MENU

Comentarios (0) Bienestar, Dilemas, Lifestyle, SE BELLA, SE TÚ

5 Formas de tratarte bien a ti mismo

5 Formas de tratarte bien a ti mismo

Constantemente estamos pendiente de cómo nos tratan los demás y cómo tratamos nosotros a los demás, pero rara vez nos detenemos a pensar y analizar cuál es el trato que nos damos a nosotros mismos, cuando la realidad es que deberíamos enfocarnos en este punto antes que en los anteriores.

Ciertamente cuando nos tratamos mejor a nosotros mismos, nos queremos, nos valoramos y nos reconocemos, es cuando comenzamos a tratar de la misma manera a quienes nos rodean. Curiosamente es más fácil notar el maltrato en otros y no cuando somos nosotros quienes lo padecemos, autoinfligido o no, el hecho es que al tratarnos desconsideramente, intolerantemente, impacientemente estamos limitando la forma de relacionarnos con terceros.

Tratarnos bien es todo un reto, una desafío que en ocasiones afecta nuestras metas, expectativas y relaciones sociales ya que, por ejemplo, al exigirnos demasiado, olvidamos que somos humanos y que nos podemos equivocar, esto impide que apreciemos la evolución paulatina que el ser humano es capaz de experimentar a lo largo de su vida, y por consecuencia nos estancamos.

Otra forma de maltratarnos, es darle prioridad a cualquier aspecto por encima de nosotros mismos, hacernos cargo de responsabilidades que no nos competen en lugar tomar las riendas de nuestra vida o acumular enojos y frustraciones en vez de canalizar nuestras emociones. La premisa debería ser hacernos prioridad y satisfacer nuestras necesidades primero para luego compartir el equilibrio y la armonía con los demás.

El poder de la palabra

 ¿Desde cuando no te hablas bonito? Debes saber que todos tenemos que cultivar el hábito de hablarnos, decirnos palabras de amor y darnos ánimos ya que de esta manera mejoraremos nuestra autoestima y autoconocimiento. Evitemos a toda costa referirnos a nosotros mismos con groserías, insultos, regaños o menosprecios ya que si nos tratamos así no podemos esperar que los demás nos traten diferente.

 Trabaja para fortalecer la confianza en ti mismo, espera lo mejor de ti, tu mejor desempeño y confía en tus capacidades ¡Repite lo bueno que eres una y otra vez mientras estás en el espejo! Ten fe y comienza a generar esa realidad a tu alrededor.

Ya no te reclames ni te juzgues tanto, abandona la culpa y supera tus errores ¡Deja de presionarte! y no te quejes tanto de ti mismo mucho menos te avergüences de quién eres. Sustituye las afirmaciones negativas y comienza a usar más afirmaciones positivas sobre tus cualidades, perdónate y rediseña tu realidad desde la paz y no desde la lucha.

En este aspecto es determinante que aceptes tus sentimientos ya que estos son los que te hacen humanos, el punto está en que no te hagas esclavo de ellos sino que aprendas a desarrollar la inteligencia emocional. Acéptate, si quieres llorar hazlo, si te sientes molesto contigo mismo, permítete experimentar ese sentimiento pero luego sigue adelante.

Cuando decidimos comenzar a tratarnos bien, se nos pueden venir muchas manejar a la cabeza, sin embargo es importante que tomes en cuenta los siguientes consejos:

1.No te sobrepases: es decir, cuida tus excesos en comidas, bebidas y carga de trabajo. Ni hablar de las sustancias tóxicas, ya que ese exceso genera un desequilibrio físico y espiritual que incluso puede llevarte a desarrollar trastornos de ansiedad, aspi que reconoce cuando te estás pasando de la raya y frénate, ponte límites y respétalos.

2.Ten detalles: de la misma manera que te esfuerzas por agradar a los demás con regalitos y detalles, de esa misma manera debes hacerlo contigo mismo. Tú sabes lo que te gusta, lo que te causa placer y lo que te emociona. Comienza con cosas sencillas como regalarte un momento a solas, un baño caliente, ese postre que deseas o echarte a ver tu serie favorita, y poco a poco se te hará hábito consentirte y mimarte.

3.Cuida tu cuerpo: además de ejercitarte y alimentarte bien, cuando decimos que cuides tu cuerpo queremos decir que lo ames, que dejes de criticarlo y compararlo ¡Que lo valores! Acepta tu belleza particular, lo bello de la imperfección y protégelo. De vez en cuando mimalo, hazle su cariñito, eso alimenta tu espíritu.

4.Busca la espiritualidad: no tiene que ver con una religión específica, más bien con encontrar el equilibrio mente-cuerpo. Lee un libro, ora, medita, practica Yoga o mindfulness, define aquello que te da paz y ponlo en práctica más a menudo.

5.Enséñale a los demás cómo deben tratarte: este sin dudas es el principio básico de tus relaciones, enseñarle a los demás a respetarte y a escucharte. Te preguntarás cómo se hace eso, pues cuando comienzas a darle valor a tus opiniones, a mostrarte sereno y seguro, a ser firme en tus decisiones y mostrat paz, todos a tu alrededor sabrán de qué estás hecho.

Si te tratas como la persona que más amas en la vida, la que más valoras, la que más te importa, terminarás creyéndotelo realmente, por eso es que esto es d práctica constante hasta que se haga hábito. Acéptate como primer paso para quererte, y luego recibirás eso mismo que tú te das.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://www.instagram.com/womelish/