MENU

Comentarios (0) Dilemas, Lifestyle, SE TÚ, Sexo & Relaciones

¿Amor u obsesión?

Amor,Obsesión,Cosas,Negativas,Personas,Distrae,Mente

¿Alguna vez has sentido tanto amor hacia alguien que no puedes dejar de pensar en esa persona? ¿Sientes que no puedes vivir sin ese objeto de tu afecto? ¿Te has enganchado de una manera desesperada y obsesiva? Puedes estar sufriendo de algo que se llama Limerencia, que es cuando el amor que crees sentir realmente no es amor, es obsesión.

Cuando una persona pasa por este tipo de obsesión romántica, siente un anhelo profundo, penetrante y excesivo por obtener reciprocidad en sus afectos, es decir, necesitan que la persona que sienten amar les corresponda.

No solo pana con relaciones recién formadas, esta enfermedad que “te hace perder la cabeza” la pueden sentir personas incluso hacia sus cónyuges ¿Cómo lo demuestran? Nunca quieren separarse de ellos, el solo hecho que su pareja se vaya al trabajo es motivo de angustia al no saber realmente que hará el otro en ese espacio de tiempo que estarán separados, por ejemplo.

Una persona con Limerencia, no importa cuál sea el comportamiento del otro, siempre va a dudar que su pareja corresponda totalmente su amor.

La Limerencia convierte los sentimientos de afecto y apego en desesperación y obsesión.

La psicóloga Dorothy Tennov asocia esta “enfermedad del amor” con los siguientes síntomas:

  • Un Deseo romántico intenso.
  • Comportamiento compulsivo y obsesivo hacia la persona.
  • Creación de fantasías sobre una relación con el objeto de deseo.
  • Cambios emocionales que van desde la alegría extrema o la tristeza dependiendo de la interacción que se tenga con la persona.
  • Mucha actividad en el cerebro causado por el aumento de la dopamina.
  • Generalmente no es correspondido, lo que causa aun más estragos en la persona.
  • Más importancia en obtener el amor romántico de parte del otro, que la consumación sexual.
  • Se suele idealizar a la persona y se crean fantasías heroicas de siempre estar ahí para ayudar y recibir el agradecimiento del mismo.
  • Mucho apego que llega al punto de total dependencia del otro.
  • El sentimiento se puede convertir en algo autodestructivo al punto del acecho o el suicidio.

Incluso la Limerencia puede hacer que la persona se sienta físicamente enferma, entre las manifestaciones físicas están:

Sudoración extrema, temblores, falta de aire, dilatación de las pupilas, enrojecimiento de la cara, desordenes alimenticios, nerviosismo constante, tartamudeo, palpitaciones aceleradas, desconcentración, etc.

Superando la obsesión           

Una vez que aceptas la fijación que tienes hacia esa persona, lo importante es superarlo. Puedes sentir que es imposible ¿Cómo sacar de mis pensamientos a esa persona que amo con toda mi alma y es mi vida entera? Primero, debes entender que ese sentimiento no es amor de verdad, es un sentimiento dañino y el amor no debe herir de esa manera, no es justo ni para ti ni para la persona objeto de tu obsesión.

No interactúes más con esa persona: tomar el control, la separación física te ayuda a liberarte emocionalmente y te ayudará a darte cuenta que puedes tener control sobre tu estado de fijación.

–  Distrae la mente: haz cosas que te gusten, pasatiempos que te ayuden a alejar de tu mente del objeto de tu afecto. Si siempre quisiste aprender un idioma, hacer algún curso de cocina o conocer algún país… Este es el momento indicado para hacerlo.

– Haz una lista de las cosas negativas de esa persona: uno de las principales características de la Limerencia es la idealización del otro, por lo tanto, al verlo como una persona común con virtudes pero también con defectos, puedes caer en cuenta que no necesariamente es quien te hará feliz.  

– Habla acerca de lo que sientes: Con amigos cercanos, familia, con personas que te aprecian y sabes te pueden ayudar a superar esa obsesión que sientes. También puedes acudir a un profesional que te sepa escuchar y que seguramente va a saber más que nadie como ayudarte a curarte de la Limerencia.

– Ten presente sus cualidades: y haz otra lista de las cosas que una pareja debería valorar. Mayormente el problema principal de esta enfermad es la falta de reciprocidad en los sentimientos, por lo tanto si aprendes a valorarte menos posibilidades tendrás de desarrollar un vinculo emocional con una persona que no aprecie todo lo bueno que hay en ti.

La Limerancia puede ser inofensiva pero también puede llegar a límites dañinos si piensas en herirte a ti misma o a otros. Si te sientes de esta manera busca ayuda profesional, no dejes que un sentimiento que ni siquiera es amor dañe tu vida. El amor es para disfrutarlo no para hacernos sentir tristes y miserables. Recuerda que la mejor clase de amor que puedes recibir es el que ofrecen sin condiciones y correspondido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/