MENU

Carrera & Dinero
Categoría

101

Emprender en Latinoamérica

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Junio 15, 2017

Hablar de emprendimiento se ha vuelto una constante en las conversaciones entre personas de negocios durante los últimos años. Emprender representa el sueño de independencia y éxito profesional que muchos persiguen durante toda su vida, sin embargo este término va más allá de una idea, es necesario tiempo extra, paciencia, esfuerzo y algo de dinero para poder concretar tu propia empresa.

Afortunadamente en América latina cada vez se ven más profesionales académicos o de oficio, que apuestan a concretar su propio proyecto puesto que el latinoamericano tiene ese don de creatividad que lo caracteriza. En este sentido, debemos saber qué están haciendo los gobiernos para apoyar el talento emergente ya que sin apoyo financiero, estas iniciativas que hacen crecer a un país, están destinadas al fracaso en la mayoría de los casos.

Principales barreras

La burocracia administrativa es una de las principales trabas que un emprendedor se encuentra en el camino, ya que son muchos los requisitos para obtener financiamiento público o privado que es necesario para desarrollar su idea.

Igualmente los monopolios tradicionales tienen acaparado el mercado y no dejan que nuevos participantes entren al terreno. De hecho algunas grandes transnacionales juegan al saboteo con tal de desplazar a sus potenciales competencias.

Al emprender son necesarios contactos que a su vez te lleven a otros contactos que te ayuden a desarrollar tu iniciativa, personas que crean en ti. Lamentablemente, según el Banco Interamericano de Desarrollo, en este lado del continente carecemos de redes de conocidos o influencias que nos empujen y es por ello que los líderes deben promover el capital social, establecer canales de comunicación y mecanismos que ayuden a superar las desventajas que enfrenta un emprendedor novato.

Los trámites legales que debe consignar un emprendedor son sumamente costosos. Nuevamente el tema burocrático pone cuesta arriba el interés de los nuevos empresarios por generar su propia fuente de ingreso y entrar a agitado mundo de los negocios. Reducir tiempo e inversión legal para las nuevas empresas sería una buena estratégia que estimularía el crecimiento en ese sector y esto el compete a los responsables de las políticas públicas de cada país.

¿En qué estamos emprendiendo?

Entre los sectores que presentan mayor crecimiento durante los últimos años están aquellos que de una u otra forma tienen que ver con el Internet y las Redes Sociales. Así mismo todos los relacionados al mundo tecnológico, financiero y de salud encabezan la lista.

El Marketing digital no se queda atrás, esto puede responder a la necesidad que tienen las marcas de promocionarse en las diferentes plataformas que la tecnología les ofrece, nadie quiere quedarse rezagado pero no todos dominan el área.

Los jóvenes latinos están un 89% más dispuestos a emprender nuevos negocios que los demás en el mundo, pero esto no quiere decir que sean los más eficaces que los asiáticos por ejemplo.

Emprender en esta época y en este lado del mundo no es fácil, hay diversos retos y barreras que debemos ir derribando a diario pero lo que sí es cierto, es que al lograrlo, la satisfacción, gratificación y recompensa emocional y económica vale la pena. Atrévete a intentarlo, asesórate y cultiva tus conocimientos para de esa manera, tener una gran parte del camino avanzado.

Leer Artículo

73

Principales diferencias entre las personas exitosas y las fracasadas

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Junio 9, 2017

Tener éxito en la vida, dependiendo de lo que cada uno considere como tal, es un trabajo de años que requiere paciencia, actitud, adaptabilidad y una mente abierta.

¿Qué distingue a las personas exitosas de las fracasadas? pues existen varias diferencias entre unas y otras,  aquí te mencionamos algunas de las principales:

  • La gente de éxito sabe reconocer las victorias de los demás sin envidia. En cambio la gente fracasada se atribuye logros ajenos como propios o le resta mérito al esfuerzo de quien trabaja por obtener lo que desea.
  • Quien obtiene el éxito conoce el valor de la amabilidad y es agradecido ante la vida y sus oportunidades. Por su lado quien critica, se queja y se amarga tiende al fracaso.
  • Los exitosos perdonan los errores y dejan pasar las equivocaciones ya que no guardan sentimientos negativos dentro de su corazón, saben que estos son perjudiciales. Guardar rencor y revolcarse en los resentimientos es una de las características del fracaso.
  • Leer y capacitarse técnica y profesionalmente, inevitablemente son hábitos de quien tiene éxito en su vida, pero ver constantemente televisión y consumir contenido basura fomenta la cultura de los fracasados.
  • Las personas exitosas no tiene problema en compartir la información y conocimiento que poseen, no son mezquinas. Cosa muy distintas a quien las fracasadas que esconden todo dato que posean y se niegan a colaborar con terceros.
  • Mantener la discreción y evitar comentarios acerca de los demás tiene mucho que ver con el éxito. Vivir del chisme y prestar especial atención a la vida de todos a su alrededor representa todo lo contrario, es decir, tiene más que ver con el fracaso.

Otras características de las personas exitosas

  • Ríen constantemente, demuestran alegría ante la vida.
  • Se adaptan a los cambios pues no le temen.
  • Asumen responsabilidad por sus errores y no culpan a nadie más.
  • Están en un constante aprendizaje ya que están abiertos al conocimiento.
  • Toman en cuenta diferentes puntos de vida y no se enfrascan en el suyo.
  • Siempre tiene metas y objetivos planteados.
  • Saben lo que quieren.

¿En cuál renglón te sientes más identificada? Si sientes que no estás haciendo lo necesarios para obtener el éxito en tu vida, comienza desde ya mismo a cultivar ese espíritu de triunfadora ¡Nunca es tarde!

Leer Artículo

Tipos de contrato laboral

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Junio 8, 2017

Un contrato laboral es un previo acuerdo al que llega el empleador y su empleado antes de comenzar a trabajar dentro de la organización para la que se prestarán los servicios. En este se deja por escrito el tiempo que laborará, horario, remuneración, tareas asignadas y rol dentro de la empresa. Cada uno tiene sus características dependiendo de las cualidades del trabajador y necesidades de la empresa, es por ello que existen varios tipos.

Todos los derechos y también las obligaciones del contratado se reflejan en el documento que ambas partes firman como consentimiento mutuo. Quizás ni todos los gerentes ni todos los empleados, le dan la suficiente importancia a este recurso legal, sin saber que en cualquier momento puede servir de aval para futuros reclamos o sanciones.

¿Qué debe contener?

Específicamente en los contratos celebrados de manera legal, se deben apreciar todos los datos que certifiquen a la empresa junto a los del futuro empleado. De la misma manera la fecha en la que se iniciará la relación laboral y su duración, el tipo de contrato, el objeto del mismo bien sea en cuanto a las funciones de acuerdo a la categoría profesional del trabajador, las condiciones en las que éste prestará sus servicios y el lugar, el horario y los días de la semana, la duración de las vacaciones, la remuneración económica, los convenios colectivos y si habrá o no un periodo de prueba.

El contrato debe ser firmado por los interesados y sellado por la empresa que le hará llegar una copia fiel y exacta al trabajador, el cual, de necesitar orientación, tendrá la opción de una asesoría legal por un abogado en la materia.

Sabiendo que cada organización tiene sus parámetros y particularidades, existen varios tipos de contratos que se adaptan a cada circunstancia, estos son:

  • Indefinido

En este prácticamente no se limita ningún tipo de condición temporal en cuanto al tiempo de prestación del servicio,es decir, no se establece una fecha de finalización,  por lo que son muy pocas las empresas o países que lo utilizan ya que es preferible mantener un tiempo de prueba para conocer las aptitudes y capacidades del trabajador.

Aquí el empleado goza de una buena estabilidad laboral ya que, legalmente, a la empresa le será difícil despedirlo sin razones probadas y de hacerlo, esta tendría que pagarle una indemnización, para estos casos existen acuerdos privados y verbales entre uno y otro. Situaciones como estas deben ser consideradas por la empresa y por el contratado.

  • Temporal

El contrato temporal  básicamente es un pacto entre el empleado y el que lo emplea, puesto que de entrada se deja claro el tiempo de labores dentro del negocio. Aquí no hay sorpresas acerca del tiempo ni las responsabilidades, ya que se da bajo circunstancias específicas, en las que quizás pueda haber una prórroga. A su vez se subdivide en:

1.Casos de obras o servicio en donde el tiempo expira al momento de culminar el trabajo encomendado, por ejemplo, al finalizar una construcción o un evento.

2.Por temporadas en donde la compañía requiere de ayuda extra tipo vacaciones o festividades entre otras.

3.Para sustituir a otro trabajador por vacaciones, reposo o ausencia justificada. Lo que el negocio busca es llenar una vacante circunstancial.

  • Por formación

Pasa que como beneficio laboral e incentivo, las empresas le permiten a sus empleados formarse profesionalmente o capacitarse en el área en la cual se desempeñan. En estos casos se hace necesario contratar a una persona extra que los supla en las horas o tiempo en el que esté en sus actividades formativas.

También se emplea este recurso laboral bajo el nombre de pasantías, que es cuando un estudiante del último año de su carrera, busca empresas que le permitan desarrollar sus conocimientos mediante la práctica. Generalmente se alternan las actividades académicas con las laborales.

Cada empresa debe tomarse el tiempo en redactar y definir qué tipo de contrato aplicará dependiendo del postulado y sus necesidades. De la misma manera el futuro empleado tiene que leer detalladamente las bases del compromiso legal para que no hayan sorpresas a futuro, la cuestión es que en este tipo de acuerdo todos los deberes y derechos deben quedar plasmados por escrito y ser firmados por las partes para que la relación laboral sea transparente y llegue a buen término.

Leer Artículo

¿Aceptar a tu jefe en las Redes Sociales?

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Junio 1, 2017

Las Redes Sociales reflejan un lado más íntimo de cada uno de sus usuarios debido a que en los perfiles se cuelga información personal, aspectos de la cotidianidad,  gustos y preferencias de manera pública. A menudo los trabajadores se preguntan si deben o no aceptar a sus jefes en la plataforma de intercambio ya que esa combinación podría resultar peligrosa y generar problemas o malos entendidos entre las partes.

Que tu supervisor vea cuando te fuiste de fiesta el fin de semana, si posteaste que estás muy agotado y te caen mal los compañeros de oficina o tus posturas acerca de temas como política, sexo o religión, quizás sea incómodo para ti y coarte tu libertad de expresión ya que te podrías sentir observado las 24 horas del día, es por ello que deberías pensarlo dos veces antes de darle “aceptar” a esa solicitud que llega de manera inesperada.

Según las más recientes investigaciones, el 25% de los usuarios jóvenes de los países en los que Facebook tiene mayor penetración, tiene a su jefe como amigo, a su vez el 13% a nivel mundial critica abiertamente su trabajo y a sus superiores en esta Red Social.

Ante el panorama, muchos se preguntan ¿lo acepto o no como contacto? Esto dependerá del grado de confianza que exista dentro de la relación de trabajo ya que algunos supervisores saben separar bien ambos aspectos, el personal del laboral. Pero si esa confianza no existe y no quieres quedar mal por ignorar la petición de amistad, lo mejor será modificar los parámetros de seguridad y limitar el acceso a la información que esa persona pueda ver.

Existe la opción de crear grupos de trabajo en los que tanto tu jefe como compañeros, puedan visualizar sólo lo que tu permitas, es decir, tendrán acceso restringido.

Facebook, causa de despido

En esta era digital, muchos son los casos de despido que se han interpuesto en el mundo por información adquirida a través de Facebook. Por ejemplo, en Suiza, una empleada solicitó reposo indefinido debido a una enfermedad por la que necesariamente tenía que permanecer a oscuras, lejos de toda pantalla. Su jefe la vio “Conectada” en el chat de Facebook y utilizó ese argumento como causal de despido. Otro trabajador, español en este caso, utilizó como excusa para faltar al a sus labores una emergencia familiar, pero torpemente subió a su perfil fotos de una fiesta desenfrenada la noche anterior.

Es decir, nuestros perfiles dicen mucho de nosotros y nuestras actividades diarias, estados de ánimo y habilidades, todos estos datos inclusive pueden ser usados e nuestra contra, es por ello que necesariamente hay que ser muy cuidadosos y pertinentes en la información que compartimos.

Perfil como hoja de vida

No es un secreto que los departamentos de Recursos Humanos le echan una revisadita previa a los perfiles en Redes Sociales de los postulados a un puesto de trabajo. Ningún aspirante quiere causar una mala impresión a la empresa en donde desea ingresar, por una foto vergonzosa o una post emocional.

Primero se revisa el curriculum y luego sus Redes Sociales, pues estas se utilizan como una especie de filtro antes de la entrevista. Los especialistas recomiendan modificar las opciones de privacidad y no colgar cosas tontas o fuera de contexto, al final de cuentas no sabemos quienes nos leen.

Pros y contras de ser amigos “On Line”

Uno de los pro de tener a tu jefe como contacto, es la oportunidad perfecta para compartir hobbies, gustos y contenido de interés mutuo más allá de los profesional. Pero si te gusta mantener a todos enterados de cada paso que das y a la fiestas que asistes, probablemente dañes la imagen que tu superior tenga de ti.

Compartir en tu muro información que tenga que ver con la empresa puede ser bien visto por tu jefe quien lo entenderá como espíritu de compromiso y de pertenencia, pero cuidado, porque excederte también puede dar la impresión de que estás queriendo impresionarlo para ganar su confianza.

Si te cae bien tu jefe y lo ves como un ejemplo a seguir, seguramente te inspirarás viendo a diario sus publicaciones, si por el contrario no lo soportas, solo lograrás abrir más distancia entre ustedes pues tendrás ese sentimiento de rechazo a dónde vayas con tan solo un click.

Otras Redes Sociales

Si de verdad deseas mantener cada rol y aspecto de tu vida en su lugar, te decimos qué Redes Sociales debes utilizar dependiendo a quién va dirigida la información.

  • Linkedin es una red meramente profesional en donde se comparten intereses referentes al ámbito en donde te desenvuelves. Así que esta es ideal para tus compañeros y tus jefes debido a que no habrá nada comprometedor que ellos puedan ver sin que tu quieras.
  • Twitter por su parte es más para expresar tus pensamientos u opiniones sin quedar demasiado expuesto pues, para empezar, el límite de caracteres no te permitirá extenderte mucho.
  • Instagram se usa para fines más estéticos, artísticos y reflexivos, a menos que subas fotos subidas de tono, no deberían tener problema ni tú ni tu jefe,en ser amigos y de vez en cuando darse uno que otro Like.

Aceptar o no a tu jefe como amigo en tus Redes Sociales es una cuestión personal que dependerá del grado de confianza que se tienen y del que tan abiertos seamos en nuestros perfiles. Si no tenemos nada que esconder y somos discretos, no habrá problema alguno, pero si usamos nuestro muro como catarsis de todo lo que nos pasa, lo mejor es evitar una posible situación de conflicto.

 

Leer Artículo

Cómo conseguir y retener el talento en tu empresa

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Mayo 25, 2017

Uno de los grandes retos que afronta un líder es cómo detectar y retener el talento necesario para lograr los objetivos que se han planteado en la compañía. Este trabajo suele delegarse a Recursos Humanos y si le preguntamos a cualquier encargado del área qué tan capaz es haciéndolo, seguramente responderá que está capacitado para ello, pero si profundizamos un poco sobre la técnica que usa, nos percataremos que de entrada suele limitarse a pruebas y cuestionarios rígidos. Lamentablemente este es uno de los problemas más comunes hoy día dentro de las organizaciones: reclutadores que se dejan llevar por el “feeling” en la selección de personal y no por las cualidades de cada entrevistado.

Los negocios exitosos se construyen sabiendo la importancia de la detección oportuna y retención de personal calificado y talentoso para desempeñarse en cada área. Los grandes emprendedores saben que el capital humano es el corazón de su empresa y por ello se esmeran en mantener identificados y satisfechos a los trabajadores que puedan crecer dentro de la organización aportando conocimiento valioso para que esta sea y se mantenga productiva

Es necesario que la corporación maneje un plan de desarrollo organizacional en donde la capacitación del equipo de trabajo sea constante en aras de explotar su potencialidad, conocimientos y habilidades. Esto es la garantía del cumplimiento y alcance de metas u objetivos planteados.

Conocer al personal

Debido a que cambiar de personal con frecuencia representa un gran costo económico para la empresa, la mejor estrategia es conocer a profundidad el personal que ya se tiene y sacar lo mejor de cada uno de sus miembros. Una compañía que sabe cuáles son los beneficios de seleccionar a sus trabajadores y mantenerlos motivados, es aquella se esfuerza por descubrir no al empleado que conoce a la perfección todas las áreas, sino al que es útil en una en específico.

Detectar el talento

Del latín “Talentum”, podríamos definir que “Talento” es la aptitud y potencialidades para desenvolverse inteligentemente en determinada ocupación. Para detectar al personal competente dentro de la empresa, primero debemos saber cuál es el concepto de competencia y esta está ligada directamente al conocimiento, actitud y aptitud de un individuo. ¿Cómo hacerlo? Básicamente es necesario conocer la misión, visión y necesidades de la organización para seleccionar a sus miembros.

Recursos Humanos debe conocer las competencias de cada puesto para tener claro lo que se espera obtener de cada uno de los trabajadores. Así mismo debe reconocer el talento integral, que no es más que saber si además de conocimientos técnicos, se necesitan otros rasgos de personalidad en determinado rol, como por ejemplo, empatía, liderazgo o capacidad para trabajar bajo presión.

Ya lo hemos ubicado, ahora ¿Cómo retenerlo?

  • Demuéstrale que su trabajo es valorado, no sólo con palabras, también con incentivos económicos. Se debe saber cuándo compensar el esfuerzo y valor agregado de ese miembro del equipo que da todo por el todo. Combinar reconocimiento con remuneración es la fórmula perfecta para mantener en niveles aceptables la motivación y satisfacción.
  • Crea un clima que estimule el ambiente laboral sano ya que esto es determinante al momento en que un empleado talentoso piense renunciar. Al talento le cuesta irse cuando se siente valorado y cómodo dentro de una organización, por más ganancias extras que le ofrezcan.
  • Permite que el equipo se sienta como parte de los logros, tanto a nivel organizacional como individual.
  • Es preponderante que exista cabida para el crecimiento laboral y subir escalas en la pirámide organizacional. Los trabajadores deben tener claro que obtendrán promociones acorde a su nivel de responsabilidad. Una de las mayores causas de deserción es el estancamiento laboral.
  • La capacitación constante del talento es primordial, debes incentivarlo a explotar sus cualidades enfrentándolo a nuevos retos que impliquen nuevos conocimientos y por consecuencia crecimiento. Los empleados que deciden mantenerse y crecer dentro de una empresa ameritan y necesitan estar en continuo aprendizaje.
  • Mantener frescos y amplios canales de comunicación, de manera tal que existan líneas directas para el intercambio de ideas, opiniones y consideraciones bidireccionales; esto hará que considere su lugar de pertenencia colaborando activamente en el logro de objetivos trazados.

Puede resultar complicado encontrar profesionales con la preparación, destrezas y fogueo de sus habilidades, que además posean la suficiente motivación para afrontar los retos de tu empresa. Cuando ubicas ese talento que sabes que  impulsará el desarrollo planificado de tu negocio, procura retenerlo para garantizar el éxito de tu organización, valorarlo es la palabra clave en ello.

Leer Artículo

131

Te decimos cómo manejar las emociones en el trabajo

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

Mayo 22, 2017

No hace muchos años atrás, hablar de las emociones en el trabajo era condenarse al fracaso profesional debido a que se veía al trabajador como una máquina de hacer tareas cuya única responsabilidad era producir para la empresa. Afortunadamente los tiempos han cambiado y hoy en día sabemos y reconocemos la importancia de gestionar correcta y efectivamente los sentimientos en cualquier ámbito, a esto le llamamos inteligencia emocional.

Tener la libertad de expresarse, comunicar los distintos sentimientos que se experimentan en la convivencia diaria y manejar los picos emocionales ante las diferentes circunstancias o problemas, sin importar el rol que se ejerce dentro de una organización, forma parte del buen desenvolvimiento como empleado o emprendedor, que además ayuda a engranar y fortalecer el equipo de trabajo, he ahí su importancia.

Es normal que en los miembros de una empresa aparezcan explosiones de ira, frustración, fracaso o culpa y nos es único o exclusivo de la clase trabajadora, también le pasa a la alta cúpula gerencial de menor a mayor escala y es por eso que ahora los departamentos de Recursos Humanos, buscan gerentes capaces de inspirar, guiar al personal a su cargo y ayudarlos a canalizar sus emociones aunque exista alta competencia, tiempos de producción establecidos o metas determinadas bajo presión.

El arte de la gestión emocional

  • Gestión de quejas: Este es quizás el mayor reto que se le puede presentar a un gerente, saber gestionar las quejas y utilizarlas como trampolín al éxito, transformándolas en una oportunidad de crecimiento. Se trata de ser firme en las decisiones pero tomando las críticas constructivas de los subordinados o iguales, siempre teniendo cuidado en cada una de las palabras o gestos usados al dirigirse a terceros. El truco está en dejar pasar el momento emocional (ira, rabia, predisposición) para poder racionalizar y analizar el contexto.
  • Gestión de críticas: por consecuencia de la anterior, surge también la gestión de las críticas, que no es más que saber discernir entre la acotación sana, con propósito y la queja sin sentido o con mala intención. En todas las empresas existe personal tóxico que debe ser corregido o expulsado del ambiente. De no saber manejar las diatribas, puede surgir la frustración o imposibilidad de realizar determinadas tareas, como el manejo de personal, por ejemplo. Un ejercicio práctico es pedir 3 alternativas por cada queja que te presenten.
  • Gestión de ego: todos a diario y más en el ámbito laboral, tenemos que lidiar con nuestro ego y con el de nuestros compañeros. De igual manera debemos manejar las rivalidades, soberbia y arrogancia que nacen en el lugar de trabajo. Lo ideal es que el líder se convierta en una especie de mediador entre las partes para que logren limar asperezas, encontrar un punto medio entre sus posiciones y sanar la relación laboral.
  • Gestión de cambio: nada es estático, todo se transforma constantemente, eso es algo que las empresas deben tener claro y preparar a la jerarquía para los procesos de cambio, ya que muchas personas no se sienten a gusto ante lo nuevo. Cuando se van a realizar modificaciones de cualquier tipo en la dinámica laboral, es importante y necesario que se le comunique con anterioridad a los miembros del equipo para evitar que se corran rumores falsos o alarmistas. Además, de esta manera se todos se sentirán involucrados y tomados en cuenta dentro de la organización, lo que fomenta el sentido de pertenencia.
  • Gestión de responsabilidades: cuando la apatía o el desánimo aparece en los trabajadores, una guía que los motive, inspire y recuerde cuáles son sus responsabilidades, es necesaria para que la empresa no se vaya a pique. Hoy en día se estilan las reuniones grupales en dónde se promueva el diálogo o la tutoría de coach motivacionales. Lo que sí es cierto es que las felicitaciones se dan en público y los regaños en privado, así se transforma la carga emocional negativa en positiva.

Manejar las emociones dentro del trabajo no es fácil, hay que tener mucho tacto y sensibilidad, además de una buena comunicación y empatía para poder gestionar los sentimientos de cada uno de los compañeros. Viéndolo desde el punto de vista de un líder, este tiene la responsabilidad de mantener al equipo sólido, engranado y satisfecho para que la empresa sea productiva y existe un ambiente laboral agradable.

Leer Artículo

95

Lo que toda emprendedora debe evitar

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Mayo 18, 2017

Todas las emprendedoras priorizan puntos clave que terminan siendo el pilar de triunfo de su organización, siendo sus negocios lo primero que piensan al despertar y lo último al dormir, estudian las perspectivas y problemas que diariamente afronta su creación, buscando la mejor solución a los retos de futuro y calculando el camino antes de llegar allí. Cada una de estas coincide en que tener una estrategia es necesario para no detener el crecimiento de su marca.

.

Es un hecho comprobado que siendo novato empresarial o ingenuo emprendedor, se está expuesto al implacable y frío mundo de la competencia empresarial, al llegar a ese punto comprendes que no basta tener creatividad y motivación para lograr el éxito; siempre estarás ocupado y llegarás a cometer errores, muchos obvios y sencillos de solucionar, otros pueden costar perderlo todo. Para que el camino al éxito se te haga un poco más corto, hemos copilado un conjunto de claves que toda emprendedora debe evitar:

  • No capacitarse:

Antes de iniciar cualquier negocio es necesario empaparse a fondo en el tema, estudiarlo hasta conocer como la palma de tu mano el ámbito en que está involucrado, así dominarás el conocimiento para planificar un plan de acción en función a tu idea. No improvises, prevé antes de emprender.

  • No querer delegar

Como dueña de tu negocio es inevitable sentirte “todopoderosa”. Puede que seas omnipotente pero la realidad es que no serás omnipresente y no puedes salir adelante sin un equipo de trabajo. Delega actividades y el trabajo será más óptimo; eso te permitirá mayores logros gracias a la suma de ideas y esfuerzos.

  • No aceptar críticas

La comunicación es un movimiento de ida y vuelta y para el buen funcionamiento de una compañía es imprescindible que los directivos sean permeables a las críticas constructivas. No es síntoma de debilidad, sino de humildad y grandeza. No hay nada más valioso que una crítica que permita un cambio a tiempo para mejorar el proyecto.

  • Poco efectivo disponible

El tema más relevante para los emprendedores es el dinero, por lo que los expertos recomiendan a los nuevos empresarios tener aproximadamente tres veces la cantidad de dinero que piensan que requieren para iniciar un negocio. Esto les permitirá protegerse ante cualquier eventualidad.

  • Pensar en “pequeño”

El emprendedor probablemente va a competir contra compañías más grandes y con más recursos. La idea no es mostrar esta realidad, más bien demostrarles a los clientes potenciales las bondades de estar en crecimiento, concentrándonos en las ventajas del negocio, como su mayor experiencia o velocidad de ejecución. Recuerda, tu empresa no es pequeña, es personalizada.

  • Diseñar un producto para ti y no para los clientes

No basta solamente con sentirse orgullosa del producto que ofreces, es fundamental ubicarte del lado de los consumidores y preguntarte cuáles son sus reales necesidades e intereses. Estudiar a la competencia que ya tiene tiempo establecida y tomar sus fortalezas, será de ayuda para adecuarte al mercado y mejorar tu producto.

  • No buscar sociedad ó crear un club con muchas socias

Muchas veces es mejor tener el 20% de algo bueno que el 80% de algo malo e improductivo. Busca reunirte con otras personas que compartan tu misma visión y dispongan de recursos físicos y financieros, estas no necesariamente deben pertenecer a tu círculo más cercano, intenta buscar socios en otros espacios para que tengan ideas nuevas que aportar y te sumen otro punto de vista. Los especialistas dicen que una empresa debe tener máximo 3 fundadores.

  • Pensar hacerte rica en corto tiempo

Emprender no es un juego que a todos funciona, entre muchas razones está el pensar que obtendrás sustanciosas ganancias de inmediato. Deberás trabajar duramente y durante muchos años afrontando distintos retos antes de que veas excedentes. Por ello, es importante tener interés en el mercado y pasión por entender sus problemas y resolverlos con una dedicación mucho mayor que la competencia. Es una carrera de larga distancia que, con dedicación tendrá resultados gratificantes a nivel personal y financiero.

  • Perder el foco

Todo negocio debe tener una visión sobre lo que será cuando crezca. Mientras más enfocada la visión, más grandes son las posibilidades de que se cumplan los objetivos planteados.

Cuidado, con esto no queremos decir que no te puedas equivocar en tu nueva etapa de emprendedora. De hecho las equivocaciones que cometas te van a ir dotando de enseñanzas y de experiencia. Pero has lo posible para incorporar estas lecciones y así reducir al mínimo el margen de error para que atravieses los primeros meses de tu emprendimiento de la mejor manera posible.

Leer Artículo

144

Consigue trabajo en un 2×3

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Mayo 11, 2017

Trabajar en lo que nos gusta y sentirnos útiles, forma parte de la salud emocional que todos debemos procurar tener. Estar durante un largo periodo de tiempo sin empleo puede generarnos no solo problemas económicos, sino también psicológicos debido a que a nadie le gusta sentirse improductivo y limitado, de hecho el desempleo puede ser tan frustrante como realizar tareas sólo por el dinero a cambio.

Indistintamente de que hayas salido de un puesto laboral voluntariamente o que te hayan despedido, no debe pasar mucho tiempo para que salgas al ruedo y busques esa motivación moral que solo da estar activo y productivo. Quizás en los primeros intentos no encuentres lo que buscas, pero con perseverancia y estando focalizada, seguro darás con eso que te apasiona y que además te será  rentable.

Para que consigas trabajo en un 2×3 te recomendamos seguir estos pasos:

  • Analízate, identifícate y desglosa tus fortalezas tanto como tus debilidades

Preguntarnos a nosotros mismos quiénes somos y qué queremos, parece fácil pero no lo es. Necesariamente debes sentarte y analizar cada una de tus fortalezas y debilidades, seguramente esa será una de las preguntas que te harán en un futura entrevista de trabajo, así que mejor prepárate para contestar asertivamente.

De igual manera estos son datos que te ayudarán a diseñar tu curriculum, que a su vez es el primer acercamiento que las empresas tendrán contigo, por ahí decidirán si te dan o no la oportunidad de postularte.

  • Lúcete con un buen curriculum

Toda la información que acumulaste en el proceso anterior, la vas a sintetizar en una buena hoja de vida. Según los expertos, las organizaciones que reclutan personal tardan 6 segundos en decidir si eres o no, apto para el puesto para el que se te está evaluando, es por ello que tu curriculum debe ser breve, conciso y preciso.

Debes mostrarle a la empresa que estás capacitado para resolver sus problemas y satisfacer sus necesidades. No olvides incluir en tu CV la formación académica que posees, destacando las cualidades que le interesen al contratante, así mismo recalca tu experiencia laboral en términos operativos como gestión de conflictos, trabajo en equipo y bajo presión e incluye certificaciones y conocimientos técnicos.

  • Aprovecha las redes sociales

Sacarle provecho al mundo digital es una buena técnica para conseguir trabajo puesto que a través de las redes sociales, se nos abre un abanico de oportunidades para conocer gente y ofrecer nuestros servicios, no solo Facebook sino sitios especializados como Linkedin. En este aspecto hay que preocuparse por diseñar nuestro perfil de manera que muestre una imagen profesional ya que eso es lo que queremos.

No olvidemos que en los portales tradicionales para conseguir empleo, los candidatos se mantienen pasivos esperando una llamada, en cambio con el uso de las redes sociales, su posición es más activa y hasta en contacto directo con la empresa dándote a conocer.

  • Elabora una lista

Para ahorrar tiempo y esfuerzo, elabora una lista con las empresas en donde te gustaría trabajar. Averigua información acerca de estas, pregunta si su gerencia está buscando personal, también investiga sobre sus necesidades porque a veces pasa que contratan a quién les ofrece algo que ni siquiera ellos sabían que necesitaban, sólo por recibir su oferta.

Si tienes algún conocido dentro de las organizaciones a las cuales te gustaría pertenecer, pídele que te de una ayudadita con datos de tu interés. Tocar la puerta no es entrar.

  • Trabaja en tu marca personal

La marca persona ya es una tendencia en el mundo, cada vez más personas construyen una propia y le dan un valor profesional extra a su curriculum. Entre sus ventajas está el posicionamiento que te da como experto en un nicho de mercado, el envío de un mensaje único que te diferenciará de los demás, en resumen te convierte en la demanda y no en la oferta, en ese líder al que las empresas deberían tener.

Empieza desde las redes sociales y a medida que avances, pasa a los blogs o Youtube siempre adaptándote al área en la que trabajas.

  • Sé proactiva

Buscar trabajo de por sí es un trabajo ¿Que queremos decir? Que se debe tomar con seriedad, dedicarle un espacio de tiempo diario, buscar acercamientos con personas que nos puedan ayudar, aprovechar para capacitarnos más en el área y ser constante, no dejar que el desánimo nos invada.

No todo el tiempo el trabajo que deseamos cae del cielo o por sorpresa, así que la mejor opción es la proactividad, mantenerse alerta, activa y atenta. Nada de quedarse echada en el sofá mirando la televisión.

El primer paso para encontrar trabajo es decidir buscarlo, de nada vale tener la intención pero seguir inerte esperando a que toquen nuestra puerta. Con estos consejos seguramente la tarea de conseguir empleo será más fácil y tendrás mayores oportunidades de salir airoso de cualquier entrevista laboral ¡levanta ese ánimo!

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/