, no tiene tanta cobertura, no es tan relevante. Salvar vidas pareciera no ser importante, en cambio, sí es importante saber cuántos murieron en ese accidente terrible en la autopista o el avión que se cayó apenas al despegar, matando a varios dentro y fuera, ¿cuántos murieron?, eso sí nos interesa.

Las informaciones positivas pasan debajo de la mesa o se mencionan apenas de pasada, pues no vende lo positivo, lo que vende es lo escabroso, lo miserable, lo detestable del ser humano. Pareciera que nos place regodearnos en las miserias ajenas sobre todo. Entonces, si nuestro mundo y nuestra sociedad funcionan así, la posibilidad de tener más gente feliz es cada vez más remota. Esto lo  debemos cambiar.

Pensamos que la gente feliz y la gente infeliz nace así. Eso no es cierto, ambos grupos hacen cosas que crean y refuerzan ese estado de felicidad o infelicidad. ¿En qué grupo estás tú?.

La gente feliz no experimenta un éxito tras otro, ni la gente infeliz un fracaso tras otro. Tanto la gente feliz como la infeliz, tienden a tener las mismas experiencias de vida. La diferencia es que la gente infeliz pasa más del doble del tiempo pensando en eventos desagradables que pasaron, o se quedan detenidos en algún fracaso o amargura pasada, o algo terrible que imaginan en el futuro, por lo tanto, son muy infelices.

Mientras que la gente feliz tiende a soltar rápidamente los pensamientos negativos después de un revés, y vuelven a tener pensamientos agradables sobre la realidad y sobre sí mismos. Esto los ayuda a avanzar con buen humor por el mundo.

La invitación es a que te conectes, todos los días, con pensamientos positivos. No es que la vida es color de rosa y todos estamos bien, no.  Es hacer ese trabajo de ver más lo positivo que lo negativo. Encontrar en cada cosa, por muy mala que te resulte, por lo menos una enseñanza, un sentido, y definitivamente, no engancharte en lo que no te hace funcionar bien, en lo que te quita, en vez de darte bienestar. Al final, percibir la vida de manera negativa o positiva siempre es una decisión. Por eso, desde ya decide el buen humor y la conexión con el optimismo, la pasión y la alegría y grita conmigo ¡OOOOOOPAAAAA!

Lo que dejas entrar a tu mente influencia poderosamente tu forma de pensar, y por lo tanto tus percepciones y tu forma de actuar. Si te reúnes con gente que habla de esperanza, de optimismo y de informaciones positivas, pronto tu conversación estará en esa frecuencia positiva. Decide conectarte en positivo

Leer Artículo

¿Qué hacer si no confías en los demás?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle

noviembre 4, 2017

Así como hay personas tan confiadas que nos cuentan los triunfos y fracasos que envuelven sus vidas cuando apenas nos están conociendo; existe el polo opuesto, que incluye a aquellas que son demasiado cerradas a confiar en otros por miedo a que esa confianza sea traicionada.

Por lo general, confiar no representa una tarea fácil sino que es producto de meses, e incluso años de relaciones y experiencias compartidas, pero si padeces “Pisantrofobia” la labor es mucho más cuesta arriba ¿Haz escuchado sobre ese término? Se refiere a un miedo irracional a establecer una relación de confianza con otras personas a raíz de perniciosas y traumáticas vivencias anteriores como desengaños amorosos o la traición de amigos y familiares que dejan una huella en el plano emocional.

Lo cierto es, que cuando un individuo desarrolla esta fobia comienza a sentir que todo el mundo lo defraudará y traicionará en algún momento transformándose en alguien desconfiado, que además puede sentir desilusión, tristeza, frustración y enfado o vergüenza por querer superarlo y no poder.

Características de un pisantrofóbico

La confianza es la base de cualquier relación interpersonal y, al perderla, este tipo de individuos muestran actitudes antisociales; por ejemplo, evaden actividades que supongan contacto cercano interpersonal con otros individuos como fiestas. Dicho encierro se debe al miedo de ser criticado, juzgado, rechazado o TRAICIONADO.

Mucho menos asisten a eventos en los que saben que se encontrarán con gran cantidad de personas desconocidas a las que no están seguros de caerles bien precisamente por su actitud de aislamiento.

Por otro lado, ¡No les gustan los riesgos que ponen en peligro sus emociones! Ni intentan comprometerse mucho afectivamente con otras personas. El miedo a abrirse a los demás los hace quedar como individuos solitarios, introvertidos y totalmente herméticos.

Y, obviamente, huyen de mantener relaciones íntimas por miedo a ser decepcionados de nuevo. Prefieren mantenerse solos por pavor a que traicionen su confianza igual o peor que la vez anterior.

La confianza propia es vital

¿Crees que si no confías en ti mismo serás capaz de darle a otro ese punto a favor? Evidentemente la desconfianza propia afecta el sexto sentido o intuición que nos dice si una persona es de fiar o no, así que en esos casos la dificultad para confiar en otros será responsabilidad tuya y de nadie más.

Esa desconfianza también te llevará a sentirte inseguro de tus habilidades para defenderte si alguien te ataca y pensando que estás indefenso te puedes volver mucho más desconfiado todavía, lo cual hace que la fobia se torne más limitante.

Ser pisantrofóbico no es sinónimo de carecer de intuición, sino de no confiar en la capacidad de acertar. Por otra parte, a las personas sin pisantrofobia no les causa pánico que la intuición se equivoque y se fían de su criterio.

Acudir al terapeuta es la mejor opción

Todos sabemos que recuperar la confianza en uno mismo o en los demás no es algo que se logre de la noche a la mañana. Por ello, si quieres superar la Pisantrofobia debes buscar ayuda y… ¿Quién mejor que un psicólogo para ofrecértela? Este especialista por medio de diferentes técnicas te puede ayudar a recuperarte de lo que te afecta emocional y anímicamente atacando directamente las causas.

  • Para volver a confiar tienes que aceptar lo que te ha ocurrido y permitirte vivir un proceso de duelo. No intentes minimizar el dolor, porque reprimirlo puede causar que no sanes nunca ni vuelvas a creer en nadie ¡Tómate tu tiempo y desahógate emocionalmente!
  • Debes concederte un descanso para recomponerte de la relación desafortunada y que cicatricen tus heridas. Aprovecha el tiempo para estabilizar tus emociones y si tu vivencia traumática tuvo que ver con una pareja sentimental no te precipites al tomar decisiones sobre una nueva relación. Cuando consideres que es un buen momento para volver a salir, tómalo con calma, porque quizás no estés preparado para confiar de nuevo en alguien y reaparezcan traumas del pasado.
  • Si tienes pareja, enfréntate a situaciones cotidianas en las que se necesite darle un voto de confianza como por ejemplo delegándole tareas que te permitan aumentar la seguridad en ella poco a poco o realizar actividades en conjunto.

Si logras volver a confiar en otras personas, superas un enorme reto. Además, te beneficias aumentando la felicidad y seguridad en ti mismo, lo cual ayuda a que disminuya el estrés y afrontes de mejor forma los problemas ¡Inténtalo!

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/