MENU

SE TÚ
Categoría

Consejos para pedir un aumento de sueldo

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Abril 27, 2017

 

Con esto nos referimos a que si tienes algún proyecto o propuesta que consideras pueda calar dentro de la empresa, es el momento que lo propongas. Claro, ten cuidado es que se vea como un chantaje o manipulación, así que espera un poco a ver cómo se desarrolla la reunión y si ves la oportunidad de exponer tu plan, hazlo sin vacilar.

Seamos claros, lo mejor sería que el aumento de sueldo sea una iniciativa que venga desde los superiores y que no tengamos que solicitar tal reivindicación, pero la realidad es que en todos los casos la cuestión no funciona así y es ahí cuándo el trabajador debe acudir y solicitarlo formalmente. Tampoco es cómodo y tenemos que considerar la posibilidad que este nos sea rechazado, s

Hasta para pedir un aumento de sueldo tienes que saber cuándo y cómo hacerlo, sobre todo si ya llevas algo de tiempo en la empresa y consideras que mereces una promoción salarial que vaya acorde con tu aporte a la organización. Debido al alto costo de la vida, los gastos básicos y las aspiraciones a futuro, todos requerimos de una base financiera sólida que garantice la cobertura de todos estos aspectos y que además, nos quede para ahorrar. En base a esto, cuando consideramos que merecemos un ajuste de nómina, nos preguntamos: ¿cómo lo pido?

Aunque no es lo único, el salario es una de las aspiraciones que nos impulsa diariamente a cumplir con nuestras responsabilidades laborales. Sí, son necesarios otro tipo de reconocimientos pero básicamente al trabajador le interesa que su esfuerzo sea recompensado económicamente.

Si estás pensando acudir a tus jefes para solicitarle un aumento de sueldo, te damos estos consejos para que la respuesta sea satisfactoria.

  • Busca referencias

Es bueno que busques referencias sobre el salario promedio de tus funciones en el sector o rama donde te desempeñas. Saber lo que un trabajador de tu tipo gana en otras empresas, te puede servir de base para solicitar que se te iguale o mejoren las condiciones salariales.

 

Lo más probable es que algunos de tus compañeros tengan cierto hermetismo acerca de cuál es su sueldo, así que apóyate en Internet o en conocidos de otras organizaciones. Toma en cuenta tus conocimientos, años de servicio y tus títulos académicos.

  • Sé pertinente

Antes de pedir un aumento de sueldo averigua cuál es la situación económica de  la empresa, si goza de buen estatus financiero o si por el contario está pasando por una mala racha en su liquidez.

Es mucho más probable que te lo aprueben si las cosas marchan positivamente en el sector, pero si están en recesión, vas a perder el tiempo a menos que seas una inversión determinante para sacar adelante la organización.

  • Ofértate

Si eres un trabajador valioso dentro de la empresa, una buena estrategia es hacer que te valoren, pero… ¿Cómo hacerlo? Hazles ver que otras instituciones te quieren dentro de ellas y que estás recibiendo ofertas que superan tus incentivos económicos actuales.

Si en tu caso ya te han entrevistado para otros puestos, no hay problema que se lo hagas saber a tus actuales jefes para que consideren la opción de renegociar tu contrato de trabajo o ser sinceros y dejarte ir en buenos términos.

  • Ten un plan B

¿Y si las cosas no salen como esperabas? Antes de ir donde tu superior a solicitar el aumento de sueldo, piensa bien qué harás si la respuesta no es satisfactoria para ti. Evalúa otras opciones laborales por si tienes que dejar la empresa pero si no tienes nada concreto, mejor resérvate esa información ya que la jugada te puede salir mal y generar una mala impresión ante tus jefes.

  • Anúnciate

Reserva una cita con tu superior encargado o con el departamento que corresponde. En estos casos, para realizar dicha solicitud, no es bueno improvisar ni caerle por sorpresa. El acto debe ser bien planificado y pensado. Los pasillos, la hora del almuerzo o un encuentro casual en la calle no es el momento ni el lugar indicado para hacer tal solicitud.

  • Exprésate con las palabras adecuadas

De por sí pedir un aumento de sueldo es una situación incómoda para un trabajador, es por ello que debes utilizar las palabras adecuadas al momento de exponer tus razones. La idea es que además de resaltar tu aporte a la organización, destaques también los valores de la empresa y lo importante que es para ti trabajar en ella. Muéstrate serena, tranquila y segura, basa tu discurso con hechos.

  • No divagues

Ve al grano, si vas a pedir un aumento es porque sabes que te lo mereces así que no tienes porque adornar la propuesta. Enfócate en exponer y justificar el porqué de la petición con palabras claras pero ten en cuenta que quizás tu superior argumente déficit en la liquidez y la respuesta no sea la que esperabas, puede que te proponga otro tipo de incentivo como capacitación o ajuste de horarios.

  • Elabora una lista

Puede ser mental o física, lo importante es que elabores una lista de tus logros dentro de la empresa y los avances que has dado durante tu estadía en ella. Cómo contribuyes al desarrollo de la organización, los problemas que resuelves, las horas que trabajas y tu disposición constante a trabajar en beneficio del negocio. Si ves necesario recurrir a su desglose, no temas en hacerlo, algunas veces es bueno refrescar la memoria.

  • Ofrece futuro

in embargo intentarlo no está de más y por eso te dejamos estos consejos, que si los sigues al pie de la letra, te darán mayor oportunidad de salir airoso de la situación.

Leer Artículo

Mi hijo es agresivo ¿qué hago?

Dilemas, Lifestyle, Ser Mamá

Abril 26, 2017

Por más que nos sorprenda y quizás hasta nos cause cierto rechazo, la conducta agresiva en algunos niños es típica y hasta normal en plena fase de su desarrollo. Ciertamente es algo incómodo y difícil de manejar, sin embargo esto se debe a que ellos están explorando y desarrollando sus habilidades lingüísticas, intentando complacer sus deseos de independencia y aprendiendo a controlar sus impulsos, es por ello que se tornan tan sensibles físicamente o tienden a reaccionar de manera brusca en determinadas situaciones.

Golpes, pellizcos o mordiscos es lo “normal, por así decirlo. Lo vemos mucho en sus primeros acercamientos escolares o con sus familiares contemporáneos. Se cree que los pequeños tardan al menos dos años en superar esta etapa, así que aunque se sientan frustradas, avergonzadas y preocupadas, las mamás deben entender que esto no necesariamente es un signos de que en el futuro, sus hijos vayan a ser violentos.

Si bien la psicología ha demostrado que esta conducta es transitoria, los padres tienen la responsablidad de recodarles a sus hijos que la violencia no está jusificada, no es permitida y que hay otras maneras de comunicarse. No obstante acá les daremos unos consejos para afrontar la agresividad infantil y corregirla.

  • Responde a tiempo

Esto quiere decir que debemos responder, orientar y corregir inmediatamente que se presente el episodio de violencia en el niño. Él tiene que saber lo que hizo mal, porqué está mal y cuáles son las consecuencias de sus actos. A esta edad es muy dificil que los pequeños entiendan argumentos verbales o razonamientos de adultos, entonces debemos buscar formas de castigo acorde a su madurez y alejarlo del detonante conflictivo.

◦     Cálmate

No eres mala madre por colapsar, cansarte o malhumorarte porque tu hijo es agresivo, es natural en todas. Lo que si tenemos es que controlarnos y evitar gritarle, pegarle o utilizar cualquier tipo de violencia para reprenderlo. No uses adjetivos negativos para referirte a él, nada de “eres un niño malo” u otro calificativo, si lo haces lograrás enfadarlo mas y le demostrarás que no puedes controlarte.

  • Sé disciplinada

Procura responder y actuar siempre de la misma manera al percibir agresividad en tu chico. Con eso enfatizarás un patron que él aprenderá a reconocer y al tiempo entenderá. Tu hijo sabrá, por ejemplo, que si se porta mal lo dejarás solo encerrado por un rato o le quitarás el postre que anto le gusta.

  • Dale alternativas

Al pasar la etapa del castigo debe venir la de la reflexión. Cuando el niño esté calmado, siéntate y habla con él acerca de lo sucedido, explícale el porqué de las cosas y pídele que te dé su versión de los hechos. Trata de demostrarle que está bien que sienta enojo pero que no debe reaccionar con violencia, pataletas o groserías ante los demás, más bién busquen juntos otras opciones para drenar la rabia como las palabras o pidiendo ayuda a un adulto. De igual manera debe conocer el valor de pedir disculpas.

  • Prémialo

Préstarle atención sólo cuando se portan mal, es contraproducente para los niños. Ellos necesitan incentivos, elogios, premios o palabras de aliento y afecto cuando actuan fraternalmente en su entorno. Si salió a jugar con otros chicos y se mostró respetuoso, amigable y colaborador ¡Díselo! Destaca sus valores positivos y así lo motivarás y elevarás su autoestima.

  • Limita su tiempo de ocio

Los niños en temprana edad escolar no deberían pasar más de dos horas frente a la televisión, celular, tablet o algún juego de pantalla. Según los estudios, mientras más tiempo hagan uso de estos dispositivos, serán más propensos a presentar problemas de comportamiento e interacción social, además de influenciarlos en valores negativos ya que a menudo, en el contenido infantil, se muestran muchas imágenes violentas o gritos.

  • Fomenta la actividad física

Lo ideal es que los pequeños consuman toda esa energía de la que están llenos, en actividades de sano esparcimiento y disfrute como el deporte, y si es al are libre mucho mejor. Esta es la opción indicada sobre todo si son hiperactivos ya que podrán saltar, brincar, correr y jugar al mismo tiempo. Ya verás que al final de la jornada mejorarán la manera cómo comparten tiempo con otros niños, serán más sociables y disciplinados.

  • Busca ayuda

Algunas veces sentimos temor o pena de buscar ayuda profesional para que nos ayude a canalizar el comportamiento de nuestros hijos, cuando la realidad es que son los expertos quienes manejan todas las técnicas que son más afectivas en casos de agresividad infantil. No te detengas y acude a quienes saben la manera correcta de actuar para que estés segura de cómo reaccionar en cada situación.

Si tu hijo se comporta de manera violenta por más de cuatro semanas consecutivas, si con frecuencia recibes quejas de terceros relacionadas a su agresividad, si constantemente molesta, golpea, grita o pellizca a otros niños y si ya tienes problemas para controlarlo o castigarlo, lo mejor que es en un principio aceptes que es violento y que necesita ayuda. No lo pienses mucho y actúa, ya qu a pesar de que hasta cierto punto esto es normal, debes corregirlo para que no se convierta en un mal mayor a futuro.

Leer Artículo

Lo que a ellos les excita

Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

Abril 25, 2017

No es un secreto para nadie que algunos atributos o características de la personalidad femenina son las que llaman la atención de los hombres y hacen más o menos deseable a una mujer, pero también sabemos que estas cualidades complementan los rasgos físicos que consideran para relacionarse íntimamente, es decir, a primera vista ellos se fijan consciente o inconcientemente en ciertos detalles de la apariencia de una chica antes de ir más allá.

La Universidad de Zhejiang en China, realizó un experimento en el cual se median las ondas cerebrales y el tiempo de respuesta de 21 hombres a quienes se les pidió repartir una pequeña cantidad a dinero a diferentes mujeres elegidas entre 300 fotografías. Como resultado se evidenció que aunque en ocasiones tardaron algunos minutos mientras se decidían, los caballeros tuvieron preferencia con aquellas que, según los estándares, eran “más bonitas”, además se activaron ciertas zonas del cerebro que no reaccionaron al ver a las menos agraciadas.

De hecho, podemos notar como los chicos cambian totalmente de actitud y hasta se les dificulta interactuar con una mujer que les resulta hermosa y atractiva. Los neurocientíficos aseguran que en efecto, las chicas bellas hacen que los varones pierdan la razón y tienen ventaja a la hora de recibir trato preferencial, manipular y sacar provecho.

Pero… ¿Qué es exactamente lo que a ellos les excita cuando conocen a una mujer?

  • Figura curvilínea o de pera

Según diversos estudios en la materia, la figura tipo pera en una mujer la hace potencialmente irresistible ante la mirada de los caballeros. Es decir, ello se inclinan sexualmente hacia una chica de caderas anchas y esto se debe a que su cerebro automáticamente las considera más fértiles.

  • Sin maquillaje

A la mayoría de nosotras nos encanta el maquillaje e invertimos mucho tiempo y dinero usándolo, pero resulta que los chicos prefieren una cara lavada y al natural. Así es, el exceso de corrector, base, sombras y labial puede inclusive causarles cierta repulsión puesto que desean despertar cada mañana viendo el mismo rostro del que se enamoraron. Para ellos, menos es más.

  • Mirada penetrante

Una de las cosas que más les gustan a los hombres es una mirada seductora y penetrante. Los ojos son el espejo del alma y a través de estos podemos reflejar quienes somos en el fondo, entonces debido a esta razón les resulta bastante excitante una mujer que los mire con fuerza y determinación. A partir de ahora fíjate en lo que transmites.

  • Ropa ajustada

Los pantalones pegados que acentúan la figura de una mujer son parte de esas piezas seductoras que debemos usar en la conquista. Igualmente un crop top y algo de descote, sin exagerar, es el ideal. La cuestión es que la ropa ajustada realce las formas del cuerpo femenino, cosa que ellos admiran y hace que su imaginación vuele.

  • Melena

Entre los recursos que utilizamos las mujeres para seducir está el cabello, somos coquetas por naturaleza con esta parte de nuestro cuerpo. Una melena bien cuidada, hidratada y con vida es un estimulante afrodisíaco para los caballeros. Indistintamente de que esté bastante largo o algo corto, tratemos de cuidar nuestro cabello si queremos llamar su atención.

  • La sonrisa espontánea

Pocas cosas en el mundo son más sinceras que una sonrisa espontánea. No se trata de andarnos riendo todo el tiempo sino de que trasmitamos alegría genuina e irradiemos felicidad. Sin dudas esa será un excelente amuleto para que tengamos mucha más suerte en el amor ya que a los chicos esto les encanta.

  • Labios carnosos

Indudablemente unos labios carnosos comos los de Angelina Jolie dejarán a cualquiera con ganas de besarte. Es un hecho que con los besos aumentan los niveles de excitación en la pareja y si además tienes una boca sexy y llamativa, seguro serás toda un arma de seducción. Destácalos con un buen lápiz labial y exfólialos constantemente para que estén más suaves y provocativos.

  • Manos y pies

Claramente ellos ven con especial detalle las manos y los pies de una mujer para saber qué tanto cuidan su apariencia e higiene personal. Les parece súper desagradable ver a una chica en sandalias, por ejemplo, con las uñas sucias y mal arregladas. Ojo, no se trata sólo del esmalte, se trata de la limpieza y delicadeza, Este elemento puede ser incluso considerado un fetiche sexual.

Es cierto que todos estos son atributos que atraen a los caballeros y además los excitan. Ver como ellos reaccionan y se descontrolan con nuestra presencia es un factor indicativo de que les gustamos, sin embargo es bueno saber que es necesario cultivar nuestro interior ya que, aunque lo exterior atrae, lo interior retiene.

Leer Artículo

Cómo controlar la ira

Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Abril 24, 2017

Cada vez son más las personas que acuden a terapia profesional debido a problemas con el manejo de la ira, de hecho hoy en día existen terapias especializadas para canalizar las emociones en pacientes de carácter explosivo. No debe ser fácil sentir el impulso de hacerle daño físico o emocional a terceros como producto de una mala gestión de la agresividad, además el tema de las relaciones sociales se ve seriamente afectado por esta condición.

A ciencia cierta podemos decir que la ira responde a un incremento exponencial del ritmo cardiaco y la presión arterial junto a un alza en los niveles de adrenalina y noradrenalina en la sangre. Es por ello que cuando alguien está iracundo tiende a ponerse rojo, sudoroso, tenso y con mucha fuerza o energía. Como esta es una emoción agresiva, el individuo no puede razonar y su cerebro se comporta queriendo atacar o huir de un peligro latente aunque este sea irreal.

Sus causas son variadas pero básicamente la ira nace a partir de un estado de inseguridad, envidia o miedo, por ejemplo. Aparece justo cuando no somos capaces de enfrentar con sensatez y madurez, un asunto que nos afecte, nos hiera o nos moleste, digamos que es una reacción rápida de negación y autodefensa ante algo que nos amenaza o frustra.

Tipos de ira

  • Violenta: esta aparece en situaciones en donde no somos capaces de lograr lo que deseamos a menos que utilicemos la fuerza como instrumento. Es decir, quién se siente incapaz de lograr algo a menos que use la violencia para hacer que suceda. Le pasa a quienes tienen problemas de comunicación interpersonal o autocontrol.
  • Explosiva: la explosión nace cuando la persona acumula sentimientos negativos o que le perturban, por un periodo de tiempo. Por no expresar lo que le molesta, termina estallando de un momento a otro sin medir consecuencias, lugar, momento o entorno
  • Defensiva: es la que utilizamos para defendernos cuando nos atacan. Aquí reaccionamos por instinto aunque haya otra forma de enfrentar la situación. En ese momento sólo pensamos en defendernos a como dé lugar.

Todos, absolutamente todos podemos enojarnos, es natural, ahora bien si esto se vuelve habitual y por cualquier motivo, o si vemos que no podemos controlar los “arranques” de cólera que incluso afectan nuestro entorno, bien sea familiar o laboral, es cuando debemos considerar que quizás tenemos un problema. Recordemos que la ira puede ocasionar severos malestares físicos y emocionales que repercuten directamente en nuestra salud dándole paso a enfermedades del corazón, estómago y de los nervios.

Cómo controlarla

  • No acumules

Ante cualquier situación que nos moleste, afecte o incomode directamente lo mejor es canalizar esas emociones puesto que si las albergamos y acumulamos, lo más probable es que en el momento menos esperado explotemos a través de violencia verbal y hasta física. Si algo te molesta, dilo, no dejes que la bola se vaya haciendo cada vez más grande.

  • Deja de pensar en ganar o perder

La cuestión es que a veces reaccionamos con enfado y frustración por no haber logrado un objetivo, alcanzado una meta o sencillamente porque algo no salió como lo deseábamos. La idea es aceptar que no todo el tiempo saldremos vencedores de una discusión o problemática, sabiendo esto nos será más fácil controlar la ira en determinado momento. No veamos todas las interacciones como un juego de ganar o perder.

  • Relájate

Hoy en día existen muchas alternativas que contribuyen a equilibrar el cuerpo, la mente y el espíritu con la idea de relajarnos y bajar la tensión que sentimos en momentos de rabia. De igual manera, estas contribuyen a modificar esos pensamientos tóxicos que desencadenan escenarios de ira en nuestra cotidianidad. La meditación, el yoga o el Tai Chi son sólo algunos. No está de más buscar una herramienta extra para drenar y sentirnos relajados.

  • Reflexiona

Generalmente luego que el episodio de ira pasa, es cuando nos damos cuenta del impacto negativo que está teniendo en nuestra vida. Es normal sentir culpa y responsabilidad por haber herido a terceros con nuestra actitud, entonces es en ese momento que debemos hacer un ejercicio de reflexión y analizar cuáles son las causas de este comportamiento y evitar que en futuro las consecuencias sean mayores.

Descansar

Para controlar el estrés y las explosiones de ira, es de suma importancia que busquemos descansar lo suficiente y evitar el agotamiento físico y mental puesto que al estar cansados, nuestros impulsos tienden a ser de tipo agresivo y sin control. Dormir las 8 horas recomendadas y prestarle la atención necesaria (ni más ni menos) a nuestras responsabilidades, ayudará a que analicemos mejor las situaciones antes de reaccionar.

  • Evita los detonantes

Si sabemos que algunas personas, situaciones o sitios generan malestar en nosotros y que detonan posibles situaciones de estrés y enojo, lo mejor es evitarlas. El autoconocimiento es clave para controlar la ira ya que sabiendo que la desencadena, tendremos mayor control sobre ella.

Si los episodios de ira descontrolados se nos salen de las manos y no podemos controlar nuestras emociones, la terapia profesional es la indicada para ayudarnos a modificar esta conducta. Un psicoterapeuta conoce las técnicas indicadas para gestionar este tipo de reacciones coléricas y reestructurar la capacidad cognitiva del paciente para que este pueda manejar las situaciones de enfado que lo hacen explotar. No olvides que en uno de esos estallidos, puedes hacerle un daño significativo a quienes estén cerca.

Leer Artículo

Técnicas para proteger tu dinero

Carrera & Dinero, Lifestyle, SE TÚ

Abril 23, 2017

El costo de la vida está alto y siempre son necesarias las estrategias que nos ayuden a proteger nuestro dinero. Ser conciente y planificar en qué gastamos los ingresos que entran a nuestro hogar es una buena manera de garantizar la cobertura de las necesidades básicas, preveer para el futuro y poder costear momentos de disfrute y esparcimiento.

Chequea estas técnicas para proteger tu dinero.

  • Ábrete una cuenta bancaria distinta

La idea es que tengas una especie de alcancía diferente a la que usas para recibir tu sueldo y distribuirlo en los gastos habituales. Aquí irás ahorrando para actividades extras, adquisición de bienes, emergencias o unas vacaciones programadas. Divide tus ingresos para tener mayor control sobre ellos.

  • Cuida tu identidad

Hoy en día todos somos vulnerables a los ataques de hackers o estafadores en línea. Blinda tus cuentas con contraseñas seguras y no las dejes al alcance de cualquiera. Verifica muy bien la confiabilidad de las páginas Web que te piden tus datos para alguna transacción y cambia con frecuencia tus claves.

  • Revisa tus líneas de crédito

Tómate el tiempo de revisar los estados de cuenta de tus tarjetas de crédito para ver es qué estás gastando los recursos y cancelar al día las deudas que tengas en ellas, no olvides que los atrasos afectan tu record crediticio a la hora de solicitar un financiamiento. Además, si dejas correr los intereses por demora de pago, lo más probable es que cuando te des cuenta, hayas duplicado la deuda inicial.

  • No derroches

Evita caer en ofertas engañosas y gastar en productos o servicios que no necesitas. Todos somos presas de la publicidad que se esmera por hacernos creer que nuestra vida cambiará si adquirimos determinada cosa. Hazte conciente de cada gasto que haces para que disfrutes de un fondo para aquello que sí es necesario.

  • Invierte

La mejor manera de proteger tus ingresos fijos es invirtiéndolos, así sea en proyectos de bajo riesgo. Al emprender paralelamente a tu entrada estable, garantizas la cobertura de tus necesidades básicas y disfrutas de los ingresos extras. Si no eres tan osada, intenta con actividades online como Blogs especializados.

  • Vende lo que no usas

Están muy de moda los mercados de segunda mano, aprovecha esa estrategia para salir de las cosas en buen estado que ya no usas y tener dinero para sustituirlas por otras nuevas. De esta manera no tendrás que utilizar tu dinero ahorrado.

Todas estas son recomendaciones para mantener a salvo tu dinero y que no te quedes corto a mitad de mes o que se te presente alguna emergencia que no puedas cubrir. Si estás en la posibilidad de tener un asesor financiero, déjate guiar por sus consejos y ponlos en práctica. La idea es que maximices tus recursos y trabajes no sólo para cubrir tus necesidades sino que también puedas disfrutar del fruto de tu trabajo y premiarte de vez en cuando.

Leer Artículo

Claves para tener una mejor relación con tus colegas

Carrera & Dinero, Dilemas, Lifestyle, SE TÚ

Abril 20, 2017

Debido a que pasamos la mayor parte del tiempo en nuestros lugares de trabajo, la convivencia diaria con los colegas se puede tornar hostil y problemática si no sabemos comunicarnos, manejar las emociones y controlar el estrés laboral. Enfrentamientos directos, conflictos por intereses o competencia exacerbada son sólo algunos de los problemas más comunes en este tema, recordemos que aquí las necesidades individuales tienen que convivir con las colectivas.

Las relaciones de trabajo son tan importantes en nuestra vida como lo son la familiar y la romántica puesto que no sólo llevamos a cabo determinadas tareas para recibir un salario, sino que también formamos parte de un círculo social en donde compartimos, conversamos, nos divertimos y hasta nos entristecemos.

Llevar una buena y sana relación con los colegas es posible siempre y cuando se tenga claro que todos tenemos personalidades diferentes con las que debemos entendernos, así mismo es necesario qué:

  • Descanses

Con descansar nos referimos a que cuando estamos bajos circunstancias estresantes tendemos a molestarnos por tonterías y a contestar o actuar de mala manera con cualquier compañero que se acerque. Para que esto no nos pase, lo ideal es tomar pequeños descansos de 10 minutos en medio de la jornada laboral, con esto se busca despejar la mente, estirarnos, hidratarnos y relajarnos un poco.

  • Comas en otro espacio

Por más ocupada o apurada que estés, procura que la hora de la comida sea sagrada y lejos del espacio de trabajo; nada de comer sobre el escritorio o en la cocina de la oficina. Busca lugares abiertos, con naturaleza o donde puedas caminar un rato, así oxigenas tu cerebro, te distraes de las responsabilidades que te esperan y levantas el ánimo para irte de nuevo a tus labores habituales.

  • Demuestres empatía

Podemos permitirnos tener un trato más cercano y menos formal con nuestros colegas, de hecho es beneficioso para el proceso comunicativo, así que no te inhibas de hacer chistes, compartir anécdotas cotidianas o conocer ( y que te conozcan) un poco más de cerca a las personas con las que compartes a diario. De esta manera estarás fomentando la empatía entre las partes y evitas mayores impactos negativos a la hora de un conflicto laboral.

  • Gestiones tus emociones

La inteligencia emocional es determinante a la hora de relacionarnos socialmente y es por ello que gestionar eficazmente sentimientos como rabia, frustración, tristeza, impaciencia o decepción en el ámbito laboral, nos ayudará a entendernos y tolerar mejor los distintos escenarios que se presentan en una empresa u organización. Saber manejar nuestros sentimientos es crucial para adaptarnos y afrontar los retos.

  • Te enfoques

 Saber cuáles son las metas y objetivos reales de la empresa facilitará el trabajo en equipo. En ocasiones trabajamos en función a lo que nosotros creemos que busca la organización y no en base a los lineamientos que están propuestos y esto por ende, se dificulta el engranaje necesario entre los involucrados. Por ejemplo, en el marketing, quizás se está buscando mejorar la imagen de una marca y no aumentar sus ventas, si tú estás esforzándote por la segunda opción, serás una pieza de tranca para el resto de tus compañeros.

Por otro lado, gestos simples y sencillos de cortesía también aportan un plus a la hora de convivir sanamente con tus colegas, tales como:

1.Ser amable, cortés y educado. Estas cualidades te darán un espacio de respeto y valor entre tus iguales. Nada te cuesta dar los buenos días, las gracias y pedir las cosas por favor.

2.No lleves los problemas de la casa a la oficina. Aprende a dejar cada cosa en su lugar para que tus asuntos personales no interfieran en cómo te diriges a los demás. Nadie tiene la culpa de tus problemas ni merece malos tratos de tu parte por muy mal momento que estés pasando en la intimidad de tu hogar.

3.Separa las relaciones laborales y las personales. Esto te ayudará mucho sobre todo si ocupas un puesto superior al de tu amigo. No quiere decir que no puedas entablar amistades verdaderas en tu entorno laboral, pero ambas partes deben saber manejar los espacios y entender que dentro de la empresa son compañeros.

4.No te enamores en la oficina. Puede pasar, es normal de hecho, pero no lo más indicado debido a que se generan comentarios, incomodidades, rumores y hasta posible tráfico de influencia. Además, no todas las empresas ven con buenos ojos que sus empleados sean pareja, así que arriesgas muchas cosas si decides mantener una relación amorosa en el trabajo.

5.Evita hablar mal de terceros.  Lo mejor siempre será mantener distancia y no opinar negativamente de otros compañeros de trabajo a sus espaldas. De hacerlo,  indiscutiblemente se creará una imagen de ti que no quieres, en cambio, si por el contrario te mantienes al margen de chismes, te convertirás en alguien confiable y referencia de lo bueno y positivo.

No, no es fácil tener una buena relación con todos los compañeros de trabajo. Para lograrlos debemos trabajar varios aspectos de nuestra personalidad y autocontrol, sin embargo, es gratificante poder presumir de un ambiente laboral sano y productivo, es por ello que vale la pena esforzarse para que el equipo funcione de la mejor manera, al final de cuentas, son una especie de familia que a diario comparten un espacio e intereses en común.

Leer Artículo

4 Tipos de educación para tus hijos

Lifestyle, SE TÚ, Ser Mamá

Abril 19, 2017

¿Qué padre no desea lo mejor para su hijo? Prácticamente ninguno, sin embargo en su afán por desempeñarse de la mejor manera, no se detienen ni dedican el tiempo necesario para evaluar los efectos positivos y negativos de los tipos de educación que eligen como método de enseñanza en el hogar. La idea es que los pequeños crezcan siendo felices y que se les cultive valores que garanticen un futuro éxito en cada aspecto de su vida adulta.

Según la psicología

La psicólogo del desarrollo Diana Baumrid, dedicó gran parte de su carrera al estudio de más de 100 niños en edad preescolar con la finalidad de observar, analizar y recopilar información acerca de cómo interactuaban y se comportaban tomando como referencia entrevistas personalizadas a cada uno de sus padres.

A partir de esta investigación surgieron los estilos de educación o modelos de crianza que varían según la calidez, nutrición, disciplina, comunicación y control en casa. Baumrin destacó en sus textos que los niños desconfiados y tristes provenían de hogares con papás controladores y muy poco cariñosos, los dependientes o apegados fueron criados en ambientes donde había afecto pero no límites y los independientes o autosuficientes fueron criados por padres comunicativos.

Los estilos educativos son básicamente 4 y estos a su vez repercuten de manera distinta, para bien y para mal, en cómo los niños rinden académicamente, se relacionan con los demás y se ven a sí mismos. También influyen mucho en el concepto que se forman de sus padres y en cómo van desarrollándose a lo largo de su adolescencia.

1.Autoritaria

Este tipo o estilo de educación se caracteriza por implementar fuertes reglas y disciplina en el seno del hogar. Aquí, tanto el padre como la madre, llevan el control y dan las normas a seguir por los hijos sin ninguna excepción, es decir, estos deben obedecer a cabalidad cada orden recibida.

Los padres autoritarios por lo general controlan cada aspecto en la vida de sus niños, son inflexibles, les gusta el castigo al igual que las amenazas y el miedo como método de enseñanza, incluso si es necesario pueden llegar hasta la violencia física.

Al crecer, los adultos que fueron criados bajo el tipo de educación autoritaria, desarrollan serios problemas de autoestima e inseguridad ya que no tuvieron una figura paterna que se preocupara por sus necesidades ni sentimientos. De la misma manera tienden a convertirse en personas agresivas, problemáticas y hostiles debido a que no conocen otra forma de solucionar los problemas que se le presenten ni mucho menos tomar decisiones. Diversos estudios aseguran que este régimen garantiza un buen desarrollo académico pero dificulta las relaciones sociales.

2.Permisiva

Muchos padres en la actualidad están adoptando esta forma de educación para sus hijos pero pocos han indagado sobre ella. La educación permisiva consiste en la flexibilidad y tolerancia a la hora de guiar o direccionar al pequeño en aspectos como el escolar, familiar o en la cotidianidad.

Aunque pareciese ser un buen método de enseñanza, no tener un control directo sobre el comportamiento de los chicos o ser poco firme a la hora de reprenderlos por algo que esté mal, hará que ellos crezcan en un ambiente que no fomenta el esfuerzo real para obtener éxito bien sea en los estudios o en las relaciones interpersonales a futuro, tampoco inculcará en ellos valores de respeto a la autoridad, por ejemplo, ni a las reglas establecidas socialmente.

Regularmente los hijos criados bajo la enseñanza permisiva se convierten en personas caprichosas, inestables emocionalmente, depresivas y con baja autoestima.

3.Democrática

Como su nombre lo sugiere, en la educación democrática encontramos un equilibrio entre la severidad, el cariño y la comprensión paterna, de hecho es una de las formas más efectivas para criar a los hijos porque establece límites claros que deben respetarse, pero también se da espacio para tomar en cuenta la opinión del niño.

Los padres que eligen esta opción es esfuerzan por hacerle ver a los chicos las consecuencias negativas de sus actos en vez de castigarlos sin explicación. Igualmente destacan y premian los resultados positivos de un buen comportamiento.

Los estudiosos de la materia explican que a la larga los niños que son criados bajo este sistema son más felices y exitosos en sus áreas, no tienen problemas para tomar decisiones, son responsables y no temen expresarse libremente.

4.Indiferente

Lamentablemente algunos papás, por distintas razones, no se involucran del todo en la crianza de sus hijos y se tornan indiferentes de lo que les pasa. Obviamente no les dan el apoyo que necesitan para crecer sanamente ni los guían en cómo deben hacer las cosas. No hay cariño, ni reglas, ni castigos ni premios, prácticamente los pequeños se crían solos.

Como todos sabemos la presencia incondicional y la conducta de los padres son pilar esencial en la formación de los jóvenes y adultos del mañana. Tanto el papá como la mamá tienen un impacto determinante en el desarrollo de los niños y cuando estos elementos fallan, se pone en riesgo su salud emocional.

Problemas psicológicos serios, trastornos de aprendizaje y conflictos emocionales son solo algunos de los efectos negativos de unos padres ausenten en el crecimiento de sus hijos.

Indiscutiblemente el papel que juegan los padres en la crianza de sus hijos es crucial es por ello que el tipo de educación que se implementará en el hogar debe ser bien analizado con anterioridad debido a que, aunque tengamos las mejores intenciones, lo mejor es estar seguros y tranquilos de que los estamos direccionado hacia un futuro sano emocionalmente y exitoso académicamente.

Leer Artículo

¿Es amor o capricho?

Dilemas, SE TÚ, Sexo & Relaciones

Abril 18, 2017

Cuando nos enamoramos tenemos todo un cúmulo de emociones revueltas que nos invaden la mente y el corazón dándonos esa sensación de frenesí tan adictiva. Creemos que no tenemos el control de nada de lo que hacemos y que estamos perdidos en el romance, eso nos imposibilita a la hora de realizar un análisis sincero sobre lo que de verdad sentimos por esa persona y determinar si es amor o capricho.

Tenemos pues que en el encaprichamiento nos sentimos atraídos por la idea que tenemos de la otra persona o el concepto que por las ilusiones nos forjamos, no por la persona en sí ni su personalidad o valores. En cambio en el amor, el nexo es más emocional basado en las experiencias que viven juntos, en lo tangible.

El amor es una parte sumamente importante y trascendental en nuestras vidas, pero eso no quiere decir que todos estemos preparados para identificarlo. Por consiguiente debemos saber cuáles son las principales diferencias entre amar o estar encaprichado.

  • Miradas

El contacto visual pareciese ser algo simple, pero en una relación hasta la forma cómo se mira la pareja dice mucho de la fortaleza de su vínculo. Por más romántico que suene, efectivamente el amor se nota en el contacto visual mutuo y permanente, de hecho, si la vista se dirige hacia otro lado del cuerpo, se podría decir que la atracción es más física que sentimental basada en una carga erótica.

  • Pluralidad

Usar el Nosotros tanto como el Yo quiere decir que están haciendo su mayor esfuerzo por involucrarse como un equipo más que como seres individuales, que valoran la suma de dos personas en función de un todo y que hay planes a futuro. No ven la relación como algo circunstancial sino como algo duradero.

  • Similitud

No, los polos opuestos no se atraen. Si las personalidades de ambos son afines, tienen básicamente las mismas creencias, hábitos y perspectivas de vida, tienen mayores probabilidades de tener éxito. Si por el contrario tienen modos de vidas diferentes, a lo largo de la relación tendrán dificultades, aunque sea normal encapricharse de personas muy diferentes a nosotros por curiosidad.

  • Fantasías

En la primera etapa del enamoramiento desconocemos muchos rasgos de la personalidad del otro es por ello que tendemos a completar esa información con fantasías y sin darnos cuenta lo idealizamos. Lo malo de esto es que permanezca en el tiempo ya que este fenómeno se da por el simple hecho de conocer a alguien nuevo y por tener la disposición de tener una pareja. Es importante, aún en medio del frenesí, abrir los ojos y tratar de ser objetivo al enamorarnos.

  • Sacrificio

En el encaprichamiento es menos común la disposición de “sacrificar” algunas cosas en beneficio de la relación. No se trata de sacrificarte como persona sino de eliminar aquellos elementos que pueden ser tóxicos para construir ese futuro juntos que desean. Ahora bien, si sólo uno de los dos tiene esta predisposición, estaríamos hablando de una relación tóxica asimétrica, que tampoco es amor.

La ciencia explica que cuando nos enamoramos se activan 12 áreas en nuestro cerebro, pero básicamente se libera Dopamina, Oxitocina y Adrenalina que provocan esos síntomas físicos que conocemos como las llamadas mariposas en el estómago entre otros. También tendemos a desarrollar pensamientos constantes sobre la otra persona  pero, si estos se vuelven obsesivos e intensos, estaríamos hablando de un trastorno obsesivo-compulsivo como consecuencia de una baja de serotonina.

Así mismo, en la psicología se habla de que el amor se construye con el tiempo, se erige en base a la personalidad y la compatibilidad, en cambio  el encaprichamiento pretende hacerlo con rapidez y se da por la apariencia física en la mayoría de los casos. El primero genera sentimientos positivos y el segundo sentimientos ansiosos como celos, inseguridad, angustia y miedo.

Seguramente a partir de estos datos te harás la pregunta de sí estás enamorada o encaprichada. No lo tomes a la ligera y sé sincera en tu análisis.

Leer Artículo

https://www.instagram.com/womelish/