MENU

Dilemas
Categoría

Consejos para gestionar una empresa a distancia

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

octubre 15, 2017

Abrir una empresa es el sueño de muchas emprendedoras que lejos de querer ser asalariadas durante toda su vida en el negocio de alguien más, piensan en forjarse un futuro exitoso con grandes ideas que las lleven a la cima. Quizás no sea tarea fácil, pero es alcanzable y lo más importante es que luego de haberla constituido debes seguir trabajando fuerte en pro de su crecimiento.

En ese punto, vale mencionar que, aunque hace años manejar cualquier empresa era una actividad que solo se podía hacer en vivo y directo, acudiendo regularmente para verificar su correcto funcionamiento y establecer estrategias a poner en práctica, la inserción del internet y las nuevas tecnologías comunicacionales dieron un giro a esa premisa que ya no es motivo de inquietud, así que si por algún motivo no puedes asistir constantemente a tu oficina ¡No te preocupes! Ello no impedirá lograr tus metas.

¿Cómo gestionar tu compañía a larga distancia?

Lo principal es que por tratarse de una empresa que riges a distancia establezcas ¿Qué herramientas específicas utilizarás para comunicarte con tus empleados? Programas como Skype o Google Hangout facilitan la vida de muchísimas compañías, es recomendable que los manejes como elementos claves si quieres controlar la tuya de forma remota y podrás estar presente en reuniones importantes en el día a día de tu empresa.

Por otra parte, es esencial que siempre estés disponible. Tomando en cuenta que no estarás presente de forma física tendrás que estar muy pendiente de tu móvil, mail, Skype y otras vías que te ayuden a mantener contacto directo con el personal en caso de que surja algún inconveniente y se requiera que tomes una decisión o aclares dudas.

Asimismo, es de gran efectividad que envíes a todo tu equipo la planificación semanal o quincenal detallada por escrito vía email y si la misma sufre modificaciones o cambios por imprevistos te deberá ser comunicado de forma inmediata.

Importancia del personal en una empresa con manejo a distancia

Es necesario que hablemos de tu equipo de trabajo, ya que contratar personas resolutivas, capaces, organizadas y responsables que puedan llevar perfectamente su labor y el ritmo de la compañía será esencial para su óptimo funcionamiento.

De igual forma, tienes que analizar a cada una de las personas que trabaja en tu empresa con la intención de explotar sus puntos fuertes y evitar los débiles. Por ejemplo, si sabes que alguno es excelente atendiendo clientes, pero fatal en organización interna trata de ubicarlo en el área donde más se destaca para que dé buenos resultados. Además, designa entre ellos a alguien para que sea tu “mano derecha” y te represente en la empresa mientras tú no estés.

Para que conserves tu tranquilidad, también puedes formar equipos de trabajo por área en los que un miembro sea el responsable directo de ponerse en contacto contigo si hay problemas o si algún integrante tiene dudas.

¡No olvides delegar! Muchos empresarios prefieren hacer las cosas importantes personalmente para sentirse seguros, pero confiar en el potencial humano que tienes en tu negocio traerá muchas ventajas para el, para ti y para tus empleados. Entonces envía a cada encargado de las diversas áreas una lista con las funciones a realizar en determinado lapso de tiempo. Mientras no te encuentres, ellos serán los indicados para resolverlas.

Darle la oportunidad a tus trabajadores para que sigan formándose les permitirá ser cada día más capaces para sobrellevar el día a día y momentos duros de la compañía con seguridad, así que ¡Invierte en su aprendizaje!

Y… por nada del mundo dejes de supervisar lo que ocurre en tu empresa mientras estás ausente. Probablemente si no se ponen en contacto contigo es porque todo está marchando bien, aun así, tu deber es estar informada de todo lo que acontece porque son tus finanzas las que están en juego y la empresa de tus sueños la que se puede venir abajo.

Leer Artículo

Tipos de machismo y cómo identificarlos

Dilemas, Lifestyle, SE BELLA

octubre 10, 2017

Con el paso del tiempo, el movimiento del feminismo llegó para reivindicar el papel de la mujer y propugnar la igualdad de derechos entre géneros, lo cual ha contribuido para cambiar numerosas mentalidades al respecto. No obstante, el machismo todavía es palpable y representa un gran problema para las parejas, pues ese tipo de hombres tienen ínfulas de superioridad ante sus mujeres y quieren mantenerlas “pisoteadas” en cada ámbito.

A pesar de ello, muchas aceptan y apoyan las expresiones machistas por haber sido criadas en el marco de esa cultura. De hecho, hay quienes sostienen que una mujer alcanza su plenitud cuando se casa y se convierte en ama de casa para atender a su esposo e hijos, peero… ¿Crees que sea beneficioso compartir tu vida con alguien que te discrimina por ser mujer?

El machismo castiga cualquier comportamiento que considere como signo de debilidad o de igualdad ante la mujer; es decir, entre los mismos varones existe una represión para autoimponerse patrones de comportamiento bajo la amenaza de ser excluidos de la comunidad masculina si no los cumplen y esto solo ayuda a fortalecer sus absurdas teorías.

Los tipos de machismo capaces de afectar tu relación de pareja son fáciles de reconocer, en las siguientes líneas te los presentamos con sus características ¡Lee con detenimiento!

Tipos de machismo según la causa inmediata

El trasfondo del machismo incluye elementos culturales, económicos y políticos que nos colocan en desventaja. Sus diferentes causas son:

CAUSAS RELIGIOSAS, ya que diversas religiones contienen en sus textos sagrados mandatos que son interpretados de forma literal y ocasionan que las personas piensen que la mujer debe permanecer en una posición exclusiva de subordinación al hombre, en un rol de “apoyo cuyo poder de decisión sólo atañe a asuntos domésticos”.

También existe el MACHISMO POR TRADICIÓN que va más allá de la religión y puede ser expresado incluso a través de personas ateas que se enfocan en ver el valor positivo de “lo que se ha hecho siempre” y el común denominador. Por ejemplo, Muchos esperan que al iniciar una vida en pareja la mujer renuncie a su éxito profesional para cuidar del hogar y la familia. De igual forma, es visto como tradición que la fémina sea la que lave, planche, cocine o limpie la casa porque ellos consideran que les resta virilidad.

En ese mismo renglón, se encuentra el MACHISMO POR MISOGINIA, uno de los más evidentes y con un discurso agresivo hacia nosotras. Es común en las personas misóginas su odio hacia las mujeres, por lo que las tratan de forma discriminatoria sin razón específica para hacerlo, su visión simplemente se fundamenta en resentimientos y malas experiencias personales.

Este tipo de machistas puede llegar a los insultos, vejaciones o humillaciones a su pareja en el entorno familiar o en la calle por cualquier motivo sin importarle hacerla pasar un mal rato y que los demás se enteren de sus malos tratos.

Y aunque no lo creas, hay un MACHISMO POR DESCONOCIMIENTO que se genera en las personas por estar expuestas al punto de vista de muchas mujeres, o por haber crecido en un entorno con pensamientos muy cerrados más allá del acentuado tradicionalismo. A ellos se les dificulta empatizar con mujeres y reconocerlas como seres humanos con los mismos derechos.

Tipos de machismo según el grado de violencia

Sin dudas, el machismo siempre causa violencia que puede variar de física a psicológica y se divide en tres categorías:

Ese que lleva a la agresión de las de mujeres por el hecho de serlo se denomina MACHISMO DE CONFRONTACIÓN FÍSICA. En estos casos, la consecuencia más palpable es el femicidio, pero existen muchas.

Por otra parte, Las actitudes de condescendencia y permisividad hacia las personas que agreden a las mujeres por el simple hecho de serlo determinan el MACHISMO POR LEGITIMACIÓN DE LA VIOLENCIA. Esa forma de ver las cosas refuerza la impunidad de los crímenes machistas, acepta esas agresiones como normales y todos sabemos que son completamente reprochables, pues “a la mujer ni con el pétalo de una rosa”.

Por último, queremos hablar del MACHISMO PATERNALISTA, que caracteriza al hombre por ser el típico sobreprotector con la pareja. Su actitud podría interpretarse como de buena intención, pero esconde trasfondos sexistas asentados en que “la mujer debe ser protegida por el hombre”.

En este sentido, los machos anulan la autonomía y libertad de elección que tenemos las mujeres. Como por ejemplo, los que vigilan constantemente a sus esposas y hacen notar desconfianza en ellas para valerse por sí mismas, algunos se permiten salir de parranda con sus amistades y llegar a altas horas de la noche, pero se oponen a que sus parejas hagan lo mismo y, además, ponen límites a su cónyuge respecto a la vestimenta o maquillaje a utilizar para que “No les falten el respeto”.

Cada uno de los comportamientos expuestos hacen a un hombre machista y capaz de causar severos daños (físicos y psicológicos) a sus parejas, así que te recomendamos que si apenas estás estableciendo relación con alguien, te enfoques en conocerlo bien antes de involucrarte más para evitar encontrarte con ese tipo de sorpresas.

Pero si ya vives con un “machista de nivel” debes fortalecerte en muchas áreas para ser capaz de tomar decisiones en tu beneficio, exprésate cómo te sientes con su actitud y si no se muestra receptivo busca ayuda psicológica, apoyo familiar e incluso asistencia legal de ser necesario.

Leer Artículo

Maneras de superar la depresión

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA

octubre 9, 2017

La depresión es un estado mental que nos hace decaer tanto emocional como físicamente. Su principal síntoma es la TRISTEZA acompañada por sentimientos de inutilidad, culpa, desesperanza, dificultad para conciliar el sueño o exceso del mismo, falta de energía, problemas para concentrarse, cambios en el apetito, inactividad y retraimiento; todos capaces de hundirnos si así lo permitimos.

Ahora bien ¿Qué te lleva a sufrir una depresión? Cualquier cosa puede deprimirte, pero entre los motivos comunes destacan el terminar con una relación de pareja a la que estabas aferrada, la muerte de un ser querido, no calificar para el puesto que quieres dentro de una empresa o el despido del mismo.

En resumidas cuentas, los fuertes choques emocionales son los que nos empujan hacia la depresión y, aunque TODOS los vivimos en algún momento de nuestra existencia, no todos afrontan las mismas consecuencias pues hay quienes “dan una rápida vuelta a la página” y no permiten que esas emociones se vuelvan permanentes.

¿Cómo superar una depresión?

Si vives una depresión lo importante es que entiendas que no debes sumergirte en ella sino superarla y SEGUIR VIVIENDO. Al fin y al cabo… aparecerán otras parejas, aunque los seres queridos no se reemplazan, debes pensar en que seguramente esa persona que ya no está quisiera verte bien y si de trabajos se trata, más oportunidades vendrán.

Probablemente por tu cabeza pasa la idea de que los demás “lo dicen muy fácil, porque no son ellos los que se enfrentan a esta realidad”, pero la depresión se puede superar y tú mismo tienes que ayudarte a hacerlo. A continuación, te brindamos 5 maneras para lograrlo:

  • Ocúpate

La depresión se caracteriza por llevarnos a la inactividad y ésta produce que nuestra mente se llene de pensamientos negativos que, a su vez, dificultan la recuperación. Así que independientemente de tu estado de ánimo debes proponerte mantener un grado de actividad que te lleve a cortar con ese círculo vicioso depresivo. ¿Qué tipo de actividades? Las que te resulten placenteras y proporcionen una sensación de paz y control sobre tu propia vida. Por ejemplo, busca hobbies, plantéate objetivos y amplía tu círculo social.

Si la depresión hace que pierdas interés en actividades que antes disfrutabas, intenta volver a llevarlas a la práctica, lo más seguro es que después de realizarlas unas cuantas veces las vuelvas a disfrutar.

  • Realiza actividades físicas

Un estudio realizado en 2007 por investigadores de la Universidad de Duke, resalta los beneficios de hacer deporte para tratar la depresión. En concreto, asegura que caminar y correr un par de veces a la semana es tan efectivo como los antidepresivos al momento de reducir síntomas de la depresión.

El ejercicio físico aumenta los niveles de endorfina causando una sensación de felicidad o bienestar; además, activa zonas del cerebro que se encontraban dormidas.  Entonces ¡A ejercitarse!

  • Mejora tu autovaloración

“Todo me sale mal”, “Nadie me va a querer nunca”, “Le caigo mal a la gente”, “Soy fea, inútil, torpe…” Son sólo algunas de las necedades que llegas a pensar cuando estás deprimida, pero puedes cambiar esa forma negativa de ver las cosas por una más racional y hacer afirmaciones positivas sobre tu persona en voz alta te beneficiará.

Si tienes un problema real de cierta gravedad, haz todo lo que este a tu alcance para ponerle solución; no pienses en ello de manera improductiva porque te pondrás peor.

  • Únete a un grupo de interés

Esta opción puede atemorizar a aquellas personas que se sienten solas y aisladas, pero sin duda será de gran ayuda que te sientas parte de un grupo; convivas y compartas con otros para superar la depresión.

  • Emociones: Déjalas fluir y exprésalas

Si observas tus emociones, te asustas de ellas y las alimentas con más pensamientos negativos te mantendrás en el círculo vicioso de la depresión; en cambio, si las observas y dejas fluir sin nutrirlas verás cómo se apagan y la tempestad da paso a la calma ¡Inténtalo!

Por otra parte, el hecho de transmitir lo que piensas y sientes a alguien de tu confianza puede tener un efecto liberador. Al desahogarte puedes sentir cómo se alivian algunos de tus problemas; es como si dialogar permitiera quitarte un peso de encima.

El caso es que, cualquier situación que estés viviendo es transitoria, así que jamás, lee bien, JAMÁS se te ocurra pensar que tu vida no tiene sentido; al contrario, llénate de valor, sal de la depresión y sigue luchando por obtener logros en ella. ¡Estamos en este mundo por algo!

Leer Artículo

Descubre el poder sanador del perdón

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

octubre 7, 2017

Hay una frase que dice: “Aferrarse al enojo es como agarrar un carbón caliente con la intención de aventárselo a alguien más; pero el que sale herido eres tú”. El perdón se define como una liberación o renuncia al resentimiento e indignación que alguien nos ha causado y trae consigo el “olvido por elección” de cualquier intención de venganza que hayamos tenido con dicha persona. Cuando perdonas no solo beneficias a la persona que consideras que te ha hecho algún daño sino también a ti misma, pues acabas con esa condena que te estaba envenenando.

Al menos una vez en la vida nos hemos enojado con otra persona por considerar que nos ha ocasionado un daño con sus acciones, pero eso más allá de hacernos sentir bien nos puede enfermar de rabia, impotencia e incluso producir malestares físicos, ya que nuestras creencias y juicios se somatizan en el cuerpo.

Si perdonas, ¿De qué formas te beneficias? Liberándote de la rabia, ira y sufrimientos que te hacen desperdiciar energías en pensamientos tóxicos, sentimientos de rencor y odio.

Aunque hablemos de una palabra de 6 letras, el significado es más complejo que pronunciarla, ya que por naturaleza nos cuesta pedir y recibir perdón. De algún modo, la sociedad nos ha convencido de que pedir perdón a alguien nos desvaloriza o coloca por debajo del otro pero eso es TOTALMENTE FALSO, la verdad apunta que pedir perdón o recibir una disculpa por parte de alguien muestra que somos personas maduras y sensatas.

En las siguientes líneas compartimos contigo algunos beneficios del perdón:

  • Niveles de estrés más bajos:

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores del Hope Center, uno de los beneficios del perdón es que reduce las cantidades de cortisol. Los investigadores examinaron las respuestas físicas de 71 participantes mientras hablan acerca de rencores y al momento que hablaban acerca del perdón y la empatía, aquellos que mostraron más perspectivas de perdón tuvieron respuestas de estrés psicológico menores.

  • Mantiene sano tu corazón:

El perdón también es bueno para el corazón. Un estudio sugiere que las personas que guardan rencor tienden a tener ritmos cardíacos más altos, mientras que aquellos que son más empáticos y capaces de perdonar tienden a tener ritmos más bajos.

  • Reduce el dolor:

De acuerdo a un estudio hecho por investigadores de Duke University Medical Center, perdonar a aquellos que nos hicieron algún daño puede reducir tanto el dolor emocional como físico. De 61 participantes que sufrían de dolor de espalda crónico, aquellos que tenían más carácter para perdonar reportaron niveles de dolor más bajos. Esto llevó a los investigadores a pensar que “existe una relación entre el perdón y aspectos importantes de vivir con constante dolor”. ¿Vas a seguir enferma solo por un disgusto con alguien? Discúlpelo y termina tu malestar físico.

  • Reduce la presión arterial:

 Dejar ir el enojo puede reducir tu presión arterial, ya que los niveles de estrés y emociones son más reducidos.

  • Extiende la vida:

Los rencores pueden estarte quitando años de vida. De acuerdo a un nuevo estudio, después de revisar a adultos de 66 años y más, y determinar su habilidad para perdonar, aquellos que eran de naturaleza menos aferrada tendían a vivir más tiempo.

Para considerar y recordar cada vez que necesitemos perdonar…

La vida es una sola y resulta injusto que pierdas relación con amistades, familiares y vecinos por un disgusto que seguramente tendrá alguna solución alineada hacia el perdón. Ha habido casos en los que a las personas se les va un ser querido del paraíso terrenal sin haberse disculpado alguna situación y se arrepienten demasiado tarde ¡No formes parte de ellos!

Recuerda siempre que el PERDÓN es necesario y bueno para nuestra salud, nos hace sentir alegría en el diario vivir, disfrutar de un descanso tranquilo y profundo y sentir paz en el corazón. La palabra de Dios reza “Por encima de todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida” así que  ¡Perdonen y vivan!

Leer Artículo

Técnicas para entrenar tu memoria

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TRENDY, SE TÚ

octubre 6, 2017

La palabra entrenamiento siempre la hemos asociado con mantener un cuerpo saludable, pero ¿conoces la importancia de ejercitar tu memoria?… Si en ocasiones te cuesta hasta recordar algo simple como el lugar en que dejas las llaves del auto, quizás tienes problemas para memorizar.

Gracias a la memoria no solo recuerdas detalles como dónde dejaste tus llaves o cómo hacer tu receta de cocina favorita,sino que también reconoces quiénes son tus familiares o qué cuentos te gustaba que te contaran en tu niñez antes de ir a la cama Y TODO lo  aprendido en tu vida. En pocas palabras, le debes el hecho de recordar tu existencia.

Aunque diversos estudios determinan que la buena salud de la memoria está condicionada por variables como la edad, el estrés, la dieta, genética y calidad del sueño ¡Tú puedes ayudarla! pues también está comprobado que con la disposición de realizar algunos ejercicios sencillos de 15 o 20 minutos diarios contribuirás a mantener una memoria más saludable. En las próximas líneas, te desglosamos algunas técnicas:

  • Oblígate a memorizar datos sencillos

Memorizar números telefónicos, el número de tu cuenta bancaria, alguna dirección o sencillamente la lista de compras del super es una excelente alternativa para fomentar la buena salud de tu memoria.

Además, en la noche cuando estés lista para dormir, puedes repasar con mínimo detalle todo lo que hiciste durante el día desde el momento en que te levantaste. De esta forma, mejorarás tu memoria, habilidad de visualizar, concentración y poder de observación.

  • Recuerda a través de rimas sencillas

Intenta dedicar algunos minutos a memorizar información a partir de la creación de rimas, con esto estimulas y agilizas el buen funcionamiento de tu memoria.

  • Crea mapas mentales

Cada vez que visites un lugar nuevo, intenta dibujar un mapa del área que recorriste sin olvidar detalles como las plantas, escaleras, murales y animales que hayas visualizado. Con este ejercicio mejorarás tu memoria, capacidad cerebral y desarrollarás tu inteligencia espacial.

  • Intenta aprender algo nuevo

Una forma efectiva de entrenar la mente es incitarla a superar nuevos desafíos. Estudia algún idioma que te llame la atención, aprende a tocar un instrumento, a tejer o simplemente investiga a profundidad temas que te apasionen y resulten de tu interés. Así pondrás en funcionamiento diversas zonas de la mente que obligarán al cerebro a salir de su zona de confort.

  • Juega para tener una mejor memoria

Puedes entretenerte para mantener la buena salud de tu memoria, pues hoy en día existe gran cantidad de juegos que sirven como entrenadores y dan mucha agilidad; por ejemplo, los Sudokus, crucigramas, puzzles y hasta las sopas de letras.

  • Cambia tu rutina

En ocasiones las rutinas a las que va mezclada nuestra vida diaria son causantes de que hagamos las cosas en modo automático; es decir, sin prestar mucha atención, pero intenta cambiar de rutina utilizando otra ruta para ir al trabajo o reorganizando tu escritorio, con ambas forzarás al cerebro a desvincularse de viejos hábitos y prestar atención de nuevo.

  • Utiliza tu mano no dominante

Si eres diestra utiliza la zurda y viceversa, para realizar actividades del día a día como cepillar tus dientes. Investigaciones demuestran que si utilizas el lado opuesto de tu cerebro, puede haber una expansión rápida y sustancial de partes de la corteza cerebral encargadas de procesar información del tacto de la mano, con lo cual incrementarás tu salud mental.

  • Olor y acción

La nariz a diferencia de otros sentidos alcanza la memoria directamente sin pasar por otras partes del cerebro, por ello se considera como una herramienta de asociación mental muy efectiva.

Ponlo en práctica utilizando un perfume o labial de olor fuerte mientras estudias para una evaluación y llévalo contigo al momento de presentarla, eso te hará recordar mejor lo estudiado. En general, mientras más puedas reconstruir el contexto en el que se guardó el recuerdo, mejor recordarás.

Más allá de técnicas…

Para ayudar a que los ejercicios mentales que te acabamos de dar sean efectivos debes seguir los siguientes hábitos:

  • Consume alimentos ricos en Omega- 3

La dieta es un factor determinante para la buena salud de nuestra memoria. Si quieres que se mantenga intacta procura que tu dieta incluya alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 como el salmón, aceite de oliva, frutos secos, espinaca, entre otros.

  • Duerme bien

El 95% de los adultos necesitan dormir entre 7.5 y 9 horas cada noche, reducir algunas horas puede afectar la memoria, creatividad y habilidades cognitivas. Lo recomendable es que mantengas un horario regular para dormir, evites las pantallas al menos una hora antes de ir a la cama y que evites la cafeína.

  • Reduce el estrés y la ansiedad

El estrés es tóxico para la memoria y, a medida que pasa el tiempo, destruye células cerebrales afectando la región que involucra la formación de nuevas memorias y de la extracción de recuerdos antiguos. Para superar el estrés es necesario que tomes algunas pausas en tu trabajo durante el día, expreses tus sentimientos en vez de guardarlos, te enfoques en una tarea a la vez y medites si te agrada.

Si intentas todas las técnicas mentales recomendadas y tu memoria no mejora, probablemente tengas una condición de salud que debes identificar como enfermedades cardiovasculares o diabetes. En ese caso, no dudes en acudir a tu médico.

Leer Artículo

Hábitos para cultivar la autoconfianza

Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE CULTA, SE TÚ

septiembre 25, 2017

Indiscutiblemente quienes gozan de confianza, tienen mayor probabilidad de alcanzar el éxito en cada meta que se establezcan. Aunque la autoconfianza puede confundirse con la autoestima es importante diferenciarlas, en este sentido las personas que creen en sí mismas superan los obstáculos que se les presenten en la vida pues se saben capaces de hacerlo y esto los motiva a la hora de tomar decisiones.

Como decíamos, la autoconfianza y la autoestima son dos cosas diferentes. La primera se evidencia cuando somos capaces de identificar y valorar nuestras habilidades, dominio y capacidades para desenvolvernos en determinados ámbitos, la segunda se refiere a una valoración, estima y aprecio general de lo que somos como individuos.

De allí parte la importancia de cultivar nuestra autoconfianza para asumir con seguridad los roles que nos toquen en el área donde nos desarrollamos. Esta actitud se puede desarrollar, Pero ¿Cómo se hace? A continuación, te lo decimos:

  • Refuerza tus talentos

La mejor técnica para repetir patrones positivos de conducta es a través del refuerzo y con elogios te recordarás a ti misma cuán capaz eres de hacer bien las cosas. Es como persuadirte a ti misma, aceptar, minimizar y restarle importancia lo que te sale mal.

  • Sé positiva

Es natural tener bajones emocionales y también es difícil mantener siempre una actitud positiva, sobre todo si el panorama se oscurece. Pero, como hablamos en el punto anterior, la clave está en enfocarte en lo bueno, para ello es esencial dejar de compararte y recordar cómo tus habilidades ayudan a resolver situaciones determinadas; esta esa una manera positivista de afrontar los problemas.

  • Inspírate

Mantente inspirada con modelos de éxito a seguir, todos tenemos ídolos que de una u otra manera nos motivan, influyen en nuestro comportamiento y en nuestra autoconfianza. De hecho en el coaching se utiliza mucho la técnica de observar a personas exitosas haciendo eso en lo que se destacan.

  • Asume el pasado

Somos un cúmulo de experiencias buenas y malas, esto es importante aceptarlo para encontrar el equilibrio emocional y la autoconfianza. Si asumimos como pasado aquellas experiencias negativas y reconocemos nuestros errores como parte de la vida, evitaremos que la confianza en nosotros mismos se ve afectada.

  • Rétate a ti misma

De vez en cuando es muy bueno ponernos retos a nosotros mismos, probarnos y actuar en función a la meta que queremos alcanzar. Atreverse a hacer algo y que nos salga bien, afianza la autoconfianza porque es una manera positiva de percibir nuestras capacidades, pero OJO, si no sale como esperábamos, tenemos que aceptarlo y seguir adelante tomando sólo las enseñanzas.

  • Haz memoria

Es verdad que debemos aceptar las experiencias negativas, pero también es importante que nos recordemos nuestros logros y las cosas que hemos hecho muy bien. Podemos incluso elaborar una lista de metas logradas y darle un vistazo frecuentemente para mantenernos motivadas.

  • Capacítate

Es importante que te capacites cada día en el área que dominas. Debemos refrescar los conocimientos constantemente para estar seguras a la hora de ponerlos en práctica pues saber que sabemos lo que hacemos, impacta positivamente en la autoconfianza.

  • Conoce tus emociones

Se trata de comprender cómo sentimos y cómo pensamos ante las diferentes a situaciones para corregir las fallas en nuestra conducta y mejorar nuestra autoconfianza. Si queremos cambiar los hábitos negativos, tenemos que adoptar una mentalidad para lograrlo.

  • Cuida tu lenguaje corporal

Muchas veces transmitimos más con el lenguaje de nuestro cuerpo que con lo que decimos. Para cultivar la autoconfianza debemos trabajar muchísimo nuestra actitud a diario, desde nuestra postura hasta los gestos que hacemos cuando nos referimos o interrelacionamos con otros.

  • Atiende tu entorno

Y con esto nos referimos a la gente que te rodea y al ambiente en general. Procura tener espacios limpios, agradables y acogedores ya que donde tú te mueves se mueven todas las energías. Con respecto a quienes te rodean, hay un dicho que dice “Si vives entre codornices, es difícil que vueles como águila”.

Además de todos estos consejos también debes cuidar tu cuerpo y tu espíritu. Come sano, ejercítate, medita y busca la paz interior, de esta manera estarás en equilibrio y podrás mostrar con naturalidad lo capacitada que estás para desempeñarte en tu área, eso sí, ve poco a poco ya que el mayor enemigo del desarrollo personal es la impaciencia.

Leer Artículo

Beneficios del sexo en el embarazo

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ, Ser Mamá, Sexo & Relaciones

septiembre 24, 2017

Por medio del sexo creamos a nuestros hijos y es una actividad que comúnmente nos gusta compartir con nuestra pareja, pero luego de quedar embarazada el comportamiento de una mujer puede cambiar de forma positiva o negativa en esta área; para algunas el deseo sexual se puede intensificar debido a que las hormonas están en plena ebullición y las emociones a flor de piel, otras aseguran una bajón de libido durante esta etapa al punto de rechazar a su pareja y, por otra parte, están quienes no se atreven a mantener relaciones sexuales por el simple miedo de causar daños al bebé.

¿Estas embarazada y evitas el sexo con tu pareja por no afectar la salud de tu bebé? NO lo hagas más. Eso de que es riesgoso que una mujer encinta tenga relaciones es un VIEJO MITO. A menos que lo indique el médico por alguna complicación en tu caso, puedes practicar el sexo y, lejos de ser perjudicial, resultará beneficioso por múltiples razones.

Unión afectiva de la pareja

La relación sexual fortalecerá el vínculo afectivo que los llevó a formar una familia, vivirán momentos muy especiales de complicidad e ilusión y, si es tu primer embarazo, serán los últimos meses siendo solo dos, entonces… ¡Aprovechen y disfruten de su intimidad!

Mejores Orgasmos

El flujo sanguíneo de la mujer estando embarazada aumenta aproximadamente un 50 por ciento especialmente en la región pélvica, gracias a la acción de las hormonas. Esto ocasiona que las relaciones sexuales sean mucho más placenteras y con orgasmos intensos.

Un dato curioso es que… hay casos en los que la mujer nunca había experimentado un orgasmo y lo hace por primera vez en el embarazo.

Agradable para el bebé

Aunque no lo creas, también el bebé disfruta la relación sexual, pues luego de que la madre tiene un orgasmo se produce una liberación de endorfinas que llega hasta el feto por medio del cordón umbilical y le da una sensación de placer a tu criatura.

Es positivo para formar bebés seguros y tranquilos

Especialistas en ginecología indican que las mujeres embarazadas activas sexualmente tienen bebés más seguros, tranquilos y felices. ¿Vas a desconfiar de ellos?

Ayuda a conciliar el sueño

El sueño constante es síntoma del embarazo en algunas mujeres, pero para otras esa puede ser una misión imposible, sobre todo en las últimas semanas de gestación; cuando la barriguita crece y no encuentras posición cómoda en la cama. En este último caso, el sexo surtirá efecto como un poderoso relajante muscular que contribuirá a mejorar el sueño y favorecer un mejor descanso.

Mejora el estado de ánimo

Es una condición que produce siempre el sexo, pues durante el orgasmo se liberan endorfinas conocidas como sustancias químicas naturales del cuerpo que nos ayudan a sentir bien y mejoran nuestro estado de ánimo, así que… ¡Digamos adiós a las preocupaciones y al mal humor!

Ayuda a desencadenar el parto natural

El sexo durante los últimos meses de gestación es un ejercicio maravilloso para preparar el parto, pues la oxitocina producida durante el orgasmo femenino provoca contracciones en el útero que facilitan este trabajo y preparan el cuerpo para aliviar el dolor.

Por otra parte, el esperma del hombre contiene prostaglandinas, hormonas que también favorecen la contracción de la musculatura del útero.

Mejora la recuperación postparto

Los efectos positivos de la relación sexual durante el embarazo se extienden hasta después del parto. El grupo de músculos que conforman el suelo pélvico y se encargan de sostener la vejiga, el útero y el recto son ejercitados por medio de la práctica sexual; es decir, se fortalecen de cara al parto y tienen una fácil recuperación después de el.

Si en tu embarazo no es contraindicado por el médico mantener relaciones sexuales, olvídate de la abstinencia. ¡Ya lo sabes! el acto sexual será provechoso para ti mientras atraviesas un estado de alteración hormonal e importantes cambios, para el futuro padre que participa en los temores y alegrías del embarazo y su futura paternidad y, por supuesto, para el feto que sentirá el cariño y tranquilidad de su madre.

Leer Artículo

¿Cuántas horas deben dormir los niños?

Bienestar, Dilemas, Lifestyle, Ser Mamá

septiembre 20, 2017

“Todos los extremos son malos” es una frase muy conocida y que se ajusta a los distintos aspectos de la vida. Dormir poco o mucho puede traer repercusiones negativas en el día a día de un niño, por ello es primordial que aunque todos sean diferentes, los adaptemos a dormir la cantidad de horas suficientes para su descanso.

El hecho de que un niño duerma lo debido resultará beneficioso para su desarrollo y bienestar. En cuanto a este tema los especialistas determinan que un buen y prolongado sueño traerá como resultado una mejor atención, comportamiento, aprendizaje, memoria, calidad de vida, regulación emocional, mejor salud física y mental del pequeño, pero si por el contrario, tu hijo no duerme lo suficiente o más de lo recomendado estará expuesto a un mayor riesgo de lesiones, hipertensión, obesidad y depresión.

Hasta los 2 años un niño pasa en promedio 9500 horas durmiendo y 8000 despierto

Según un estudio canadiense que tomó como muestra más de 1400 familias con niños de 0 a 6 años de edad, existe una relación estrecha entre el tiempo de descanso y la capacidad de aprendizaje o del desarrollo del lenguaje de estos pequeños. Es decir, los chicos que duermen menos, tienen un bajo rendimiento escolar y dificultad para comunicarse debido a que están perdiendo la fase del sueño que se encarga de fijar los recuerdos en la memoria, recuperarse y prepararse para aprender más.

Ahora bien, el número de horas diarias que debe dormir el niño será determinado por su edad. Un gráfico especial publicado por la Asociación Americana de Sueño lo da a conocer ¡Presta atención!

Niños de 4 a 12 meses: 12-16 horas diarias, incluyendo siestas.

Niños de 1 a 2 años: 11-14 horas diarias, incluyendo siestas.

3 a 5 años: 10-13 horas diarias, incluyendo siestas.

6 a 12 años: 9-12 horas

13 a 18 años: 8-10 horas

La Asociación intenta orientar sobre el descanso que necesita tu hijo; sin embargo, no significa que todos los días se cumpla a cabalad. Si decides no tomar esa información como una rutina estructurada para tu retoño, al menos intenta que la cantidad de horas se acerque para que tenga un sueño reparador.

Claro, debes adaptar este gráfico a la dinámica diaria familiar, por ejemplo, si tu niño va a la escuela por la mañana, deberá acostarse mucho más temprano la noche anterior.

¿De qué debes alejar a tu hijo a la hora de dormir?

Las tecnologías no son buenas antes de dormir, por lo tanto, apaga pantallas de televisores y computadoras media hora antes de que tu hijo vaya a la cama y no permitas que este tipo de aparatos estén dentro de su habitación, pues pudieran esperar que te duermas para encenderlos y quedarse allí muchas horas.

Por otra parte, si tu hijo tiene un teléfono móvil también se distraerá con el mismo antes de dormir, permítele utilizarlo hasta cierta hora y que luego te lo entregue hasta el día siguiente.

Y por último, pero no menos importante, no le des dulces que los puedan llevar a un estado de hiperactividad del que no te sea fácil desprenderte para llevarlo a la cama.

La necesidad de establecer rutinas

¿Eres de las que con frecuencia a la hora de dormir tiene que aceptar evasivas como “No tengo sueño” o “mami un ratito más? Esa suele ser una actitud común cuando no acostumbras a tus hijos a llevar una rutina y quieren ir a la cama a altas horas de la noche, sin importar tener que madrugar al día siguiente para ir a clases o realizar otro tipo de actividad.

Para evitar lo anterior, es recomendable que desde que tus hijos están pequeños establezcas rutinas que el bebé asocie al acto de dormir. Por ejemplo, puedes apagar el televisor o poner música relajante a un volumen suave, poner luces tenues, darle un baño y cantarle una canción de cuna para que entienda que es hora de dormir.

Cuando el niño está más grande la rutina para él puede consistir en: Recoger los juguetes, ponerse el pijama, lavar los dientes y asearse para que tú o papá le lean un cuento.

Si notas que tu hijo tiene problemas para conciliar el sueño, lo mejor es acudir a la ayuda de un profesional, puesto que ya sabemos los peligros a nivel de salud que corre debido al insomnio. Sólo un experto determinará las causas y el tratamiento para conseguir que nuestros niños disfruten de un sueño reparador.

¡Todas queremos hijos sanos! Ten en cuenta que si todas las noches repites las actividades anteriores en una hora habitual, estarás estableciendo una sana rutina del sueño que traerá grandes beneficios para tu hijo.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/