MENU

Carrera & Dinero
Categoría

Los SI y los NO para despedir a un trabajador

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Febrero 23, 2017

Tener que despedir a un empleado es uno de los momentos más difíciles por los que pasa un jefe, indistintamente de las razones que tenga para haber tomado esa decisión. Comunicarle que ya no prestará más sus servicios a la empresa es una situación desagradable e incómoda para ambas partes, sin embargo hay que afrontarla y hacerlo de la manera más prudente y educada.

Llamar al trabajador para notificarle el despido es embarazoso y complicado por más años de experiencia que se tengan, por ello deben seguirse los pasos previos de preparación física y emocional, con esto nos referimos a tener bien sustentadas las causas y saber manejar el lenguaje corporal.

Muchos piensan que un despido se ejecuta de la noche a la mañana, cuando la verdad es que el proceso se inicia mucho antes de hacérselo saber al trabajador. Con anterioridad se debe sustentar el expediente con pruebas y hechos concretos que hayan influido en la decisión, este también debe contener los llamados de atención o amonestaciones que reposan en el historial del empleado por no haber cumplido con su trabajo o por no estar rindiendo como se esperaba.

Así mismo la confidencialidad juega un papel importante en esta tarea, ya que antes del despido sólo debe estar enterado el personal de confianza o estrictamente necesario por términos legales.

Este procedimiento es estresante y como nadie quiere que se vuelva traumático, desglosaremos los SI y los NO para despedir a un trabajador:

  • ¿Quién da la noticia?

Definitivamente la mala noticia debe darla el superior inmediato, bien sea supervisor, responsable o encargado del área. Lamentándolo mucho SÍ, forma parte de las responsabilidades del rol y también es recomendable que esté presente un representante de recursos humanos para que le informe las condiciones y pasos a seguir.

Aunque muchos piensen lo contrario, NO, el jefe mayor de la empresa no debe estar al momento del despido porque precisamente él delega en sus empleados ciertas tareas y entre esas está el manejo de este tipo de situaciones. Su función es dirigir y encomendar para que otros ejecuten. De lo contrario no tendrían sentido los puestos de encargaduría.

  • Lenguaje claro y contundente

SÍ debemos tener muy claros los puntos y el prestar atención al lenguaje que usamos para despedir a un empleado, ya que no debe quedarle dudas de que efectivamente está siendo despedido, ni confundirse pensado que simplemente se le está llamando la atención.

NO se pueden utilizar frases de consuelo como “Sé que no es justo…” o “No quería tomar esta decisión…” ya que además de sonar hipócrita, genera más tensión. Lo mejor es andar sin rodeos y decirle que ya no podrá permanecer trabajando en la compañía, posteriormente explicarle las razones ya que, en efecto, la decisión ya fue tomada.

  • Con testigos

Tener a uno o varios testigos al momento del despido puede servir a la hora de que, de ocurrir, el empleado busque asesoría legal al respecto. Además de esto, SÍ, una tercera persona ayudará a mantener en curso de la conversación sin desviarse del tema central y evitar enfrentamientos.

Lo que NO se debe hacer en este caso, es caer en “él dijo, ella dijo”, esto no es para nada profesional y precisamente la mejor manera de evitarlo es con testigos presenciales del despido, claro, que tengan que ver con el área o el departamento de personal.

  • Día para despedir

Realmente el despido debe notificarse luego de tomarse la decisión y de haber cumplido con los requerimientos legales. Sin embargo, los expertos dicen que en efecto SÍ, los días ideales para dar esa noticia son los lunes, ya que el trabajador tendrá toda la semana para buscar otro empleo, o los viernes para que le dé tiempo de digerir la noticia y pasar su duelo.

Lo más prudente es NO hacerlo en fechas como aniversarios, cumpleaños o luego de haber llegado de las vacaciones.

  • Argumentos legales

Por supuesto que SÍ es indispensable que se conozcan los términos legales y los argumentos que pueden ser utilizados por el trabajador para mantenerse en el puesto o demandar a la empresa. En este tema la asesoría profesional en la materia es fundamental porque antes de tomar una decisión como esta deben plantear todos los escenarios posibles.

No se pueden tomar decisiones a la ligera y de manera arbitraria, ya que el asunto se puede revertir en contra de la organización.

  • Luego del despido

Esperar una actitud positiva o amigable por parte del despedido es poco probable, al contrario, este siempre tenderá a ver la empresa o al jefe como su enemigo por más razones que se le dé.

Luego de pasar por el proceso de despedir a un trabajador, la empresa debe evaluar cuáles fueron las causas que lo llevaron a disminuir su rendimiento o a cometer algún error, asumiendo también que una parte de la responsabilidad recae en la gerencia. Quizás por descuido, malas condiciones laborales, por no saber dirigir el personal o por fallar en su escogencia, todas estas son posibles razones que deben examinarse a profundidad para que no vuelva a darse una situación similar y la organización sea exitosa en todas sus cadenas de producción.

Leer Artículo

Trucos para dejar el estrés laboral en la oficina

Bienestar, Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Febrero 16, 2017

Son muchas las razones para evitar a toda costa llevarse el trabajo a la casa, pero principalmente debemos evitar hacerlo porque el estrés le hace daño a la salud, entonces si llevamos el que nos produce un día normal de trabajo a nuestro hogar, lo más probable es que enfermemos rápidamente.

No es fácil, ya que nuestra intención siempre será resolver todos los asuntos pendientes de la oficina, debido a que deseamos ser lo más eficientes posible. Sin embargo, dejar entrar el estrés laboral a la casa puede perjudicar, no sólo nuestro estado de ánimo sino también nuestras relaciones interpersonales.

Uno de los consejos a seguir para que las tareas laborales no te persigan hasta tu hogar, es mejorar la productividad. Si eres realmente productiva en la oficina no tendrás cosas pendientes que te roben esos momentos que se suponen deben ser de relajación. Por otro lado, trata de priorizar tus exigencias laborales y define cuáles son aquellas a las que inevitablemente debes prestarle mayor atención, de esta manera sabrás cómo dividir el tiempo respetando los horarios y espacios de cada cosa, ya que el trabajo es una parte de tu vida, pero no toda.

¿Tu trabajo te llena de estrés y no quieres llevarte eso a tu casa? Aplica estos trucos:

  • Crea un ritual de relajación post laboral

Todos tenemos rituales que nos levantan el ánimo casi de manera instantánea. Una canción en específico, una bebida o un ejercicio, dependiendo de lo que nos guste, nos hará relajarnos en un 2×3. ¿Qué tal si mientras recoges tus cosas pones a sonar el disco que más te gusta?

Algunas personas tienen incluso rutinas de estiramiento y respiración para cuando terminan de trabajar. Otras encienden aromas como inciensos o velas. La idea es distraer tu mente y liberar endorfinas. Identifica qué es eso que te relaja y hazlo costumbre justo antes de partir a casa luego de la jornada laboral.

  • Toma la ruta más larga y entretenida

Ya sabemos que el tiempo es oro, pero nuestra salud también lo es y ¡el estrés mata! Así que es importante regalarse un tiempo diario para sacárselo de encima y más cuando venimos agobiados y cansados de trabajar. Si tienes auto, elige la ruta más larga, que tenga algún paisaje, pon la música que te gusta y disfruta el regreso a casa. Cantar a todo pulmón también se vale.

Cuando tu casa está cerca de la oficina, opta por una caminata o bicicleta si te es posible. La idea es admirar escenas relajantes como una puesta de sol, la llegada de la noche o personas que van y vienen. Unos audífonos con un Play List de relajación y estarás hecha.

  • Abre tu spa casero

Cuando al fin llegas a tu casa corre y abre tu propio spa casero. Date una ducha caliente, practica la aromaterapia y ponte tu ropa más cómoda. Si vives sola, cocínate una cena que te guste y siéntate a disfrutarla. Si estás acompañada, siéntense y pasen un rato de calidad.

El error más común que cometemos es llegar y dejarnos la ropa de trabajo para continuar las tareas de casa como lavar, ordenar o limpiar. Si tienes tu tiempo y actividades planificadas debes haber tomado en cuenta el descanso.

  • Busca otros temas de conversación

Si ya tuviste al menos 8 horas hablando sobre trabajo ¿Vas a continuar en tu casa? Busca otros temas de conversación distintos a los laborales. Si bien preguntarle a tu pareja cómo le fue en su oficina denota interés, es necesario cambiar rápidamente de tópico y conversar acerca de otros aspectos de su día.

Intenta aprovechar el tiempo para planificar cosas divertidas, recordar viejas anécdotas, bromear o coquetear. Si estás sola, escríbele o llama a tus familiares o amigos, busca drenar escuchando a tus seres queridos.

  • Apaga tu celular

A menos que seas medico o tengas algún trabajo de guardias, procura apagar tu celular cuando sales de la oficina. Por ello, lo más recomendable es tener un teléfono para el trabajo y otro personal. Así será más fácil y si ocurre una emergencia tus jefes podrán ubicarte en casa.

Si no seguimos este consejo corremos el riesgo de recibir llamadas o mensajes relacionados a nuestra faceta laboral que llevará el estrés a la casa. Cada espacio tiene su importancia y merece tu atención. Busca el equilibrio entre tu familia, amigos y trabajo.

  • Muévete

Está súper comprobado que el ejercicio alegra el alma, ya que es una de las tres maneras de liberar endorfinas. Por más ocupado que esté tu cronograma, debes sacar un espacio aunque sea de 45 minutos para ejercitarte.

Si de verdad se te hace difícil trasladarte, puedes adquirir una caminadora, elíptica o bicicleta estática para convertir una habitación de la casa en tu propio gimnasio privado. Ambiéntalo con música, espejos y colchonetas para que te sientas mucho más a gusto.

Te detallamos uno a uno los trucos infalibles para que no te lleves todo el estrés normal que produce el trabajo a tu casa. Recuerda que el bienestar físico y emocional debe prevalecer ante cualquier circunstancia. Evita vivir para trabajar, disfruta cada momento y compañía…. ¡Dale un espacio a cada cosa!

Leer Artículo

Las preguntas que debes hacer antes de elegir un socio

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Febrero 9, 2017

Los grandes emprendedores recomiendan las alianzas o sociedades que te apoyen a levantar tu negocio. Al momento de tomar la decisión debemos saber qué es realmente lo que necesitamos de un socio ¿Dinero? ¿Contactos y Relaciones Públicas? ¿Conocimiento?

La idea es que tu socio aporte a la empresa eso que tú no tienes pero que se necesita para crecer. Si eres una persona tímida, tu búsqueda debe orientarse a encontrar un compañero que se sepa expresar y domine tanto la palabra como el miedo escénico. Si por el contrario manejas todos los recursos expresivos, conoces el mercado, tienes clientes potenciales pero no posees los recursos, debes buscar un socio inversionista.  La idea es encontrar el balance y armonía perfecta uniendo las cualidades de cada uno.

¿Estás pensando en asociarte? Te diremos las preguntas que debes hacer antes de elegir un socio.

  • ¿Cuál sería su compromiso con la empresa?

En este punto lo que se busca saber es si su nivel de compromiso con la empresa y el entusiasmo por sacarla adelante es tan fuerte como el tuyo. Esa capacidad de entrega determinará la actitud que el futuro socio asuma ante las dificultades u obstáculos que normalmente se presentan al emprender. Si no está lo suficientemente comprometido, es muy probable que con el primer fracaso te abandone, y eso sin lugar a dudas afectará la marca.

  • ¿Cómo está su vida personal?

Con esta pregunta sabrás si hay algún aspecto de su vida personal que pueda interferir con las responsabilidades de negocio o si hay elementos distractores que lo desenfoquen, por ejemplo, la llegada de un hijo es motivo de alegría pero necesitará mucho tiempo y dedicación por parte de sus padres quienes estarán la mayor parte del tiempo cansados o pendientes de los asuntos del bebé. Lo mismo pasa cuando algún familiar muy cercano ha muerto recientemente, lo lógico es que la persona esté deprimida pasando su duelo.

  • ¿Le incomodan los asuntos legales?

El aspecto legal de la empresa debe estar muy claro. Algunos negocios han fracasado o tenido un revés debido a que un compromiso verbal no fue suficiente para dejar claros los deberes, derechos, aportes y ganancias de sus socios. Plasmar en papel todo lo concerniente a la legalidad de las partes es de vital importancia y a tu compañero no debe incomodarle.

  • ¿Cuál es su disponibilidad de tiempo?

Es entendible que quizás sus horarios o tiempo disponible no coincidan, pero lo que sí es importante para ti es saber cuantas horas o días a la semana le va a dedicar a la empresa para cotejarlo con las tuyas. De acuerdo al nivel de responsabilidad y según la jerarquía legal de cada uno, sabrás si es o no justo.

  • ¿Cómo están sus finanzas?

De repente a tu socio potencial no le guste la idea de tener que explicarte en qué gasta su dinero o la cantidad disponible en sus cuentas, sin embargo debes hacerlo. Sus compromisos económicos pueden afectar el negocio, por ejemplo si tiene demasiados gastos y pocos ingresos.

Otros aspectos a considerar para elegir un socio

1.Que te pueda facilitar o canalizar el acceso a mercados desconocidos y más allá de tus fronteras.

2.Que tenga alguna experiencia previa en negocios y sepa gestionar los beneficios y capacidades de la marca.

3.Que tenga nociones, al menos básicas sobre marketing y recursos humanos.

4.Que tenga perfil de líder.

5.Que no tenga otros proyectos paralelos que le resten interés.

No cometas estos errores

  • Involucrar amigos o familiares que no tienen el mismo interés en desarrollar el negocio como tú, sólo por el hecho de que son cercanos a ti.
  • No dejar claras las reglas, tomas de decisiones ni responsabilidades desde un principio y de manera legal.
  • Elegir un socio que no aporte capital pero espere recibir las mismas ganancias que tú.
  • No establecer un margen de tiempo para replantear la distribución de las acciones.
  • Hacer la elección porque no habían más opciones.

Para seleccionar el socio ideal debemos evaluar la experiencia, visión, entusiasmo y fuerza de trabajo que tiene cada candidato. Este proceso no es fácil, pero hacerlo con cautela y dedicación puede dar grandes frutos representados en ventajas competitivas y por su puesto capital. No lo tomes a la ligera, piensa bien a quién vas a incluir en tu proyecto de vida.

Leer Artículo

Los principales estereotipos que toda mujer debe romper

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Febrero 6, 2017

Lo que es comúnmente aceptado, establecido o hasta impuesto por la sociedad como norma es a lo que se le llama estereotipo. Desde hace varias décadas las mujeres venimos trabajando para derrumbar los prejuicios que afectan nuestro desenvolvimiento y empoderamiento como individuo. El rol dentro de la familia, la satisfacción sexual o la belleza son temas sensibles e instrumentos para la violencia de género con los que debemos enfrentarnos diariamente.

Nos dicen lloronas y manipuladoras, también nos catalogan como el sexo débil, pero resulta que según los estudiosos de la materia, las mujeres tenemos un desarrollo emocional mayor al de los hombres y también gozamos de mayor empatía. El hecho es que esa fortaleza interior que poseemos debe ser utilizada para derribar los estereotipos que a lo largo de los años se nos han impuesto ¿Cuáles? A continuación te lo contaremos.

  • El hombre al trabajo la mujer a la casa

Durante siglos las mujeres estuvimos condenadas socialmente a permanecer entregadas un 100% a los quehaceres del hogar. El modelo de la familia perfecta que nos vendieron estaba conformado por un papá que salía a trabajar todos los días mientras la mamá se quedaba limpiando, lavando y cuidando a los niños. Lamentablemente se estableció una dinámica familiar basada en la estructura funcional paternalista durante años.

Sin embargo, con los grandes cambios económicos y culturales que la sociedad ha venido dando, se flexibilizaron los roles dentro del núcleo, se entendió y aceptó a la mujer como sujeto activo y se asumieron nuevos tipos de familias con dinámicas distintas de acuerdo a sus preferencias y estilos de vida. Es por ello que incluso vemos padres que están a cargo de los hijos y madres que son sostén de hogar, así como parejas en donde ambas partes trabajan diariamente.

La cuestión es que hoy día, la mujer desea participar, ser valorada, formar parte de la jerarquía social, laboral y familiar, desempeñarse en el oficio que le apasione, independizarse y tener las mismas posibilidades de desarrollo que los hombres. Para lograrlo, hay que romper principalmente los estereotipos que nos sembraron en el subconsciente y dejar de repetir el patrón en nuestros hijos ¿Cómo lo hacemos? Desde cosas tan pequeñas como regalarle cocinitas a las niñas y armas de juguete a los niños, hasta cosas tan fundamentales como forjar valores de equidad y superación.

  • A ellas no les gusta el sexo

Sobre todo en las sociedades machistas aún se tiene la creencia que a las mujeres no les gusta el sexo o peor aún, que no tienen el derecho de disfrutarlo. Esta concepción nos ubica como un simple objeto de placer destinado a satisfacer las necesidades del hombre a quienes se les permite manifestar abiertamente su sexualidad e incluso alardear sobre ella a diferencia de las chicas, que deben ocultarlo por miedo a ser rechazadas socialmente.

No se trata de fomentar una cultura de libertinaje o un concepto de feminismo errado, se trata más bien de romper los esquemas y entender que tanto ellos como nosotras tenemos cuerpos que sienten y necesitamos del placer, además de desarrollar una sana y plena vida sexual.

Los prejuicios y la discriminación sexual forman parte de los grandes males que hay que erradicar si queremos heredarle una sociedad más justa y equitativa a las generaciones venideras. Atrás debe quedar aquello de que la mujer siempre tiene que estar dispuesta a tener relaciones o que él debe ser el que tome la iniciativa para hacer el amor, en este caso se hace necesario que experimentemos y conozcamos nuestras sensaciones, nos dejemos llevar más por el instinto y nos atrevamos a SENTIR y no pensar tanto en el qué dirán.

  • Una mujer bella es una mujer bruta

Indiscutiblemente los medios de comunicación han fomentado una imagen de la típica rubia, voluptuosa y boba. Resulta que gracias a esto, se ha estereotipado el concepto de la mujer inteligente asumiendo que esta es fea o desarreglada, porque no puede ser bella y brillante a la vez y bueno, los concursos de belleza, aunque vienen cambiando el modelo, han contribuido bastante.

Actualmente las mujeres en el mundo hemos entendido que la imagen sí es bastante importante para las relaciones públicas, laborales y sentimentales, por ello dedicamos parte de nuestro tiempo a vernos y sentirnos hermosas. Pero también sabemos lo esencial de cultivar nuestros conocimientos y talentos para empoderarnos, es ahí cuando conseguimos el equilibrio entre lo exterior y lo interior.

Caminando por la calle, en la oficina, en la televisión, en los negocios y hasta en la política internacional vemos talentosas y capaces mujeres que están brillando por sus aptitudes, inteligencia y también belleza.

Otros estereotipos:

  • Mujer al volante, peligro constante
  • Mujer sin hijos es mujer incompleta
  • La mujer depende del hombre
  • La mujer es débil
  • Las mujeres no saben de deportes
  • Las mujeres deben saber cocinar
  • Las mujeres no saben de tecnología
  • Toda mujer debe casarse

Tristemente las mujeres en pleno siglo XXI seguimos siendo identificadas por el cuerpo que tengamos, la “belleza” aunque esta sea subjetiva y las habilidades en el hogar. Sólo nosotras tenemos la capacidad de derrumbar definitivamente esos estereotipos y hacer valer la formación, aptitudes e inteligencia que hemos cultivado para nuestro crecimiento personal.

Una buena noticia es que poco a poco los hombres se están adaptando a los cambios que viene dando la dinámica social, será difícil y se necesita determinación, pero haciendo valer nuestros derechos seguramente alcanzaremos la igualdad de genero que el mundo necesita.

Leer Artículo

Paso a paso para crear tu marca personal

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Febrero 2, 2017

El escritor, empresario y orador motivacional Tim Ferris describe al personal Branding con la siguiente frase: “La marca personal trata de la gestión de tu nombre, aunque no tengas un negocio, en un mundo de información errónea, desinformación, y resultados de Google semi permanentes. ¿Vas a una cita? Lo más probable es que tu cita haya buscado tu nombre en Google. ¿Vas a una entrevista de trabajo? Exactamente lo mismo.”

En esta era digital en dónde prácticamente todas las relaciones se basan en la huella que dejas en el Internet, es de suma importancia trabajar la imagen que tenemos OnLine. Si quieres ir más allá y sacarle provecho a tu nombre utilizando contenido de relevancia y mostrándote como un producto (en el buen sentido) deberás enfocarte en el branding.

Para gestionar tu marca personal necesitas:

  • Paciencia: porque no vas a conseguir el éxito de la noche a la mañana
  • Perseverancia: porque no hay una manera fácil de hacerlo
  • Motivación: porque las estadísticas dicen que el 95% de los Blogueros abandonan el primer año por carecer de ella
  • Constancia: ya que de nada sirve publicar contenido una vez al año
  • Planificación: no improvises
  • Pasión: Ama lo que haces porque eso se notará.

Ventajas de tener una buena marca personal

Las ventajas de trabajar tu nombre como marca son muchas, pero entre las más resaltantes está que no necesitas muchos recursos ni una gran inversión más allá de tiempo y conocimiento, ¡Ni siquiera un local comercial! Con un teléfono inteligente, computadora y acceso a Internet es suficiente.

Por otro lado, actualmente hay un mercado cautivo y descuidado en el que puedes enfocarte. Afortunadamente quedan segmentos en los que puedes incursionar de acuerdo al tópico que más te gusta. Sólo necesitas identificar cuáles son.

A través del personal Branding puedes catapultar tus proyectos, ofrecer servicios, vender productos y realizar conferencias. Es decir, una oportunidad de ingresos latente.

Además de todo esto, la marca irá paulatinamente evolucionando contigo. Será como tu hija mimada, nada más tuyo que tu propio renombre.

Para crear tu propia marca personal sigue este paso a paso:

1.Defínete

Principalmente antes de meterte de lleno en el mundo del personal branding tienes que definir quién eres y cómo te diferencias de los demás. Para ello debes hacer un profundo y sincero ejercicio de reflexión acerca de tus cualidades, capacidades y características. Se trata de verte a ti misma desde adentro para saber lo que quieres que desde afuera vean.

Pregúntate:

  • ¿Qué te hace diferente de tus colegas?
  • ¿Qué valores te distinguen?
  • ¿Cuál es tu pasión?
  • ¿Qué personajes te inspiran?
  • ¿Qué ofrecerás a tus seguidores?
  • ¿Cuál y cómo contarás tu historia?

2.Visualiza tu meta y diseña tu estrategia

¿Realmente sabes porqué y para qué quieres darte a conocer y desarrollar tu marca personal? ¡Manos a la obra! Comienza a plantearte metas y objetivos claros y seguros para que diseñes la manera de lograrlo.

En este punto se hace primordial que te digas a ti misma dónde quieres estar en unos años y si quieres trascender. Así mismo siéntate con calma y paciencia a determinar tu público meta al igual que el mensaje que les harás llegar. Ahora que ya sabes esto caracteriza el tono que usarás y quiénes serán tus influencers. No se trata de parecerte ni mucho menos copiar a nadie, pero siempre hay que tener buenas referencias.

3.¡Acción!

Ya te conoces y sabes lo que ofrecerás. Ahora deberás saber cómo ejecutarás tu diseño y para ello te hará falta conocer las herramientas disponibles en el branding, como las Redes Sociales o Blogs, Medidores de resultados, logo de marca, colores característicos, lenguaje utilizado, tipos de letra y contenido.

Así mismo, debes rodearte de los que saben, no improvises. Sólo de ellos aprenderás hasta la frecuencia correcta para subir información y cómo posicionarla en la Red. Busca leer mucho sobre el mundo digital y practica con otra cuenta mientras afinas detalles de la tuya.

La mejor inversión que uno hace es la que se hace en sí mismo. Este es tu proyecto, tu propósito ¡Ponle ganas! Si te cuesta hacerlo entonces cambia de rumbo. Destina parte de tus ingresos para cultivarte, capacítate y amplía el círculo de amistades para que refresquen tus conocimientos y te actualicen.

Sé auténtica, genera contenido propio y de interés así te seguirán y ganarás credibilidad. Comparte lo que sepas, aporta datos e información para que te vuelvas referencia y te busquen si quieren saber sobre algo específico. Enfócate en tu marca y no mires tanto lo que otras han logrado, eso te puede obsesionar y lo que no sabes es todo el trabajo que esas han tenido que hacer para lograr posicionarse. Date tu tiempo y ten paciencia.

¡Considera esto!

  • Todas las fotos propias que subas a las plataformas digitales deben ser profesionales y de calidad. No olvides sonreír.
  • Las imágenes que utilices de referencia tienen que ser acordes al tema y deben estar en el formato y medidas apropiadas.
  • Sé constante en el ritmo y tiempo de tus publicaciones.
  • Habla en positivo, transmite buena vibra.

Como verás solo necesitas inspiración y ganas para crear tu propia marca personal. Si hablamos de emprendimiento, esta es una buena manera de empezar tu propio negocio. No descuides ningún aspecto y ¡Atrévete!

Leer Artículo

Estas son las habilidades que debe tener un buen jefe

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Enero 26, 2017

La importancia de ser un buen jefe y llevar de manera correcta las riendas del equipo, radica en cómo este gestione las capacidades y talentos de cada empleado, la forma cómo se comunique con ellos, su disposición para comprender el carácter y personalidad de cada uno y los niveles de tolerancia que posea, además de otras características fundamentales que inciden directamente en la productividad de la empresa.

En el liderazgo empresarial, tanto el proceso para alcanzar la meta como las personas que trabajan en ello son cruciales, ya que un buen líder sabe que un personal insatisfecho, es improductivo por naturaleza. Sin embargo, hoy en día, muchas organizaciones aún no comprender que gestionar de manera efectiva el recurso humano traerá consigo el éxito a su negocio.

Actualmente existen cátedras especializadas en la formación de gerentes, y estas son consideradas una excelente inversión a la hora de planificar la distribución de recursos en la empresa. Si quieres destacarte y sacar adelante tu organización, estas son las habilidades que debe tener un buen jefe, así que ponte a trabajar en ellas.

  • Habilidad para percibir

Todo jefe debe reconocer las señales verbales o físicas de sus empleados y ubicarse en su posición para comprender los sentimientos y emociones de cada miembro del equipo. A esto se le llama empatía. Para ello es necesario alcanzar un equilibrio entre la autoridad y la comprensión, de esta manera logrará acercarse más a ellos y fomentará la armonía laboral, que a su vez trae sentido de pertenencia.

  • Habilidad para motivar

Todo líder tiene que, por obligación, saber motivar e inspirar a su grupo de trabajo. Sólo así llenarán de entusiasmo las tareas cotidianas, y le imprimirán ese valor agregado que todos los jefes quieren al emprender un proyecto. Los trabajadores que están motivados son por naturaleza más productivos y no descansan hasta lograr alcanzar la meta de la compañía.

  • Habilidad para reconocer el talento

Reconocer el talento y aptitudes del personal a cargo se hace indispensable para utilizar efectivamente las capacidades de cada trabajador en beneficio de la empresa. De la misma manera esta habilidad se hace presente cuando un empleado está siendo subutilizado en un puesto donde no desarrolla sus cualidades.

  • Habilidad para escuchar

Escuchar atentamente lo que sus empleados dicen y cómo lo dicen, es súper importante para un buen jefe. Permitir que el trabajador se exprese, respetar sus opiniones y conversar abiertamente, es una forma de manifestar respeto por él. Si el subordinado se siente respetado, respetará a sus superiores.

  • Habilidad para comunicarse

Los jefes tienen que saber comunicarse tanto a lo interno, como a lo externo para poder transmitir con claridad las ideas, los objetivos y las metas que se plantea la compañía. Debe enviar mensajes claros y concisos para que se entienda lo que quiere decir. Esta es la mejor estrategia sin olvidar que el flujo de información debe ser multilateral.

  • Habilidad para asumir y delegar responsabilidad

Un buen líder sabe asumir los retos que le plantea la empresa porque sabe que él también está siendo observado y chequeado por sus superiores (si los tiene) pero también, sabe cuando delegar responsabilidad y a quién delegársela. No en vano, su experiencia y conocimiento lo ha llevado a estar en ese puesto de control.

  • Habilidad para tolerar los errores

Nadie es perfecto, y en la dinámica de los negocios también se cometen errores. Los jefes o supervisores de éxito lo saben y por eso toleran y hasta calculan el margen de error en sus empleados. Eso si, también están preparados para enfrentarlos y corregirlos.

Lo que definitivamente NO hace un buen jefe

  • Desmotivar al equipo con un lenguaje verbal y corporal agresivo y prepotente.
  • Ignorar las situaciones o problemas personales del empleo que influyan en sus labores.
  • Desvalorar el esfuerzo y dedicación de los trabajadores.
  • Desconfiar de su grupo.
  • No escuchar las opiniones o aportes de cada trabajador.
  • Explotar, amenazar, mal pagar y restringir los beneficios del personal.
  • Tener el ego por las nubes y utilizar su puesto para humillar.
  • Descuidar el ambiente laboral bien sea en la limpieza, insumos o actividades de distracción.
  • Ausentarse del lugar de trabajo.
  • Dejar toda la responsabilidad en sus subalternos.
  • No educarse para ser mejor.

Y tú ¿Cómo definirías a un buen jefe? Según la respuesta a esta interrogante debes ubicarte y acercarte lo más que puedas a esos parámetros. Tener personal a cargo no es tarea fácil, pero si llegaste a ese puesto de jefatura seguramente fue porque te lo ganaste con tu talento. No te confíes, cultívate constantemente para no quitar la mirada del horizonte. Dependiendo de la armonía que consigas en el equipo de trabajo dependerá el éxito de tu empresa u organización.

Leer Artículo

Descubre qué tipo de emprendedora eres

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Enero 19, 2017

Todos tenemos talentos y características propias que salen a flote a la hora de competir en el difícil mundo de los negocios. Aunque hay ciertos patrones a la hora de emprender, depende de cada una de nosotras destacarnos o no, utilizando ese don natural que llevamos por dentro. Algunas empresarias sobresalen por su ojo clínico a la hora de tomar oportunidades incluso en medio de la crisis, otras por el contrario se enfocan en eso que saben a la perfección y no se arriesgan en mercados desconocidos, lo cierto es que existen varios tipos de emprendedoras.

Es importante y necesario para el crecimiento de tu negocio, que descubras qué tipo de emprendedora eres, ya que sólo así podrás aprovechar al máximo tus recursos y sacar adelante tu empresa. Luego que lo sepas, tendrás más probabilidades de alcanzar el éxito.

Al encajar en un perfil de emprendimiento te será más fácil identificar tus fortalezas para potenciarlas y tus debilidades para trabajar en ellas. Revisa esta lista:

  • La que siempre lleva la delantera

Las emprendedoras que son expertas en analizar los posibles escenarios (positivos y negativos) al tomar o no determinada oportunidad de negocios, las que constantemente innovan en sus productos y ofertas, las que buscan detalladamente los mercados abandonados y se apoderan de ellos, esas son las emprendedoras que siempre llevan la delantera.

Se dice que este tipo de emprendedora se caracteriza por estar enfocada en sus objetivos y metas, lo que la convierte en algo fría, despiadada y calculadora.

  • La creativa

La creatividad es un ingrediente súper importante en el mundo de los negocios, dónde cada emprendedor debe diseñar una receta especial que caracterice su producto o servicio por encima de la competencia.

Todo el tiempo estás inventando nuevas técnicas, proyectos o sistemas para hacer más atractivo tu negocio, eres una emprendedora creativa que sabe que manteniéndose activa creando nuevas propuestas, es como lograrás mantenerte en el top de popularidad del mercado y que los consumidores te reconozcan, ya que siempre tienes algo nuevo e interesante que ofrecer.

  • La cazadora de oportunidades

Dicen que las oportunidades aparecen sólo una vez, y si no las tomas la pierdes. Hay personas que están siempre alertas de qué oportunidad puede generarle ganancias en el mercado. Personas que siempre están en el momento justo y en el lugar indicado cuando aparece una posibilidad de negocio.

Normalmente las cazadoras de oportunidades son emprendedoras que prefieren dinero rápido y con el menor margen de pérdida, como propiedades, acciones o inmuebles. ¿Prefieres invertir tu capital en apuestas seguras? ¿Estás pendiente de cómo multiplicar tus ahorros sin tanto esfuerzo? ¿No te gusta crear sino comprar? Eres una de ellas.

  • La que se va por lo seguro

No a todo mundo le gusta probar en diferentes mercados ni emprender en áreas que no domina. Por el contrario, una emprendedora que se especializa en lo que sabe es la que se va por lo seguro.

Digamos que tienes un negocio de repostería especializado en pasteles de bodas y en eso te destacas. Si eres de este tipo de emprendedora, lo más probable es que nunca pruebes ofrecer pasteles de cumpleaños, bautismos u otro tipo de celebraciones.

  • La que dirige

No necesariamente las emprendedoras tienen que ser las que ejecuten directamente la confección de su producto. También están, y son necesarias, las que sólo dirigen al equipo de trabajo y lo guía para que hagan lo que estas desean.

Las líderes son aquellas que motivan, direccionan y persuaden a sus empleados para que desarrollen la marca mientras ellas se enfocan en diseñar las estrategias. Este tipo es muy común en los medios de comunicación.

Como podrás notar, existen múltiples talentos que te ubican en un estilo de emprendimiento y que debes conocer para que puedas catapultar a tu empresa. Recuerda que la base para que alcances tus metas y objetivos, es la constancia y dedicación por lo que haces, al igual que tener especial cuidado en crear un equipo multidisciplinario que domine diferentes aspectos de tu marca para que nada se te escape.

Atrévete y sincérate a la hora de aceptar qué tipo de emprendedora eres, ese será el primer paso para redireccionar las estrategias de tu negocio y darle un giro hacia el éxito.

Leer Artículo

Estas son las razones por las que debes montar tu negocio este año

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Enero 12, 2017

A muchas mujeres les da miedo salir de la “estabilidad” laboral que les da sus empleos tradicionales. Sin embargo, en el fondo sienten la necesidad de emprender por sí mismas sus propios negocios, uno en el que hagan lo que desean y disfrutan hacer, dónde se sientan libres, productivas y creativas, en el que aporten éxito y solvencia a otras familias y sobre todo: dónde se sientan realizadas como persona.

Aprovechando estas nuevas 365 oportunidades que nos trajo el año nuevo, te diremos cuáles son las razones por las que debes montar tu negocio este año.

  • Porque crecerás y te independizarás como persona

El sueño de todas es ser independientes y solventes. Sin duda que al lograrlo elevaremos nuestra autoestima y nos sentiremos realizadas. Trabajar haciendo eso que nos gusta y apasiona es la mejor manera de mantenernos motivadas. Además que añadimos ese toque extra de pasión y entusiasmo, ya que sabemos que lo que estamos construyendo con esfuerzo y dedicación es para nosotras mismas, no para otros.

  • Porque tendrás libertad de elegir

Vas a tener tu negocio o marca diseñado por ti misma desde cero. Desde el nombre, la misión, visión y valores, hasta los influenciadores, presupuestos, campañas publicitarias, calidad y contenido. No estarás sujeta a la aprobación de un jefe o superior, por el contrario, serás la líder y emprendedora que deseabas desde hace tiempo. Brillarás e irradiarás esa alegría que contagia.

  • Porque formarás tu equipo de trabajo

Al emprender tu propia empresa tendrás la potestad de elegir cuidadosamente y según las necesidades del negocio, al equipo de trabajo. Nada peor que pertenecer a un grupo laboral en el que te sientas frustrada o compartas con personas que no deseas. Podrás entrevistar y dar el visto bueno al personal capacitado para llevar las riendas de cada aspecto que decidas, así mismo buscarás por tu cuenta las mejores opciones en proveedores y servicios para garantizar la calidad y reputación de tu firma.

  • Porque tendrás más ingresos

Sin lugar a dudas que haciendo las cosas como son, podrás emprender con éxito y hasta conseguir más dinero que en un trabajo a sueldo. Mientras mayor sea tu esfuerzo e inversión, mayores serán tus ingresos económicos. Puede que tardes en establecerte en el mercado, pero a la larga serás una empresaria exitosa y sobre todo, satisfecha.

  • Porque se te abrirán más oportunidades

Los emprendedores están en constante movimiento y conociendo diferentes personas a diario que pueden representar oportunidades. Así es, no sabes si en las vueltas que da la vida te toparás con un gran inversionista que crea en tu idea, o que en una reunión captes clientes potenciales y ¿por qué no? Quizás encuentres socios que impulsen tu negocio. Claro para que esto se dé tienes que mantenerte activo y no encerrarte en la cuadra de tu local.

  • Porque ganarás reputación e inspirarás a otras personas

Al dar ese paso y salir de tu zona de confort para atreverte a montar tu propia empresa, estarás inspirando a otras personas a que lo hagan también. Verán en ti una especie de mentor y hasta te pedirán consejos. Conseguir ese tipo de respeto y reconocimiento no es la idea principal para emprender, pero realmente será un valor extra que te incentivará y recompensará tu esfuerzo.

  • Porque serás dueña de tu tiempo e impondrás las reglas

Las grandes empresas están apostando por establecer nuevas dinámicas de trabajo y eso incluye horarios más flexibles y salario emocional para sus trabajadores. Como vas a iniciar tu propia marca tienes la libertad de elegir qué tipo de jefa serás y cómo utilizarás el tiempo a tu favor. Si eres más productiva y creativa por las noches, podrás trabajar de noche, si tienes un trabajador que puede realizar sus tareas en casa, tendrás el poder de darle esa libertad, si quieres irte de viaje, serás tú la que decida o si por el contrario quieres trabajar 20 horas al día ¡también!

  • Porque generarás empleo

Sí, generarás nuevos puestos de trabajo que contribuyen a una sociedad más productiva y feliz. Con tu idea les darás la oportunidad a terceras personas para aprender, mantener su hogar y sentirse útil como individuo. ¿Qué mejor paga que hacer el bien a otros y aportar a sus vidas?

  • Porque estarás dejando algo para la posteridad

Con el pasar de los años le estarás dejando un sólido medio de ingresos y capital a tus hijos. Ellos serán dueños de su propia empresa y la irán construyendo desde pequeños, eso les enseñará el valor del trabajo y el sentido de pertenencia. Además no tendrás que preocuparte por su futuro económico.

  • Porque te reinventarás y encontrarás contigo misma

 Al tomar la decisión de realizar tu sueño e ir detrás de tus metas estarás encontrándote quizás con esa mujer que habías escondido o silenciado durante años. Te sentirás más joven, más motivada y útil. Aprenderás nuevas cosas y te reinventarás.

Nunca, pero NUNCA, le restes mérito a tu sueño, por más sencillo y simple que lo creas, recuerda que de pequeñas ideas se han forjado grandes corporaciones en el mundo. Estée Lauder, Bill Gates, Joy Mangano y Steve Job comenzaron sus negocios con todas las probabilidades en contra y fíjate lo que alcanzaron. Atrévete y decide convertirte en una emprendedora este 2017.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/