MENU

Carrera & Dinero
Categoría

De empleado a emprendedor digital

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

diciembre 7, 2017

El emprendimiento digital está muy de moda en esta era, en la que miles y miles de personas en todo el mundo han decidido dar el todo por alcanzar su sueño de negocios en el mundo del internet y dejar de ser empleados para convertirse en jefes de su propio empresa ¿Grandioso no? Esta nueva clase emergente de empresarios digitales está cambiando el paradigma empresarial.

Pero así como hay quienes se atreven a dejar de trabajar por la riqueza de otros y comenzar a hacerlo por la propia, también existen quienes quisieran hacerlo y tienen grandes ideas para lograrlo, pero no terminan de dar el paso por un gran miedo: Salir de la zona de confort.

Y es que muchos temen que sus ideas no funcionen al abandonar esos empleos en los que de pronto ya no se sienten cómodos, ni les gusta lo que hacen pero cuentan con una entrada de dinero fija al bolsillo que les brinda la estabilidad laboral. Si eres uno de esos, lamentablemente estás cayendo en la mediocridad, pues los patrones de pensamiento que habitualmente adoptas gobiernan casi todos los resultados que obtienes y…¿Con una mentalidad negativa antes de empezar cómo crees que te irá?

Un emprendedor debe ver lo que otros no, probar nuevas ideas, medir el territorio nuevo, tomar riesgos con coraje y tener habilidad para seguir a pesar del rechazo o escepticismo. ¡Si estás dispuesto a hacerlo, súbete al tren del emprendimiento, deja atrás lo convencional y adáptate! A continuación te brindamos, 6 razones para que dejes tu trabajo y empieces a construir tu imperio digital:

1. La oportunidad es una, aprovéchala

Como ya lo dijimos, estamos viviendo en la mejor era para montar un negocio, pero depende de ti aprovechar la oportunidad y dejar de lado los miedos que puedas tener al respecto. El mejor momento para tomar tu decisión es HOY.

2. Beneficias a muchos

Poner un negocio online que tenga éxito no solo te beneficia a ti y a tu familia, pues tus futuros consumidores podrán facilitar su vida personal o profesional gracias a los productos y servicios que tú ofrezcas de forma digital.

3. La tecnología puede ser tu mejor amiga

No necesariamente tienes que ser un gran ingeniero para emprender de forma digital, ya que hoy en día hay numerosas herramientas sencillas que te permiten montar un negocio de este tipo sin haber escrito ni una sola línea de código ¡Así que no debes tener el menor miedo a la tecnología!

4. Mientras más postergas comenzar, más se tarda en llegar el éxito

Evidentemente si demoras mucho para comenzar tu negocio digital, más tiempo tardarás en alcanzar el éxito que buscas. Recordemos que el mismo hay que fabricarlo poco a poco y no creer que lo lograremos de la noche a la mañana.  Solo imagínate si hubieses comenzado hace un año o diez ¿Dónde estarías hoy?… Pero lo que no se hizo ya pasó, lo verdaderamente importante es que hoy por hoy te apegues a la frase que reza “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” y que empieces ya mismo a forjar tu futuro como empresario digital.

5. Hablamos de un experimento que no puede salir mal

Montar un negocio digital o de cualquier otro tipo se puede ver como un experimento permanente que solo puede tener dos resultados. Si obtienes los resultados esperados, ganas dinero, y si no sale como esperabas, entonces ganas un aprendizaje que no te perjudica en nada. Tanto el dinero como el aprendizaje pueden acumularse y convertirse a la larga en éxito para tu negocio. ¡No tienes nada que perder!

6. No está mal ser ambiciosos

Muchos comparan el ser ambicioso con ser avaro y lo ven como una tragedia, pero el éxito económico no es malo si representa crecer profesionalmente y no se te sube a la cabeza.  De hecho, hay muchos que aprovechando la posición económica que alcanzan gracias a sus negocios realizan ayudas benéficas en la sociedad a quienes más lo necesitan.

Sobrevive el salto de empleado a emprendedor…

A continuación, te presentamos de forma resumida los aspectos más importantes que te permitirán dar ese salto y estar preparado:

  • Aprende a decir no: La agenda del emprendedor es exigente y debes establecer prioridades.
  • Olvídate de la perfección: Un nuevo negocio debe adaptarse a los recursos que tiene y centrarse en los elementos de prioridad.
  • No temas al trabajo extra: Recuerda que ahora estás trabajando en tu propio beneficio. Contrario a lo que se cree, el emprendedor tiene que trabajar más horas que en una oficina convencional.
  • Ten un fondo preventivo: Contempla 6 meses de gastos para enfocarte en tu negocio, sin preocuparte por las cuentas.
  • Camina en diferentes zapatos: Pues es posible que comenzando te toque llevar a cabo múltiples funciones como la contabilidad o la limpieza.
  • Mantén un horario: El hecho de que ahora estés a cargo no significa que puedas deshacerte del reloj despertador. Por el contrario, quizás te toque salir más temprano de la cama para organizar los pendientes del día.

En definitiva, si tienes la oportunidad de poner en marcha tu proyecto a partir de una idea de negocio online rentable y trabajar en aquello que siempre has querido ¡Hazlo! Pues aunque conlleva cientos de desafíos por resolver también te ofrece la posibilidad de crear una empresa en torno a tu verdadero propósito, pasión y valores.

Leer Artículo

Cómo ser una persona que motiva

Carrera & Dinero, Libros, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

diciembre 2, 2017

En nuestro entorno o en el círculo donde nos desenvolvemos normalmente, o somos guiados por alguien o nos toca ser guías de algunas personas. Tanto en el ámbito laboral como en el personal se necesitan personas que sean capaces de asumir el liderazgo, y en este sentido la educación que recibimos en nuestras familias y en los centros educativos más que darnos órdenes deberían motivarnos a hacer las cosas por nuestra propia cuenta.

La diferencia entre un gran líder y otro que no lo es tanto, es que el primero motiva, intenta que las personas hagan sus deberes de una forma más adecuada, con ganas, con buena voluntad, con entusiasmo. Alguien que haga las cosas sin pasión o por la fuerza nunca inspirará a nadie a conseguir lo que quiere

Por supuesto que una persona que motiva debería dar el ejemplo y un líder no solamente busca la mejoría y evolución propia, él también ayuda a quienes lo rodean a desarrollar sus habilidades y ser mejor en lo personal y lo profesional. Allí su importancia puesto que un líder no es precisamente quien da órdenes.

No siempre alguien que motiva es quien da instrucciones que llegan a ser cumplidas, esos podrían ser llamados jefes y no necesariamente son motivadores. Pero una cosa no quita la otra; es decir, que se puede ser jefe y líder que motiva al mismo tiempo.

Uno de los aspectos más importantes que causa un motivador, es que crea una armonía a su alrededor. Si este tiene buen carácter, sabe escuchar, se atreve a emprender nuevos proyectos y ayuda a su contexto, ya tiene las cualidades necesarias para que el trabajo sea hecho con ganas, con buen humor, que es como mejor queda lo realizado. Creo que todos alguna vez hemos tenido un jefe o un profesor amargado y cuando alguno de ellos desean ser obedecidos, muchas veces quienes obedecen hacen la tarea sin querer hacerla, y por lo tanto no queda perfecta. Hasta la comida cuando se hace con amor queda más sabrosa. Así es la mayoría de cosas en la vida, por no decir todo lo que hacemos; lo que hacemos con gusto nos queda mejor que lo que realizamos por obligación.

Otras veces sucede que quienes mandan no escuchan a quienes son mandados. Ante todo debemos decir que todos somos seres humanos y tenemos defectos y tropiezos. Entonces un líder debe también colocarse en los zapatos de a quienes quiere liderar. Saber escuchar las propuestas de los demás, por ejemplo un obrero puede tener una idea para mejorar el trabajo para que todos salgan beneficiados y a veces no son tomados en cuenta por culpa de un jefe que no escucha. De igual modo cuando alguien presente excusas porque no realizó cierta actividad, debemos intentar ser comprensivos.

En fin, que una persona que motiva y lidera un grupo no solamente debe tener grandes capacidades en el ámbito en el que se  desenvuelve, también debe tener grandes virtudes como ser humano. Si existe un gran motivador, todos ganan.

Leer Artículo

Miedos que frenan tu éxito

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

noviembre 25, 2017

El miedo es descrito como una sensación de angustia o desconfianza. Estudios científicos a lo largo de los años señalan que es un sentimiento primitivo y saludable cuando se trata de una respuesta natural al peligro.

Sin embargo, al otro extremo, es una reacción negativa y hasta desmedida a hechos o estímulos diferentes de una persona a otra.

El investigador de la Universidad de Princeton, Peter Samdam, acuñó el término “principio del control” sobre el miedo y sostiene que las personas tienen más temor en situaciones de las cuales no ejercen el control, indistintamente del grado de peligrosidad de estas.

Asimismo, hay “miedos universales” que se han instaurado por los siglos de los siglos, como el temor al abandono en los niños o el temor hacia los extraños en los adultos frente a personas que visten o se comportan excéntricamente.

Los temores, más allá de afectar los pensamientos, tienen toda una respuesta química en el cuerpo: activa el sistema límbico en el cerebro (el que regula la lucha, huida y conservación), se acelera el metabolismo y aumenta la presión arterial, los niveles de glucosa en sangre, se dilatan las pupilas y se detienen funciones no esenciales en el organismo.

Desde la perspectiva del desarrollo personal, el miedo puede ser limitante del éxito y cambios positivos. El temor al compromiso o lo desconocido puede privar a alguien de nuevas experiencias, mejores puestos de trabajo o de explotar su potencial como nunca antes.

Pero también la falta de miedo es perjudicial, pues se trata de una discapacidad que no activa las alertas. ¿Temer o no temer? Presentamos los miedos más frecuentes que suelen anclar a los individuos en áreas de confort:

Miedo al fracaso:

Es de los que más sufrimiento genera y amenaza con paralizar el progreso personal o profesional de cualquiera. En psicología está asociado con el temor al qué dirán y es típico en la gente perfeccionista.

¡Intenta todo lo que quieras lograr! sin pensar en que fracasarás y luego estarás en boca de todos por esa razón, nadie tiene que opinar sobre tu vida. Si fracasas estarás dichoso por al menos haberlo intentado y si puedes volver a hacerlo, no lo dudes un solo momento.

Miedo a la incertidumbre:

Es un anclaje al pasado que impide que las personas puedan emprender nuevos proyectos o asumir retos. Inmoviliza frente a cambios y ocasiona ansiedad. Personas inseguras o que se aferran a la zona de confort pueden temerle a lo desconocido.

Por ejemplo, se puede observar este miedo cuando alguien tiene la posibilidad de aceptar un empleo con buen paquete salarial en una empresa de renombre, pero por creer que no está bien preparado para asumir la responsabilidad lo rechaza. De esa forma se queda en su zona de confort: sin empleo o con uno en el que probablemente no tenga nunca posibilidades de ascenso y sin saber cómo le pudo haber ido con la oferta que perdió ¡Grave error!

Miedo al rechazo:

Afecta directamente las relaciones interpersonales y se asocia con problemas de baja autoestima. El pánico de hacer el ridículo o quedar mal frente a otros es de los causantes y puede alcanzar las relaciones amorosas, de trabajo o amistades.

Enfócate en ser natural y genuino, no te desgastes tanto para que otros te vean como alguien perfecto, recuerda que eso no existe.

Miedo al compromiso:

Se basa en la preocupación de no hacer la elección correcta, de estar con la persona no indicada y subestimar a la pareja. Además impide a las personas a abrirse en relaciones sentimentales que podrían tener un buen desenlace. La desconfianza gana mucho terreno en este sentido, al igual que la falta de comunicación, dos enemigos de toda relación de pareja.

Miedo a la crítica:

Buscar eternamente la aprobación de terceros en cualquier decisión que se tome no es lo más sano y suele afectar a este grupo de personas que le teme a lo que otros piensen de él. Esto limita el desarrollo del verdadero potencial y denota una inseguridad o baja autoestima.

Miedo al éxito:

En el humanismo le acuñaron el término de “complejo de Jonás”, en alusión al personaje bíblico que trató de evadir su llamado y fue tragado por un pez gigante. Consiste en el temor a mostrar la mejor versión de sí mismo y triunfar por ello. Acá entra en juego el concepto de autorrealización.

Si dejas que los miedos que te carcomen se apoderen de ti, no tendrás ventanas al éxito disponibles. ¡Enfréntalos y aléjate del fracaso! Verás que poco a poco los vas superando y logrando grandes cosas.

Leer Artículo

Cómo sacarle provecho a tus redes sociales

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

noviembre 23, 2017

El poder del Internet está más que comprobado y el mundo de las redes sociales cada día afecta, positiva y negativamente, la vida de quienes hacen uso constante de ellas. Tal es su presencia en la cotidianidad, que hasta llegan a modificar nuestro criterio o percepción sobre distintas temáticas, personas y acontecimientos, por ende debemos aprender a sacarle provecho ya que nosotros también somos juzgados por quienes nos observan en silencio.

En efecto las redes sociales llegaron para modificar la forma cómo nos relacionamos e interactuamos, inclusive cómo percibimos nuestra autoimagen. El uso de portales que sirven como vitrinas o cartas de presentación de quiénes somos, deben ser cuidadosamente manejados si queremos obtener ventajas de esta constante exposición, de hecho actualmente son muchas las personas que hacen carrera en el marketing digital puesto que lo reconocen como una herramienta para lucrarse.

Si quieres evitar a toda costa caer en los típicos errores que vemos en las redes sociales y darle un giro más productivo a tu perfil, presta atención a estos consejos:

  • Contactos

Tanto en facebook como en Instagram y hasta en Twitter, por mencionar las redes más comerciales, tienes la opción de seleccionar quienes ven tus publicaciones y quienes no. Si el uso que le darás será de corte personal, lo recomendable en no permitir que desconocidos vean lo que posteas, pero si por el contrario quieres hacer vida comercial de tu imagen, el trabajo será seleccionar muy bien el contenido que subes.

En el primer caso garantizas la confidencialidad de tus datos y en el segundo manejas lo que deseas que consuman tus seguidores, cosa a la que le puedes sacar mucho provecho en relación a la marca personal que quieres forjar, así que aprovecha y esmérate en transmitir eso que buscas. Sin embargo, en cualquiera de los escenarios, tienes la fiel opción de bloquear haters o saboteadores.

  • Fotografías

Sabemos que a penas subes una fotografía a cualquier red social, pierdes el control sobre ella y sobre el uso que terceras personas le den, razón suficiente para pensar, pensar y volver a pensar muy bien antes de hacer click en el botón de  “enviar”. Evita a toda costa que tus fotos sean muy sexuales y provocativas; a menos que te quieras proyectar en esa rama comercial, no querrás que se difunda de manera inescrupulosa o que se le hagan montajes inapropiados.

Opta por imágenes que transmitan emociones positivas, seriedad, profesionalismo y conocimiento. Que tus espectadores se hagan una idea de tu potencial y capacidades, de tus virtudes y tus talentos ¡Envía un mensaje positivo!

  • Indirectas

Los trapos sucios se lavan en casa, por favor, no uses tu perfil para mandar indirectas o exponer tus problemas personales ya que a pocos le interesan. Sin dudas nadie, o casi nadie, que tengas como amigo o seguidor podrá darle solución a tu situación sino que por el contrario darás la impresión de ser alguien dramático y con problemas de autoestima.

Si usas tus redes como espacio personal, evítale esa situación incómoda a tus familiares y amistades, y si lo usas como plataforma comercial está negado totalmente caer en este error que te costará muchos likes.

  • Espionaje

La verdad es que es deprimente abrirse un perfil falso para espiar a otras personas, eso dice mucho de cómo está tu amor propio. Lamentablemente son muchos los que utilizan esta estrategia para enterarse de la vida ajena y, en el peor de los casos, cometer delitos.

Tarde o temprano todo se sabe y seguramente quien abre un perfil falso quedará al descubierto. Si es tu caso, evalúa por qué lo haces y para qué lo haces, acepta que hay un problema de fondo y busca solucionarlo, enfócate en ti, en tus intereses y en tus metas ¡Quiérete! Esa es el mejor provecho que puedes sacarle a un error como este.

  • Tiempo

Dependiendo del uso que desees darle a tus redes sociales, tienes que aprender medir el tiempo que le dedicas a estas, incluso si lo haces con fines comerciales pues en ocasiones nos enganchamos al botón “actualizar” y perdemos mucho tiempo que podríamos invertir nutriéndonos de información para compartir en lugar que consumir material basura.

También pasa que descuidamos nuestras responsabilidades por estar pegados a esa red que usamos con mayor frecuencia y obviamente esto nos trae problemas.

  • Reconexión

En otras cosas, el Internet y en especial las redes sociales sirven para reconectarnos con viejos contactos y conocidos que quizás puedan servirnos para consolidar, expandir o nutrir nuestra propuesta comercial, de ser esto lo que perseguimos en la red.

Lo mejor de esta ventaja es que no tiene fronteras, y podemos ponernos en contacto con esa persona aunque esté en otra parte del mundo.

Es importante que como profesionales de carrera u oficio, sepamos de qué manera sacarle provecho a nuestras redes sociales ya que actualmente si no existes en Internet, simplemente no existes. Y en este sentido crear estrategias o ser cuidadosos y detallista en la manera cómo llevamos nuestros perfiles, es algo determinante en cuanto a la imagen que deseas proyectar.

Ten presente también que toda aquella información que vacías en tu red se queda navegando por el mundo digital para siempre, así que atento con eso.

Leer Artículo

En qué debe invertir un emprendedor

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

noviembre 16, 2017

Cuando damos los primeros pasos en el emprendimiento y abrimos nuestro propio negocio, queremos ahorrar lo más que se pueda todos aquellos gastos innecesarios o que no se les sacará un provecho inmediato. Reducir y mantener bajo control la inversión inicial es algo totalmente normal sobre todo para los emprendedores que no gozan de un gran capital y que están utilizando recursos propios, por ende deben saber muy bien cómo utilizar lo que tienen para no despilfarrar.

No obstante cuando ya el negocio comienza a dar sus primeras ganancias, muchos caen en error de gastar sin visión de futuro, sin pensar en que es dinero puede utilizarse para expandirse y consolidarse en el mercado. Es decir, lo ideal es reinvertir las primeras utilidades en pro del crecimiento y rentabilidad de la marca, pero… ¿En qué invertir?

Lo primero que hay que saber es que las grandes mentes de los negocios saben que para que una empresa sea sustentable, obligatoriamente hay que invertir en ella. Ningún negocio crecerá por arte de magia, ninguna marca se posicionará por milagros, TODO ÉXITO TIENE SUS SACRIFICIOS, y eso es lo que a los emprendedores les cuesta entender: las ganancias son lo último que se ve, o al menos lo que tarda más.

Si estás empezando a darle forma a tu negocio y quieres evitar caer en esos errores que lastimosamente lleva a muchos emprendedores al fracaso, toma en cuenta las siguientes áreas en las que debes enfocar y dirigir tus recursos:

  • Talento humano

La clave para que tu negocio crezca es su capital humano. Podrás tener todos los recursos económicos a tu disposición pero si contratas gente inexperta o poco capacitada para desempeñar los diversos roles, literalmente estarás malgastando tu dinero.

Lo mejor es buscar y emplear los mejores talentos que puedas encontrar para las distintas áreas de trabajo y sobre todo ¡Págales bien! A medida que tu negocio vaya creciendo deberás ir capacitando al personal y contratando expertos para que la calidad del producto o servicio se mantenga. No olvides mantenerlos motivados y si desconoces las técnicas, apóyate en asesoría profesional pues la idea es que tu personal esté comprometido y estén dispuestos a dar lo mejor de sí.

  • Imagen corporativa

NO puedes ser mezquino con el dinero que utilizas para definir la imagen corporativa de tu negocio. Elementos como el logo, los colores y el eslogan de tu marca son determinantes para que esta se posicione y transmita tu propuesta de valor.

Busca a los que saben y trabaja con dedicación para construir la identidad de tu empresa, sus valores y su misión ya que todo esto debe verse reflejado en lo gráfico. En ocasiones los emprendedores le restan valor a este aspecto y contratan novatos o hasta se atreven a “diseñar” ellos mismos la propuesta gráfica, sin saber que dependiendo del ramo, los colores, las fuentes y hasta el lenguaje varían.

  • Marketing

El futuro llegó, hoy en día todo es marketing y si no te pules en esa área, te vas a quedar atrás. No puedes esperar que los clientes potenciales lleguen solos a tu negocio DEBES atraerlos con estrategias que los seduzcan y que sobre todo los mantengan fieles a tu marca.

Por algo las grandes empresas a nivel mundial tienen su departamento dedicado única y exclusivamente al marketing de sus productos, ya que este analiza el comportamiento del mercado y de los consumidores, datos que obligatoriamente debes conocer y tener en cuenta.

  • Innovación

Debes mejorar tu producto constantemente y reinventarlo tomando en cuenta la opinión de tus clientes, pues su finalidad es satisfacer sus necesidades, para esto deberás invertir en mejoramiento e innovación.

Todos los días debes pensar en qué o de qué manera puedes mejorar tu producto o servicio, ademá de analizar cómo lo está haciendo tu competencia, de lo contrario te quedarás rezagado ya que los clientes se van con quién les de lo que necesitan.

  • Servicio al cliente

Atrás quedó la época en que las personas compraban sólo por necesidad, la fidelidad de la clientela es algo difícil de conseguir pero más aún de mantener. En la actualidad los consumidores buscar tener experiencias de compras agradables, que les dejen algo positivo y que sea personalizada.

Para ello deberás invertir en tener un servicio al cliente acorde a sus necesidades y a esa experiencia que buscan, que los haga sentir valorados y parte del negocio. Lo que quieres es que ese cliente satisfecho traiga a dos más ¿cierto?

  • Infraestructura

Si tu negocio necesita una estructura física para atender a sus clientes, pues entonces esa es un área importante en la que debes invertir. Toma en cuenta qué tan adecuado es ese espacio y si es o no cómodo para sus visitantes y para tus trabajadores.

Cuando tengas la oportunidad, expande la infraestructura de tu empresa, distribuye sus espacios de acuerdo a su uso y dotarlo de mobiliario como mesas, sillas y muebles para la comodidad de los que hacen vida ahí y para tus clientes potenciales.

  • Alianzas

Las alianzas estratégicas te ayudarán a impulsar y dar a conocer tu marca en otros espacios que no dominas. Los aliados también pueden ayudarte a minimizar costos y llegar a otros mercados.

No puedes aliarte con cualquiera, debes analizar aquellas compañías que pueden ofrecerte esta ventaja y a las que tú puedes ofrecerle lo mismo. Se trata de una relación comercial recíproca, un ganar-ganar.

  • Ayuda social

El éxito y la prosperidad están íntimamente relacionados al agradecimiento y a la contribución social. Como empresario debes y tienes que invertir en ayudar a terceros, a personas o causas que necesiten de tu ayuda.

Aporta tu grano de arena a una causa noble y a otros emprendedores que están comenzando, hazlo de corazón y de manera efectiva. Además tus clientes lo notarán y le darán valor agregado a tu marca.

El camino es dificil, pero si quieres ser un emprendedor exitoso deberás invertir en tu negocio aunque esto represente sacrificios. Seguramente en un futuro verás como estos dan sus frutos y verás cómo tu empresa se expande de manera productiva.

Leer Artículo

¿Qué es el marketing emocional?

Belleza, Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

noviembre 9, 2017

El mundo evoluciona constantemente y con los cambios que eso conlleva la venta de productos también ha pasado por diferentes etapas, pues en los años posteriores a la segunda guerra mundial este proceso se producía por inercia, luego se crearon los departamentos de ventas o comerciales y posteriormente aparecieron las estrategias de marketing a fin de descubrir las necesidades del mercado y satisfacerlas.

Hoy en día, partiendo de la premisa de que los seres humanos somos más emocionales que racionales, hechos de historias, experiencias y momentos surge el concepto de MARKETING EMOCIONAL, enfocado en buscar conexión con la audiencia de una forma más personal para impulsar sus decisiones de compra por los “sentimientos y emociones” más que por la lógica, e incluso lograr que estos sientan la marca como algo propio y necesiten ser parte de ella.

¿De qué forma actúan las empresas para diferenciar su marca de otras por la vía emocional?

Principalmente y como ya lo habíamos mencionado hacen un diagnóstico  de los deseos y necesidades del consumidor, luego establecen la relación entre sus intereses y las propiedades intangibles del producto, elaboran las propuestas de objetivos a seguir,  después realizan estrategia de comunicación para posicionar el producto bajo esos conceptos emocionales identificados y desarrollan un plan de acciones permanentes para formar lealtades duraderas, utilizando diversos medios de difusión y formar creativas e innovadoras de penetración.

La tarea que tienen las marcas para lograr ese posicionamiento es ardua, debido a que los usuarios somos cada día más exigentes y estamos inmersos en la era digital, con plataformas y dispositivos a nuestro alcance para estar pendiente de las características de varios productos al mismo tiempo.

Algunas estrategias de marketing emocional

1.Inspiración

Un consumidor puede ser influenciado al ver que se lleva a cabo una buena acción y para que ese enfoque funcione puedes utilizar una historia de interés humano o un portavoz que encarna el espíritu de la marca. Al asociar la marca con un modelo a seguir en el que la gente pueda creer, terminas por llevarlos a creer en el producto también.

Por ejemplo, una campaña popular de una marca de lavaplatos fue aclamada como héroe del rescate de la fauna al limpiar a cientos de pájaros después del derrame de petróleo de la Costa del Golfo en 2010. Los consumidores vieron la marca con orgullo por ser parte de la respuesta humanitaria general a este desastre ecológico.

2.Expresar amor

Hay que ponerle a nuestra marca rostro y alma para poder atraer emociones de los consumidores que los lleven a  relacionarse con ella. Esto puede funcionar incluso para empresas que ofrecen un producto o servicio que no cuenta con muchos rasgos distintivos para diferenciarlo de la competencia; además, es impactante para las empresas que se especializan en productos o servicios para ocasiones especiales.

¡La forma más eficaz de humanizar a una empresa es demostrando que la marca hace que la vida de alguien sea mejor, más fácil o les traerá alegría!

3.Aspiración

Con este tipo de campañas se busca aprovechar los sueños de un público, sus pretensiones de alcanzar un objetivo elevado o sus deseos de disfrutar determinado estilo de vida para que adquiera el producto que ofrecemos. ¿Has visto publicidades en las que alguien viaja por carretera con un carro de lujo y te provoca adquirir esa marca? Pues en ese momento el marketing emocional apunta hacia tu aspiración.

 Enamora a tus posibles clientes vendiéndoles experiencias seductoras que lo hagan sentir especial. “El mensaje que compartes no solo hace referencia a las características lógicas que hacen de tu producto algo de calidad, sino a la experiencia emocional que estás compartiendo”

¡Para ejemplificar este tipo de estrategia, hablemos de Nike! Que en su categoría de lujo, presenta bolsos y transmite la imagen de que sus productos son para seres elegantes, mundanos que aprecian la artesanía fina y, si nunca has viajado por el mundo, adquirir un producto de su línea muestra que aprecias el mundo de una forma que otros no.

4.Enfoque local

Como por lo general somos regionalistas, las marcas intentan ganar fans conectando con el orgullo de la gente y la pasión por donde viven. Es así como marcas automotrices nacionales, minoristas y bancos se vinculan a sus mercados locales a través de campañas con famosas atracciones locales, escuelas y equipos deportivos de la ciudad natal.

Colombiana, por ejemplo, es una bebida gaseosa que ha construido sus estrategias de marketing en torno a elementos culturales de Colombia, posicionándose como un producto emblemático en dicho país.

5.Conexión con un hito

Una marca puede centrarse en los hitos de la vida que son importantes para su público y desarrollar una estrategia que resuena con ellos. Por ejemplo, una marca de pañales entra en la sala de partos con la campaña “El primer abrazo del bebé”, para recordar a las nuevas mamás que los abrazos fortalecen el sistema inmunológico de los recién nacidos.

¡Dejar huellas en el consumidor por medio de redes estimulantes basadas en el placer y bienestar es el objetivo! La diferencia de unas marcas a otras se encuentra en los “sentimientos” y sin importar qué estrategia elijas llevar a cabo, la clave del exitoso marketing emocional es la autenticidad.

Leer Artículo

Marketing para millennials

Carrera & Dinero, Lifestyle

noviembre 2, 2017

Bien es sabido que los Millennials no son para nada fieles ni leales a las marcas aunque estas sean de renombre y con prestigio. Es por ello que muchos de los departamentos de marketing se esfuerzan por penetrar en la mente de la generación más jóven, cosa que no le está resultando tan fácil puesto que, aunque reconozcan las marcas preferidas por las generaciones anteriores, no se sienten identificados ni mucho menos comprometidos en consumirlas.

Los publicistas están experimentando una sensación de frustración en vista de que todo el trabajo que realizaron para posicionar sus productos se ve desvanecido ante la apatía y deslealtad de estos nuevos consumidores, sin embargo también podemos decir que ha nacido un nuevo reto para los creativos, y es precisamente enamorar a los millennials, mantenerlos y hacerlos fieles a su marca.

Las más destacadas empresas de productos y servicios en el mundo, están apostando por mantenerse en el mercado con la misma fuerza y relevancia de la que han gozado desde hace un buen tiempo. En este sentido, los especialistas en marketing idean fórmulas y campañas en pro llegar al corazón de los Millennials al igual que lo están haciendo los nuevos emprendedores.

Si este último es tu caso, presta atención a los siguientes consejos:

  • Lealtad

En el pasado se definía como lealtad regresar y mantenerse haciendo uso de una misma marca durante un tiempo indefinido y de manera casi que predeterminada. Si te gustaba, sencillamente seguías utilizándola y prefiriéndola entre las demás sin ni siquiera hacerte preguntas como el porqué de tu preferencia.

Este tipo de lealtad ya no existe pues esta generación le dió paso a una nueva lealtad de marca que debes conocer y aplicar en tu negocio. Actualmente lealtad a la marca tiene que ver más con libertad de elegirla luego de la experiencia que te proporcione, es decir, no se consigue automáticamente ni por arte de magia aunque tenga la mejor publicidad pagada, sino que el producto o servicio debe proporcionarle al Millennials algo más allá de su función final, debe generarle y dejarle algo positivo, algo gratificante y despertarle las emociones, sólo así volverán a ella.

  • Diferencia

Los millennials siguen marcas que se atreven a desafiar los parámetros, lo rutinario lo establecido. Aquellas que se oponen a las normas e innovan. Ellos también aprecian que estas eliminen todos los aspectos negativos e inconvenientes en la transacción pues no los toleran, por ejemplo, esperar demasiado por un pedido, problemas con el pago o mala atención.

Entonces sabiendo esto, las empresas deben prestar atención a TODA la experiencia del cliente desde el paso 1 hasta el final. Verificar todo el proceso, que sus involucrados brinden la mejor atención y satisfagan las necesidades del millennials desde que hace el primer contacto hasta que se va, además de atreverse a desafiar el mercado y ofrecer novedad.

  • Propósito

Otro aspecto que toman muy en cuenta los Millennials y que además le retribuyen con lealtad a las marcas, es que su naturaleza no sea impulsada solamente por las ganancias monetarias sino que también tengan un propósito establecido. Ellos quieren ver de qué manera las empresas contribuyen con causas nobles como el medio ambiente o ayudan a mejorar la calidad de vida de terceras personas.

Esto no quiere decir que las marcas deben dedicarse únicamente a la caridad, pero sí debe cumplir a cabalidad con una cuota moral y de solidaridad constante agregando valor a la vida de los que necesitan su ayuda. Así que si tienes una empresa, revisa de qué manera y quienes estás ayudando activamente, luego hazlo saber y verás los resultados en este tipo de consumidores.

  • Carácter

Durante mucho tiempo las marcas evitaron radicalmente dar a conocer su posición u opinión ante problemas de índole político, económico o social, preferían mantenerse aisladas y neutrales por temor a perder clientes. Esto ya cambió pues los Millennials necesitan y quieren saber de qué lado están y elegirlas en base a sus creencias, de hecho condenan el silencio y lo satanizan.

No tengas miedo en dar a conocer tu posición ante ciertas temáticas que consideren relevantes y que estén sobre el tapete de la opinión pública, eso le añadirá un valor agregado y carácter a tu marca. Demuéstrales a los consumidores que estás con ellos y que compartes sus intereses.

Si lo que buscas es captar la atención y lealtad de los consumidores Millennials, deberás enfocarte en trabajar para ofrecerle mucho más que los beneficios del producto o servicio que manejas, deberás aportar algo positivo a su vida, hazlos vivir una experiencia gratificante ya que ellos cotejan tu oferta con la de tu competencia y son esos aspectos lo que te hacen conquistarlos.

Analiza lo que estás haciendo y define cuáles son los beneficios emocionales que ofreces, justamente ahí encontrarás eso que te diferencia de los demás y que seguro tu competencia está evaluando.

Leer Artículo

¿Cómo mejorar la comunicación verbal?

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE CULTA, SE TÚ

octubre 30, 2017

La comunicación es nuestra forma de interacción con el mundo; pues mediante ese proceso expresamos ideas, sentimientos, opiniones y nos entendernos unos a otros, lo cual representa la principal herramienta para conseguir lo que queremos y necesitamos. Al relacionarnos con amigos, familia, en el trabajo y otros utilizamos diferentes lenguajes aunque como todos sabemos el más común es el oral.

Vale recalcar que, si hablamos fluido podremos transmitir de forma entendible ideas e informaciones al receptor; pero si por el contrario, te cuesta encontrar una palabra que conecte tus frases de forma natural y se te dificulta mantener un discurso continuo y prolongado, lo que intentas comunicar se verá afectado.

Al respecto, te podemos decir que esa ausencia de fluidez verbal surge a raíz de diferentes causas como tipos de carácter, la presencia de alteraciones y trastornos neurológicos o la falta de práctica en el uso del lenguaje; sin embargo, es una habilidad entrenable y a continuación hacemos de tu conocimiento múltiples estrategias para mejorarla.

Habla acerca de temas en los que tengas dominio

Los temas que vas a comunicar a diario pueden variar enormemente, pero es de utilidad que entrenes tu fluidez hablando de temas sobre los cuales tienes dominio frente a un espejo,  con esto ganarás confianza en lo que hablas y si la tienes podrás prolongar tu discurso.

Trabalenguas

Desde la niñez practicamos los trabalenguas para jugar con otros y probar quién tiene mayor habilidad al decirlos, el uso de estos es una forma amena para aumentar nuestra fluidez, ya que suponen un desafío a nosotros mismos para completar secuencias más o menos prolongadas de palabras con sonidos semejantes y con pocas pausas entre ellas.

¡Asume el reto! Existen infinidad de trabalenguas, unos más complicados que otros, pero puedes comenzar con algo sencillo como “Tres tristes tigres comen trigo en un trigal” e ir aumentando progresivamente el grado de dificultad.

Tono de voz

Mantén un tono de voz adecuado para que la persona a la que te diriges alcance a entenderte y si hablas a un grupo numeroso deberás alzar la voz sin llegar a gritar para que las personas más alejadas te escuchen y capten tu mensaje.

Teatralización de guiones

Por medio de la teatralización te expones públicamente relatando un texto que debes haber estudiado y repetido numerosas veces con anterioridad. El uso de la representación y dramatización, vestuario, escenario y gesticulación permitirá mejorar tu comunicación oral de una forma amena y divertida.

Auto-instrucciones en voz alta

¿En qué consiste esta estrategia? Mientras realizas una acción explícala por pasos. Así puedes ir mejorando la fluidez de una forma más inconsciente porque vas a estar centrado en la realización de la actividad en sí. Por ejemplo, si eres mujer te sirve de práctica decir en voz alta las instrucciones de una receta de cocina mientras la preparas y; si eres hombre, los pasos cuando arreglas algún desperfecto a tu auto.

Crea una historia en grupo

¡Las actividades cooperativas también refuerzan la fluidez verbal! Plantea en tu grupo de amigos hacer una historia entre todos, en la que cada integrante vaya repitiendo lo que han dicho los anteriores y añada una palabra o frase a modo de ir aumentando el flujo de palabras e ir haciendo un cuento cada vez más largo y fluido.

Canta

A través del canto vas replicando sonidos y la entonación del autor de la canción, produciendo un habla más prolongada que intentarás que se adecue a los parámetros con los que la has escuchado.

Aprende vocabulario y expresiones

Si quieres ser fluente en el lenguaje debes disponer de una base de conocimientos sobre qué son las cosas y cómo se denominan. ¿No tienes suficiente vocabulario? Entonces implántalo poco a poco, lee libros, periódicos, revistas y ten un diccionario siempre a la mano, de manera que si encuentras palabras que desconoces puedas acudir a el para saber su significado. ¡Tu vocabulario es un requisito fundamental para alcanzar un habla fluida!

Límite de tiempo

Es útil establecer límites temporales para decir algo si lo experimentas como un juego o competición. Por ejemplo, puedes proponer exponer sobre un tema concreto en el que se tengan que reflejar determinadas informaciones en un lapso de cinco minutos y posteriormente ir reduciendo el tiempo del que se dispone para completar la tarea. La idea es que en cada ocasión mantengas la información propuesta pero la adaptes al tiempo ¡Inténtalo!

Ahora que has leído estos trucos te invitamos a ponerlos en práctica para que desarrolles la fluidez verbal que siempre has deseado con un discurso continuo, un ritmo adecuado y evitando pausas innecesarias para que transmitas de forma entendible las ideas e informaciones al receptor. Debes pulirte para ser un gran comunicador, ya que la comunicación es la clave del éxito en todos los aspectos de la vida.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/